InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Naya_Donate


Naya_Donate
30 marzo 2019
Si bien es cierto que soy una devoradora de libros, Circo. La troupe del bosque marchito me ha roto un nuevo récord personal: he tardado más de un mes en leer la novela, aunque también es verdad que los exámenes de la universidad, los trabajos, etc... me han quitado mucho tiempo en los últimos meses (quizás me atrevería a decir desde el primer día de clase). Pero mis motivos personales no son los únicos que me han hecho ralentizar la lectura.

Al principio me costaba meterme a horrores en la narración. El caso es que se me hacía muy densa la lectura, muy pesada, y a eso, si le añado que me he tenido que adaptar a lo largo de la novela a la prosa de J.J. Tapia (por las expresiones que usa y que yo personalmente no tengo agregadas en mi vocabulario), pues… no llega al desastre, pero casi.

Y creo que, hasta aquí, se centra lo malo en general, porque más o menos cuando llegué al 25% de la lectura, digamos que todo resultaba más ameno. Pienso que eso se debe a la irrupción de Ariadna, la protagonista de esta historia, al circo de su abuelo Endre, después de muchísimos años separada de él.

Ariadna es una joven un tanto gótica, o eso me ha hecho pensar el autor, porque la describe como una chica que “viste siempre de negro, con botas hasta la rodilla y con pantalones o faldas oscuras, con labios pintados de ónix y escandalosos accesorios con culebras, lagartos, dragones o animales imaginarios que no pasan desapercibidos”. Una vergüenza, en resumidas cuentas, para sus hermanastras Brit y Rachel, pues no es que use una gran variedad de colores para darse algo de vida a esta chica tan suya (aunque a ojos del resto de estudiantes, su aspecto podría pasarse por alto por su curiosa belleza natural).

Cuando su abuelo llega para llevársela ese verano al circo que la vio nacer, duda un poco, pero finalmente cede, porque ¿Qué ha sido de ese circo donde se atiborraba a dulces cuando tenía cinco años y disfrutaba de las bromas del payaso Malvadisco y del enano Corndog? Estos dos últimos personajes, por cierto, aparecen en el primer capítulo de la novela, ya haciendo de las suyas. Muy enigmáticos estos personajes, tanto que les he llegado a coger cierto cariño, especialmente a Malvadisco, aunque a Corndog también por el sacrificio noble que pensó hacer en una de las escenas del desenlace de la novela.

En cuanto aparece en el circo, acompañada por su abuelo, todo le resulta familiar y a la vez, extraño. Se lo imaginaba todo de otra manera, ¿O quizás era su cándida imaginación infantil? Porque ella recuerda estar sentada a lomos de tigres y tirarles de los bigotes.

Al primero que conoce es a Antoine, un acróbata al que le persigue su fama de mujeriego por todo el circo. Basta un intercambio de miradas para saber que él no puede ser bueno para ella por su actitud chulesca. El romance entre la protagonista y el acróbata al principio es algo duro, que va a trompicones y cuyos progresos no son demasiado fructíferos por el problema que tiene Ariadna de las pérdidas de memoria (un problema que lleva arrastrando mucho antes de los exámenes finales, los cuales casi suspende por culpa de esos problemas de memoria). Aunque, todo hay que decirlo, todos los problemas que tienen quedan olvidados al final del verano. No diré más que la escena final del libro es sumamente preciosa, porque no solo hace referencia a ellos dos, sino a otras almas que vivieron su propia historia de amor fallida. Y con esa historia de amor, me refiero a Emma, la madre de Ariadna, con Gyula.

El autor nos ofrece a través de la madre una trágica historia de amor que no pudo proliferar a pesar de los sentimientos que ambos sentían. La vida y las circunstancias pudo con ellos, obligados a separarse para siempre. Ariadna fue el fruto de la unión de ambos, símbolo eterno de su amor truncado.

Por supuesto, habrás ido lo suficiente perspicaz como para fijarte en la portada de la novela, ¿no? ¿No te resulta algo extraña? Pues sí, hay una elfa (entre otros seres), lo que revela un poco lo que el lector se va a encontrar dentro del libro: magia, seres de otros mundos e historias de un pueblo perdido hace años.

En general, la novela está rebosante de magia, peligros, aventuras… el romance no es lo principal, sino todo lo que vive Ariadna desde que llega con su abuelo hasta la escena final: la cruda realidad de aceptar quién es ella en realidad y la aceptación de que hay secretos más profundos de lo que ella imaginaba.

Circo. La troupe del bosque marchito es toda una odisea de encuentros y desencuentros, donde nada es lo que parece y donde aparecen desde magos hasta orcos.

Debo admitir que para lo que me ha costado entrar en la historia, al final no quería desengancharme de ella.
Enlace: https://laobsesiondenaya.blo..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES