InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La desaparición de Stephanie Mailer (46)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Zairamec
 06 junio 2020
Una historia muy al estilo CSI, pero en literatura. Es la primera vez que leo a Jöel Dicker y en términos generales, me gustó.

El libro está escrito en Flaschbacks, va contando poco a poco dos crimenes distintos, pero entrelazados; la muerte del alcalde, su familia y la de una corredora que estaba cerca de la casa y 20 años después, la desaparición de Stephanie Mailer porque quería averiguar quién era el verdadero culpable del multiasesinato. 

Los dos crímenes, en tiempos distintos, permiten sospechar que el asesino anda suelto y peor aún sigue viviendo en Orphea. Los detectives Jesse y Derek, quienes fueron los que resolvieron (en apariencia) el primero, aparecen nuevamente en escena porque Stephanie les da a entender que se equivocaron, así que llevados por el desconcierto, el orgullo, el dolor y la curiosidad, deciden nuevamente unir todas las pistas, descubrir nuevas y apoyarse en Anna, una policía de Orphea, que en esa estación no es bien recibida por el hecho de ser mujer.

El libro va de adelante hacia atrás y cada nueva pista o entrevista es un viaje al pasado, donde nadie es lo que parece y se descubre que todo sobre lo que se construyó el primer crimen y que ayudó a resolverlo fue solo una cortina de humo, una estrategia para encubrir el verdadero motivo, los secretos de un pueblo pequeño deseoso de grandeza, Orphea.

La narración está bien llevada, tiene misterio, te genera tensión y se te hace díficil soltar el libro, te invita a tratar de resolverlo y que como los detectives, realices tu tablero de sospechosos y vayas uniendo los puntos, yo no pude descubrir el asesino, ni siquiera los motivos y el final fue una sorpresa para mí. Es un libro que toma algunos ingredientes de lo mejor de las historias de Arthur Conan Doyle y Agatha Christie, pero sin la pimienta y toda la sazón, moral y filosófica, que sus maravillosas plumas suelen dar a las historias.

Lo disfrutarás? Sí, totalmente, si dispones de tiempo te lo devorarías sin problema, es un libro que lees sin sufrir, pero con mucha tensión, es un thriller bien hecho.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bren
 22 junio 2018
Jesse Rosenberg esta en su fiesta de despedida de la policía, ha solicitado su jubilación y es condecorado por ser el 100 x 100, es decir, siempre ha resuelto todas sus investigaciones, pero ese día conoce a Stephanie Mailer quien le da a entender que no hay tal 100 x 100 puesto que su primer caso resuelto 20 años atrás no es tal.

Varios días después Jesse se entera de que Stephanie Mailer ha desaparecido y es cuando decide posponer su jubilación para emprender la búsqueda de ella e investigar nuevamente los asesinatos sucedidos en 1994.

Esta historia está contada a varias voces y con cada una además también vamos brincando del pasado al presente, tengo que decir que aún y cuando en ningún momento me he sentido perdida y que los saltos en el tiempo y los cambios de voz son muy bien manejados, también es cierto que en algunos momentos creo que hay información que no es necesaria, vamos, que está un poco de relleno, afortunadamente nada aburrido, afortunadamente cada cosa es contada muy con el estilo de Dicker que es entretenido y para nada pesado y para quienes lo hemos leído es totalmente reconocible su estilo.

Es ligerísimo, incluso con algo de sátira que a mi me ha resultado refrescante, ha logrado con eso que el libro no se me haga pesado a pesar de sus muchas páginas.

Como ya he dicho el estilo literario es completamente reconocible, aun y cuando es completamente original en el argumento y en nada se parece a los otros dos libros que he leído de él, es fácil caer en querer compararlo con con La Verdad sobre el caso de Harry Quebert puesto que ambos son del mismo género, sin embargo este libro no tiene nada que ver con ese, así que espero que no estén esperando algo así porque se llevarán una decepción.

En cuanto a la historia, me ha gustado mucho, me ha atrapado desde el principio y como ya es costumbre en Dicker tenemos no solo que pensar en buscar al verdadero culpable de los asesinatos, sino además nos va presentando la vida de cada personaje y poco a poco ir conociendo ciertas cosas en la vida de prácticamente todos los personajes, nos iremos enterando de la importancia de cada uno y cómo su vida personal también está un poco, un mucho o un nada relacionado con el caso que se investiga.

He amado a los personajes como siempre cuando de este autor se trata y aún y con sus exageraciones con respecto a algunos, lejos de criticarlos los he disfrutado mucho.

Definitivo Dicker no es un escritor común, sus historias, su estilo narrativo, su manera de manejar el desarrollo de la historia, sus personajes e incluso la forma en que concluyen sus libros, es de una manera muy peculiar y es probable que no a todos guste, pero que sin duda es diferente a lo acostumbrado.

Nada más que decir, que me ha gustado mucho y que ahora me toca sentarme a esperar otros dos años a que saque otro libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Inmylittlekitchen
 04 mayo 2020
En julio de 1994, en Orphea se espera al alcalde para que inaugure el festival de teatro de dicha localidad de los Hamptons. Samuel Paladin busca a su mujer por las calles vacías del pueblo hasta encontrarla muerta ante la casa del alcalde. Dentro, el alcalde y su familia has sido asesinados. 2014. Stephanie Mailer se pone en contacto con uno de los policías que resolvió el caso para decirle que se equivocaron de persona.

Joel Dicker me encanta, creo que construye unas novelas redondas, donde sus numerosos personajes interactuan entre ellos de una manera muy natural y eso es algo que a mi personalmente me encanta.

Se sabe prácticamente todo de los personajes principales, introduciendo pasajes pasados de sus vidas de una manera natural, no sobra ni falta nada.

En esta ocasión además me ha encantado cómo el autor introduce la línea temporal de 1994, haciendo que los saltos temporales sean naturales.

No le he dado cinco estrellas, porque una parte del final la intuí, pero aún así no puedo dejar de recomendarlo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Susana
 17 diciembre 2018
He dudado entre las dos estrellas y las tres. El autor me gusta, no es el primer libro que leo de él y su estilo me engancha pero en este caso este libro se me ha hecho cuesta arriba en más de una ocasión. Muchos personajes, demasiados, con tramas que poco o nada aportan a la historia principal. Demasiado irse por las ramas en algunos puntos para enrevesarlo todo de una forma absurda y acabar en un final que me ha sabido a poco. Decepcionante.
Comentar  Me gusta         41
AlhanaRhiverCross
 08 septiembre 2018
Comenzaré aclarando que he “leído” esta novela por primera vez de forma diferente: mediante un audiolibro. No sabía muy bien cómo iba a salir esta experiencia y más siendo uno de mis autores favoritos por los que siento verdadera adoración y disfruto leyendo cada palabra de cada página. Sin embargo, en mi desconocimiento de esta forma de lectura no era consciente de la calidad que puede llegar a tener, así que ha sido un completo placer haber ido “leyendo” esta historia con las voces de profesionales como Luis Posada (que os sonará más como Leonardo DiCaprio o Johnny Depp), Nuria Mediavilla (la voz de Kate Winslet o Angelina Jolie) o Raúl Llorens (para mí, el Capitán América). Así que el disfrute ha sido doble porque la lectura ha sido, literalmente, inmersiva y podía ir escuchando la novela por la calle o mientras hacía las tareas en casa. Así que, por si no lo he dejado claro, si todavía dudáis con el formato audiolibro, os recomiendo que os lancéis a probar porque a lo mejor os gusta, quién sabe.
Dicho esto, La Desaparición de Stephanie Mailer es Dicker en estado puro desde el inicio de la novela. Reúne misterio, desapariciones, asesinatos, unos sospechosos de lo más variopinto, historias del pasado que vuelven a perturbar el presente, y además, un halo de melancolía hacia el mundillo de los escritores, que parece ser una seña de identidad de este autor. Además, mejor debería aclarar también que la tal Stephanie ni es el protagonista ni el problema principal a resolver en esta novela de suspense, más bien es un elemento fundamental para que se desencadenen los hechos que dan lugar a la trama: un cuádruple asesinato en los años 90 que no se cerró correctamente. Ahora, veinte años más tarde, la señorita Mailer acude a los principales investigadores del caso de aquel entonces para advertirles de su supuesto error en el archivo del caso. Entonces, sí, la señorita Mailer, cumplida su función en la trama, desaparece y ahí comienza todo.
En medio de todo esto nos encontramos al coro de personajes más amplio que le he visto a este autor. Me centraré en los principales, que son además los tres investigadores tanto del caso 1994 como en 2014. Por un lado, Jesse Rosenberg tiene cuarenta y pico y quiere retirarse de la policía para cumplir un sueño de juventud: abrir un restaurante. Pero justo cuando le están brindando los honores por su prejubilación, aparece Stephanie y le chafa el plan, porque ahora tiene que volver a contactar con Derek Scott, su compañero hace 20 años y mejor amigo desde entonces. Derek no está por la labor de remover el pasado y reabrir el caso porque está felizmente casado, con hijas y con un tranquilo trabajo de oficina en la comisaría. Sin embargo, cuando se les suma Anna Kanner, la subjefa de su departamento, ansiosa por demostrar que se merece el puesto que ocupa en un mundo de hombres (todo un puntazo incluir este aspecto con todo lo que tiene que aguantar), los tres deciden empezar a indagar y poco a poco ven que algo no cuadra en ese asesinato de una familia entera y una testigo presencial.
El trío de ases que encabeza el reparto está construido en cuanto a historia personal un poco demasiado. Me explico: hay anécdotas, historias personales y capítulos enteros que sólo sirven para que los conozcamos a ellos, pero algunas bien podrían haberse simplemente comentado o directamente no son necesarias (como el caso de la situación matrimonial de Anna o la historia del restaurante de Jesse). También es verdad que no deja de ser una forma de que conozcamos en profundidad a todos los implicados, pero para mí uno de los fallos de este libro sería que tenemos construcción innecesaria incluso para los secundarios menos relevantes. Por eso, en lo que creo que todos coincidiremos es en que a esta novela le sobran páginas, capítulos e historias enteras. Bastantes, diría yo. Reconozco que para mí es un placer leer cada frase que escriba este autor, y disfruto mientras leo, pero también me doy cuenta de que más o menos un 25% de este libro es paja, otro 25% es construcción innecesaria de ciertos personajes (con historias personales, pasados y anécdotas que no aportan nada) y por fin la otra mitad restante ya es la trama en sí dedicada a la investigación central, los interrogatorios, las versiones de testigos y sospechosos y todo lo que conlleva un thriller convencional.
Sin embargo, como comentaba antes, muchas de esas páginas están dedicadas al ambiente escritoril y lo cierto es que he disfrutado de cada una de ellas. Por ejemplo, como trasfondo de la mayor parte de la novela tenemos una obra de teatro en la que el director y autor del guión asegura que recreará lo sucedido hace 20 años y en la que revelará quién fue el asesino en el último acto, poniendo en peligro a los actores y al público porque los culpables podrían ponerse nerviosos si piensan que los van a desenmascarar. También hay referencias al drama de una novela robada y algunos escenarios como una librería de segunda mano. Así que todo en conjunto deja un regusto muy agradable también para los que somos aficionados a la lectura y la escritura.
Por otra parte, el autor tiene la destreza de convertir en misterio hasta el detalle menos relevante de la trama y nos mete la curiosidad en el cuerpo para que queramos saber. Su estilo no es demasiado elaborado, más bien es sencillo en cuanto a lenguaje y estructuras, pero cuida mucho la forma de narrar los hechos y cuándo ir soltando datos y enlazándolos sin contarlo todo de golpe, así también no ayuda a trabajar las teoría mientras leemos. Por último, el desenlace es imprevisible y muy bien hilado, pero para mi gusto demasiado simple para lo enrevesada que ha sido toda trama. En realidad no es un problema porque el libro es adictivo precisamente porque sabemos que lo que pensamos que ocurrió en 1994 no es lo que realmente ocurrió por lo que necesitamos leer y leer para llegar a la explicación y mientras tanto, vamos pasando de un sospechoso a otro.
Para resumir, no he echado en falta nada en esta novela y por el contario es posible que me ha haya sobrado porque, esta vez, Joël Dicker ha pecado por exceso pero yo se lo perdono todo. No he podido soltar el libro (técnicamente, la APP para escuchar a cada rato el audiolibro) y me ha encantado conocer a estos personajes, quizás demasiado en profundidad. Es un libro extenso pero que si coge con ganas, se hace muy ameno y mantiene la intriga lo suficiente arriba para no parar de leer hasta el final, sorprendente y adecuado para una buena novela policíaca con muchos más elementos, además del misterio central. Desde luego si no habéis leído nunca a Dicker, no recomendaría que empezárais a leerlo por esta novela porque quizás no queráis volver a leer nunca nada más de él. Soy consciente de lo mucho que me gusta a mí pero comprendo que sus libros son demasiado largos para que todo el mundo disfrute de cada palabra como lo hago yo. Pero si aún así seguís sintiendo curiosidad, dadle tiempo en los primeros capítulos y os enganchará sin remedio.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
MariaIsla
 04 febrero 2020
Personalmente Joël Dicker es uno de mis autores favoritos desde que publicó su primera novela.
No podría darle menos que una puntuación de notable alto ya que es una trama elaborada, su narrativa es muy amena y es un thriller fantástico.
En cuanto a personaje favorito me ha encantado el papel de Anna Kanner, ya no tanto por su personalidad, si no por el desarrollo de la trama, vas viendo como evoluciona una mujer que en el mundo laboral esta rodeada completamente de hombres, como se hace un hueco con mayor dificultad en la policía de Orphea...
Esta claro que personalmente deja el listón más alto que “El libro de los Baltimore”, aunque no tanto como la increíble “La verdad sobre el caso Harry Quebert” la cual es un 10 en toda regla. En general el autor sigue siendo un genio, manteniendo su línea, no dejándonos indiferentes con un contenido de 665 páginas que he devorado en 3 días.
Comentar  Me gusta         30
anapeig
 28 junio 2019
En 1994, en la pequeña ciudad de Orphea se produce un cuádruple asesinato dónde matan al alcaide, su mujer, su hijo y a una mujer que hacía deporte cerca del lugar del crimen. Dereck y Jesse son dos jóvenes policías que se hacen cargo del caso y al final lo resuelven.

Veinte años después y a punto de retirarse prematuramente Jesse
, en la fiesta que le organiza la policía para su despedida, se le acerca una periodista llamada Stephanie Mailer que asegura que su compañero y el se equivocaron y que el asesino no es quien dijeron que era por aquel entonces. al principio no le da mucha credibilidad pero cuando un día Stephanie desaparece de forma misteriosa entonces empiezan a sospechar que tiene razón y deciden reabrir la investigación.

Antes de leer el libro, leyendo otras críticas leí que este no llegaba al nivel de la verdad sobre el caso Harry Quebert,a mí que me llamen rara, pero me ha gustado más este, por el simple hecho de que los protagonistas me han gustado muchísimo más y se me han hecho más reales, en Harry Quebert es que me pareció que todos los personajes eran idiotas, la forma de comportarse era para darle "dos guantás" a mano abierta, en cambio en esta novela me han parecido todos muy interesantes. Incluso Kirk Harvey que llega a exasperar y que dan ganas también de abofetearle me ha gustado un montón.

Me gusta mucho la forma de narrar del autor, enlazando pasajes
del pasado a modo de flashbacks a veces y en capítulos enteros en otras, para conocer mucho mejor la linea de la investigación y la vida pasada de los personajes y el porque actúan y son como son en el presente. Me ha parecido que a pesar de saltar del pasado al presente está muy bien estructurada y es difícil perderse. Y me gusta mucho que no solo desarrolle la historia de los personajes principales y que también nos de pinceladas de personajes más secundarios.

El libro además toca muchos palos de interés social, como el machismo tanto en el ámbito personal como sobre todo el laboral, el bullying o la corrupción.

Si le tengo que poner un pero, es que no me ha gustado el final de Steven
Bergdorf y Alice. Y la resolución también se me ha quedado un poco cortita, cuando ya saben quien es el asesino, que por cierto, no soy yo muy hábil encontrando al asesino en este tipo de libros, pero con este si que lo tenía bastante claro antes de la resolución, aunque a pesar de eso, lo de menos para mí ha sido quien era el asesino, porque la historia hasta llegar a el me ha parecido genial.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Victoria
 15 marzo 2019
Llevaba varios meses con este título en mi estantería y no me terminaba a comenzarlo. El caso de Harry Quebert me entretuvo, pero se me hizo muy largo, a veces incluso tedioso, poco recuerdo de esa historia, salvo que se me hizo aburrido. Puede que si lo leyera ahora cambiaría de opinión, no lo sé, el caso es que por ese motivo me tiraba para atrás empezar este libro y he de decir que me alegro muchísimo haberlo hecho.
Es un libro que te atrapa, no baja el ritmo en ningún momento, es una novela negra en toda regla, con unos giros que no te esperas y un desenlace de la historia que por mucho que pensara no podia imaginar.
Por ponerle una pega...la historia que empieza en la última página está metida con calzador...no hacía falta que apareciese, me parece que después de ver el transcurso de la vida de los personajes, aunque he de decir que pensé en que podía pasar, no es acertado. Esa es la única pega. Pero la historia en general tapa este, para mi, desacierto.
Totalmente recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MissMoria
 06 febrero 2020
Siempre tengo ganas de leer género negro de novela, me produce entre atracción y desasosiego pensar que no pueda gustarme así que entre eso y que me encanta la fantasía, pues no leo tanta policíaca como me gustaría.

Me alegré mucho cuando se propuso para el club de lectura, Dicker es un autor que llevaba tiempo queriendo leer, y cuyos títulos llamaban mucho mi atención así que me adentré en la lectura con ganas pero con un poco de esa inquietud que comentaba, temerosa de que terminara por no gustarme o algo así. Y la verdad, nada más lejos de eso.

Ha sido trepidante. Es la palabra con la que defino la lectura. No una aventura trepidante de una persona aquí y allá, sino una lectura trepidante. La narrativa de Dicker, el ritmo que le otorga, la construcción de la trama y elección y composición de personajes hacen del libro un espacio que te hace olvidar lo demás. No importa si estás leyendo una hora o solo puedes pararte a leer unos cinco minutos, esos cinco minutos le pertenecen, Orphea y sus secretos te roban el alma.

Vamos primero por la sinopsis y el argumento. “La desaparición de Stephanie Mailer” como título juega papel en los matices que Dicker insufla al libro. Porque el libro está absolutamente lleno de matices, detalles, etc. El argumento comienza con una serie de presentaciones de la policía y de un caso del pasado que tendrá que ver de manera directa con la desaparición de Mailer, periodista en la idílica ciudad de Orphea. A través de su desaparición, se van a articular distintas tramas tanto a nivel personal como argumental: encontramos que será dicha desaparición la que active otro caso diferente, que a su vez va a poner en jaque la apariencia pulcra y bucólica de Orphea, a sus vecinos, con un pasado turbio que tiene las raíces directamente en la trama personal de diferentes personajes que irán desarrollándose conforme avanza el libro y que van posicionándose poco a poco en el tablero de juego.

La maestría por tanto es evidente: concatenar una pista con otra, relacionar un suceso con otro y sacar a relucir un argumento a través del argumento principal pone de manifiesto la minuciosidad de Dicker a la hora de componer su obra en cuanto a detalles: y además mientras lees, parece que uno no se da cuenta, ahí está la prueba. Hace que parezca si no fácil, un elemento indispensable para leer a gusto. Pero lo cierto es que es una pasada, parece que genera una filigrana enlazando un elemento con otro. Enumero unos pocos sin spoilers para que podamos hacernos una idea:

*Trabaja la trama principal a través de la desaparición de Stephanie, que en teoría era la trama principal pero pasa si no a un segundo plano, a compartir pedestal con la otra trama.
*A su vez, el título de la desaparición engloba como un paraguas todo lo que ocurre en el libro: es el hilo conductor.
*No conocemos a Stephanie, lo cual ensalza lo que acabo de comentar.
*Trabaja en dos tiempos: flashbacks de hace veinte años, y el presente de la trama: muchos aparecen en el pasado y en el presente.
*Se van descubriendo una pregunta tras otra, y las respuestas abren más preguntas, se van cerrando pequeñas incógnitas de manera concatenada, casi sin parar.
*El libro tiene formato de división de partes, con otras subdivisiones con títulos, a modo de actos, estableciendo una relación directa con una pieza teatral, lo cual tiene conexión directa también con la trama.
*Hay una correlación de Orphea con el libro: la lectura sufre un ritmo con altibajos particular, que acaba en crescendo mientras se va resolviendo el asunto, cuadrando con el “resquebrajo” de la idílica posición de la ciudad donde se desarrolla todo, una especie de analogía entre trama y escenario que me gustó mucho.

Además se apaña para incluir elementos sobre el bullying, sobre el chantaje, sobre el maltrato, la corrupción, o brecha laboral entre mujeres y hombres. La cuestión es que todo esto que estoy comentando, a simple vista parece tedioso pero como decía, el lector no lo ve mientras está leyendo, no resulta abrumador ni una interrupción de la lectura, son matices que van surgiendo cuando uno para de leer, cuando piensas en lo que has leído o cuando has terminado, y ahí es cuando te permites realmente analizar con qué facilidad parece que Dicker hace su trabajo.

No se trata de la obra maestra del siglo, no he leído demasiado de este género y seguro que hay cosas mejores pero, ahora bien: tenemos un autor joven, con mucha documentación y pasión por lo que hace (porque se nota), con tramas originales y estrategias muy cuidadas para componer el libro que te deja bien claro que no hay nada dejado al azar y pues… No queda otra que elogiar un trabajo así.

Los personajes están formados, y aunque no todos están pensados para realizar una gran evolución, hay otros que sí.

Me gustó mucho el uso de ciertas palabras para unir un punto determinado de la historia a través de varios personajes: es una especie de guiño al lector. Si se va a hablar de un hundimiento, y el capítulo se llama así, encontraremos que muchos personajes harán referencia a esto en cada una de sus historias, generando una conexión curiosa y especial a la hora de leer.

Y como comentaba, si bien no son personajes profundos que analizan incógnitas vitales, sí son las herramientas para realizar un cuadro de las virtudes pero sobre todo de los defectos de la gente, la realidad de muchos ellos. Se hacen odiar, se hacen querer. al final tienes la sensación de que son personas cualesquiera y eso también es bonito.

Ha habido sin embargo dos elementos que me han chirriado un pelín. Uno de ellos ha sido la resolución del final, determinado personaje comenta determinado asunto, que bueno, por la manera de hacerlo… No es el contenido sino el continente, su forma. Dicker me había hecho pensar con las tres o cuatro páginas previas que iba a ocurrir de manera grandilocuente y al final se deshinchó un poco este momento, aunque creo que fue algo más personal que otra cosa. El otro elemento que me chirrió aunque no tanto –a algunos compañeros de lectura por ejemplo les resultó muy tedioso– es el cambio de persona del narrador, que dependiendo de quién narra y si se trata de pasado o presente, va fluctuando y cambiando y puede ser un tanto irritante. Más que molesto, me resultó inesperado, no me produjo malestar pero tampoco bienestar.

En definitiva, no puedo hablar sobre la trama sin reventarla porque la sinopsis ya se encarga perfectamente de relatar qué va a pasar, pero sí puedo decir que se trata solamente de la punta del iceberg. Que son los personajes los que van trabajando la historia, los que la amplían, abren incógnitas, cierran otras y te hacen leer de manera paranoica pensando en una o en otra hipótesis. ¡Súper recomendable! Ha sido adictivo y un placer tremendo descubrir a este autor.
Enlace: https://lecturadebuhardilla...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lore_granpi
 04 marzo 2019
La desaparición de Stephanie Mailer es la última novela publicada por el autor suizo Joël Dicker.

La desaparición de Stephanie Mailer es una novela redactada en forma de diario, por decirlo de alguna forma, en el que cada capítulo es una cuenta atrás para llegar a un evento que forma el núcleo de la historia.

El personaje que quizás más peso tiene es Jesse Rosemberg, un policía a punto de dejar el servicio para cumplir su sueño. Durante la celebración de su despedida del cuerpo, Jesse conoce a Stephanie Mailer, una periodista que está investigando por su cuenta la autoría de un cuádruple asesinato ocurrido hace 20 años, en 1994, y que está convencida de que se culpó a un inocente. El relato de Stephanie hace que el inspector se planté que esté en lo cierto. Dudas que aumentan cuando la periodista desaparece esa misma noche.

A partir de ahí comienza un batiburrillo de investigaciones que conforman este thriller.

Así comienza esta novela que alterna constantemente presente (2014) con pasado (1994) en una trama llena de secretos y con un sinfín de personajes.

Por la compleja estructura de la novela con constantes saltos entre pasado y presente, recomiendo que durante la lectura se vaya tomando nota de cada personaje que va apareciendo en los  distintos y largos capítulos, ya que todos guardan secretos relacionados con el pasado.

Es una novela que engancha desde la primera página. Tiene todos los componentes necesarios para hacerla muy interesante, misterio, asesinatos, desapariciones, historias del pasado que vuelven a alterar el presente.

El fuerte de la novela es la trama policial pero también hay espacio en ella para el romance, el suspenso y las relaciones familiares.

Por otro lado, la ambientación está muy bien lograda y nos lleva a este pequeño pueblo costero que parece ser un lugar idílico para pasar tiempo de relax y que se convierte en lugar marcado por la muerte.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
64 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..