InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lilly


Lilly
29 noviembre 2018
Cuando Emma llega al instituto de las Zayas para ayudar a un viejo amigo con los jóvenes del equipo de waterpolo -están bajo mucha presión y el futuro del equipo pende de un hilo-, no esperaba que un tiempo más tarde uno de ellos aparecería asesinado. Espoleada por los sentimientos de culpa nuevamente, Emma tratará de unir todas las piezas del rompecabezas para así dar justicia a ese muchacho que nunca había dado señales de ser conflictivo o estar involucrado en nada turbio. Sin embargo, cuanto más indaga nuestra psicóloga más obstáculos y secretos se encuentra, y es que hay personas a las que no les conviene que se resuelva este caso. Simultáneamente, Quique, uno de los compañeros del chico asesinado, irá notando que en su grupo de amigos algo ha cambiado; ahora hay miradas sospechosas y silencios que llaman la atención, mentiras por todas partes y un odio inusitado en sus palabras. ¿Qué hizo este muchacho para que lo mataran a golpes? ¿Cómo es posible que nadie se diese cuenta de que iba a ocurrir algo tan horrible? No voy a contaros nada más sobre el argumento, ya que uno de los puntos fuertes de esta novela es la manera en que el autor nos va dando pequeñas dosis de información relevante sobre el caso. A veces son detalles que parecen insignificantes, pero no tardaremos mucho en entender que son precisamente los pequeños gestos los que lo cambian todo.

En cuanto a los personajes, comenzaré diciendo que me han gustado mucho Emma y Quique. Ambos son narradores en esta historia y, aunque parece que no tienen nada en común a primera vista, Emma está ya en la treintena y Quique no es más que un estudiante de bachillerato,los dos tienen una sensibilidad con la que me he sentido muy identificada. Como psicóloga, Emma ha tenido que soportar casos muy extremos de violencia, y creo que a largo plazo eso es imposible que no termine afectándote. Quique, por su parte, como la mayoría de los adolescentes, está rodeado de chicos que quieren meterse en problemas o hacerse los valientes insultando a los demás. Es un chico muy maduro e introspectivo al que le gustaría que las cosas fuesen diferentes, pero que ha terminado por acostumbrarse a la agresividad del mundo. Podría decirse que tanto Emma como Quique están un poco rotos, porque lo cierto es que la violencia te consume y te agota emocionalmente. Sientes impotencia y decepción, miedo y desesperanza, porque esto es el pez que se muerde la cola: la violencia engendra más violencia. Me ha encantado leer los pensamientos de nuestros dos protagonistas, especialmente los de Quique, ya que son muy profundos e interesantes. Si bien es cierto que el registro que utiliza en ocasiones se me hacía un poco rimbombante para un chico de su edad, creo que es necesario que el mundo entienda de una vez por todas que los adolescentes también sufren y que sus preocupaciones e inseguridades son tan válidas como las de un adulto.

Este es un libro que trata temas de actualidad, como la xenofobia, el maltrato, la homofobia o el machismo, de una forma realista y cruda. Y digo esto porque Nando López no intenta idealizar a los personajes, convertirlos en mártires, sino que expone los hechos y simplemente nos demuestra que las apariencias engañan. La mayoría de veces no tenemos ni idea de lo que ocurre en la casa de al lado, así que no deberíamos apresurarnos y juzgar a las personas; su dolor es suyo, puede que no quieran compartirlo con nosotros, pero eso no significa que no esté ahí. El estilo del autor me ha gustado mucho, invita a la reflexión, y no se hace nada pesado de leer; los diálogos van al grano y lo agradezco, pero en ocasiones hubiese preferido que nos proporcionase información sobre sus gestos, su postura o el lugar en el que se encontraban los personajes para poder imaginarme mejor las escenas. El final me ha parecido agridulce, puesto que sigue plagado de dudas y te deja con la sensación de que no ha habido justicia del todo, aunque la actitud de Emma es mucho más positiva que al principio de la novela. Supongo que hay silencios que siguen sin romperse por mucho que duelan. Supongo que hay voces que son ignoradas deliberadamente porque no conviene escucharlas. Nosotros elegimos si intentamos buscar una solución o nos convertimos en parte del problema.
Enlace: https://mioasisdepalabra.blo..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}