InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Lit


Lit
18 marzo 2020
Marie es una joven huérfana que entra a trabajar como ayudante de cocina en casa de los Melzer, propietarios de una importante fábrica téxtil. La chica no termina de encajar con el resto del servicio de la casa y pronto quedará claro que el señor Melzer sabe mucho más de su pasado que ella misma y por eso la ha contratado así que Marie, poco a poco y por casualidad, empieza a investigar quienes fueron sus padres.

Hace meses que empecé este libro, pero por unas cosas y otras no terminaba de atraparme y terminé por postergarlo. Este año estoy algo tonta con mis lecturas así que, cuando veo que no avanzo, prefiero pasar a otro (u otros, para que engañarnos xD) y dejar el libro en pausa hasta que me apetezca más una historia de ese tipo. Hace unas semanas me di cuenta de que esta historia estaba en Storytel por lo que volví a retomarlo pensando que si combinaba el audiolibro con el libro me resultaría más ameno... y no ha sido así.

Como libro de secretos familiares La villa de las telas es correcto, todo lo que se nos cuenta es coherente y está bien hilado e incluso el final puede considerarse cerrado a pesar de contar con dos libros más, pero la historia es totalmente plana. No hay nada que te deje en ascuas, el gran secreto deja de serlo demasiado pronto y todas las tramas resultan demasiado previsibles, tanto que para cuando finalmente ocurre algo que no esperabas, es como que ya te da igual.

No sé exactamente como explicarlo, soy consciente de que no todas las historias tienen que contar con giros que nos dejen con la boca abierta, de que en muchas ocasiones ni siquiera es necesario que cuente con giro alguno, no sería la primera vez que leo un libro sobre una familia más bien normalita, pero a esta historia le falta gracia y termina por resultar monótona.

Es posible que gran parte del problema sea que no me ha gustado ninguno de los personajes, que de tan habituales resultan hasta pesados, sobre todo los hermanos Melzer. Paul es el típico bribón que en cuanto aparece Marie deja de serlo y se convierte en un chico cabal y perfectamente capaz de llevar el negocio familiar; Elizabeth, la hermana mediana, está un poco rellenita, por lo que se siente inferior frente a la belleza de su hermana y eso le ha ido agriando el carácter y Katharina, madre mía, que chica más cabeza hueca. al principio me encantaba que persiguiera su sueño, que mostrara un poco de carácter al oponerse a los deseos de su familia, pero al final se deja llevar por la corriente y hace lo que está bien considerado.

Marie también ha terminado por parecerme poquita cosa. A su llegada a casa de los Melzer intuimos que no será una chica de trato fácil, que no va a aceptar todas las órdenes pues ya ese primer día se opone a varias cosas; pero al final termina agachando la cabeza y cumpliendo con todo lo que se le manda, la autora la ha achicado tanto que en varios tramos de la historia el suyo no deja de ser un papel secundario.

Es curioso pero lo que más me ha gustado de la historia ha sido el servicio de la casa, todos tienen sus rencillas y Marie no es bien recibida entre sus filas desde el inicio, por lo que pronto veremos como se forman dos bandos claramente posicionados a favor o en contra de la chica y eso nos servirá para ir conociendo a aquellos que cuidan de la casa en las sombras, aunque con ellos la autora introduce algunas tramas que al final quedan en nada, no tengo claro si va a desarrollarlas más en los dos siguientes libros y si es que se olvidó de ellas.

Quiero destacar a una de las criadas, August, que a pesar de caerme muy mal por lo metomentodo y manipuladora que es me he reído mucho con ella por esos momentos en los que llega una mala noticia relacionada con sus señores y ella siempre se pone en lo peor, asustando al resto del servicio.

Como no, esta historia también cuenta con romance, uno principal y dos secundarios y hay que ver, pero es que ninguno de ellos me ha convencido. Dos de ellos por ser instalove y el tercero porque me ha parecido prácticamente un matrimonio de conveniencia. En fin, que por más que me pese, poca cosa puedo rescatar de esta historia.

La villa de las telas no ha sido una historia que me haya entusiasmado, para qué engañarnos... me ha parecido demasiado plana y llegó un punto en el que realmente me daba igual seguir leyendo o no. No voy a decir que no seguiré con la trilogía porque está completa en Storytel y sé que si ningún otro libro me llama la atención es muy posible que me anime con Las hijas de la villa de las telas, pero vamos, que no me estoy muriendo por saber como sigue la historia de esta familia.
Enlace: https://pajaraslectoras.blog..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro