InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Tiempos gloriosos: La mansión (19)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Cachotia
 19 octubre 2020
Una novela histórica y familiar que conseguirá atraparte.

Nos cuenta la historia de Franziska, que es nuestra protagonista. Empieza en el pasado, cómo era su juventud con diecinueve años en Alemania siendo hija de nobles y adinerada viviendo en una mansión rodeada de lujos, Dranitz, alternando con el presente, en el que tiene setenta años y recuerda todo lo que ha tenido que pasar y sufrir cuando su familia y ella son expulsadas de su hogar y se se ven obligadas a irse y empezar de nuevo.

Franziska es una mujer fuerte, valiente, decidida, y que no tiene miedo de luchar por lo que quiere. Hará hasta lo imposible por conseguirlo. Aunque sus primeros veinte años fueron felices y viviendo rodeada de todo lo que necesitaba, la Segunda Guerra Mundial provoca que lo pierda todo, familia, dinero, hogar.. Ha tenido una vida difícil y ha tenido que trabajar duro para poder seguir viviendo, aunque su pasado siempre la ha llamado. al fallecer su marido decide volver al que fue su hogar y recuperarlo. Allí se encontrará con fantasmas y recuerdos que no esperaba. Incluso un triángulo amoroso.

Contará con la ayuda de su nieta Jenny y varios amigos tanto del pasado como nuevos. Que aportarán mucho a la historia.

La trama se desarrolla en dos épocas, entre el pasado, 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, y presente, 1990. Está narrada en tercera persona y cada capítulo se centra en un personaje, pero sobre todo en Franziska. Sólo los capítulos narrados a través del diario de su hermana están en primera persona. Todo esto hace que la historia sea muy dinámica y engancha al lector a continuar con la lectura.

Es sin duda una novela muy buena, si te gustan las novelas de historia, amor y familia.. Ésta es la tuya!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Amaya_QG
 13 enero 2021
"La mansión" nos cuenta la historia de Franziska, a través de dos líneas temporales: pasado y presente. En el pasado, nos cuenta cómo vivía ella, junto con su familia, en la mansión de Dranitz y el porqué de su abandono, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Mientras que, en el presente, Franziska, pasadas unas décadas, vuelve a su pueblo natal para descubrir qué fue de su antigua casa e intentar recuperarla. 

La historia me ha gustado mucho, he de decir que iba con cero expectativas y me ha resultado muy entretenida y, sobre todo, muy amena y destaco esto último porque el libro tiene unas 500 páginas, pero me ha enganchado tanto, que me lo he devorado en un fin de semana.

Una de las cosas que más me ha gustado ha sido el conocer las diferencias de las dos líneas temporales, donde vemos las diferencias culturales, sociales y económicas, que se desarrollaron en Alemania antes y después de la Segunda Guerra Mundial, donde Alemania quedó dividida y, aun siendo el mismo país, ciudadanos de distintos lados poseían una mentalidad y costumbres distintas.

Por otro lado, en cuanto a los personajes, he de destacar que la protagonista me ha encantado, me ha parecido una mujer fuerte y luchadora, que incluso en una época dónde las mujeres apenas teníamos derechos como tal, ésta quiso luchar por sus sueños y su futuro, a pesar de que la guerra se lo llevase todo consigo misma. El resto de los personajes es igualmente fabuloso y muy variopinto, con distintos rangos de edades, mentalidad e ideología, lo que hace, en su conjunto, que el libro sea muy interesante en tales niveles.

La pluma de la autora es impecable, me ha enganchado desde la primera página y ha hecho que un libro, no precisamente corto, se haga muy ligero, sin densas descripciones y haciendo que la trama se desarrolle de una forma muy ágil. Todo un descubrimiento.

En definitiva, es un libro distinto, con una historia muy pintoresca, que recomiendo mucho y que espero que os animéis a leer.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lavidademisilencio
 23 noviembre 2020
Alemania, 1939. La familia von Dranitz, perteneciente a una estirpe de barones, vive apaciblemente en su mansión. Mientras tanto, las semillas de la Segunda Guerra Mundial ya han germinado. No era consciente Franziska, la mayor de las hijas, que la tranquilidad con la que había vivido hasta ahora llegaría pronto a su fin. Rodeada de sus padres, sus hermanos Heinrich y Jobst y su hermana pequeña Elfriede, Franzi estaba viviendo, sin saberlo, los mejores años de su vida. Tras desatarse la guerra, todo lo que había conocido hasta entonces empieza a derrumbarse. Sus hermanos son llamados al frente y, la relación con su hermana, que ya de por sí nunca había sido especialmente estrecha, sufre las consecuencias de un amor compartido: el del comandante Walter Iversen.

Alemania, 1990. Muchos años han pasado desde que la guerra despojó a la familia von Dranitz de la mansión que les pertenecía por derecho. Tras la caída del Muro de Berlín, Franziska encuentra el momento oportuno para regresar al lugar que la vio crecer. A sus 70 años aún mantiene la esperanza de poder recuperar lo que la guerra le arrebató. A pesar de no ser un camino fácil, Franziska se aferrará a sus recuerdos y luchará con uñas y dientes por devolver a la mansión a sus años de esplendor. No lo hará sola, pues por el camino hayará el apoyo de su nieta Jenny y de habitantes del pueblo que, poco a poco, dejarán de ser extraños para convertirse en familia.

La mansión. Tiempos gloriosos es una novela estructurada en capítulos de longitud media y sin numerar; en su título encontramos la voz del narrador. En esta primera entrega contamos con cuatro perspectivas: Franziska, la principal narradora, Jenny, Mine y Elfriede, que narra sus vivencias en forma de diario.

La novela está contada en dos tiempos: 1940 y 1990. Con una guerra de por medio, el alzamiento del muro de Berlín y la reunificación de Alemania, estos saltos temporales son la mar de interesantes, pues en ese vacío cargado de historia se hallan multitud de secretos y experiencias que la autora nos irá desgranando poco a poco.

Es gracias a esta elección narrativa que el ritmo de la historia es excelente; mientras lees lo que ocurre en el presente, no puedes evitar entrar en cavilaciones sobre qué ocurrió para llegar a ese punto. En esa tensión e incertidumbre radica uno de los puntos fuertes de la novela, pues el lector está constantemente sumido en conjeturas y queriendo saber más.

En cuanto a la pluma de la autora, a pesar de ser muy hábil a la hora de ambientar la historia, a mi parecer se ha excedido en las descripciones. Por suerte, este detalle no ha mermado mis ganas de seguir leyendo ni ha disminuido en ningún momento mi ritmo de lectura; sin embargo sí se hacía pesado en algunas ocasiones y hubiese preferido una narración más ligera.

Respecto a la trama principal, he disfrutado muchísimo cómo se nos ha presentado la mansión y todo lo referente a ella. Poco a poco, la autora nos va presentando los recuerdos de Franziska entre esas cuatro paredes y el cariño que tiene ella por la casa se traslada ya no solo a los otros personajes —que terminan convirtiendo la lucha de Franziska en su propia lucha—, sino también al lector. El afán por recuperar las ruinas de un lugar con tanto valor sentimental es realmente fascinante.

Otro punto fuerte de la trama es cómo la autora va tejiendo el presente con el pasado, dejando siempre incógnitas entre medias para mantener en vilo al lector. En ese baile entre lo que sabemos y lo que no sabemos, vamos haciendo conjeturas que se van resolviendo a lo largo de la trama. Esta dinámica genera mucho interés, haciendo muy ágil la lectura.

Otro detalle que también me ha gustado es que me ha recordado a Expiación de Ian McEwan. Ambas historias están ambientadas en una mansión y en la guerra e, incluso partes de la trama (sobre todo las referentes a Elfriede, la hermana pequeña de Franziska) tienen elementos en común. Según iba leyendo, me venían fragmentos de la historia de McEwan, que también disfruté muchísimo.

En cuanto al final, me parece el adecuado por tratarse de una saga. A pesar de que sí da pie a una continuación, queda cerrado y deja al lector satisfecho si no quiere continuar con la historia más allá de la primera entrega.

Los personajes son otro punto fuerte de la historia. Tanto la evolución de cada uno de ellos, sobre todo los principales, hasta la relación que se establece entre ellos, es un aspecto a destacar. Además, a pesar de presentarse muchos personajes a la vez, cada no tiene un papel importante y algo que aportar a la trama.

AÑOS 40

Franziska (19) es una protagonista decidida y madura, que no se deja amedrentar por nadie y que lucha por lo que quiere. En contraposición a su hermana pequeña Elfriede (13), que hace gala de una actitud infantil y consentida que no acepta un no por respuesta. La personalidad de ambas chocan muchísimo y no terminan de congeniar.

