InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8415470576
Editorial: Salamandra (06/05/2012)

Calificación promedio : 3.82/5 (sobre 34 calificaciones)
Resumen:
Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobú... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
patriciamiranda782
 14 mayo 2020

¿Quién de entre nosotros no pensó alguna vez con mandarse a mudar? Con largarse del mundo si hiciera falta. ¿Quién no pensó en cambiar de vida? Hacerse salteador de caminos, linyera errante o buscador de estrellas.
Jonas Jonasson no solo lo pensó sino que de alguna manera, de la simple manera en que lo logran los escritores, hizo realidad ese pensamiento.
Nacido en Suecia en 1961, tras finalizar sus estudios secundarios, Jonasson acudió a la universidad de Göteborg, en donde estudió Lengua Sueca y Española. Se declara admirador, en lengua española, nada más ni nada menos que de Federico García Lorca, Camilo José Cela, Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez. Trabajó como periodista y productor de televisión hasta que la adicción al trabajo le provocó enfermedades nerviosas y como una opción entre el estrés profesional y su salud, vendió en una operación millonaria su productora televisiva. Desde entonces, se dedica a escribir. Su primera novela alcanzó relevancia internacional, y es la que nos convoca: El abuelo que saltó por la ventana y se largó.
Es esta una historia humorística con rasgos de sátira, la historia de Allan Karlsson, un anciano al borde de cumplir los 100 años que decide marcharse de la residencia geriátrica donde vive para evitar la celebración mediática de su cumpleaños.
La trama de la historia comienza a desenrollarse justamente el día del cumpleaños número 100 Allan Karlsson, cuando al descolgarse por la ventana no solo evita una celebración que considera hipócrita y fingida sino que logra cambiar la historia de su vida que rodaba durante esos últimos años dentro del geriátrico donde había decidido, voluntariamente, años atrás culminar sus días. Salta y deja atrás la vulgaridad de una rutina que no lo representa, deja atrás el sometimiento, deja atrás la cosificación, deja atrás la mediocridad. Salta y huye. Lo hace con serenidad y con convencimiento por eso ni siquiera desde ese comienzo hilarante la historia parece someterse a la celeridad de ser atrapado. No, Allan Karlsson no teme ser atrapado y devuelto a su rutina. Allan Karlsson solo mira hacia adelante y sin lugar a dudas quien sabe mirar hacia adelante es porque ha sabido antes entender lo que ha dejado atrás.
Así, en su primer aventura inmediata a la escapada de la residencia, camina hasta una estación de ómnibus y compra un boleto de autobús: “…un bus cualquiera, el primero que salga hacia cualquier parte”, ha dicho al comprar su ticket. Mientras espera el bus que lo llevará hacia su aventura se topa con un joven esmirriado de pelo rubio, largo y grasiento, barba hirsuta y una cazadora vaquera en cuya espalda ponía "Never Again". Este joven de manera casi grosera le pide que le cuide su maleta ante la urgencia de ir al baño. al momento que el muchacho desaparece, llega el ómnibus que Allan Karlsson debe tomar. Sin pensarlo dos veces, el anciano toma la maleta que le habían dado a cuidar y sube al ómnibus.
Sin pensar en lo que vendrá Allan se deja llevar por lo que va surgiendo con el convencimiento de que por más terribles que sean las situaciones que le toca vivir, ya en su vida ha pasado por peores. En esta aventura conoce a sus mejores, quizás sus únicos amigos porque hasta ese momento Allan fue un hombre solitario. Un muchacho al que desde temprana edad le gustaba jugar con dinamita y cuya única compañía era su gato Molotov.
Antes de que sus huesos dieran en aquel geriátrico, Allan Karlsson vivió, a su manera, grandes emociones. A lo largo de su vida conoció a grandes personajes de la historia como Franco, Stalin y Churchill. Y a todos ellos supo dejarles un mensaje subliminal, el mismo que sin duda recogen sus amigos en esta nueva aventura: vive la vida como si nunca corrieras ningún riesgo.
En ese periplo surgirán otros personajes, entre ellos Julius Jonsson, otro anciano de menos edad con quien Allan Karlsson entablará una sociedad para resolver el problema del joven matón que lo seguirá por haberle robado esa maleta cuyo contenido no es nada más ni nada menos que innumerables millones de coronas (recordemos que el autor es sueco y por eso lo de las coronas como moneda).
El estilo es dinámico y los hechos se van sucediendo como un racconto de anécdotas que Allan refiere sobre su pasado a sus nuevos amigos de peripecias, mientras los hechos del presente se van desarrollando de la manera más natural del mundo a pesar de tratarse de situaciones por demás estrafalarias.
Aunque hacemos un viaje al pasado por los hechos más relevantes del siglo pasado, el tono hace que estos parezcan superficiales, y como Jonasson emplea elementos del absurdo sobre situaciones inverosímiles el protagonista logra convencernos de que sus encuentros con Franco con Truman, con Stalin o con Mao han dejado en estos una impronta de ese estado de gracia de tomar la vida como si en verdad nunca se corriera ningún riesgo.
El efecto cómico es bienvenido en las primeras 100 páginas, luego se torna irregular y la propuesta termina resultando monótona y simple. La acidez recuerda el estilo que podría ofrecer Tom Sharpe, creador sin duda de piezas de mucho más valor literario como las novelas protagonizadas por el cínico academico Wilt, como Wilt, Las tribulaciones de Wilt o ¡Ánimo Wilt!, entre otras. Sin embargo, destaca por el vitalismo, exagerado, si se pone uno puntilloso, para un personaje centenario. Sin embargo, el placer que resulta de entregarse a ciertas escenas plagadas de ironía nos representará al menos unas cuantas horas de disfrute antes de que la excesiva cantidad de calamidades en el pasado del protagonista acaben por resultar cuando menos increíbles y exageradas y terminen por aburrirnos.
No obstante es imposible sustraerse a la conclusión que entre líneas nos deja la historia, el mensaje subliminal como muchos llamarán, la pregunta que se nos descuelga de la boca a medida que avanzamos en la trama: ¿cuántos de nosotros vivimos esta vida siendo cautos? Y la segunda pregunta avanza sobre la primera: ¿vale la pena una vida monótona? Si solo se trata de aceptar las reglas del juego de vivir como la mayoría nos obliga a vivir entonces, y llega la tercera pregunta: ¿no será mejor saltar por la ventana?
Y porque llegado el momento en que uno comienza a plantearse si Allan Karlsson está loco o más cuerdo que muchos, si es un extravagante o simplemente vive conforme a lo que piensa y siente, llegado ese momento entonces y aún luego de dar vuelta la última página uno no deja de formularse preguntas tales como:
¿Cuántos de nosotros preferimos vivir sin sobresaltos? ¿Cuántos de nosotros conocemos a personas amargadas porque nunca hicieron lo que quisieron? ¿Cuántos de nosotros estamos ya con un pie fuera de la ventana?
Allan Karlsson nos enseña a vivir con libertad, con autenticidad, con alegría. Nos muestra y demuestra que si tomamos las riendas de nuestras vidas y desacralizamos a los personajes que nos rodean, con el tiempo nos daremos cuenta que los acontecimientos de hoy serán solo un conjunto de anécdotas del mañana y que los héroes y los villanos, los vencedores y los vencidos no existen, cambian de bando a medida que el mundo sigue rodando.
https://www.taller-palabras.com/WordPress_05/?p=3011
Enlace: https://www.taller-palabras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
yvo_about_books
 27 julio 2020
La primera vez que vi este libro mencionado, inmediatamente me intrigaron tanto la portada, el título y el resumen. Recuerdo haber agregado a El abuelo que saltó por la ventana y se largó a mi lista de deseos de inmediato y que quería comprar una copia lo antes posible. Pero aunque pude obtener una copia poco después de eso, de alguna manera nunca llegué a leer esta novela de Jonas Jonasson ... Hasta ahora. Ahora que lo he terminado, puedo decir fácilmente que este terminará siendo una de mis lecturas favoritas de todos los tiempos. Me encantó todo; el personaje principal, el humor y la prosa, las referencias históricas alteradas ... La novela te lleva a un viaje a través de la larga y MUY interesante vida de Allan Karlsson, donde jugó un papel en varios momentos clave de la historia del siglo XX. No solo eso: en su centésimo cumpleaños logra escapar de la casa de los ancianos y encontrar una maleta llena de dinero antes de desaparecer. ¡Qué asombroso es eso! Hay muchos momentos divertidos en la novela que definitivamente te harán reír. Y Allan es un genio. Definitivamente recomendado!
La gente parece odiar o amar este libro. Supongo que depende de cómo decidas leer El abuelo que saltó por la ventana y se largó. Si te ofenden fácilmente si ciertos hechos históricos que se alteran o no te gusta la comedia, no leas este título. Creo que Jonas Jonasson mencionó este libro como un libro entretenido y agradable en el que los hechos reales de la vida de Allan Karlsson no deben ser creíbles. Es una novela de ficción, entonces, ¿a quién le importa si Allan realmente conoció a todos esos presidentes o si un elefante realmente puede caber en un gran autobús amarillo? El ritmo rápido y la prosa fácil de leer solo hacen que quieras seguir leyendo ... ¡No te arrepentirás de haber elegido este título!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Andrews
 25 marzo 2019
Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un libro, (en lo que a risas se refiere) y más sorprendido aún que fuese una recomendación de la…. televisión???, esta última frase tiene truco, lo reconozco, he de precisar que fue recomendado por el programa Página 2, presentado por Óscar López que se emite por La 2.
La idea argumental de la obra es genial, nada parecido a lo que he leído hasta ahora, podría ser definida como innovadora, ya que nos presenta un protagonista de 100 años con todas sus facultades intactas y con ganas de vivir, pero vivir con mayúsculas.
El libro está perfectamente hilado a pesar de que la obra se relata en dos alturas y dos tiempos, sin embargo está perfectamente compactada y coordinada avanzando de igual manera en las dos líneas manteniendo el interés en ambas.
Durante el desarrollo de la narración encontramos un gran número de situaciones cómicas que hacen disfrutar de la obra, y por lo menos a mí, te hacen mostrar bastantes sonrisas y por qué no, alguna carcajada.
Es muy reconfortante que esta obra sea la primera obra del autor (estuvo trabajando en ella durante tres años, pese a tener la idea hace mucho más), lo que da esperanzas a muchas personas que tienen en proyecto de iniciar su propia obra. Hoy en día la publicación es complicada pero siguen existiendo oportunidades para escritores noveles que sepan mostrar su calidad al mismo tiempo que son tocados por la varita mágica de la suerte.
Puede que a lo mejor este apuntando un poco alto, pero creo que estamos ante un nuevo referente de las obras con un componente humorístico en todo el texto, o lo que es lo mismo, obras de humor. Muchos infravaloran este tipo de literatura, sin embargo podemos observar que el público las demanda y son bien acogidas.
A pesar de tener ese tono humorístico Jonas Jonasson no deja de lado el perfil detectivesco o policíaco que está caracterizando a un gran número de autores procedentes de los países nórdicos.
Si buscas una obra con la que disfrutar, pasar un buen rato pero sin renunciar a la calidad narrativa de un buen libro, no busques más, la encontraste, ¡Enhorabuena! se llama “El abuelo que saltó por la ventana y se largó
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Janire
 22 enero 2018
Me animé a comenzar este libro por las buenas críticas que había leído en muchos sitios y porque la sinopsis me llamaba la atención. Por ello, al comenzar el libro, mis expectativas estaban por las nubes y creo que ese ha sido mi problema.
Había oído que el libro era muy divertido y muy entretenido y en mi caso, me ha parecido todo lo contrario, me ha decepcionado, la historia me ha parecido absurda y sin gracia y se me ha hecho muy larga su lectura.
La historia, como ya os he dicho, no me a hecho gracia en ningún momento y me ha parecido poco creíble todo el argumento. Quizás el autor buscaba eso pero, aunque una historia no vaya a ser muy real, me gusta que tenga un poco de credibilidad en el argumento y pensar que podría llegar a serlo. Con esta novela no he tenido esa sensación.
La novela entra en bucle constantemente. En las partes que transcurren durante determinados hechos históricos, se repite una y otra vez el mismo patrón. Esto ha conseguido que se me haya hecho muy pesada esa parte de la historia y es lo que menos me he creído del libro. El mayor problema quizás ha sido que no ha logrado engancharme absolutamente nada. Me sentía indiferente leyendo la historia y quizás por eso se me han hecho muy largas las partes históricas ya que, con otros libros similares en cuanto a repetición, no he tenido ese problema.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
septiembrelj
 03 septiembre 2018
Un título igual de original y curioso que la historia que encontramos en su interior. Es una historia en la que te ríes mucho sin ser del todo cómica y con mucho trasfondo histórico sin pretender darnos ninguna lección histórica ni repasar de forma detallada ningún importante acontecimiento. Una ambigüedad que su autor, Jonas Jonasson, traslada también a su protagonista, Allan Karlsson, a quien se le puede considerar un canalla entrañable.
Es un libro que no pasa inadvertido por su originalidad, frescura y esas risas que te saca en el momento menos pensado. A lo largo de sus más de 400 páginas iremos viendo cómo Allan está presente en algunos de los momentos históricos más importantes del siglo XX y tiene contacto con los principales líderes políticos de cada lugar o momento. Así ayudará a científicos estadounidenses a dar con la clave para elaborar una bomba atómica, se reunirá con Truman, con Stalin, con Mao Tse Tung, pasará unos años en un campo de concentración ruso, estará en París en mayo del 68… Un amplio repaso con el que el autor no busca elaborar un libro histórico, sino poner ese punto de humor y sarcasmo a fechas y momentos conocidos por todos con la presencia de este curioso personaje.
Los capítulos van alternándose entre el momento presente de Allan, y ese repaso por su vida, de forma que Jonasson consigue que el libro resulte muy ameno no sólo imprimiéndole esas notas de humor sino también a través de su estructura. La historia comienza el día en el que el protagonista va a cumplir 100 años y se encuentra aburrido de estar en una residencia de ancianos… a raíz de ahí veremos cómo, a pesar de su edad, Allan seguirá haciendo de las suyas.
Enlace: https://entrelineasblogs.wor..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (4) Añadir cita
MoritaMorita16 junio 2018
La primavera siguiente cumpliría setenta y ocho años, y entonces cayó en la cuenta de que se había hecho mayor, contra todo pronóstico y sin haber tenido tiempo de pensarlo realmente. Aunque llegaría a cumplir muchos más…
Comentar  Me gusta         10
AzaielAzaiel24 enero 2018
Es preferible no tener a dos organizaciones de asesinos pisándote los talones que tenerlas.
Comentar  Me gusta         00
AzaielAzaiel24 enero 2018
Que Brézhnev se quede con las medallas y se las meta por el culo.
Comentar  Me gusta         00
AzaielAzaiel24 enero 2018
Pero la felicidad nunca es eterna.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: vejezVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Criaturas de la mitología griega

Soy una criatura híbrida, mitad hombre mitad caballo.

El Minotauro
El Centauro
La mantícora
Los caballos de Diomedes

12 preguntas
107 lectores participarón
Thèmes : mitología griegaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..