InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Jaime Zulaika Goicoechea (Traductor)
ISBN : 8433977377
192 páginas
Editorial: Editorial Anagrama (15/01/2014)

Calificación promedio : 4.27/5 (sobre 41 calificaciones)
Resumen:
Tony Webster y su pandilla conocieron a Adrian en el instituto. Eran tres, como los mosqueteros, y luego cuatro, cuando se les unió Adrian. Hambrientos de sexo, de saber, de literatura, atravesaron juntos una desgarbada adolescencia con una permanente sequía de chicas, intercambiando poses, chistes y chismes, humor e ingenio. Quizá Adrian fuese un poco más serio que los demás, y desde luego el más inteligente, pero los cuatro se prometieron seguir siendo amigos para... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (13) Ver más Añadir una crítica
marenpergamino
 06 July 2022
En este mismo momento siento que el cerebro se me está por derretir. Creo que estoy en estado de shock.

"El sentido de un final" es lo que sucede cuando una persona sabe escribir. Cuando conoce el oficio, cuando sabe qué quiere decir y cómo lo quiere decir. Julian Barnes es lo que se conoce como UN SEÑOR ESCRITOR, de esos que te quitan el aliento (o te dejan con el cerebro fundido como es mi caso).

Este libro magistralmente escrito, que derrama belleza y complejidad hasta en la última coma, es la historia de un hombre de 70 años que un día recibe una misteriosa herencia por parte de la madre de una ex novia. Desde ahí, el relato gira sobre sí mismo, cambia, muta y florece, se vuelve un espiral vertiginoso en el que sobresale la idea de que si la vida es un don que nos es dado sin que lo hayamos pedido, deberíamos ser capaces de rechazarlo.

El sentido de un final son poco mas de 150 paginas exquisitas, complicadas, hermosas e inquietantes en las que el sexo, el orgasmo, la vida y la muerte se entrelazan para explicarnos cual es el verdadero sentido de darle un final a lo que nos acontece. Una verdadera oda a la necesidad de cierre.

P.d: esta reseña es viejisima ya que leí este libro hace mas de dos años. Pero fue tal el impacto que, siendo una lectora sumamente lenta, me sente a la 1 de la madrugada y no paré hasta las 5. Y lo reseñé justamente a esa hora, después de terminarlo, porque no podía creer que había encontrado un libro tan increíble.Tengo un recuerdo muy nitido de lo exaltada que me sentía. Incluso me costó mucho dormirme. al dia de hoy, sigue siendo uno de mis libros preferidos❤.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         4218
rafaperez
 30 March 2023
Durante toda la lectura, que por fortuna es corta, nunca me abandono el síndrome de Homer Simpson.
¡Me aburroooooo!

El problema es mío. Ya me ha pasado con otros libros, y lo he expresado igual que esta vez.
A mi, cerrar círculos después de 40 años...me toca un pie.

En esta ocasión la propuesta es bilateral, pasado y protagonista se buscan, para reconducir una visión distorsionada que nuestro personaje tiene de como actuó y que sucedió.

Debo reconocer que Julián Barnes, más que una prosa elegante, que bueno, la tiene, pero tampoco es orgásmica, filosofea muy bien acerca de la vida corriente.

El argumento ya lo he dicho, como si llueven ranas, me deja frío, indiferente, ni me atrapa ni me emociona.

Son sus reflexiones y su forma de hablar del pasado, de una adolescencia muy pareja a la mia, las que me han mantenido ligeramente despierto.

La claridad de ideas es envidiable, así como su forma de expresarlas, pero no deja de ser la belleza de un iglú pues no encontré pasión en su escrito.
Eché de menos el embrujo, la mezcla de escritor y hechicero que te hace sucumbir.

No pongo en cuestión capacidad ni talento, de hecho, se los reconozco, como tampoco puedo engañarme lo tediosa que a ratitos, la obra me resultó.

En ocasiones ocurre, te enfrentas a una novela donde todo está bien, y sin embargo no acaba siendo de tu agrado. Tampoco voy a pedir disculpas porque al resto de los mortales le revoloteen mariposas al leerla y a mi ovejas por contar.

No solo no deja huella, sino que ya estoy terminando de olvidar.

Al final he sentido el mismo disfrute que cuando cazo moscas.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         2715
mariabv2012
 22 December 2022
He descubierto a un magnífico escritor con esta novela. Julián Barnes sabe cómo contar una historia, tiene la habilidad de dar profundidad estética a su discurso, en ocasiones filosófico, sin que por ello la lectura deje de ser amena y entretenida. Éste es uno de esos libros que quieres tener cerca para volver a leerlo en cualquier momento.

