InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de MariaT


MariaT
18 febrero 2018
José Antonio Cotrina es un autor que me encanta, El Ciclo de la Luna Roja es una trilogía que tenía mucho tiempo queriendo leer, así que este verano me he planteado leerla del tirón porque tenía la impresión que una vez que empezara no querría parar y no estaba equivocada. Hoy les vengo a hablar del primer libro del ciclo: La cosecha de Samhein, una de esas lecturas que te atrapan y sorprenden a partes iguales.

“La ciudad estaba inquieta.
Era noche propicia, tiempo de cosecha, y el crepitar de la magia lo poblaba todo”.

La historia comienza la noche de Halloween, cuando Hector, un joven estadounidense regordete de quince años, recibe en su casa una extraña visita que lo hace despertar sobresaltado, en su habitación aparece un hombrecillo de piel gris y de no más de metro y medio, que se presenta como Denéstor Tul, y quién afirma que llevaba tiempo buscándolo, señalando que Hector es diferente a los demás y que él ha venido a llevarlo al lugar que realmente le corresponde: Rocavarancolia.

Denéstor le asegura que Rocavarancolia es un lugar de otro mundo, un sitio maravilloso, el reino de los milagros, lleno de magia, una tierra donde Hector podría ser quien realmente es, el único inconveniente es que ahora la ciudad no está en su mejor momento. El reino necesita su ayuda para volver a ser un lugar glorioso. Aunque al principio el chico tiene sus dudas sobre aceptar ir con Denéstor, digamos que el demiurgo le hizo el tipo de oferta que no se puede rechazar.

Pronto Hector se da cuenta que todo ha sido un engaño, que aunque Denéstor aseguró que no podía mentir, fue mucha la información que le ocultó y repentinamente el joven se ve arrastrado a un lugar de pesadillas; llega a Rocavarancolia para descubrir que toda la cuidad es una trampa mortal y que junto a otros once chicos, también “persuadidos” por Denéstor en diferentes lugares del mundo, deben tratar de mantenerse vivos hasta la aparición de la misteriosa Luna Roja.

“En Rocavarancolia hasta los monstruos podían tener miedo”

Rápidamente la mayoría de los chicos que conforman la cosecha se reúnen para tratar de enfrentarse a los peligros de Rocavarancolia juntos, y poco a poco vamos conociéndolos a todos. Ricardo es un líder nato, Natalia una chica rusa que no duda en luchar, Adrian que con solo 13 años es el más joven de todos, Marcos un muchacho atlético y un buen luchador, Bruno, un italiano que ama leer y no tiene muchas habilidades sociales y Marina una joven con mucha imaginación a la que le encanta escribir cuentos.

El resto del grupo está compuesto por los hermanos Madeleine y Alexander, dos pelirrojos guapísimos, con un carácter muy particular. Lizbeth, quien además de generosa es otra líder y que junto a Rachel terminan el grupo que decidió trabajar en equipo. Pero la noche de la cosecha llegaron 12 chicos a la ciudad, el último de ellos, es un chaval criado en los barrios de Brasil, llamado Dario, quien decide tratar de resistir por su cuenta.

Magos, fantasmas, vampiros, hombres lobos, ángeles negros, y más podremos ver en esta lectura; piensen en cualquier criatura del imaginario popular y es muy probable encontrarlo en el reino que se ha convertido en la prisión de los jóvenes del mundo humano, eso sin contar otras tantas que son creaciones directas de Cotrina; Rocavarancolia es el hogar de los monstruos y las pesadillas.

Sobrevivir a la cuidad puede que no sea sinónimo de salvación, los chicos deben tratar también de resistir a las disputas de poder entre los miembros del Consejo Real, el reino lleva 30 años sin Rey, y hay dos facciones disputándose el derecho a ser el regente de esas tierras, sin importar si están condenadas o no.

“Los monstruos más terribles son los que no lo parecen”

José Antonio Cotrina hace gala de toda su imaginación, sorprendiéndonos una y otra vez, crea un escenario repleto de peligros, secretos, medias verdades, enigmas y nos presenta un grupo grande de personajes, logrando que los conozcamos a todos y nos preocupemos por ellos, aunque sea Hector el que nos narra la acción desde la cuidad.

No puedo más que recomendarles a que le den una oportunidad a La cosecha de Samhein, el primer libro de una trilogía que, desde ya, ocupa un lugar especial entre mis lecturas, que posee una ambientación fabulosa y unos personajes entrañables y que no paró de sorprenderme, de hacerme reír, pero también sufrir (y mucho) y dicen que cada libro es mejor, tocará comprobarlo.
Enlace: http://inthenevernever.blogs..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro