InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8420485136
Editorial: Alfaguara (16/02/2017)

Calificación promedio : 3.83/5 (sobre 15 calificaciones)
Resumen:
Una fantasía histórica fascinante de las autoras más prometedoras del fantasy en España. Escuchad, mortales,la historia de un dios que no quería vivir,de una amazona obligada a matary de su libertad para siempre robada.Aguardad y temed el despertar del caos:cuando Eris abra los ojos,la venganza al fin llegará. Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un cr... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (14) Ver más Añadir una crítica
Lid02
 02 junio 2019

Me he llevado toda una sorpresa con este libro pues a pesar de que había leído y escuchado de las propias autoras que es una historia llena de sangre y muerte lo cierto es que aún así me esperaba algo que siguiera en la línea de todo lo que habían escrito hasta ahora y la sorpresa ha sido mayúscula cuando me he encontrado algo muy diferente, una historia de dioses y venganza, de maldad y locura y con momentos sanguinarios y escalofriantes. No me esperaba algo así para nada y me ha encantado porque las autoras se han aventurado a hacer algo distinto a lo que suelen hacer y les ha quedado que ni pintado.
Las historias de las autoras siempre habían sido bastante felices a pesar de todos los momentos que sucedían y les gustaba centrarse en un dolos psicológico más que físicos. El paso que han dado con esta historia demuestra que también son capaces de adentrarse en un mundo más oscuro y macabro y lo hacen muy bien. A pesar de que me gustan sus historias felices este cambio ha sido sorprendentemente bueno y me he quedado encantada de la vida.
Primero el tema de los dioses. No estoy muy puesta en ellos, conoceré los básicos o incluso menos pero eso no quita que me encante que metan dioses en los libros y aquí les han dado vida a algunos bastante conocidos. El leerlos en todo su esplendor ha sido un lujazo porque han conseguido transmitir la magnificencia de los dioses, su egoísmo, su superioridad y su altanería. Las partes de los dioses han sido casi las que más me han gustado porque son tan geniales... Pero sin duda mi predilección va hacia aquellas partes que muestran la locura, la sangre y el Inframundo. Me encanta todo lo que tiene un toque oscuro y cuando me he encontrado esos toques aquí me he maravillado porque nunca he visto realmente un toque oscuro en sus novelas y me ha encantado como lo han retratado todo. Eso sí, me he sentido decepcionada un poco en el momento laberíntico con los hijos de Eris porque a pesar de que me encantó se me hizo muy corto y "fácil", no sé por qué esperaba que durara más. También sentí un poco de decepción con Zeus, esperaba que fuera como es Hades y me encuentro con un dios un poco de pacotilla y fácil de manipular, meh. Lo cierto es que me resultó en ocasiones decepcionantes que los dioses liaran tanto con sus batallas y después llegara Asteria, hiciera un par de movimientos y listo. Aunque claro, entiendo que ella no teme tanto a las consecuencias pero aún así a veces me daba la sensación de ser más fácil de la cuenta.
filmeditor reaction emma stone easy a uhh
Otro aspecto curioso que me ha gustado relacionado con los dioses es que juegan mucho con el tipo de dios que es, es decir, juegan con el "soy el dios de la vida/dolor/muerte..." y hacen algunos juegos y se definen respecto al dios que es que lo cierto es que me ha parecido curioso y gracioso. Se puede decir que se enfatizan en el poder del dios y nos une los acontecimientos que se suceden con el dios en cuestión. Creo que me he explicado regular fatal pero no sé decirlo mejor ahora mismo u.u
Queda implícito en dos párrafos atrás pero vuelvo a remarcar que el mundo creado me ha gustado mucho mucho. Una de las cosas que suele decepcionar un poco en los otros libros de las autoras es que se centran mucho en los personajes y el mundo queda muy secundario, cosa que una vez lo sabes no tienes problemas porque sabes a lo que vas pero en este caso han tratado con tres mundos y, aunque dos de ellos queda más definidos por sus personajes, me ha encantado la perfilación del inframundo porque, como he dicho, le da un toquecito oscuro que me encanta. Los otros dos mundos están bien pero siento predilección por la maldad, la sangre y la locura. Entre los matices del Inframundo, la divinidad de los dioses y los detallitos de la comunicación y conexión entre los mundos yo me he quedado más que encantada.Y la sangre, venganza y muertes... Me encanta, me encantan demasiado los momentos crueles, locos y en los que se muestra la maldad porque soy muy fan de la maldad y me ha dejado muy satisfecha en ese aspecto.
Resultado de imagen de gif tumblr hell yES
Y creo que ya va siendo hora de que empiece con los protagonistas. Orión es la cosa más dulce después de Hazan. A veces me ha recordado a éste por la inocencia que caracteriza al personaje pero este va un paso más allá intentando ser un personaje atrevido y digamos que a veces queda muy cómico cuando no lo consigue. Es el personaje que más me ha gustado pues a pesar de parecer débil fue el único dispuesto a movilizarse para crear una rebelión y el más dispuesto a superar sus temores. Pero a pesar de todo lo que demuestra sigue siendo tan inocente que parece imposible que este pedacito de pan vaya a luchar contra nadie. Adoro a Orión, quiero adoptar a Orión, es un personaje tan cuco y valiente que apetece meterlo en una burbuja para que no le pase nada. Que al final resulta ser un personaje muy fuerte pero aún así dan ganas de protegerlo.

Sin embargo Asteria en un primer momento no despertó gran cosa en mi. Es una amazona, una chica fuerte y dispuesta a sacrificarse por aquellos a quienes quiere. A pesar de ser un ser respetable lo cierto es que casi durante la mitad del libro me resultó un personaje bastante predecible y dentro de un tópico ya algo marcado -otra cosa es que suelan hacerlo bien (?)- de mujer libre y luchadora que ya hemos podido ver en Lynne por ejemplo. Pero en la segunda mitad es cuando Asteria se relaja y permite que su corazón se llene de algo más que odio y cuando empieza a bromear se deshace un poco de la máscara de amazona por venganza y deja ver la verdadera personalidad de Asteria, una mezcla de una chica normal y corriente que ansía la libertad pero también de esa chica fuerte que no dejará de luchar hasta tener su venganza. A pesar de seguir siendo un personaje que me seguía pareciendo predecible y poco sorprendente -también por conocer el tono de las autoras en los otros libros, no me sorprende que luche por el trato de la mujer- me ha gustado pues en este mundo donde todo lo gobierna un hombre, tener a una mujer tan fuerte físicamente como un hombre -o más- y tan ruda es algo distinto. Es un personaje que acaba siendo interesante por ser no una mujer sino una persona que escapa de lo normal. Y, aunque no me sorprendiera que fuera un personaje bisexual, que pusiera tanto énfasis en los papeles femeninos y en la idiotez de esperarse sentada a que un hombre fuera al rescate, por supuesto que me ha gustado los distintos mensajes que deja caer a lo largo del libro pues considero que esto es algo que caracteriza a las autoras y es que siempre se puede encontrar un papel femenino que lucha por la igualdad e independencia de la mujer.
Algo que me ha parecido bastante curioso y hasta me ha costado que me convenciera por lo acostumbrada que estoy a lo contrario es que la relación es diferente a lo que se suele presentar en el sentido que, por decirlo de alguna manera, el "machote" de la relación es la chica, la chica es físicamente superior al chico y la persona dulce e inocente es el chico. Me ha resultado muy muy curioso porque en todos los libros siempre es al contrario y he de reconocer que se me ha resistido un poco la idea porque al estar tan acostumbrada a lo otro se me hacía raro y como que no pegaba lo cual es una estupidez porque ¿por qué no? Creo que es positivo que se escape de los tópicos que ya se tienen tan asumidos pero aún así durante gran parte del libro me quedaba una sensación como que los personajes no me terminan de encajar juntos, en cierta manera me hubiera gustado que no hubiera habido romance porque el libro por sí solo se sustentaba bastante bien sin la necesidad de éste. Lo cual esto no quiere decir que el romance realmente no me haya gustado, me encantan los romances de Seliria porque son muy naturales y sinceros pero por una vez estaba tan inmersa en el las partes no románticas y los personajes se me antojaban tan bien independientes que hubiera sido feliz con una amistad sin romance, las circunstancias no me pedían un romance en este caso, mi cerebro no lo pedía (?) Es muy irónico, lo sé, pero aunque al final he tenido que admitir que los personajes forman un círculo, y es que el final es demasiado genial, lo cierto es que me ha costado mucho ver este romance.

Otro detallito que me encanta son los los Cantos, desde el primero hasta el último han sido lo mejor para mi porque se alejaba un poco de los protagonistas e iban hacia los dioses a contarnos cosas sobre ellos y, como ya he dicho, me ha encantado todo el tema de los dioses. Los Cantos llevaban la voz cantante de la trama que se seguía y además contaban con unos dibujitos en los laterales que quedaban muy ideales. Eso me lleva a las ilustraciones y es que Mar del Valle es una artistaza y las ilustraciones que ha incorporado al libro son bestiales. Representan magníficamente las escenas y te permite visualizarlas e introducirte más en la historia. A pesar de que me gustan todas lo cierto es que me encantó demasiado el conjunto de imágenes donde aparecen Algos y Letes, ya os dije que me gustaba las macabridades y me dio un escalofrío al verlo que genial.
Y no puedo terminar esta reseña sin hablar del final, ese final que me pareció tan sumamente ideal. Esta historia no gritaba por un final extremadamente feliz y aunque un final un poqutio más cruel creo que tampoco hubiera quedado mal -soy fan de la crueldad, sorry- todos sabemos que no suele ser el de las autoras -aunque tampoco era su estilo la sangre y mira por donde han salido, ¡hay esperanzas! no me matéis...-. El punto intermedio en el que se queda me ha gustado muchísimo pues han conseguido idear un desenlace que le queda ideal a esta historia. Otro tipo de final me podría haber decepcionado mucho, me daba miedo encontrarme un final demasiado feliz pero quedo encantada con este.

Rojo y oro es una nueva apuesta por parte de las autoras donde nos introducen en un mundo de dioses y venganzas, donde apuestan por la locura y la sangre pero sin dejar de lado uno de sus aspectos favoritos: el romance. Aunque he de reconocer que me costó acostumbrarme a él, como siempre las autoras recurren a los sentimientos y obligan al lector a que se enamoren de los personajes, de sus relaciones y sufran en esas últimas páginas donde todo es una agonía que está a punto de terminar.

Artículo original: http://librosdelcielo.blogspot.com/2017/02/rojo-y-oro-de-iria-g-parente-y-selene-m.html
© Libros del cielo
Enlace: http://librosdelcielo.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
paulavelc8
 14 octubre 2020
Cuenta la leyenda que hace muchos, muchos años, Heris sembró el caos en el mundo divino. Era tal su ambición que hizo cuanto estaba en su mano por conseguir su objetivo. Cameló al dios de los dioses intentando hacerse un hueco a su lado como reina, acabó con la vida de la mujer de la muerte, cortándole la cabeza y firmando así su sentencia. Así pues, el consejo de los doce la condenó a pasar el resto de la eternidad en el centro de un laberinto convertida en piedra, con todos sus hijos custodiándola. Todos menos uno. Orión era un recién nacido cuando castigaron a su madre y los dioses decidieron que era inocente de los pecados de su progenitora y que su poder no era lo suficientemente peligroso como para condenarlo a él también. de esta manera, Hera, la reina de los dioses, se quedó con él, tratándolo como un sirviente desde muy joven, haciendo que cumpliera todos sus caprichos. Pero Orión está harto. No aguanta más ser el muñeco de Hera. Tiene una misión: Liberar al Caos.
En el mundo medio, hace tres años que el poblado de las amazonas fue arrasado por el ejército del emperador, llevándose a las pocas mujeres que sobrevivieron a Élada para luchar como gladiadoras. Asteria hizo un pacto con el Emperador por el que ella sería la única que arriesgaría su vida en la arena y con cada una de sus victorias una de sus hermanas sería liberada para que pudieran volver a su hogar.
Tanto Asteria como Orión llevan años sometidos por alguien con poder suficiente para hacerlo. Una está cansada de luchar. El otro comienza ahora su guerra.
Este libro es muy diferente a Sueños de piedra, la otra novela que he leído de Iria y Selene. En esa historia lo importante eran los tres personajes principales, pero en este caso es la historia la que tiene el peso del libro. No por eso hay que restarles importancia a los dos protagonistas.
En un principio creía que no me iba a gustar mucho, que se me iba a hacer lenta y pesada, pero estaba equivocada. Mi error fue meter a la mitología en el mismo saco que la fantasía. Son dos cosas totalmente diferentes.
El libro está narrado de una forma muy original que no se llega a comprender del todo hasta el último momento. Se divide en dos: Los cantos y los capítulos normales. Los primeros están en pasado, como si fuesen una leyenda de los dioses que alguien hubiera escrito para que perdurase en el tiempo, los demás capítulos están en presente alternando la narración de Orión con el punto de vista de Asteria. Es algo que no había visto en ningún otro libro y que me ha gustado mucho.
También destacar las maravillosas ilustraciones de Mar del Valle que se pueden encontrar a lo largo de todo el libro. Están muy bien hechas y son perfectas para visualizar según qué escenas de la historia.
Son todas preciosas pero yo tengo una favorita, una de las primeras que aparecen. La podéis ver más abajo.
Asteria es un personaje que, pese a lo que pude pensar en un primer momento, me ha gustado mucho, aunque hay según que cosas que no entiendo de su forma de pensar. Es una amazona que, al contrario que Orión, sí conoce la libertad. Ha pasado toda su vida en el poblado en el que nació con sus hermanas. Todas mujeres. de ahí que usen el femenino genérico. Esto me ha molestado en alguna ocasión porque no estoy acostumbrada, pero lo veo totalmente justificado y necesario. Como curiosidad decir que en el primer borrador de Rojo y Oro no existía el femenino genérico de Asteria, pero pensándolo se dieron cuenta de que no era lógico que hablase con el masculino genérico un poblado de mujeres. No tienen relación con Élada ni con los hombres más allá de lo necesario para poder tener hijas. Solo niñas, ya que así se encargó la diosa Atermisa que fuera. Pero hace tres años ese paraíso se rompió cuando el ejercitó del Emperador arrasó con todo y se las llevó a Élada para luchar y tener un nuevo espectáculo con el que entretener al pueblo.
Una de las cosas que más me han gustado de todo el libro ha sido la bisexualidad de Asteria que no ha necesitado ser recalcada. Me explico: Ella puede besarse y tener relaciones tanto con hombres como con mujeres, no se deja llevar por el género, sino por su corazón. No es necesario que especifique que es hetero, lesbiana o bisexual. Para ella eso es tan normal como tener los ojos de un color o de otro. Y me ha encantado que las autoras no hayan querido darle importancia a ese hecho.
Pero lo que no he entendido es ese odio que tiene Asteria hacia los hombres. Toda su vida, excepto los últimos tres años, ha vivido rodeada de mujeres, sin contacto alguno con el género masculino. Y desde que fue apresada por el Emperador vive recluida en una escuela con sus hermanas, sin poder salir de ahí más que para luchar en el anfiteatro. Por eso las conversaciones que tiene con Ligeia (una amiga de Orión) con comentarios como nunca me ha gustado tener que esperar por un hombre no tienen sentido. Asteria es ya de por sí una reivindicación del feminismo, no hacía falta decir cosas como esas para remarcarlo.
Orión, por su parte, es mi personaje favorito. Había leído por ahí en alguna reseña que era muy blando o demasiado bueno pero para mí es perfecto tal y como es. Puede que sea egoísta, sí, pero lo es después de muchos años mirando hacia el suelo y sufriendo abusos de poder de los demás dioses. Es egoísta porque necesita serlo. Porque después de todo, se lo merece. Es el dios de la Vida y por lo tanto no puede con la sangre, las guerras y el dolor. No es que sea blando, es su naturaleza. Me ha parecido un amor de chico, super dulce, muy inocente en algunas ocasiones. Era como que tenía ganas de cuidarlo yo misma, de que no le pasase nada. Y después de estar varios libros con protagonistas masculinos chulitos, prepotentes y con una autoestima por las nubes, he agradecido muchísimo encontrarme con Orión. Me ha gustado también en lo que a relacionarse con los demás se refiere. Tanto con Asteria como con Ligeia. Es como un niño con apariencia de adulto. No sabe lo que es vivir. Asteria por lo menos tuvo sus primeros años de libertad, él no.
Otra cosa que me ha llamado la atención es que no se especifica qué tipo de relación mantienen Asteria y Orión. ¿Son amigos? ¿Amantes? No se entiende muy bien. Y creo que eso era precisamente lo que querían las autoras: Quitar las etiquetas. Lo que sí está claro es que hay un inmenso amor entre ellos y me ha gustado mucho. Aunque yo hubiera ido un pasito más allá, pero soy una romántica, qué se le va a hacer.
El punto negativo de esta novela es la cantidad de cosas que ocurren unas detrás de otras. Parece que nunca va a terminar. Cuando se soluciona un problema salen tres más de debajo de las piedras. Se multiplican. Aunque el objetivo tanto de Orión como de Asteria está fijado desde el primero momento, creo que se dan demasiadas vueltas para llegar ahí.
Del final había oído muchísimas cosas, la mayoría malas. Y una vez leído puedo corroborar esas críticas. Es un final que siendo correcto y bonito por el mensaje que da, no deja de ser un final triste y doloroso que consigue que se te caigan las lágrimas y que te dan ganas de reescribirlo tú misma. Creo que la historia podría haberse cerrado de otra manera. Pero que le vamos a hacer, así Iria podrá llenar su taza de lágrimas de lectores que ha enseñado en más de una ocasión en sus redes sociales.
Enlace: http://unavidaentrepalabras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
unalectorasalvaje
 28 septiembre 2018
Iria y Selene son sin duda de mis autoras nacionales favoritas pues cada libro que leo suyo me fascina por completo y me hace sentir muchísimas cosas. Fueron uno de mi mayores descubrimientos del año pasado pues me enamoraron con Alianzas y con la saga Marabilia que devoré en apenas un par de meses. Tenía demasiadas ganas de leer esta novela autoconclusiva de ellas porque, además de que soy muy fan de la mitología griega y todo lo que tenga que ver con ella, todo el mundo la pone por las nubes. Así que cuando los Reyes Magos me la regalaron estas Navidades no pude evitar adentrarme en sus páginas.
Orión es un dios que se siente infravalorado por la forma en la que los dioses lo han tratado por el mero hecho de ser el hijo de Eris, el Caos. Hera lleva años esclavizándolo y maltratándolo a la vez que ejerciendo de tirana en el Mundo Superior, lo cual provoca consecuencias directas en el Mundo Medio. Para conseguir su libertad y un cambio en el sistema, Orión decide despertar a su madre convertida en piedra años atrás. le ofrece a Asteria una amazona capturada por el emperador de Élada junto a sus hermanas que se ve obligada a luchar día sí y día también en el anfiteatro para que sus hermanas sean liberadas. Movida por la venganza, acepta y ambos emprenden la búsqueda del Caos.
Ambos protagonistas están muy bien construidos. Tienen un pasado durante el cual han sufrido que define sus decisiones y su personalidad en el presente, además de mucha profundidad y evolución a lo largo de las páginas. Terminan siendo personas totalmente diferentes a las que empezaron, tanto positiva como negativamente. Cometen errores continuamente y muchas veces están movidos por sentimientos como la venganza, la ira o para beneficiarse sólo a ellos mismos lo cual hace que sean reales y que también sea sencillo lograr empatizar con ellos. Algo que me encanta de Iria y Selene es que siempre están rompiendo estereotipos y deshaciendo tópicos frecuentes en la literatura juvenil. En Rojo y Oro invierten los típicos roles pues Asteria es una mujer fuerte y luchadora mientras que Orión es más bien un hombre débil que suele flaquear y necesitar la ayuda de la amazona.
Orión, el Dios de la vida, me ha gustado muchísimo pues es un chico muy entrañable al que no pude evitar cogerle cariño desde el principio. Es bastante inseguro pero al mismo tiempo tiene claro lo que quiere conseguir y por lo que lucha. Es muy fiel a las personas que quiere y siempre trata de ver lo bueno en la gente. Desde mi punto de vista es el personaje que más evoluciona a lo largo de todas las páginas pues empieza siendo débil y termina con mucha más determinación y fuerza. Por otro lado, Asteria también me ha encantado porque es una chica fuerte, decidida y que por encima de todo adora a su familia. Ese de este tipo de protagonistas que luchan contra lo establecido y contra lo que cree que no es correcto. Tiene un lado muy oscuro que tengo que destacar sí o sí porque es lo que la hace mucho más realista y completa. Los secundarios brillan con luz propia, especialmente Ligeia que les aporta esa cautela que necesitan y que siempre está dispuesta a ayudar. Es un chica muy interesante en la que no se profundiza especialmente pero a la que le cogí también mucho cariño.
La historia está narrada en su mayor parte en primera persona desde la perspectiva de los dos protagonistas cosa que permite al lector meterse en la mente de cada uno de ellos y poder conocer sus pensamientos, miedos y sentimientos. Este punto de vista cambiante siempre es algo que me gusta porque creo que si se utiliza bien puede aportar muchísimo a la trama, y en este caso concreto creo que es la mejor opción que podrían haber elegido. Además, hay algunos capítulos llamados Cantos que en tercera persona nos narran algunas escenas entre los dioses que no contienen a los protagonistas y que permiten conocer sus peleas y enfrentamientos. Me recordaron mucho a los cantos en coro de las tragedias griegas y considero que están muy bien escritos.
Como ya he mencionado, adoro la mitología griega y siempre disfruto mucho leyendo libros que la incluyan y sobre todo aquellos que les añaden un toque original. Iria y Selene le dan a cada dios una personalidad muy acorde con lo que representan y crean un mundo bastante diferente en el que me hubiera gustado que profundizasen un poco más. Sí, se menciona esa diferencia que hay entre el Mundo Superior y el Mundo Medio pero me pareció algo superficial. Es cierto que en un libro autoconclusivo es complicado desarrollar un nuevo universo con detalle, pero de todas formas si que me hubieran gustado más explicaciones y explorar un poco más todo lo que han creado.
Estas dos autoras en sus novelas siempre reivindican cosas y critican aspectos de la sociedad. En este caso, defienden el feminismo especialmente a través de la figura de las amazonas y de Asteria. Ellas hablan de la población en general o de un grupo de personas utilizando el femenino en lugar del masculino como en la actualidad, cosa que me gustó muchísimo. Las amazonas representan a mujeres fuertes y luchadoras que saben valerse perfectamente por si mismas y que pueden con todo.
El ritmo de Rojo y oro es en general muy bueno y estuve enganchada la mayor parte de la lectura. Pero debo admitir que me costó bastante meterme dentro de la historia y que además algunas partes se me hicieron algo más lentas. Quitando esos momentos lo leí bastante rápido y se me hizo un libro ameno y entretenido de leer.
La prosa de Iria y Selene es, como siempre, impecable. Amo demasiado la forma que tienen de describir los sentimientos de los personajes porque logran que yo también experimente lo mismo que ellos, que me ría y que sufra con ellos. Saben como fundirse en una y como utilizar el lenguaje de una forma preciosa. Siempre alago su pluma, pero de verdad que es una maravilla.
El final me destrozó el corazón en mil pedazos pero al mismo tiempo me dejó contenta porque creo que es la mejor conclusión que le podían haber dado a la historia.
Enlace: http://unalectorasalvaje.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Coralgg
 07 marzo 2020
Orión lleva toda su vida bajo la esclavitud de Hera. Cansado de la situación y con el apoyo de Atenea y Artemisa elabora un peligroso plan para acabar con ella, rescatar a su madre Eris del letargo al que le castigaron los Doce hace miles de años. Pero el camino hacia la diosa del caos es traicionero ya que todos sus hijos la custodian y ser el dios de la vida no ayuda. Por ello decide involucrar a una de las mejores Amazonas, Asteria, quien cansada de ser una marioneta del emperador está dispuesta a hacer cualquier cosa para liberar a sus hermanas.
Llevaba tiempo teniendo ganas de leer este libro ya que el tema de la mitología siempre me ha llamado la atención y la verdad es que me ha gustado bastante. El libro nos cuenta la historia de Orión, el dios de la vida, quien desde que nació fue condenado a una vida de esclavitud por culpa de los crímenes de su madre Eris. Lo único que desea Orión es libertad, y desesperado como está, piensa que la única que puede mejorar su situación y enfrentarse a Hera es su madre, Eris, la diosa del caos. Pero llegar a su madre no es una tarea sencilla, ya que aguarda escondida en el centro de un laberinto y está protegida por todos sus hijos. Es aquí donde entra Asteria, la amazona roja, la campeona de rey. Quien ha sido obligada por este a combatir para así poder liberar a sus hermanas. Los dos buscan la libertad, por ello deciden realizar un trato y actuar juntos. Asteria ayudará a Orión a liberar a Eris y Orión protegerá a Asteria cuando llegue el momento de matar al emperador. Pero el caos es siempre impredecible y cuando pronto queda claro que traerá consecuencias tanto para el Mundo Superior como para el Medio, Orión y Asteria tienen que actuar si quieren salvar lo que realmente les importa. En si, la historia me ha encantado, sobre todo el tema de la mitología y la manera en la que está narrada, que creo que es uno de los puntos fuertes de las autoras, ya que es muy fácil conectar con los personajes. También me han gustado los comienzos de algunos capítulos, a modo de cantos, que recuerdan al estilo de los mitos clásicos. Una cosa que me ha llamado la atención es que las autoras utilizan el genéro femenino para referirse al conjunto de la población, es decir, como genérico. Otra cosa que destacaría es las ilustraciones que aparecen en el libro que me parecen preciosas. En cuanto a los personajes, todos están muy bien descritos aunque ninguno me llegó a convencer al 100%. Orión me pareció un chico muy ingenuo, me faltó algo de chispa. En todo el libro lo único que busca es algo de aprecio, aunque claro quien puede culparlo. Y en cuanto Asteria me pareció demasiado vengativa, aunque me encantó que fuera tan leal a los suyos. del resto de dioses me gustó que se reflejara su única preocupación por el bien propio y las ansias de poder. También me ha gustado la manera en la que las autoras han tratado algunos temas, como el papel de la mujer en la sociedad que crearon, la religión, la esperanza y la relación que establecieron entre la vida y el dolor. La trama romántica es lo que menos me convenció ya que yo creo que ambos se utilizaban para olvidar, aunque no dudo que con el tiempo lo que empezó siendo como un juego se transformara en amor. El final también me ha gustado, me ha parecido muy poético y típico de un mito antiguo, creo que no podría haber sido un final mejor. En definitiva me ha gustado mucho, no ha sido el libro que más me ha gustado de las autoras pero estoy segura de que a cualquier amante de la mitología le encantaría.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
elbauldeloscolores
 14 septiembre 2020
Orión es el dios de la vida pero él no tiene nada de eso. Es un esclavo de Hera que le usa a su antojo y le maltrata desde bebé porque su madre, que lleva encerrada siglos, mató a su hija. ⁣

Por otro lado, Asteria es una amazona sin esperanzas, tras ser presa con todas sus hermanas amazonas, lucha cada día para ganar y poder salvar a una de sus hermanas.⁣

Pero un día, ambos descubren que la realidad no es lo que creen, que entre Hera y el emperador hay muchos maltratos y secretos oscuros y que los dioses son unos egoístas que solo piensan en ellos. Ambos se embarcarán en un viaje en busca de la libertad, la salvación y la venganza.⁣

Es un libro qie habla de muchos mitos y dioses pero de formar diferente, me ha encantado de principio a fin. Me parece una historia preciosa, llena de amor, dolor, historia y mucha esperanza y lucha. Los personajes me encantan, ella es fuerte, luchadora y cree en la justicia aunque la vida la ha pisado cada día. H por otfo lado, Orión se ha cansado de vivir a pesar de ser el dios de la vida.⁣

Ambos perdidos se complementan, se ayudarán...son dos personajes súper bien entrelazados y muy bien descritos. La ambientación te lleva a esa época, a esos mundos llenos de dioses... Un libro que se lee ágil, muy entretenido, ¡os lo recomiendo!⁣
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
NoeLautnerStoryNoeLautnerStory07 abril 2018
Las oportunidades se van si no las atrapas y las perderás si en vez de tomarlas te dedicas a hacerte preguntas sobre si estás o no a la altura. Sobre si eres capaz o no de hacerlo.
Comentar  Me gusta         00
unalectorasalvajeunalectorasalvaje28 septiembre 2018
No es el odio lo que me ha mantenido a flote, aunque me haya escondido en él. Ha sido la esperanza. Y es lo único a lo que de verdad puedo agarrarme si no quiero caer.
Comentar  Me gusta         00
NoeLautnerStoryNoeLautnerStory07 abril 2018
El tiempo me ha enseñado que el poder hacer algo solo depende de con cuánta fuerza lo desees y cuánto estás dispuesta a arriesgar para conseguirlo.
Comentar  Me gusta         00
unalectorasalvajeunalectorasalvaje28 septiembre 2018
A todas las personas que lucháis día a día para seguir adelante, sin ayuda de dioses ni héroes: vuestro ímpetu y vuestro esfuerzo merecen leyendas
Comentar  Me gusta         00
LaiaLaia16 diciembre 2018
Sabía que una amazona ha de presentar batalla hasta el final, que la pérdida del honor no era caer, sino rendirse.
Comentar  Me gusta         00
Video de Iria G. Parente (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de  Iria G. Parente
Novela juvenil de fantasía de las autoras Iria G. Parente y Selene M. Pascual. "Érase una vez una guerra cruel. Una confrontación entre humanos y feéricos que parecía que nunca tendría fin. Éránse una vez una reina malvada, un apuesto príncipe, dos princesas y un trovador que sabía contar las historias más maravillosas del mundo. Y aunque los cuentos nos han enseñado a creer en los finales felices, en un mundo donde su magia es real, las situaciones son completamente diferentes a como nos lo han contado... Alianzas, traiciones, luchas de poder e intereses puramente egoistas guiarán esta historia, hasta que finalmente nada de lo aparentemente predefinido llegue a cumplirse. Ningún futuro, al fin y al cabo, es seguro..."
+ Leer más
otros libros clasificados: gladiadoresVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
78 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..