Tony Webster, ya jubilado, recibe una pequeña herencia de la madre de su antigua novia y empieza a recordar toda su vida desde que iba al instituto. Va analizando sus recuerdos y descubre que la vida que uno se cuenta a sí mismo a través de lo que cuenta a los demás no siempre es del todo igual a la que ha vivido realmente.

En este magnífico relato se entrelazan vivencias, recuerdos, emociones, sensaciones, reflexiones profundas... de nuestro protagonista, todo ello para alcanzar el sentido de un final a su historia. al poner por escrito sus memorias se da cuenta de que aquello que cree que es, no es lo que quería ser... ni lo que es realmente.

El autor nos regala una experiencia vital contada de manera magistral, sencilla y complicada a la vez, una reflexión profunda de toda una vida, con un lenguaje sencillo y ameno, muy introspectiva... y que te hace reflexionar sobre tu propia vida...

Julián Barnes pasa a ser uno de mis autores favoritos con solo leer una de sus novelas. Tendré que leer algunas más para conocer mejor a este magnífico escritor y ratificarme en mis primeras impresiones. Os recomiendo esta novela, puede ser una buena oportunidad para acercarse al autor y conocerlo.

Reseña escrita en julio de 2021
+ Leer más
Comentar  Me gusta         217
Soniagh
 12 April 2023


El sentido de un final es una novela sencilla que trata sobre cómo recordamos nuestro pasado. Algo a priori tan simple, despierta en nuestro interior sensaciones increíbles, al exponernos una realidad de la que todos somos conocedores pero que pocos hemos analizado: lo que creíamos en nuestra juventud, lo dudamos en nuestra madurez e incluso podemos llegar a negarlo si dejamos pasar un poco más de tiempo. Evocamos las cosas no como fueron exactamente, sino que las recordamos de tal forma que no nos dañen, de manera que nuestros actos o gestos equivocados nos hagan mejores de lo que somos, para así lograr protegernos y perdonarnos y conseguir en definitiva seguir hacia adelante con nuestras vidas. Pero a veces un pequeño detalle consigue redimensionarlo todo y la realidad regresa para ocupar el lugar que le pertenece.

Y en este caso, es la memoria de Tony Webster, la que nos cuenta la historia cuarenta años despues, de cuatro amigos, que estudian juntos en un colegio británico y entre los que destaca Adrián, un chico brillante. Su amistad dura lo que dura su etapa escolar; un día se marchan a la universidad, poco a poco van perdiendo el contacto para separarse definitivamente tras un trágico acontecimiento y seguir cada uno sus respectivas vidas y distintos caminos. Pero pasados los años, Tony recibe una carta comunicándole que le han legado en testamento una pequeña cantidad de dinero y un diario.

