InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Celeste_Lightwood


Celeste_Lightwood
03 August 2021
En cuanto terminé la primera parte de esta trilogía fui incapaz de resistir las ganas de leer el segundo, así que si me terminé Asesinato para principiantes por la mañana, por la tarde ya estaba con Desaparición para expertos. Esto es algo insólito en mí ya que por más que me guste un libro dentro de una saga me gusta dejar espacio para el siguiente y así poder reposar la historia. No obstante, eso me resultó imposible con esta trilogía de lo enganchada que estaba.

Pippa consiguió resolver con éxito el misterio de Andie Bell y Sal Singh, aunque eso dejó muchas secuelas por el camino y muchas vidas destrozadas a cambio de saber la verdad y obtener la justicia que ambos jóvenes se merecían. Por eso, decide que su tiempo como detective ha terminado y que no quiere volver a pasar por una experiencia tan satisfactoria, pero traumática, pues no solo descubrió secretos terroríficos, sino que se puso en peligro a ella misma y, de paso, a su familia. Pero su determinación cambiará cuando acuda a ella Connor, un buen amigo de clase, y le cuente que su hermano mayor Jamie ha desaparecido. Él y su madre, Joanna, ya han acudido a la policía para dar parte de su desaparición, pero se han encontrado con dos problemas. El primero es que Jamie es mayor de edad (24 años) y por lo tanto, al ser un adulto, puede tomar sus propias decisiones y su ausencia no es prioritaria; el segundo es que no es la primera vez que Jamie se va de casa por haber tenido un encontronazo con su padre, con quien no mantiene una buena relación, por lo que al ser reincidente la policía se toma aún menos en serio su desaparición. Sin embargo, tanto su madre como su hermano están convencidos de que, en esta ocasión, le ha ocurrido algo grave y no es una llamada de atención como las otras veces. Desesperados porque nadie les cree y la policía alega tener otras prioridades, se ven obligados a recurrir a Pippa después de lo que ocurrió con Andie y Sal. Pippa al principio se niega en rotundo porque no quiere volver a pasar por ese trance; sin embargo, ante la negativa de la policía a hacer nada y ante el sufrimiento de su amigo Connor y de la madre de este, termina cediendo y les ayuda a encontrar a Jamie. No tardará mucho en darse cuenta de que, como ellos aseguraban, esta vez su desaparición no fue parece ser premeditada.

Pippa por fin pudo redimir a Sal y demostrar su inocencia en la desaparición, y posterior asesinato, de Andie. Pero el precio que para ello tuvo que pagar fue muy alto, pues descubrió que Sal no se suicidó, sino que lo mató Elliot Ward, el padre de su mejor amiga Cara y quién también fue una especie de segundo padre para ella. El asesinato pretendía encubrir una relación ilícita entre Andie y Elliot, quien era su profesor. Ese terrible descubrimiento, y otros tantos que hizo por el camino, dejó una profunda e indeleble huella en Pippa, por lo que no quiere volver a inmiscuirse nunca más en esos casos. Pippa es un personaje que experimenta una gran evolución y me ha encantado la forma en la que la autora desarrolla a este personaje y te explica sin rodeos las consecuencias mentales que tuvo que soportar para hacer justicia. El retrato psicológico, tanto suyo como del resto de personajes, está muy logrado y agradezco que Jackson no se lo pase por alto, ya que es un componente muy importante en estas novelas. Como digo, después de una experiencia que se podría calificar casi de traumática, Pippa no quiere volver a inmiscuirse en nada así, pero será la pasividad de la policía ante la desaparición del hermano mayor de su amigo Connor lo que la convenza de que, sino lo hace ella, nadie se preocupará.

El modus operandi y la manera de proceder de la protagonista en particular y de la novela en general es exactamente el mismo que en el primer libro, así que aquí no me voy a entretener (redes sociales, entrevistas a compañeros de clase, a familiares, vecinos...). Nuevamente cuenta con la ayuda de Ravi, el hermano pequeño de Sal. Ravi por fin puede vivir tranquilo sabiendo que la verdad sobre la inocencia de su hermano ha salido a la luz y, sin bien la gente del pueblo no se ha disculpado por sus comportamientos racistas y crueles cuando pensaban que Sal era un asesino, por lo menos ahora la familia Singh puede llevar una vida pacífica en Little Kilton. Mientras Pippa ha sufrido un gran cambio, no ha sido tan así en Ravi, aunque quizá se deba porque su presencia en esta novela ha sido más secundaria. Aun así, es el gran apoyo de Pippa y el que la anima cada vez que ella está a punto de rendirse por sentirse sobrepasada. Además, Ravi y Pippa inician una relación romántica que ya se venía gestando en el libro anterior. Lo cierto es que no estaba muy segura de si se gustaban porque la autora fue muy sutil en este aspecto y apenas se dio pie al romance en la primera parte, pero en esta novela ya sí que se confirma que son novios. Honestamente, su relación me resulta un poco indiferente porque aunque es verdad que hacen buena pareja, tampoco es tan relevante y se toca muy de pasada.

Otros personajes que cobran relevancia son Cara, la mejor amiga de Pippa, Naomi, la hermana mayor de esta, Nat da Silva y Max Hasting. de Cara y Naomi es muy interesante ver cómo lidian con el hecho de descubrir que su padre mantenía una relación con una alumna y, además, es un asesino. Me hubiera gustado que la autora profundizara más en este tema en particular, pero como se centra sobre todo en Jamie y su desaparición, las referencias a este asunto son más bien anecdóticas. Por otro lado, tenemos el binomio Nat - Max. Durante la investigación anterior, Pippa descubrió que Max drogaba las bebidas de las chicas en las fiestas que él mismo realizaba y luego abusaba de ellas. Nat fue una de las víctimas y ha tenido que lidiar desde entonces con ello (entre otras cosas, como el bullying constante que sufría por parte de Andie). En esta novela se trata de cerca el tema de la violación y es, sin duda, lo que más he sufrido de todo el libro. Se presenta de una forma muy realista el cómo para la opinión popular la verdadera víctima es Max, pues proviene de una familia adinerada, es joven, tiene toda la vida por delante, siempre ha sido un chico modelo y sus acciones son locuras adolescentes. Leer estas escenas era desgarrador y no podía evitar pensar que eso es, precisamente, lo que sucede en la vida real. La crítica que hace la autora a la justicia en estas cuestiones es feroz y el lector no puede evitar sentirse impotente ante la situación tan surrealista que se vive en este sentido.

Sin embargo, pese a todas estas cosas que me han gustado y a pesar de haberme leído este libro en menos de un día y haberme enganchado igual que el primero, lo he disfrutado menos que a su predecesor. El primer motivo es el factor sorpresa y es que Asesinato para principiantes me sorprendió en todos los sentidos porque no tenía ni idea de lo que me iba a deparar la lectura. No obstante, la estructura de Desaparición para expertos es la misma y la trama funciona igual (solo cambia la investigación), por lo que ya sabía lo que me iba a encontrar y no se dio esa sorpresa inicial. Por otro lado, el personaje de Jamie y el misterio que rodea su desaparición no me ha resultado tan interesante como en el caso de Andie y Sal porque si bien el caso en sí es más complejo que el anterior, siento que la forma de resolverlo o de llevarnos a través de las pistas ha sido más sencilla. También es verdad que este libro es más corto por lo que todo se ha desarrollado de una manera más precipitada y, para mi gusto, con menos profundidad y "salseo". Además, la resolución final no me ha terminado de convencer porque me ha parecido muy irreal, a diferencia de lo que me ocurrió con Andie y Sal. Todo esto ha hecho que no haya podido darle la máxima puntuación.

Por último, quiero hablar de la estructura. Si en el primer libro se alternaba entre la narración en tercera persona y los pensamientos de Pippa en un Word, en este caso ese Word se ha convertido en un podcast. Y es que Pippa decidió grabar un podcast para que todo el mundo conociera la historia de Andie y Sal a modo de concienciación y este se convirtió enseguida en un éxito. Pippa hace lo mismo con el caso de Jamie para difundir su situación y que cualquier persona que lo escuchara pudiera ayudarla con cualquier pista a dar con su paradero. Y aunque obviamente no tenemos archivos de audio en el libro, sí que se acompaña con capturas de pantalla del podcast y se nos transcriben las entrevistas que hace Pippa a los sospechosos, así como trozos del propio podcast. Una vez más, esto le da dinamismo al libro. Asimismo, en algunos capítulos las pistas físicas que Pippa va encontrando aparecen fotografiadas, puesto que es la propia protagonista que hace fotos a esos objetos con su móvil, un detalle que me ha parecido muy chulo.

Desaparición para expertos es una digna sucesión de Asesinato para principiantes. Es una trilogía de la que espero mucho y no puedo esperar a que se publique el tercero.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea