InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417683119
Editorial: ediciones Pàmies (13/05/2019)

Calificación promedio : 4.5/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
SINOPSIS
Álvaro de Mendaña parte del Perú a la conquista de las islas Salomón y el descubrimiento de las Regiones Australes al mando de una flota de la corona. Un aprendiz de cirujano, preso de la justicia virreinal, se enrola, para escapar a su condena, en uno de los navíos: la nao Santa Ysabel. A bordo también viajan la dama por cuyo amor había sido apresado; un fanático, que iluminado por una visión, elabora una lista de los que habrán de sobrevivir a la t... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Jacq
 14 marzo 2020
SINOPSIS
Álvaro de Mendaña parte del Perú a la conquista de las islas Salomón y el descubrimiento de las Regiones Australes al mando de una flota. Un aprendiz de cirujano, preso de la justicia virreinal, se enrola, para escapar a su condena, en uno de los navíos: la nao Santa Ysabel. A bordo también viajan la dama por cuyo amor había sido apresado; un marinero fanático que, iluminado por una visión, confecciona una lista de los bienaventurados que se habrán de salvar en la travesía, y una tripulación de soldados y marineros, mujeres recatadas, atrevidas busconas, hidalgos aventureros y familias de colonos, todos en busca de fama, fortuna y una vida mejor en el otro confín del mundo.
Pero en medio del Pacífico una sublevación contra el capitán hace que la nao cambie el rumbo, se separe de la flota e inicie un viaje tan incierto como apasionante por mares y tierras desconocidos.
OPINIÓN
Las islas de Poniente es una apasionante novela de viajes y descubrimientos —entre ellos, el del continente australiano—, pero también una historia marcada por las traiciones, los crímenes, las penurias y las aventuras de un puñado de expedicionarios que, perseguidos por una fatídica profecía, luchan por el poder, la codicia o la mera supervivencia.
La madrugada del dieciséis de junio de 1595, si la memoria no me falla, aprovechando el fuerte terral que soplaba a aquella hora, hiciéronse por fin a la mar los cuatro navíos de la flota de Mendaña con rumbo a las islas de Poniente.
Julio Alejandre nos invita en Las islas de Poniente a embarcarnos en la nao Santa Ysabel, uno de los cuatro navíos que parten del puerto peruano de Cherrepe rumbo a las Islas Salomón en la segunda expedición de Álvaro de Mendaña y Neira, general en jefe de la flota y adelantado de las islas de Poniente.
El más heterogéneo de los los estamentos que poblaban las cubiertas de la Santa Ysabel eran los pasajeros, pues entre ellos viajaban ricohombres, hidalgos más o menos acomodados, segundones de noble abolengo o comerciantes con sus criadas mestizas o mulatas, aventureros, tahúres, mujeres de partido y un grupo de familias de colonos pobres que habíanse embarcado con la ilusión de medrar en las islas de Poniente.
En esta novela histórica de viajes y descubrimientos, las ilusiones y anhelos se mezclan con las zonas más oscuras, brutales y mezquinas de los hombres y mujeres embarcados en esta travesía; un universo particular donde el derecho marítimo, civil y eclesiástico intenta regular las vidas (tanto las que sobrevivieron como las que no) de los que un día salieron del puerto peruano de Cherrepe hacia las islas Salomón (Las islas de Poniente), en los mares del Sur.
Viajábamos en la armada casi cuatrocientas almas, de las que la Santa Ysabel embarcaba ciento ochenta y dos, que formábamos tres estamentos muy diferenciados. Por un lado, estaba la gente de guerra, que éramos setenta y ocho; por otra, la gente de mar, que hacían cuarenta y dos; y por último los pasajeros, que sumaban sesenta y cinco entre hombres, mujeres y niños.
A todos ellos hay que sumarles tres más: en total ciento ochenta y cinco almas grandes, medianas y pequeñas, y ningún equipaje.
Al día siguiente de haber hallado a la Mulata, aparecieron otros dos polizones, unos muchachos pálidos y hambreados que recibieron unos vergajazos antes de que el contramaestre los reclutara como pajes sin sueldo.
Juan Torres (exconvicto, escribano, soldado y ayudante de barbero) es el narrador en primera persona. Desde su punto de vista relata esta extraordinaria odisea pues, queriendo o sin querer, ya sea por los oficios que desempeña en la nao, por su interés particular o por las grandes casualidades que escapan a su entendimiento, se involucra en los diversos y numerosos acontecimientos que van surgiendo a lo largo de la dificultosa travesía.