Una maravillosa obra, que me ha encantado y cuya lectura os recomiendo a todos, corta pero intensa, con un estilo narrativo magnífico, lúcido e inteligente, que se disfruta desde el minuto uno, y que contraponiendo la vida y el recuerdo, nos aboca irremediablemente a reflexionar sobre la nuestra y recapacitar sobre la dirección que le hemos dado, mostrándonos como el paso del tiempo relativiza los acontecimientos diluyendo la realidad e invitándonos al “carpe diem” y a aprovechar el tiempo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         1611
MarioG17
 12 February 2020
Premio Man Booker, "El sentido de un final" es un libro, en resumen, precioso. Con esta línea podría terminar mi reseña, pero querría profundizar más. Este libro ha sido muy leído y aclamado por la crítica. Tuve dudas a la hora de comprarlo, porque lo que leía en su contraportada no me atraía. Sin embargo, me decidí y me propuse leerlo pronto. Ahora puedo afirmar que las contraportadas muchas veces son contraproducentes, engañosas, timadoras. Y que este libro tan triste ha encendido una luz dentro de mí. Así, tal cual.
Esta novela está protagonizada por Tony, un hombre retirado de la vida, divorciado y que lleva una vida tranquila. Un día, sin embargo, recibe una carta. En ella, una herencia de 500 libras —una cantidad más bien simbólica— y un manuscrito que la madre de su primera novia, Veronica, le lega. Ese manuscrito es, en realidad, los diarios de Adrian, un compañero de colegio de Tony que se suicidó años atrás. En este círculo espeso de personajes y relaciones, cabe aclarar que Tony y Verónica fueron novios en la juventud, y cuando cortaron Veronica sustituyó a Tony por Adrian.
Tony siempre guardó cierto resquemor a Veronica por haber salido con Adrian, ese chico tan listo, atento y, por desgracia, sensible que se quiso marchar de repente. Pero realmente es Veronica la que demuestra más rencor hacia Tony, por su comportamiento en el pasado para con ella y por su ineptitud para comprender las situaciones de mayor delicadeza, siempre según ella.
La narración de la novela se sucede tranquila, amena, sosegada, ordenada, relatada de manera parsimoniosa. Dividida en dos partes, la primera narra la juventud de Tony, el momento en que conoció a Adrian y a Veronica, cuando salió con ella, cuando lo dejaron. Y en la segunda, Tony ya es un hombre mayor que recibe esa carta misteriosa y que se ve obligado a verse con Veronica para hablar sobre ese diario que su madre le ha dejado, pero que Veronica se niega a darle.
En esos encuentros hablarán sobre Adrian, sobre la culpabilidad, la responsabilidad, la evolución de sus vidas, lo que pasó, lo que pudo haber pasado, y lo que está pasando. Parece no pasar nada, pero la narración es dinámica y muy cercana al lector, lo inmiscuye en los temas de Tony y en su psicología, lo hace suyo con gran agilidad narrativa. La madre de Veronica fue la única de su familia, incluida la propia Veronica, que mostró un poco de deferencia hacia Tony cuando estaba saliendo con su hija, frente a la frivolidad con que lo trataba Veronica y la condescendencia de su hermano y su padre para con Tony —y este dato lo incluyo porque quiero resaltar el buen hacer de la madre y la mala conducta del resto de la familia con él—.
El amor juvenil se mezclará con la Inglaterra de los años 60. Qué es verdad en nuestra historia y qué no. Cómo podemos asegurarlo nosotros sin engañar a los demás, sin engañarnos a nosotros mismos. Y los que vivieron nuestra vida se irán yendo, y no quedarán testigos. Como Adrian, que se fue por su propia voluntad antes de lo debido. O Veronica que, aunque sigue viva quiere permanecer alejada de él. Qué es todo esto a lo que llamamos mundo y qué queda de él y de nosotros un día.
Como única tara de la historia, creo que Barnes se olvida de que el protagonista debería ir a por el diario de Adrian, debería centrarse en ello, más que en mantener conversaciones ineficaces con la propia Veronica en pro de recordar acontecimientos pasados. Lucha con ella verbalmente, aunque en realidad se mantiene al margen y se deja golpear por ella, nunca dispuesto a responder, a defenderse, a mantener su dignidad.
Hace poco tiempo, Barnes publicó una novela llamada "La única historia", también esperada y posteriormente aclamada que ya espera en mi mesita de próximas lecturas a ser devorada, aunque tendrá que esperar le turno de aquellos volúmenes que le preceden. Espero tener la misma buena experiencia con ella que con "El sentido de un final".
El final de la novela es una avalancha de emociones, es una de las conclusiones literarias más demoledoras que he leído, no por ser un final brusco o caer con peso sobre la historia, sino por la sutileza con que Barnes maneja las últimas líneas para que lleguen al lector. Podría afirmar que, al menos para mí, el final compensa el resto de la novela, en la que echo de menos por momentos brillantez. Creo que Barnes podía haberlo hecho mejor y convertir esta novela en algo más grande de lo que ya es. Aun así, cinco estrellas a este libro sublime y a esta historia tan emotiva y conmovedora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (34) Ver más Añadir cita
Mamen212Mamen21203 August 2022
Cuando somos jóvenes y sensibles, es también cuando somos más hirientes; y por el contrario, cuando la sangre empieza a circular más despacio, cuando sentimos las cosas con menos agudeza, cuando estamos más acorazados y hemos aprendido a soportar el daño, pisamos con más cuidado.
Comentar  Me gusta         280
SoniaghSoniagh12 April 2023
"La historia no son las mentiras de los vencedores, como con mucha labia le aseguré una vez a Old Joe Hunt;
ahora lo sé. Son más los recuerdos de los supervivientes, muchos de los cuales no son vencedores ni vencidos."
Comentar  Me gusta         190
rafaperezrafaperez22 July 2022
La vida no es solo una suma y una resta. Es también la acumulación, la multiplicación de pérdidas, de fracasos.
Comentar  Me gusta         380
rafaperezrafaperez30 May 2022
La historia es la certeza obtenida en el punto en que las imperfecciones de la memoria topan con las deficiencias de documentación.
Comentar  Me gusta         270
mariabv2012mariabv201222 December 2022
La vida no es sólo una suma y resta. Es también la acumulación, la multiplicación de pérdidas, de fracasos...
Comentar  Me gusta         200
Videos de Julian Barnes (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Julian Barnes
Sobre el último libro de Julian Barnes
otros libros clasificados: narrativaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
114 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro