InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de SalmaHerv


SalmaHerv
13 enero 2019
*Ésta reseña contiene la palabra estupidez -y sus variantes- más veces de lo normal, además de una fuerte opinión sobre el suicidio de Hannah, se recomienda discreción.*

Pienso que todos vivimos cosas difíciles o dramáticas cuando estábamos en preparatoria, pero esa no es razón para terminar con nuestras vidas, mucho menos si las razones son tan estúpidas como las que nos encontramos en este libro. El hecho de que una chica que invite a una fiesta solo para tener quién la lleve a casa de regreso, que un chico haya comenzado un rumor sobre ti, el hecho de que accidentalmente una chica destruyera una señal de stop o que un compañero de clases pusiera tu nombre en la lista de "quién es sexy" no son "razones" para suicidarte, son estupideces. Conforme leía las grabaciones me convencía más y más de que Hannah solo estaba buscando un pretextos para justificarse.

Incluso cuando Hannah vivió un par de cosas feas, nunca me sentí mal por ella, la chica era una tonta y punto. Ella permitió que las otras personas le hicieran ese tipo de cosas y la trataran de la manera en que lo hacían, nunca los detuvo e incluso sabiendo cómo eran los chicos con los que estaba, aceptaba ser vista con ellos, y cuando éstos intentaban sacar alguna ventaja, ella no los detenía -y claro, intentaba justificarse diciendo que le gusta dar segundas oportunidades a los demás, pero no es eso Hannah, es que simplemente eres estúpida- y después se quejaba por lo que le hacían. Tampoco se esforzaba en hacer buenos amigos —por que estoy segura que no todos en la escuela eran malas personas— o en pedir ayuda, y si alguien se ofrecía a brindársela ella les daba la espalda, por ejemplo con Clay, pero después, en las cintas, ella le reclama a todo mundo por NO HABERLA RESCATADO —así es amiguitos, quería que alguien llegara milagrosamente a rescatarla del drama que la rodeaba— de la gota de agua en la que se estaba ahogando.

Otra cosa que no me gustó es que, a lo largo del libro, Hannah nos dice lo malos que fueron los demás con ella y cómo su vida —gracias a ellos— fue destruida, pero ella hace exactamente lo mismo enviando las cintas, ¡nunca voy a superar que incluso mencionara la violación de Jessica. Ella nunca fue consciente sobre las cosas que sus grabaciones podrían provocar en la vida de esas trece personas —tal vez incluso podría llevar a alguna a acabar con su vida—, por ejemplo en la vida de Clay, él siempre fue muy lindo con ella e intentó ayudarla, JESSICA, o Tony, que solo intentó ser amable y terminó incluso peor que algunos de los que aparecían en los cassettes. ¡Y lo peor es que directamente les dice: "Tú tienes la maldita culpa de que yo me haya suicidado"! Así, como si nada, tú tienes la culpa de mi muerte (como si ellos le hubieran vaciado el frasco de píldoras en lo boca y obligado a tragar).

Una vez leí la reseña de 13RW que hizo una chica con bipolaridad y tendencias suicidas y nunca olvidaré el comentario que hizo respecto a la idea de Hannah de enviar las cintas. En pocas palabras lo que ella dijo fue que una persona que está pensando en terminar con su vida no lo hace por razones, sino por que hay algo en su cabeza que le roba cualquier pensamiento valioso o bueno —lo cual nunca encontró en el personaje de Hannah— ¿Qué más puedo agregar a este comentario tan racional y que viene de alguien que ha experimentado tendencias suicidas de primera mano?

Otro factor que me disgusta bastante es que Hannah se quitara la vida por venganza, ya que el suicidio no tiene que ver con el hecho de hacer sufrir —o pagar— a los demás, contrario a lo que Hannah hizo, a lo largo del libro podemos ver cómo Hannah disfruta de humillar y exponer a los demás, y lo peor de todo es que sabía que al siguiente día ella ya no estaría ahí y no habría que preocuparse por nada, pero también que las personas en las cintas tendrían que vivir el resto de sus vidas intentando lidiar con el contenido de las cintas. Y antes de pasar a mi siguiente queja tenemos que hablar sobre la forma en que Clay divaga, en un momento está sufriendo por no haber podido ayudar a Hannah y al siguiente segundo está hablando sobre lo deliciosa que es la malteada que está tomando... ¿? tristemente la poca seriedad que demuestra Clay hace que poco a poco vayas perdiendo el interés en él y en lo que pueda estar pensando o haciendo.

El autor no tiene la menor idea sobre estar en los zapatos de una chica de preparatoria —resulta incómodo de leer— y eso queda más que claro con el vocabulario que usa en las grabaciones, y hablando de grabaciones tengo un ENORME problema con que Clay sea el único chico en las cintas que no le hizo nada "malo" a Hannah ¿qué tendría de malo el que también él le hubiera dado una razón? ah, si, que es el personaje principal y estaba enamorado de ella ¿cómo podría Asher arruinarlo? ni siquiera le veo sentido a que el tipo apareciera en las grabaciones si no había hecho nada... mucho menos que apareciera más o menos a la mitad de las cintas. Simplemente no entiendo. Tampoco supo cómo llevar el tema del suicidio y solo pudo mostrarnos a una chica que no pudo lidiar con rumores de adolescentes y decidió acabar con su vida, lo cual resulta indignante y ofensivo si nos ponemos a pensar en las personas que realmente tienen razones para suicidarse pero deciden continuar.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}