InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 841722274X
Editorial: Harperkids (06/11/2019)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 2 calificaciones)
Resumen:
¿Dónde buscas a alguien que en realidad nunca está?
Siempre en una escalinata pero nunca en la escalera
Los sugerentes acertijos que se ocultan tras los asesinatos del internado Ellingham siguen esperando a que alguien los resuelva, y Stevie sabe que está muy muy cerca. Sin embargo, el camino hacia la verdad tiene más obstáculos de los que se imagina…, y continuar avanzando implica hacer daño a alguien que quiere.
En la segunda entrega de la tri... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
Lawerson
 02 febrero 2020
Todo lo que Stevie Bell quería era encontrar la clave del misterio de Ellingham pero, en cambio, encontró a uno de sus compañeros muerta. Y mientras ella va resolviendo ese asesinato, los crímenes del pasado todavía están esperando en la oscuridad. Justo cuando Stevie siente que está a punto de descubrirlo todo, sus padres la sacan de la academia Ellingham. Por su propia seguridad, le dicen. Debe superar esta obsesión que tiene con los crímenes. Ahora que Stevie está lejos de la academia y de sus túneles secretos, de sus extraños y entrañables amigos, comienza a sentirse desconectada del resto del mundo. al menos ya no tendrá que ver a David. David, a quien besó. David, quien le mintió sobre su identidad, el hijo del despreciado político Edward King. Entonces, el propio King llega a su casa para ofrecerle un trato: llevará a Stevie de vuelta a Ellingham de inmediato. A cambio, ella debe vigilar bien a David. King está en medio de una campaña y no puede permitirse que su hijo genere problemas. Si Stevie está en la academia, David se quedará en ella y no causará estragos inoportunos. Los acertijos tentadores detrás de los asesinatos de Ellingham todavía están esperando a ser descifrados, y Stevie sabe que está muy cerca. Pero el camino hacia la verdad tiene más giros y vueltas de lo que puede imaginar, y avanzar implica hacer daño a alguien que le importa. Nada se da gratuitamente, sobre todo aquello que pueda desvelar el gran misterio, y alguien pagará la verdad con su vida.
El caso Vermont es una de esas historias que, sin comprenderlo, está pasando muy desapercibida en nuestro país. Un thriller juvenil, cuando leí el primer libro hace unos meses quedé totalmente sorprendida y encantada con él. Incluso enganchada. Muy enganchada. La pluma de Maureen Johnson hizo delicias al presentarnos un caso misterioso, de los difíciles, al más puro estilo Agatha Christie. La historia truculenta de una academia privilegiada que, hace años, sufrió dos secuestros y un asesinato que jamás han tenido explicación. El gran repertorio de personajes y las miles de preguntas que hay a lo largo del libro consiguió que, pronto, El caso Vermont se convirtiera en una de mis mejores lecturas del mes, por lo que ya os podéis imaginar las ganas que tenía de leer su continuación. Sigo enamorada de esta trama.
Recurriendo de nuevo a una narración en tercera persona a través de Stevie en el presente, Nunca en la escalera se presentaba como el libro que iba a resolver muchos de los acertijos que, tras leer El caso Vermont, habían quedado pendientes. Los acontecimientos del libro anterior abrían un nuevo mundo de posibilidades y pistas que lo complicaban todo aún más si cabe, sobre todo después de ese asesinato inesperado en el que nos íbamos a ver envueltas. ¿Cómo había ocurrido en realidad? ¿Hay alguien más detrás de todo esto? ¿Acaso era posible, después de tanto tiempo? ¿Qué está pasando en Ellingham? Aunque teníamos una ligera respuesta para cada pregunta, todavía quedaban en medio elementos que no coincidían del todo con la posible verdad y, cuando la sospechosa desaparece, parecía que en Nunca en la escalera se iba a abrir otro camino para agrandar todo este caso irresoluble de hace décadas. Sin embargo, Maureen Johnson ha querido enfocar esta segunda parte de una manera diferente, enfocando la trama hacia otro punto sin olvidar todo lo que está tejiendo en sus manos. El caso Ellingham y las investigaciones no se van a olvidar, están ahí, pero la autora ha querido hacer una continuación más centrada en el desarrollo de los personajes, especialmente de la relación entre Stevie y David, después de todo lo que tuvieron que vivir ambos en el libro anterior. Es por ello que, aunque se entre rápidamente de nuevo en el mundo de la academia, en el peligro y en el misterio, los primeros compases de la novela son más lentos en ese aspecto, adentrándonos en la mente de Stevie para ver cómo están sus pensamientos y sentimientos, los conflictos que se crean en su cabeza y la manera en la que debe trasladar todo eso de resolver crímenes a resolver su vida privada. No es tarea fácil ni siquiera para una experta, y la lectura va a tener en todo momento sus inseguridades, sus momentos más pausados para darle aire a Stevie para poner sus ideas en orden y para decidir qué paso dar ahora. Lo bueno que tiene estos libros es que, como digo, Johnson no deja atrás todo esto del misterio, así que poco a poco se irán intercalando con estos momentos esas indagaciones, no solo de uno de los enigmas más famosos, sino también del reciente problema que hay en Ellignham. Porque la principal sospechosa del asesinato ha desaparecido. Y descubrir cómo ha podido suceder va a ser otra de las cosas que guíen esta trama. Con la aparición de nuevos personajes, Stevie nos va a ir moviendo entre dos mundos: el pasado, que de nuevo se nos va a exponer trasladando la narración hacia los días en los que la academia Ellingham no tenía esa fama, avanzando y avanzando mientras empiezan los giros argumentales impactantes y que te dejan con la boca abierta, las primeras respuestas a preguntas que ya necesitaban ser resueltas, además de seguir con los testimonios, los antiguos apuntes, y los nuevos detalles que analizaremos con lupa para que no se nos escape nada; y el presente, que seguirá jugando con el desarrollo de los diferentes personajes, guiándonos a través de conversaciones que pueden indicarnos el camino a seguir, intentando descifrar el paradero desconocido de la desaparecida. Puede que Nunca en la escalera de la sensación de ser menos intenso que El caso Vermont, pero sigue siendo una bomba que va a ir explotando poco a poco. Adictivo, nunca sabes por donde te van a pillar. Porque, aunque estés atenta, hay algo que va a salir de repente, de manera inesperada, para cambiarlo todo radicalmente. Para, una vez más, desbaratarlo todo. Tus teorías y las de Stevie. A partir de la mitad del libro, todo se vuelve mucho más intrigante pero será de cara al final, sobre todo, cuando salgan cosas que nos va a explotar la mente. Vaya lo que se tenía guardado la señora Johnson para darle el puto y final a este libro. Porque cuando parece que ya está todo resuelto, JÁ, de eso nada. Aún hay muchas cosas que tienen que resolverse. Porque hay giros, muchos giros, que me han dejado atontada, con ganas de más y que me han dado la lección de que nunca me fíe de las apariencias. Que los secretos se guardan donde menos lo esperas.
Lo que más me gusta y me deja anonadada de estos libros es que nunca puedes estar segura de lo que ven tus ojos, jamás te puedes fiar. Porque, aunque hayan pasado desapercibidos, hay detalles ocultos que parecen no significar nada para, luego, sobresalir de una manera alucinante y asombrosa para convertirse en un mundo, en una complejidad y en una nueva piedra en un camino ya de por sí complicado y tortuoso. La mente de Maureen Johnson es flipante. Y su narración, una maravilla. Lo bien hilado que lo tiene todo, jamás vas a tener espacio para aburrirte. Porque tienes que estar ahí, pegada a las páginas de estos libros, para que no se te escape nada. Te aconsejo tener al lado un bloc y un lápiz cuando te adentres en esta historia. Porque, te aseguro, vas a tener que apuntar muchas cosas para intentar resolver por ti misma un misterio bien llevado y creado. Me sigue encantando que los personajes interactúen, de una manea u otra, con el transcurso de la historia. Que cambien las cosas. Y que, sobre todo, sean muy variopintos. Que sean naturales y reales, que haya representación de diferentes colectivos. Que algunos sean tímidos o introvertidos, otros más alborotadores, más vivos. Cantarines, ariscos, amables. Y que el personaje de Stevie siga tratando el tema de la ansiedad, ese gran monstruo. La hace diferente e interesante, con un matiz poderoso. Aunque su relación con David sea de lo más flojo que haya en estos libros, es un personaje que me gusta mucho, y a ver qué nos tiene preparado de cara al tercer libro.
Por último, y si tuviera que sacarle algo malo a esta segunda parte, sería algo relacionado con la manera en la que son tratadas las diferentes pistas con las que nos vamos a topar. Sobre todo, cuando son metidas en el esquema mental de Stevie. Nosotras, mientras vamos leyendo el libro, las tenemos visibles, pero no somos capaces de crear una conexión o relación que tenga sentido. Sin embargo, Stevie lo hace ver todo borroso y muy fácil. No sé exactamente cómo explicarlo, pero parece que no expresa realmente lo que significa cada pista para el caso, y nos expone directamente la resolución de muchas cosas sin pasar por la explicación. Stevie lo ha adivinado y ya está, no te digo qué papel tiene cada cosa que ha ido encontrando y analizando y cómo ha llegado hasta esa solución. Quizás echo en falta más profundidad en esos casos. Que, como lectoras, participemos en la lógica de Stevie de manera más cercana y visible, analizando también ese recorrido que ha tenido en su cabeza.
Pero, por todo lo demás, Nunca en la escalera consigue ser una continuación satisfactoria y exitosa. Aunque baja un poco el ritmo y se aleja algo de la estela del primer libro, ha conseguido seguir el caso de una manera que sigue enganchando y encantando a partes iguales. Unos personajes que se hacen muy naturales, el caso está cada vez más interesante y, gracias a las primeras resoluciones, a nuevos giros argumentales y a un final de infarto, es un libro que prepara bastante bien el camino que nos llevará hasta un tercer y último libro que, estoy segura, volverá a dejarnos con la boca abierta.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laia
 17 abril 2020
Reseña en Youtube en el Link
Esta segunda entrega del Caso Vermont no solo nos sigue un misterio por resolver si no que profundiza en temas como la amistad, la lealtad, y los frutos de un trabajo persistente y metódico.
La Academia Ellingham es el sito dónde estudiantes sobresaliente en su campo (arte, maquinaria, literatura,...) sueñan con estudiar. Un internado de lo más liberador y excepcional. Stevie quiere ser detective, es su meta en la vida, y su admisión en la academia se debe a que quiere desentrañar los sucesos de 1936, dos secuestros y un asesinato.
Durante el primer libro vemos a Stevie trastear y explicarnos lo que ya se sabe de él. En este segundo libro la línea de investigación se vuelve el foco principal después del segundo plano que tubo en su primera entrega.
Hace ya casi un año que leí El caso Vermont así que tenía serias dudas de si podría seguirle el ritmo a esta segunda entrega. Por suerte, Maureen Johnson nos hace una reintroducción suave que nos ayuda a reincorporarnos a la historia. Nos recuerda poco a poco los sucesos del primer libro, nos reintroduce a los personajes y un poco antes del primer cuarto del libro sigue con el misterio que hemos venido a desvelar.
Este segundo libro empieza unas pocas semanas después del final del primer libro.
Durante el primero los flaishbacks a 1936 nos llevaban por los testimonios de los implicados directamente en aquella noche y los ocupantes de la llamada Casa Grande. En Nunca en la escalera nos expande un poco más la academia durante esta línea temporal. Nos presenta antiguos alumnos a la vez que sigue con el relato anterior expandiendo así nuestros conocimientos.
El hilo romántico del primer libro vuelve para atormentar a nuestra protagonista. Obtenemos un poco de romanticismo pero la caída de este nos deja espacio para explorar el misterio.
Nuestra narradora, Stevie, es sin duda atenta y detallista. Su evolución como personaje durante la trilogía es bastante progresiva como personaje y avanza a la vez que lo hace la historia y sobre todo está muy relacionada con la alza de importancia de personajes antes secundarios.
La introducción de lo que antes eran personajes algo apartados (Nate, Vi y Janielle) a la historia y investigación de Stevie permite profundizar en ellos (en especial Nate me ha parecido maravilloso) a la vez que introducir nuevos personajes que solo vimos de pasada durante el primer libro.
Sin duda esta saga se puede leer no solo como amante del thriller si no que el hilo romántico permite hilar la historia desde otra perspectiva.
El final de la segunda parte de alguna manera ha conseguido desvelarnos grandes partes de el caso principal (sobre todo los grandes avances del final) a la vez que nos plantea nuevas preguntas y caminos para investigar y descubrir.
Una segunda parte que no solo ha significado un build up para el desenlace de la trilogía, si no que consigue sostenerse como una de esas segundas partes que no caen en la rutina de ser solo un paso intermedio, si no necesarias.
Enlace: https://youtu.be/tPQ2G-Sq24w
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (2) Añadir cita
LaiaLaia17 abril 2020
En la vida real, el asesino puede ser cualquiera. Los móviles, los métodos, las circumstancias... los caminos para convertirse en asesino son tan numerosos como las estrellas.
Comentar  Me gusta         10
LaiaLaia17 abril 2020
En Pittsburg, si alguien hubiera metido cincuenta ardillas en la biblioteca, habría sido aclamado como héroe. Pero Ellingham estaba lleno de gente que amaba las bibliotecas y el sentir general era que había ido demasiado lejos. Podías andar por ahí desnudo, podías subir a chillar al tejado, pero no profanar el templo de los libros.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Maureen Johnson (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Maureen Johnson
Maureen Johnson nos presenta en esta entrevista su sofisticada historia de asesinato y misterio, ambientada en la remota región montañosa de Vermont. Perfecta para los fans de Agatha Christie.
Stevie Bell es una entusiasta fan de la investigación criminal. ¿Y qué mejor lugar para profundizar en sus conocimientos que la Academia Ellingham, el centro privado fundado en 1930 por el millonario excéntrico Albert Ellingham en las remotas montañas de Vermont? La prestigiosa y exclusiva academia, en la que solo se acepta a un reducido número de alumnos brillantes, fue la escena de un crimen que lleva décadas sin resolver y del que Stevie lo sabe casi todo.
Coincidiendo con la llegada de Stevie, el pasado sale de su tumba y la muerte vuelve a visitar la misteriosa Academia que se esconde en el monte Vermont.
+ Leer más
otros libros clasificados: InstitutoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Conoces a estas escritoras?

¿En qué época escribió Jane Austen?

georgiana
victoriana
gregoriana

10 preguntas
42 lectores participarón
Thèmes : autoras , escritoras , mujerCrear un test sobre este libro
{* *}