Además de ser el cronista de esta historia, Juan Torres nos introduce con su lenguaje en un siglo XVI lleno de descubrimientos en el que la tierra parecía ilimitada. Gracias a su narración conecta al lector con pueblos y civilizaciones aisladas desde el confín de los tiempos, encuentros que casi nunca resultaban halagüeños pues, junto a la aventura y el romanticismo, en el equipaje viajaban privilegios, esclavitud y brutalidad...
Valiéndose de hechos históricos reales, Julio Alejandre ha dado vida a una odisea extraordinaria dividida en tres partes: Sin tierra a la vista, Las islas de Poniente y La vuelta del sur. En ellas se dibujan y reescriben los mapas del mundo intentando conocer sus límites y confines, al tiempo que el lector es partícipe de las vidas, aventuras y desventuras de aquellos que se subieron a la nao; un impresionante elenco de personajes muy bien construidos y diseñados que viven y se desarrollan en cada página de la novela.
Si algo me ha maravillado de este libro es el modo en que el autor ha sabido pulir tanto el lenguaje como el estilo con los que ha narrado la novela para que al lector le llegue sencilla y clara, integrando tecnicismos marineros y las normas que regían aquella época con los diferentes estamentos que convivían y habían unido su destino en este viaje. Las diferentes y numerosas subtramas apuntalan la trama principal, la gran odisea de la Santa Ysabel (protagonista y personaje principal de la historia), un viaje donde los embarcados (ya sean marineros, soldados o pasajeros) viven mil aventuras y mil amores. Nada está escrito ni es definitivo, y solo podrán sobrevivir aquellos que metan en su equipaje la capacidad de adaptación y la resiliencia.
En este viaje el lector es un pasajero más que se involucra en las vidas de estos grandes personajes (ya sea Juan Torres o uno de tantos que lo acompañan) y en las existencias de los diversos capitanes que dirigen la nave y que interfieren en las de todos los demás. En definitiva, en la de todos aquellos que se subieron a la Santa Ysabel y vieron que el mundo era infinito, lleno de paraísos y naturalezas extraordinarias, y lo contemplaron con los ojos del que ve por primera vez y la mentalidad de una época extraordinaria.
Impresionante.
EL AUTOR
Julio Alejandre nació en Madrid, donde estudió Magisterio y más tarde Pedagogía. Después de unos años dedicado a la enseñanza, se marchó a Centroamérica para trabajar como cooperante con refugiados de guerra, y allí permaneció más de una década. En la actualidad reside en Extremadura y forma parte de un equipo de Orientación Psicoeducativa.
Ha obtenido premios literarios en certámenes nacionales e internacionales, y ha publicado los libros Héroes, tumbas y libros perdidos, Seis mil lunas y Reporte de una boda y un entierro, y es autor del blog «La otra literatura».
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Fesaro
 12 marzo 2020
Corre el año del señor de 1595 y el adelantado Don Álvaro de Mendaña se dispone a partir de Perú al mando de varias embarcaciones en lo que será su segunda expedición para poblar y colonizar las islas Salomón y las regiones australes. Entre los barcos bajo sus órdenes, se encuentra la Santa Ysabel, que desaparecerá del grupo de naves expedicionarias el 7 de Septiembre de ese mismo año con casi doscientas almas a bordo. Siglos más tardes diversos documentos encontrados de los que no puede certificarse su veracidad al ser copias, relatan de boca de uno de sus tripulantes, un tal Juan Torres, el destino que pudo tener aquella nave y los que abordo iban.
Será Juan Torres, un soldado de fortuna embarcado en la Santa Ysabel para redimir una pena de cárcel, nuestro protagonista en esta aventura literaria en la que Julio Alejandre nos invita a ser testigos privilegiados, nunca mejor dicho, para conocer a través de los ojos de este personaje todo lo que aconteció en aquella travesía. No será la vida de Juan la única que conozcamos pues a lo largo de sus páginas, como sí de una novela coral se tratara sabremos la vida y milagros de muchos de sus tripulantes, convirtiendo la obra en una obra de teatro en la que por un barco que será escenario improvisado, desfilaran sus protagonistas desempeñando sus papeles en una aventura épica que como en casi todas las del estilo tendrá mucho de drama.
A modo de diario relatado de boca de Juan Torres se nos narra el día a día de los acontecimientos más importantes en la Santa Ysabel y en las tierras a las que estos intrépidos personajes arribaron. Contado de forma ágil, amena y muy detallada, aunque sin abrumar con descripciones, el lector se sentirá en todo momento como parte de la expedición. Una expedición de auténticos aventureros, embarcados en un viaje incierto por motivos casi siempre extremos que bien podrían ser el último cartucho para unas gentes cuyas vidas estaban al borde de la ruina personal o económica.
Emprenden su larga travesía con la esperanza puesta en una nueva vida en tierras inexploradas, donde empezar de cero en el caso de los civiles o el afán de gloria, fortuna y conquista para los soldados y mandos eran la razón de acometer semejante empresa.
La verdadera aventura comienza cuando debido a las desavenencias por su manera de gobernar la nave, sucede un motín que hará que la Santa Ysabel se separe del grupo de naves de la expedición que comandaba Mendaña y de la que a título informativo el autor dará algunas pinceladas sobre el destino que dichas naves tuvieron. Comienza así un viaje lleno de luchas por el poder y el control de la nave, las desavenencias por la ruta a tomar que harán que de cierta forma esto se convierta en la brújula que guiará el camino de la trama. Dentro de la nave conoceremos como se vivía a diario en un galeón como el que protagoniza la novela, la distribución de las tareas, su limpieza, su mantenimiento, el racho y la manera de aprovisionarse. Todo ello explicado de forma muy inteligente por el autor a través de las narraciones del soldado Torres mientras relata todo lo que va ocurriendo en la nave.
A las disputas por el poder se le unen los romances, las historias de amor, que no serán muchas peros si importantes, porque como en la vida real, por celos y temas de amoríos, el hombre llega a hacer auténticas locuras y pierde el juicio de lo racional.
En el libro no faltaran escenas de expediciones para conquistar tierras aun no exploradas, luchas contra nativos, epidemias, naufragios, fundación de nuevas ciudades. Un sinfín de situaciones porque como en las buenas historias de aventuras, siempre esta ocurriendo algún inconveniente del que hay que salir, que harán en todo momento, que el interés por la narración no decaiga, ya que en definitiva esta es una gran aventura con todos los ingredientes para pasarlo muy entretenido con una lectura en la que se disfruta, se aprende y se reflexiona, que viniendo de un libro es de agradecer.
Puede que mis palabras al final se queden cortas para describir todo lo que Las islas de Poniente contiene y puede ofrecer al lector, pero un viaje de semejantes características, con aquellas condiciones y el misterio que envuelve a lo que ocurrió con aquellos aventureros, tiene mucho que contar pero mientras más se diga menos capacidad a la sorpresa deja uno a los futuros lectores.
No me queda más que recomendar su lectura, que tiene todo lo que este género de aventuras y de ficción histórica puede ofrecer para hacer disfrutar al lector. Una buena trama que en todo momento pondrá a los lectores en vilo sobre el destino que deparará a los personajes y sobre el final que dará el autor a toda esta historia. Una buena narración, con un lenguaje muy bien trabajado que hace que vivíamos mucho más el ambiente de aquellos siglos, donde cualquier viaje era una odisea épica y una gran aventura en condiciones muy precarias en la mayoría de los casos.

Enlace: http://librosenelpetate.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
granbibliodavid
 02 julio 2019
Esta novela está narrado en primera persona por el cronista de la expedición, Juan Torres. Comienza el libro hablándonos de su familia y de su vida. Comenzó estudiando una carrera de medicina (llegando a ser bachiller) pero sus devaneos, su falta de atención y su vida de faldas hace que su padre lo quite y le ponga a trabajar como escribano a un comerciante. Años después, se enamora de una dama de alta alcurnia y tiene una reyerta con el hermano de esta y acaba en la cárcel. Su libertad la obtendrá a cambio de enrolarse como soldado en la expedición de Mendaña. Juan Torres es una persona que se va adaptando a todo lo que le va viniendo, pasando de escribano a soldado y de soldado a médico, según las circunstancias requieren. Es una persona con una moral muy alta, no juzga a los demás por lo que aparentan o por las habladurías, sino por lo que son en realidad, y es muy comprensible.
En esta historia hay un catálogo súper grande de personajes (con un listado al comienzo de la historia). de todos ellos puedo destacar a varios. En primer lugar a Francisco Mondéjar, un capitán de compañía. Este tiene una personalidad muy fuerte y con la mente muy fría, capaz de castigar a los enemigos y de perdonar a quien lo requiere. Es una persona con el don del liderazgo, aunque haya hecho actos poco éticos. Hernán Vicente es un cabo de escuadra y va a ser muy importante para Juan Torres, pues aprenderá de este todo sobre el mundo militar y será un gran apoyo. de los personajes femeninos destacan, especialmente, dos: doña Elena Navarrete y Juana Alonso. La primera es la amada de Juan Torres y una mujer que va evolucionando en la historia. Juana Alonso es una mujer atípica. Tiene un fuerte carácter y personalidad, se adapta a las circunstancias del momento y es causa de muchas habladurías por su comportamiento no propio de las mujeres de bien de la época. Pero ella lo hace todo por una causa y, aunque aparenta darle igual las habladurías de los demás, sí que se preocupa de la opinión de ciertas personas.
La trama principal es el viaje, expedición y conquista de las Islas Salomón en 1595. Álvaro de Mendaña ya las había descubierto en parte pero tuvo que esperar bastantes años para recibir la subvención y la aprobación para su conquista. A esta trama se le unen numerosas subtramas. En primer lugar encontramos la sublevación de parte de los soldados del navío Santa Ysabel contra su capitán, Lope de Vega, haciendo que la nao se separe del resto de la flota y de destino. Aquí comienza una historia llena de traiciones, muertes, asesinatos y de penurias. Tenemos también subtramas amorosas y del descubrimiento de la Tierra Austral (Australia), con una descripción muy graciosa de los canguros.
Este libro refleja muy bien el día a día en un navío, cómo eran los marineros, los soldados, los colonos. Cómo se hacía el gobierno de las naves. También refleja la importancia de la religión y, sobre todo aquí, de la conversión al cristianismo de los indios que van encontrando (que recordemos que la Corona de Castilla decretó que estos tenían alma, por lo tanto era delito su asesinato, exceptuando a los belicosos). También tendremos noticias de herejías, de la Santa Inquisición, del sistema de evangelización, del honor (súper importante en la época) y de la medicina de la época (muy precaria y que casi se reduce a sangrías). Por último, se habla de uno de los pecados más comunes y peores visto, el amancebamiento (que era tener vida de matrimonio pero sin estar casados).
El lenguaje empleado por el autor es una casi imitación del lenguaje de la época. Además hay un extenso empleo del vocabulario marítimo. Es una lectura ligera pero que en ciertas ocasiones ha habido pasajes que los considero prescindibles y se hace, a veces, demasiado lento y pesado (sobre todo en la primera y tercera parte). Sí, nos conocemos a todos los personajes, el lector se convierte en otro pasajero más, pero se hace en ocasiones pesado. También se ve que el autor ha tenido una buena labor de investigación y documentación para esta novela.
Como datos históricos, además de la llegada a las Islas Salomón, tenemos el descubrimiento de las Islas Marquesas el 21 de julio de 1595. Además en la introducción el autor relata el motivo de esta historia y las fuentes (aunque no las cita exactamente). En él vemos que la nao Santa Ysabel se perdió, junto con sus tripulante, sin dejar rastro y en un día en calma. El autor se basa para esta historia en unos libros conservados en Estados Unidos donde se narran los hechos de esta nao. También dice que los historiadores no lo han tomado en serio por los toques novelados y porque no es un original, sino una copia hecha en el siglo XVIII o XIX, lo que dificulta aún más autentificar estos hechos. Por último, en las notas históricas, el autor habla de las fuentes en las que se ha basado para el relato completo.
En conclusión, es una historia llena de aventuras marítimas, de descubrimientos de tierras incógnitas, de traiciones, lealtades, amistades y amores. Una historia rápida de leer, aunque a veces un poco pesada, pero con una investigación muy profunda. Un libro que nos enseña la vida diaria en la nao de una expedición, con sus pesares y sus alegrías. Una visión de la vida social y política de la España del XVI.
Más en mi blog La Gran Biblioteca de David (https://lagranbibliotecadedavid.blogspot.com/2019/06/resena-las-islas-de-poniente-julio-alejandre.html)
Enlace: https://lagranbibliotecadeda..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (1) Añadir cita
FesaroFesaro12 marzo 2020
La cercanía del final cambia mucho nuestra opinión de lo que vale la pena, os lo aseguro.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: barcosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
112 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro
{* *}