InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Jaime Zulaika Goicoechea (Traductor)
ISBN : 8433977377
Editorial: Editorial Anagrama (15/01/2014)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Tony Webster y su pandilla conocieron a Adrian en el instituto. Eran tres, como los mosqueteros, y luego cuatro, cuando se les unió Adrian. Hambrientos de sexo, de saber, de literatura, atravesaron juntos una desgarbada adolescencia con una permanente sequía de chicas, intercambiando poses, chistes y chismes, humor e ingenio. Quizá Adrian fuese un poco más serio que los demás, y desde luego el más inteligente, pero los cuatro se prometieron seguir siendo amigos para... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
MarioG17
 12 febrero 2020
Premio Man Booker, "El sentido de un final" es un libro, en resumen, precioso. Con esta línea podría terminar mi reseña, pero querría profundizar más. Este libro ha sido muy leído y aclamado por la crítica. Tuve dudas a la hora de comprarlo, porque lo que leía en su contraportada no me atraía. Sin embargo, me decidí y me propuse leerlo pronto. Ahora puedo afirmar que las contraportadas muchas veces son contraproducentes, engañosas, timadoras. Y que este libro tan triste ha encendido una luz dentro de mí. Así, tal cual.
Esta novela está protagonizada por Tony, un hombre retirado de la vida, divorciado y que lleva una vida tranquila. Un día, sin embargo, recibe una carta. En ella, una herencia de 500 libras —una cantidad más bien simbólica— y un manuscrito que la madre de su primera novia, Veronica, le lega. Ese manuscrito es, en realidad, los diarios de Adrian, un compañero de colegio de Tony que se suicidó años atrás. En este círculo espeso de personajes y relaciones, cabe aclarar que Tony y Verónica fueron novios en la juventud, y cuando cortaron Veronica sustituyó a Tony por Adrian.
Tony siempre guardó cierto resquemor a Veronica por haber salido con Adrian, ese chico tan listo, atento y, por desgracia, sensible que se quiso marchar de repente. Pero realmente es Veronica la que demuestra más rencor hacia Tony, por su comportamiento en el pasado para con ella y por su ineptitud para comprender las situaciones de mayor delicadeza, siempre según ella.
La narración de la novela se sucede tranquila, amena, sosegada, ordenada, relatada de manera parsimoniosa. Dividida en dos partes, la primera narra la juventud de Tony, el momento en que conoció a Adrian y a Veronica, cuando salió con ella, cuando lo dejaron. Y en la segunda, Tony ya es un hombre mayor que recibe esa carta misteriosa y que se ve obligado a verse con Veronica para hablar sobre ese diario que su madre le ha dejado, pero que Veronica se niega a darle.
En esos encuentros hablarán sobre Adrian, sobre la culpabilidad, la responsabilidad, la evolución de sus vidas, lo que pasó, lo que pudo haber pasado, y lo que está pasando. Parece no pasar nada, pero la narración es dinámica y muy cercana al lector, lo inmiscuye en los temas de Tony y en su psicología, lo hace suyo con gran agilidad narrativa. La madre de Veronica fue la única de su familia, incluida la propia Veronica, que mostró un poco de deferencia hacia Tony cuando estaba saliendo con su hija, frente a la frivolidad con que lo trataba Veronica y la condescendencia de su hermano y su padre para con Tony —y este dato lo incluyo porque quiero resaltar el buen hacer de la madre y la mala conducta del resto de la familia con él—.
El amor juvenil se mezclará con la Inglaterra de los años 60. Qué es verdad en nuestra historia y qué no. Cómo podemos asegurarlo nosotros sin engañar a los demás, sin engañarnos a nosotros mismos. Y los que vivieron nuestra vida se irán yendo, y no quedarán testigos. Como Adrian, que se fue por su propia voluntad antes de lo debido. O Veronica que, aunque sigue viva quiere permanecer alejada de él. Qué es todo esto a lo que llamamos mundo y qué queda de él y de nosotros un día.
Como única tara de la historia, creo que Barnes se olvida de que el protagonista debería ir a por el diario de Adrian, debería centrarse en ello, más que en mantener conversaciones ineficaces con la propia Veronica en pro de recordar acontecimientos pasados. Lucha con ella verbalmente, aunque en realidad se mantiene al margen y se deja golpear por ella, nunca dispuesto a responder, a defenderse, a mantener su dignidad.
Hace poco tiempo, Barnes publicó una novela llamada "La única historia", también esperada y posteriormente aclamada que ya espera en mi mesita de próximas lecturas a ser devorada, aunque tendrá que esperar le turno de aquellos volúmenes que le preceden. Espero tener la misma buena experiencia con ella que con "El sentido de un final".
El final de la novela es una avalancha de emociones, es una de las conclusiones literarias más demoledoras que he leído, no por ser un final brusco o caer con peso sobre la historia, sino por la sutileza con que Barnes maneja las últimas líneas para que lleguen al lector. Podría afirmar que, al menos para mí, el final compensa el resto de la novela, en la que echo de menos por momentos brillantez. Creo que Barnes podía haberlo hecho mejor y convertir esta novela en algo más grande de lo que ya es. Aun así, cinco estrellas a este libro sublime y a esta historia tan emotiva y conmovedora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Kansas
 05 abril 2020
"Lo que acabas recordando no es siempre lo mismo que lo que has presenciado".
Admito que es de las pocas veces, yo diría que casi la única ( lo he hecho algunas veces con los cuentos de Alice Munro) en que me he releido el libro una vez terminado (es cortito y se puede) y no porqué no lo entendiera, sino porque una vez que llegué al final, me enteré de lo que pretendía de alguna forma Julian Barnes: la primera parte de la novela son los recuerdos del protagonista de una época de su vida, y la segunda parte, ya no son tanto esos recuerdos, sino el descubrimiento de que esos recuerdos no eran tal y como él los recordaba porque su mente los había distorsionado a su conveniencia a lo largo de los años, y había reprimido ciertos momentos. A raiz de que ya con 60 años viviendo una vida apacible y retirada llega a su vida un supuesto diario de un amigo que se suicidó en su juventud, esos recuerdos afloran y según las pistas que le van llegando y de lo que él va investigando, se le va desvelando poco a poco, que sus recuerdos eran más bien una estafa a si mismo.
“Pero el tiempo…, el tiempo primero nos encalla y después nos confunde. Creíamos ser maduros cuando lo único que haciamos era estar a salvo. Pensábamos que éramos responsables pero sólo éramos cobardes. Lo que llamábamos realismo resultó ser una manera de evitar las cosas en lugar de afrontarlas. El tiempo…, que nos den tiempo suficiente y nuestras decisiones más sólidas parecerán temblorosas, nuestras certezas forzosas".
A simple vista, esto podría ser todo lo que es la novela, con el consiguiente misterio de un hecho del pasado que le va angustiando e inquietando a medida que avanza la historia. En la vida de Tony hay dos mujeres centrales: por una parte Margaret, su ex mujer, y por otra, Verónica, su amor de juventud, que al separarse de ella le dejó marcado influyendo de alguna forma en estos recuerdos y esto se muestra en una carta que él le escribe a Verónica una vez rotos y creo que es un ejemplo del dolor y rencor de Tony, lo que le influyó en sus futuros recuerdos:
"Felices fiestas y ojalá la lluvia ácida caiga sobre vuestras cabezas unidas y ungidas. TONY".
(...)
"Pero recuerdo lo que dijo Old Joe Hunt cuando discutió con Adrian: que los estados de animo podían deducirse de los actos. Esto sucede en la historia: Enrique VIII y demás. En la vida privada, en cambio, creo que lo cierto es lo contrario: que se pueden deducir actos préteritos de estados de ánimo actuales".
En esta primera parte de la novela quizás Verónica fuera una mujer fácil de catalogar (no olvidemos en que en esta primera parte, los recuerdos de Tony todavía están reprimidos y sugestionados por esa ruptura), y sin embargo, el lector se da cuenta ya en la segunda parte de la novela, que Verónica quizás no fuera tal cual la mostraba Tony en la primera parte, porque como lectores confiamos en la narración de Tony de los hechos del pasado sin cuestionarlos ni verlos desde otro punto de vista y es lo que a mi me ha fascinado de esta novela y la explicación del porqué me ha hecho releerla justo después de terminarla. Hay varios momentos a lo largo de la novela en los que se muestran estas diferentes percepciones de los recuerdos. Por ejemplo, cuando en la primera parte se despide de la madre de Verónica, según su recuerdo:
"...hice un gesto de despedida con la mano y ella respondió, aunque no como lo hace la gente, con la palma en alto, sino con una especie de gesto horizontal a la altura de la cintura. Me habría gustado hablar más con ella”.
Y ya en la segunda parte, cuando vuelve a incidir en este recuerdo, hay una pequeñísima diferencia, que cambía la percepción del momento:
“Pensé en la mujer que freía huevos de una forma despreocupada y chapucera, sin inquietarse cuando uno de ellos se rompió en la sarten; después en esta misma mujer, más tarde haciendo un gesto secreto y horizontal debajo de una glicinia iluminada por el sol".
La búsqueda de la verdad del personaje de Tony Webster lo único que nos demuestra es la fragilidad de nuestra memoria y que la realidad quizás no tenga absolutamente nada que ver con esta memoria que atesoramos seguún nuestra conveniencia. Y Julian Barnes hace fácil lo dificil, porque tiñe la novela de cuestiones filosóficas pero a mi no se me hicieron pesadas, quizás porque es verdad que siempre me atrajo este tema de la memoria y los recuerdos. Me ha parecido una novela muy absorbente por todo lo que cuestiona, en un estilo fluido y transparente, maravillosa su escritura. Hay más de un misterio, ¿inconcluso?, yo diría que no, que todo está atado y bien atado, sólo que Barnes quiere que el lector tome parte activa en la historia también. Magnífica.
"Cuantas veces contamos la historia de nuestra vida? ¿Cuántas veces la adaptamos, la embellecemos, introducimos astutos cortes?Y cuanto más se alarga la vida, menos personas nos rodean para rebatir nuestro relato, para recordarnos que nuestra vida no es nuestra, sino sólo la historia que hemos contado de ella. Contado a otros, pero sobre todo a nosotros mismos".
Enlace: https://kansasbooks.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LasMariquitasTambienLeen
 18 agosto 2021
Leí este libro en compañía de gente maravillosa en el @foroabretelibro y menos mal que lo hice. Gracias a la charlaque tuvimos por allí pude sacarle toda la gracia del libro. No supe entender la historia a la primera, porque es una historia donde prima más lo que no se cuenta frente a lo que sí. La novela está dividida en dos partes. En la primera tenemos a Tony, un jubilado que nos va narrando algunos acontecimientos de su vida que ocurrieron en su juventud. Todos lo que nos cuenta viene filtrado por su memoria, o lo que cree y quiere recordar. La segunda parte se centra en el Tony del presente, y las consecuencias que tuvieron sus actos de juventud. Las últimas páginas necesitan una relectura porque da tal giro de guion que me dejó patidifusa y te hace replantearte toda la historia.
Comentar  Me gusta         00
Pollo
 29 octubre 2019
Si creías que tu relación con tu primera ex era enfermiza, luego de este libro te darás cuenta que no sabes nada. Interesantes reflexiones, sorpresivo final, dolor, la memoria como algo frágil y huidizo, algo a lo que le tememos en el fondo, como a la vida.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (15) Ver más Añadir cita
GustavrojasGustavrojas21 julio 2021
Pero el tiempo…, el tiempo primero nos encalla y después nos confunde. Creíamos ser maduros cuando lo único que hacíamos era estar a salvo. Pensábamos que éramos responsables pero sólo éramos cobardes. Lo que llamábamos realismo resultó ser una manera de evitar las cosas en lugar de afrontarlas. El tiempo…, que nos den tiempo suficiente y nuestras decisiones más sólidas parecerán temblorosas, nuestras certezas fantasiosas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
KansasKansas05 abril 2020
Cuantas veces contamos la historia de nuestra vida? ¿Cuántas veces la adaptamos, la embellecemos, introducimos astutos cortes?Y cuanto más se alarga la vida, menos personas nos rodean para rebatir nuestro relato, para recordarnos que nuestra vida no es nuestra, sino sólo la historia que hemos contado de ella. Contado a otros, pero sobre todo a nosotros mismos.
Comentar  Me gusta         10
MarioG17MarioG1712 febrero 2020
Habíamos juzgado filosóficamente evidente que el suicidio era un derecho de cualquier persona libre: un acto lógico frente a una enfermedad terminal o la senilidad; una acción heroica frente a la tortura o la muerte evitable de otros; un acto elegante en la rabia del amor contrariado.
Comentar  Me gusta         10
KansasKansas05 abril 2020
Pero el tiempo…, el tiempo primero nos encalla y después nos confunde. Creíamos ser maduros cuando lo único que haciamos era estar a salvo. Pensábamos que éramos responsables pero sólo éramos cobardes. Lo que llamábamos realismo resultó ser una manera de evitar las cosas en lugar de afrontarlas. El tiempo…, que nos den tiempo suficiente y nuestras decisiones más sólidas parecerán temblorosas, nuestras certezas forzosas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
KansasKansas05 abril 2020
Pero recuerdo lo que dijo Old Joe Hunt cuando discutió con Adrian: que los estados de animo podían deducirse de los actos. Esto sucede en la historia: Enrique VIII y demás. En la vida privada, en cambio, creo que lo cierto es lo contrario: que se pueden deducir actos préteritos de estados de ánimo actuales.
Comentar  Me gusta         00
Video de Julian Barnes (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Julian Barnes
El 8 de diciembre llega a las salas españolas la adaptación al cine de la novela de Julian Barnes 'El sentido de un final', ganadora del premio Man Booker en 2011.
Lee más sobre 'El sentido de un final' de Julian Barnes en https://goo.gl/Lr9ekj
Síguenos en nuestras redes sociales:
Twitter https://twitter.com/AnagramaEditor
Facebook https://facebook.com/AnagramaEditorial
Instagram https://instagram.com/anagramaeditor
Suscríbete a nuestra newsletter https://www.anagrama-ed.es
--
Productora: https://www.vertigofilms.es
otros libros clasificados: literaturaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
79 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro