InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de IvanValenciaA


IvanValenciaA
07 julio 2019
Elegir la poesía es elegir ir contra el sentido común, nos dice Jaime Jaramillo Escobar en su libro Método fácil y rápido para ser poeta. Y nada que vaya más contra el sentido común como el título mismo del libro, pocos aceptarán que existe algo así como un método, más aun, un método fácil y rápido para ser poeta. No obstante, están en nuestras manos 50 lecciones que, como lo expresa el autor, son y no son un manual de iniciación.

John Williams decía que la historia de una buena novela debe ser como la vida misma: nace, crece y vive y luego muere. Fue fiel a esta idea. La valía de esta idea está en la posibilidad de dar una visión completa de un proceso a quien lo observa, sin dejar espacio a la especulación. No significa esto cortar alas a la imaginación. Describir un proceso no significa decirlo todo. Y dos cosas harto diferentes son la especulación y la imaginación. Para especular no necesitamos partir de nada, para imaginar partimos de una realidad concreta que es el combustible del proceso, ya idealizando esa realidad, ya destrozandola y contraponiéndola a otra, pero siempre sostenidos en ella. Esto es Método fácil y rápido para ser poeta.

Luego de leer, tras la última línea, se queda con la sensación de quien ha visto pasar una vida, de quien ha observado este proceso natural. Estamos frente a lecciones, ensayos breves, notas, pero tras de todo está la figura concreta del poeta. Cada lección es un momento en la vida del poeta y del poema, desde la pregunta por el propio talento, la pregunta por el cómo, el porqué y el para qué del trabajo del poeta y del sentido del poema, hasta la publicación, la lectura pública, que son desprendimientos, cuando el poeta y el poema dejan de ser uno en el proceso de creación y el poema empieza a vivir por sí mismo. Pero este final no es equiparable a la muerte. El poeta, como la célula antes de dividirse, ha puesto en lo que poco a poco se desprende de sí lo mejor que le fue heredado y todo cuando ha aprendido en su camino vital, de esta forma también vivirá después de la separación, aunque ya se haya extinguido.

En este proceso son pocas las preguntas que Jaime Jaramillo deja sin formular. Son las preguntas de un poeta que ha vivido cada uno de los momentos que describe y desde cierta lejanía que otorga el tiempo reflexiona sobre su camino. Aquí por qué no es un manual de iniciación, porque es la descripción de un camino particular, desde el punto de vista del caminante que llegó a su destino. Pero es también manual de iniciación porque la mayoría de sus preguntas gozan de un carácter universal, son las mismas preguntas que los poetas se han hecho, se hacen, y se harán, porque como expresa el autor, antes de la escritura fue la poesía, y después de todo, seguirá siendo la poesía.

La gran cantidad de citas, todas oportunas, que acompañan cada una de las lecciónes confirman esta universalidad. Se nos muestra lo que otros han pensado, como se valida lo escrito o se problematiza con ello frente a esta maravillosa selección. En esta pluralidad de voces y opiniones Jaime nunca dirá “esto debe hacer un poeta”. No hay axiomas sino guiños, provocaciones. Es como si dijese entre líneas “este ha sido mi camino ¿cuál será el tuyo?”.

Solo queda resaltar la belleza de esta edición del libro que nos entrega Luna Libros, que en sí mismo como objeto, por su sentido estético también resulta ser la obra de un poeta.


Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(4)ver más




{* *}