InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Emi


Emi
10 enero 2021
Esperanzas y segundas oportunidades.

Había leído la “Villa de las telas” y le tenía muchas ganas a esta nueva trilogía de su autora Anne Jacobs.

Aunque reconozco que al principio me ha constado bastante pillarle el hilo, la novela me ha parecido bastante aburrida pues no pasaba nada interesante, demasiados nombres alemanes difíciles de recordar para mí gusto.
Aunque reconozco que, pasada unas 150 páginas, es cuando me metí en la trama, y me empezó a gustar.

Su autora nos traslada a un pequeño pueblo de Alemania oriental, que tras el final de la Segunda Guerra Mundial quedó en manos del gobierno ruso, dentro de los límites del Muro de Berlín.

Utilizando dos hilos temporales conoceremos el pasado y el presente de una familia, los von Dranitz, que fue destruida por la guerra.

Alternando ambas historias. Conoceremos a Franziska su protagonista, una mujer que lo perdió todo en la guerra, incluso al amor de su vida. Pero que está dispuesta a luchar hasta sus últimas fuerzas para recuperar lo que es suyo la Mansión Dranitz, y así honrar la memoria de la familia.
Por otro lado, tendremos a su nieta Jenny que nos proporcionará una visión más juvenil y moderna de la Alemania tras la caída del muro.

Con una lectura de ritmo pausado, y un poco lenta para mi gusto, que al principio me costó seguir. Pero al final no se me hizo nada pesada, ya que tiene mucho diálogo y su lectura terminó siendo muy amena. Con una trama muy interesante y bien hilada.

De sus personajes diré:

Franziska:

Una mujer que posee una voluntad de hierro, fuerte y luchadora, dispuesta a todo por conseguir aquello que considera que es suyo por derecho. Es el personaje principal de la novela, al que encontraremos tanto en el pasado como en el presente.

Jenny:

Nieta de Franziska a la que casi no conoce, ya que apenas mantiene relación con su hija. Jugara un importante papel en la trama junto a su abuela.

Mine y su marido:

Ambos trabajaban en la mansión cuando estaba en su máximo esplendor. Ella como sirvienta y el cómo carretero. Los dos nos mostrarán cómo eran las cosas familiares en el pasado, nos descubrirán misterios que solo ellos conocen y se convertirán en un apoyo para Franziska en la actualidad.

Elfriede:

Hermana menor de Franziska, una joven bastante rebelde, aunque de naturaleza frágil.
Un personaje importante del pasado, a través de su diario conoceremos todo lo que ocurrió en la mansión y como fue su vida mientras su familia huía. Con un papel muy importante en la trama.

También tendremos otros personajes secundarios a tener en cuenta como son Ulli y Walter Iversen que fue el prometido de Franziska en su época de juventud antes de la guerra, siendo el gran amor de su vida, porque a pesar de haberse casado con otra persona nunca llegó a olvidarle.

“¿Qué es la felicidad? Un éxtasis que se apodera de nosotros nos atraviesa, nos empuja a cometer locuras que de ser plenamente conscientes no haríamos jamás”

Me ha gustado la evolución de sus personajes en el transcurso de la novela. Son personajes con una personalidad muy marcada.

He empatizado con algunos de sus personajes, sobre todo con Franziska y su historia de amor tan linda, y a la vez con la vida tan dura que le tocó vivir. Por otro lado, he detectado al personaje de Elfriede y lo niñata que es.

La novela está narrada en tercera persona, excepto la parte de el diario de Elfriede que esta narrada en primera persona.

La novela comienza en 1939, donde Franziska, nuestra protagonista, con 19 años vive muy feliz en la mansión junto a su familia. A través de ella conoceremos su afición a la fotografía, la relación con su prometido Walter Iversen. La unión que mantiene con los diferentes miembros de su familia. Hasta que fatídicamente estalla la guerra y todos sus sueños se desmorona como un castillo de naipes. Llegaran los años de sufrimiento y con ellos la expropiación del ejército ruso de la mansión donde viven toda la familia. de tenerlo todo pasaron a no tener nada, eso hace que Franziska y su madre se marchen al lado oeste de Alemania para poder sobrevivir. A pesar de ser un cambio brutal y doloroso, nunca perdieron la esperanza de poder recuperar la que fuera su casa a pesar de los años transcurridos.

La caída del muro de Berlín en el año 1991 hace que Franziska, siendo ya una mujer viuda y jubilada decide regresar a su antigua casa familiar con intención de recuperarla, si es que queda algo de la mansión en pie.
Esa tarea no será para nada sencilla, ya que los habitantes del pueblo no se lo pondrán nada fácil, aunque contará con la ayuda de su nieta.

La vuelta a sus orígenes le hará recordar momentos de su vida que creyó que nunca podría volver a recuperar.

Franziska se encontrará con viejos amigos y con fantasmas del pasado que le harán replantearse en qué situación ha vivido estos últimos cincuenta años. ¿Acaso ha vivido engañada todo este tiempo?

Si queréis saber más de ella tendréis que leerla.

En definitiva, una historia de esperanza y segundas oportunidades con el telón de fondo de la segunda guerra mundial. Una novela muy entretenida que al final he disfrutado, bien escrita, con una buena documentación, nos muestra muchos aspectos de Alemania durante y después de la guerra. Nos describe situaciones y forma de proceder de los rusos tras su llegada a Alemania, cómo trataron a los terratenientes, a sus familias y sus posesiones.

Se puede leer como novela autoconclusiva. No es necesaria leer la segunda parte, ya que todos los secretos y misterios quedan resuelto. Aunque a mi me gusta leerla por orden.

Recomiendo su lectura si os gustan las historias plagadas de sentimientos, de esos que traspasan el papel y te llega al corazón. También si no conocéis a la autora porque creo que su pluma os puede cautivar.

Enlace: https://emimimundomisreglasm..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más