Walter Iversen La gente, amigo de Jobst, otro de los hermanos Dranitz, aparece en la vida de las hermanas y vuelve su relación todavía más complicada. Él, interesado en Franziska, comienza a cortejarla y se crea entre ellos un vínculo que Elfriede ni entiende, ni acepta.

En estos años, los personajes viven una vida pacífica y feliz, que recordarán como su época más gloriosa cuando pase el tiempo y miren atrás.

AÑOS 90

Franziska regresa a la mansión Dranitz a los 70 años, cuando ya ha caído el Muro de Berlín y Alemania entra en proceso de reunificación. La madurez y la experiencia la ha vuelto a conectar con sus orígenes y quiere recuperar lo que se le arrebató durante la guerra. A su lucha se une Jenny, su nieta, que tras un desengaño amoroso y profesional, acude a su abuela en busca de refugio. La relación entre ambas es lo que más he disfrutado en la novela, pues crece el vínculo entre dos personas que, a priori, solo estaban unidas por la sangre, y la pasión por Dranitz empieza a aflorar también en Jenny, que no llegó a vivir sus años de esplendor.

En esta época también se nos presentan a otros personajes secundarios que, residentes del pueblo, se verán involucrados en el proyecto de Franziska y Jenny de recuperar la mansión. Destaco entre ellos a Mine a , que sabe mejor que nadie lo que supusieron los años dorados de Dranitz, así como a Mücke, Uilli y Kalle, a quienes se les coge cariño inevitablemente.

Estas paredes han presenciado ciento treinta y cinco años el devenir de la familia von Dranitz, han acogido nacimientos y muertes, diversión y dolor, amor y odio, respiran mi historia, me pertenecen, y yo a ellas.
Ay, la guerra. Esa guerra cruel y sin sentido. ¡Lo había destruido y aniquilado todo! ¿Se curarían algún día las heridas que había abierto?
La guerra, reflexionó Franziska. ¿Cómo se le podía explicar a esa joven, que había crecido en el bienestar y la seguridad, lo que significa la guerra? Arbitrariedad. Nada de leyes. Odio que se descarga sobre los débiles. Sobre los inocentes. Porque los culpables no están al alcance.
Ahora sé que no necesitamos héroes. Necesitamos personas que pese a todos sus errores y deficiencias sean capaces de quererse...

En definitiva...

Una emocionante primera parte de una saga familiar en la que se nos presentará a Franziska, una mujer que lo perdió todo en la guerra, pero que está dispuesta a luchar hasta sus últimas fuerzas para recuperar lo que es suyo. A ella se unirá, junto a otros personajes, su nieta Jenny, que vagando sin un propósito en la vida encontrará un refugio en la mansión que vio crecer a su familia.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Merysg3
 15 noviembre 2020
"La mansión" me ha parecido una historia muy enternecedora. Es un libro que mezcla el presente y el pasado para narrarnos la vida de Franziska, nuestra protagonista de 70 años. A través de estos saltos en el tiempo, vemos una Alemania sumergida en la Segunda Guerra Mundial y una Alemania dividida entre Este y Oeste, con unos personajes llevados por la angustia y la tensión del momento, así como las secuelas que esta época ha dejado en ellos a lo largo de sus vidas.

El libro se centra en las vidas de Franziska, que quiere recuperar la mansión de su familia después de que los rusos se la arrebataran durante la guerra y tuviera que huir del pueblo, y su nieta Jenny, que se reencuentra con su abuela y se muda con ella para ayudarla con la mansión. La relación que se forma entre abuela y nieta es entrañable; cada una se vuelve el pilar de sujeción de la otra y, a pesar de las diferencias, encuentran ese cariño familiar que tanto necesitan.

La autora nos relata unas épocas duras. En primer lugar, nos sumerge en el caos de la guerra y cómo afecta a la familia von Dranitz: familiares perdidos en combate, la separación entre ellos, las huidas, los interrogatorios, etc. Y en segundo lugar, la vida después de la caída del muro y la nueva unificación de Alemania; una época en la que muchas personas recibían a la gente del este con mucha hostilidad y desconfianza.

Esta novela me ha trasmitido muchas emociones y sentimientos, no solo por los acontecimientos y las tragedias que viven los personajes, sino también por las relaciones de amistad y apoyo moral que se forman entre ellos y, su capacidad para superar las adversidades y seguir adelante. "La mansión" me ha llegado directa al alma y además la forma de narrar de Anne Jacobs me ha hecho transportarme directamente a ese pueblecito de Alemania como si fuera una mera vecina más y formara parte de esa comunidad. Ver que todas esas personas se unen por un fin común y que al final han creado un sentido de comunidad verdadero ha sido admirable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Maribel
 10 marzo 2020
Aunque no es el tipo de libros que suelo leer , la historia me enganchó desde un principio , sobre todo por como la autora iba alternando el pasado y el presente , y nos dejaba con la intriga de lo que iba ocurriendo.

La historia empieza en 1939 cuando Franziska apenas tiene diecinueve años , nos introduce un poco en lo que era la vida de la joven y su familia , y a continuación nos lleva al año 1991.
Franziska siempre ha querido volver a su hogar , a la mansión de los von Dranitz , del que tuvo que huir durante la segunda guerra mundial. Tras la caída del muro de Berlín , las cosas todavía no se han asentado , pero ella quiere recuperar su hogar , si es que todavía queda algo después de que los rusos se apropiaran de todo lo que pertenecía a los nobles en Alemania.
Franziska no es bien recibida , los vecinos han ocupado el que fue su hogar , y ella está dispuesta a cualquier cosa con tal de que vuelva a pertenecer a los von Dranitz, incluso volver a comprarla.
Una vez en su poder , sabe que tiene que volver a ponerla en pie , contará con ayuda de gente del pueblo , que reconocen en ella a una buena persona y no una estirada baronesa , y también con alguien con quien no contaba , como es su nieta Jenny , a la que apenas ha tenido ocasión de conocer.

La mansión es una historia tranquila donde la autora nos lleva a través de varios personajes del presente al pasado . Aunque está narrado en tercera persona es a través de varias voces como son Franziska , en el presente y pasado , Jenny , Mine , la que fuera sirvienta de Franzi , y también a través de las entradas del diario de su hermana pequeña Elfriede.

En el pasado vemos a una joven Franzi que tiene una buena vida , quiere estudiar fotografía y conoce al que será su gran amor , Walter Iversen . van pasando los meses , Walter está en la guerra , pero eso no impide que ellos se vean cuando él se puede escapar , que se prometan y que se adoren , aunque sus planes de futuro se vean truncados con la llegada del ejército soviético y la marcha de Franzi.

Vemos como afecta la guerra en los von Dranitz y como Franzi acaba perdiendo todo lo que conoce y quiere, su familia, su hogar y a su prometido , sin embargo , con el paso de los años no ha perdido la esperanza de recuperar al menos el que fue su hogar.

En el presente , que es la mayor parte de la historia intervienen muchos personajes que estarán junto a Franziska , el más importante su nieta Jenny , a la que apenas conoce , ya que la relación con su hija nunca ha sido muy buena. Pero Jenny con sus propios problemas recurre a su abuela , lo que no se esperaba era encontrarla reconstruyendo la mansión y entrar a formar parte en el proyecto.

También tenemos personajes muy importantes como son Mine y su marido , la que fuera su sirvienta y el carretero de la familia. A través de ellos también conoceremos cosas del pasado y descubrirán misterios que solo ellos conocen , vemos una evolución en ellos , en como al principio desconfían totalmente de nuestra protagonista y poco a poco van viendo el buen corazón y las buenas intenciones que ella tiene.

Intervienen muchos personajes y todos de un modo u otro irán cogiendo fuerza en la novela , hay historias que quedan un poco colgadas , pero he visto que no es un libro único , que es una saga familiar, por lo que me imagino que se irán desarrollando en los próximos libros. Habría que destacar un personaje del pasado como es Elfriede , una jovencita rebelde de naturaleza frágil que tendrá mucha importancia en la historia , y por la que conoceremos lo que aconteció en unos años en los que Franzi tuvo que buscar un nuevo hogar.

La narrativa de la autora me ha gustado, , aunque es una novela pausada que no tiene momentos trepidantes se lee de manera muy amena , tiene mucho diálogo por lo que se hace muy ágil, aunque en algunos momentos resulte algo repetitiva. Sin embargo , me ha costado empatizar con los personajes , los he encontrado demasiado fríos y con poca evolución.

La mansión es una historia tranquila , amena , que nos lleva de la mano entre los años cuarenta en plena guerra mundial y los años noventa con la caída del muro, y los rencores y prejuicios que entonces había. Una saga familiar en la que Franzisca a sus setenta años intentará recuperar parte de la que fue su vida , restaurando la mansión en la que vivió su niñez y su juventud. Pero no lo tendrá fácil pues tendrá que afrontar muchos obstáculos , pero si algo tiene este personaje es tesón y fuerza para llevar a cabo su misión.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
granbibliodavid
 02 mayo 2021
Alemania, 1939. Franziska vive el mejor momento de su vida junto a su familia en la mansión y su prometido, el comandante Iversen. Todo cambia drásticamente cuando estalla la guerra en Europa, llegando una larga época de sufrimientos y pérdidas. El ejército ruso se ha apropiado de la mansión, por lo que la familia tienen que ir al oeste de Alemania, perdiéndolo absolutamente todo. Con la caída del muro de Berlín, Franziska, ya anciana, decide regresar a su hogar para recuperar la mansión.

Tras el éxito de la Villa de las Telas, Jacobs vuelve con una trilogía familiar. En esta primera parte vamos a conocer la vida de Franziska, pasando con ella por diferentes etapas. Ella pertenecía a una familia noble con una posición acomodada pero que con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, caen. Es un personaje con muchos sentimientos, sufre mucho y siente nostalgia por su pasado perdido. Quiere volver a recuperar sus orígenes. Junto a esta tenemos a su nieta, Jenny, la cual está pasando por una mala época. Ambas quieren recuperar conjuntamente la mansión. Estas dos son las protagonistas, pero hay muchos más personajes, muchísimos, y a veces es fácil perderse.

La novela está dividida en dos épocas diferentes. Por un lado, 1939 a las puertas de la Segunda Guerra Mundial, por el otro, 1990, con la caída del muro de Berlín. Esta ambientación que refleja dos épocas muy distintas del mismo país está muy trabajada, siendo uno de los puntos más fuertes de la novela sin ninguna duda. La novela no llega al nivel de su primera trilogía, pero engancha mucho y el lector va a ir conociendo los secretos del pasado. Además la pluma de Jacobs es súper cautivadora. Aunque tiene un comienzo bastante lento, es una historia que merece mucho la pena leer.
Enlace: https://lagranbibliotecadeda..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Crislefica
 11 diciembre 2020
1990. El muro de Berlín ha caído, estamos al principio de la unificación de las 2 Alemanias y muchos de los habitantes del oeste aprovechan para volver al este y buscar alli sus familiares o raíces. Éste es el caso de Franziska Keppler, quien 50 años después, y tras enviudar decide volver a la que fuera su casa, la antigua mansión de los von Dranitz. Con qué propósito? Ni ella lo sabe.

Por otro lado, la autora intercala capítulos que nos llevan a 1939, donde vemos como era la vida de una joven Franziska von Dranitz y su familia en su mansión natal, y como poco a poco transcurre su vida hasta la culminación de la Segunda Guerra Mundial y lo que ella ocasionó a su familia y allegados, lo que implicó la guerra y la invasión rusa posterior.

Estamos ante una obra costumbrista, una saga histórica familiar llena de recuerdos y secretos. Que paso con la familia de Franziska? Que fue de su hermana Elfride, de Mine, de Walter, etc.?

Es la primera obra que leo de la autora, así que no estaba familiarizada con su estilo. Pero me he encontrado con un estilo sencillo, rápido de leer, donde sin necesidad de florituras, o de acción, la pluma de la autora consigue trasladarte a la época en cuestión y acompañar a los personajes en su día a día, ya sea en una u otra época.
Ya sea acompañando a los planes que parece tener Franziska en los 90 para la Mansión, como lo que pasó en los años 40. Además de Franziska, tenemos una serie de personajes que, aunque el peso del protagonismo pueda parecer q cae sobre Franzi, hacen de la novela una novela coral donde seguimos a varios personajes (Jenny, Ullie, Mine...) pero de muy fácil seguimiento.

La historia está redactada en tercera persona por un narrador omnisciente, pero desde la perspectiva de personajes diferentes, a excepción de aquellos capítulos escritos a modo de Diario por la hermana pequeña, Elfriede.Tenemos capítulos no demasiado largos, y cada uno desde el punto de vista de un personaje y una época. Quizá estos saltos en el tiempo o entre personajes puede parecer que líen al lector, pero nada más lejos de la realidad, ya que a través de ese movimiento de épocas y personajes consigue mantener el interés del lector y que viajes de la mano de cada uno de ellos y sus vivencias acompañando Franzi y sus planes sobre la Mansión o viajando al pasado y saber que fue de ellos y qué secretos mueren por salir a la luz tras casi 50 años de historia.

Como toda novela historica puede parecer densa, pero para nada, esa ligereza en la pluma de la autora, las descripciones de la época, los personajes, los lugares, hacen de esta historia una historia rapida de leer, sencilla y atrapante, que puede hacer las delicias de los amantes de este género.

Os apetece acompañar a Franzi y los demás a través de este viaje a través de la historia y los recuerdos? Que fue de la pequeña Elfride? Y del gran amor de Franzi? Cuales son los actuales planes de Franziska? La ayudará alguien?
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Marta_11TCELS
 25 octubre 2020
Primer libro que leo de esta autora y no será el último, es difícil hacer la reseña de este libro porque si desvelo algo más de la cuenta toda la trama cae en picado. Allá vamos.

Tenemos dos momentos: 1940 y 1990 y nos situaremos en Alemania. Estaremos viajando continuamente de época y de personajes: Francis, Mina y Jenny, aunque penséis al principio que no entendéis nada solo seguid, a medida que avancéis conoceréis qué relación tienen estas tres mujeres y surgirán nuevas dudas, todo se resolverá al final.

En esas fechas tenemos dos acontecimientos históricos: Segunda Guerra Mundial y la Caída del Muro de Berlín (1989).

Nuestra protagonista, Franziska (baronesa von Dranitz), vive en una mansión acomodada rodeada de sus hermanos, dos de sus familiares sirven en el ejército como hicieron su padre y abuelo antaño. La más pequeña es Elfriede una alocada pelirroja soñadora que volverá loca a su hermana. La relación entre Francis y Elfriede es buena hasta que llega Walter Iversen y roba el corazón de las dos, aunque él tiene claro a quién profesa sus atenciones.

Los sueños de Francis se ven truncados con la guerra, las malas noticias no se hacen esperar, y la muerte y los enredos políticos llaman a su puerta. El menor de sus problemas es el continuo retraso de su boda.

De vivir en un entorno lleno de lujos y preocupaciones, la situación de vuelve insostenible, teniendo que abandonar a su familia decide huir con su madre. Los títulos nobiliarios dejan de estar bien vistos entre la sociedad y los señores son perseguidos. Los rusos estaban en territorio alemán e implantaron la semilla en contra de las relaciones señor-siervo (revolución rusa 1917). Así, la mansión fue ocupada durante un tiempo.

Francis atravesó un camino tortuoso durante años, encontró cierta estabilidad durante un tiempo pero los fantasmas no paraban de perseguirla: cómo estaría la mansión, qué fue de su familia...

No recuerdo la edad de la protagonista pero ronda los ochenta años, ni corta ni perezosa inicia el viaje hacia su antiguo hogar con el objetivo de recuperarlo. Tendrá que ganarse la confianza de los vecinos que no se dejan amedrentar por un título nobiliario.

Y este es el punto de partida. Las partes del pasado muestran cómo vivían en la mansión y cómo fue gestándose lo que iba a ser un final funesto; mientras que en los momentos del presente (o más recientes) vemos cómo Francis intenta recuperar lo que es suyo e hilar la historia completando los vacíos en su memoria por su marcha.

Es una historia que engancha desde el principio, muy bien documentada e hilvanada. Aunque algunos tengan la percepción de que las historias que saltan del presente al pasado les tira para atrás porque ya saben desde el principio lo que va a pasar, os aseguro que con este libro no os va a pasar porque ni la propia Francis conoce su historia.

La gran pregunta es ¿se trata de una novela romántica? Pues no lo sé. Sí que es cierto que el núcleo "duro" es una historia de amor pero también es verdad que se difumina en gran parte con los acontecimientos históricos y otras subtramas. Si no empeñamos en poner una etiqueta diría novela sentimental histórica (no sé si me lo acabo de inventar), del estilo de Sarah Lark por poner un ejemplo.

Esta historia despierta un sinfín de sensaciones desde tristeza, nostalgia, cariño e impotencia. Sentimientos enfrentados.

Quizás las partes que menos me han gustado fueron las de Jenny porque no acabé de empatizar con su personaje, las de Francis me gustaron todas, pero si tuviera que escoger, me quedo con los capítulos de Elfriede. Esa especie de triángulo amoroso me recordó a Mujercitas entendía a las dos partes y solo pensaba en duplicar al chico para que las dos quedaran contentas (una solución muy realista y madura).

Me sorprendió que tuviera segunda (e incluso tercera) parte. Si quedara como autoconclusivo creo que sería un libro redondo, sí que es cierto que se puede abrir la puerta a más tramas pero cuando lea el segundo ya ahondaré al respecto a ver si mereció la pena o no.


Enlace: http://tejiendocriticasenlas..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
librosxdoquier
 05 junio 2020
Hoy os traigo una lectura que me ha resultado muy interesante y con la que he disfrutado leyendo durante estos días de confinamiento. Se trata de «La mansión. Tiempos gloriosos» de la autora Anne Jacobs, que se hizo muy conocida gracias a La villa de las telas que no he tenido la oportunidad de leer, pero espero hacerlo en breve.
En «La mansión. Tiempos gloriosos» nos trasladamos a 1990 en una Alemania que se encuentra en plena reconstrucción. Unos ciudadanos que tuvieron que ver su vida a través de un muro que los separaba. Llegado el momento de la caída de éste Franziska, nuestra protagonista, decide visitar a la que había sido su antigua casa familiar, la Mansión Mecklemburgo-Pomerania Occidental: la mansión de los von Dranitz. En esta vuelta a sus orígenes Franziska irá recordando momentos de su vida pasada y se tendrá que enfrentar a una serie de circunstancias para poder recuperar su vivienda.
«La mansión. Tiempos gloriosos» es un recorrido a nuestras raíces, y digo nuestras, porque es inevitable no echar la vista atrás a tu propia vida leyendo esta novela. Un viaje a las raíces, a la tierra que vio nacer a Franziska y donde vivió momentos cruciales en su vida. Podríamos decir que es una novela histórica, pero con tintes románticos, porque en la vida de todos siempre hay un hueco para el amor y aquí no podía faltar.
La autora alterna el presente y el pasado para darnos pinceladas de la vida de esta familia e ir descubriendo cómo vivieron y sobrevivieron los momentos más difíciles. Nos muestra la vida de una familia alemana, tres generaciones de mujeres que vivieron tiempos complicados y como tuvieron que adaptarse a los cambios. El argumento no me ha resultado novedoso, pero sí que es cierto que la forma de contar esta historia y la relación entre ellos me ha gustado.
Como he dicho emplea dos líneas temporales para contarnos esta historia y está narrada en tercera persona, pero con alternancia de voces que permite al lector conocer mejor la historia de cada uno, lo que sintió y vivió en cada momento.
La prosa de la autora me ha gustado mucho, es un lenguaje sencillo, pero a la vez lleno de matices que adornan su lectura. Es cierto que no es una lectura de ritmo ágil sino más bien pausada, con una marcha lenta pero que no se hace pesada ya que tiene mucho diálogo y por tanto su lectura se hace amena.
Los personajes en general me han gustado, con los más mayores me ha costado empatizar, aunque los entienda ya que es complicado meterte en la piel de alguien que ha pasado por una guerra y, los más actuales, los que cuentan la historia en presente creo que están bien trazados pero he notado poca evolución y me han dejado un poco fría en algunos momentos.
«La mansión. Tiempos gloriosos» es la primera parte de una saga, pero este primer libro es autoconclusivo y lo puedes leer si te apetece y luego no seguir la saga. Os recomiendo su lectura si os gustan las historias plagadas de sentimientos de esos que traspasan el papel y también si no conocéis la pluma de la autora porque creo que os cautivará.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Emi
 10 enero 2021
Esperanzas y segundas oportunidades.

Había leído la “Villa de las telas” y le tenía muchas ganas a esta nueva trilogía de su autora Anne Jacobs.

Aunque reconozco que al principio me ha constado bastante pillarle el hilo, la novela me ha parecido bastante aburrida pues no pasaba nada interesante, demasiados nombres alemanes difíciles de recordar para mí gusto.
Aunque reconozco que, pasada unas 150 páginas, es cuando me metí en la trama, y me empezó a gustar.

Su autora nos traslada a un pequeño pueblo de Alemania oriental, que tras el final de la Segunda Guerra Mundial quedó en manos del gobierno ruso, dentro de los límites del Muro de Berlín.

Utilizando dos hilos temporales conoceremos el pasado y el presente de una familia, los von Dranitz, que fue destruida por la guerra.

Alternando ambas historias. Conoceremos a Franziska su protagonista, una mujer que lo perdió todo en la guerra, incluso al amor de su vida. Pero que está dispuesta a luchar hasta sus últimas fuerzas para recuperar lo que es suyo la Mansión Dranitz, y así honrar la memoria de la familia.
Por otro lado, tendremos a su nieta Jenny que nos proporcionará una visión más juvenil y moderna de la Alemania tras la caída del muro.

Con una lectura de ritmo pausado, y un poco lenta para mi gusto, que al principio me costó seguir. Pero al final no se me hizo nada pesada, ya que tiene mucho diálogo y su lectura terminó siendo muy amena. Con una trama muy interesante y bien hilada.

De sus personajes diré:

Franziska:

Una mujer que posee una voluntad de hierro, fuerte y luchadora, dispuesta a todo por conseguir aquello que considera que es suyo por derecho. Es el personaje principal de la novela, al que encontraremos tanto en el pasado como en el presente.

Jenny:

Nieta de Franziska a la que casi no conoce, ya que apenas mantiene relación con su hija. Jugara un importante papel en la trama junto a su abuela.

Mine y su marido:

Ambos trabajaban en la mansión cuando estaba en su máximo esplendor. Ella como sirvienta y el cómo carretero. Los dos nos mostrarán cómo eran las cosas familiares en el pasado, nos descubrirán misterios que solo ellos conocen y se convertirán en un apoyo para Franziska en la actualidad.

Elfriede:

Hermana menor de Franziska, una joven bastante rebelde, aunque de naturaleza frágil.
Un personaje importante del pasado, a través de su diario conoceremos todo lo que ocurrió en la mansión y como fue su vida mientras su familia huía. Con un papel muy importante en la trama.

También tendremos otros personajes secundarios a tener en cuenta como son Ulli y Walter Iversen que fue el prometido de Franziska en su época de juventud antes de la guerra, siendo el gran amor de su vida, porque a pesar de haberse casado con otra persona nunca llegó a olvidarle.

“¿Qué es la felicidad? Un éxtasis que se apodera de nosotros nos atraviesa, nos empuja a cometer locuras que de ser plenamente conscientes no haríamos jamás”

Me ha gustado la evolución de sus personajes en el transcurso de la novela. Son personajes con una personalidad muy marcada.

He empatizado con algunos de sus personajes, sobre todo con Franziska y su historia de amor tan linda, y a la vez con la vida tan dura que le tocó vivir. Por otro lado, he detectado al personaje de Elfriede y lo niñata que es.

La novela está narrada en tercera persona, excepto la parte de el diario de Elfriede que esta narrada en primera persona.

La novela comienza en 1939, donde Franziska, nuestra protagonista, con 19 años vive muy feliz en la mansión junto a su familia. A través de ella conoceremos su afición a la fotografía, la relación con su prometido Walter Iversen. La unión que mantiene con los diferentes miembros de su familia. Hasta que fatídicamente estalla la guerra y todos sus sueños se desmorona como un castillo de naipes. Llegaran los años de sufrimiento y con ellos la expropiación del ejército ruso de la mansión donde viven toda la familia. de tenerlo todo pasaron a no tener nada, eso hace que Franziska y su madre se marchen al lado oeste de Alemania para poder sobrevivir. A pesar de ser un cambio brutal y doloroso, nunca perdieron la esperanza de poder recuperar la que fuera su casa a pesar de los años transcurridos.

La caída del muro de Berlín en el año 1991 hace que Franziska, siendo ya una mujer viuda y jubilada decide regresar a su antigua casa familiar con intención de recuperarla, si es que queda algo de la mansión en pie.
Esa tarea no será para nada sencilla, ya que los habitantes del pueblo no se lo pondrán nada fácil, aunque contará con la ayuda de su nieta.

La vuelta a sus orígenes le hará recordar momentos de su vida que creyó que nunca podría volver a recuperar.

Franziska se encontrará con viejos amigos y con fantasmas del pasado que le harán replantearse en qué situación ha vivido estos últimos cincuenta años. ¿Acaso ha vivido engañada todo este tiempo?

Si queréis saber más de ella tendréis que leerla.

En definitiva, una historia de esperanza y segundas oportunidades con el telón de fondo de la segunda guerra mundial. Una novela muy entretenida que al final he disfrutado, bien escrita, con una buena documentación, nos muestra muchos aspectos de Alemania durante y después de la guerra. Nos describe situaciones y forma de proceder de los rusos tras su llegada a Alemania, cómo trataron a los terratenientes, a sus familias y sus posesiones.

Se puede leer como novela autoconclusiva. No es necesaria leer la segunda parte, ya que todos los secretos y misterios quedan resuelto. Aunque a mi me gusta leerla por orden.

Recomiendo su lectura si os gustan las historias plagadas de sentimientos, de esos que traspasan el papel y te llega al corazón. También si no conocéis a la autora porque creo que su pluma os puede cautivar.

Enlace: https://emimimundomisreglasm..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
110 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
.. ..