InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8466665668
Editorial: Ediciones B (04/04/2019)

Calificación promedio : 3.09/5 (sobre 16 calificaciones)
Resumen:
Un retrato oscuro e inquietante sobre la corte de los Romanov y dos mujeres que no se conformaron con el destino que les tenía reservado la Historia.

Militza y Stana, hijas del empobrecido rey de Montenegro, se ven forzadas a casarse con dos miembros de la aristocracia rusa para que su padre pueda recuperar parte de su poder.

La vida, a pesar del esplendor de la corte del zar Nicolás, no es fácil. Una de ellas, Militza, parece tener pod... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (18) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 31 diciembre 2021
¿Esperaba muchísimo de Las brujas de San Petersburgo? No, la verdad, esperaba entretenimiento y ya, que no es poco. ¿Me ha dado todavía menos de lo que esperaba? Rotundamente sí. No me ha gustado nada, lo siento, y aunque en tiempos mejores esto hubiese dado para una reseña rebosante de ironía y pullas varias, hoy me parece que no va a ser así.
Mirad que la premisa era muy buena: brujas en la corte de los Románov, Rasputín de por medio... Yo leía que la autora estaba licenciada en Estudios Rusos y se había pasado años, y años, y más años documentándose y con la idea de esta historia en la cabeza, y no sé, esperaba una trama un poco más apañada sin que fuese nada del otro mundo. O una trama, ya que estamos. La autora opta por esa mezcla tan de moda desde hace unos años (bueno, esto ya lo hacía Alexandre Dumas, probablemente pionero en el tema, pero últimamente se lleva mucho) de usar personajes históricos auténticos y contar los eventos en que tomaron parte (o que sucedieron en su época) a su estilo e introduciendo elementos que dan un vuelta de tuerca a la historia. En este caso, obviamente, ese elemento es la brujería, la magia negra, los hechizos... para narrar el periodo comprendido entre la llegada al trono de los últimos zares rusos (Nicolás y Alejandra) y los meses previos a su caída. Lo dicho, sin tener que escribir una novelaza, este concepto podría haber quedado muy resultón. Pero no, para mí no lo consigue.

¿Qué tenemos? Pues tenemos a dos hermanas protagonistas, Militza y Stana, hijas del rey Nicolás de Montenegro, que llegan a la corte imperial rusa con un único fin: hacer un buen matrimonio, introducirse como sea en el círculo íntimo de la zarina y conseguirle a su padre (al que nombran doscientas veces en el libro como motivación para todo y que, sin embargo, no aparece ni una sola vez como personaje) todo lo que necesite para levantar un país como Montenegro, al que pintan como un barrizal atrasado y degradante. Estas dos hermanas son personajes reales: Militza de Montenegro se convirtió en Gran Duquesa tras su matrimonio con Pedro Románov, y Stana (Anastasia) se convirtió a su vez también en duquesa tras contraer matrimonio con Pedro Maximiliánovich (llegó después a Gran Duquesa, pero ese es otro tema). Estas dos hermanas, muy interesadas por las artes oscuras y el lado místico de la religión ortodoxa, eran conocidas como las "Princesas Negras" o "Arañas Negras", llegaron a formar parte realmente del círculo de la zarina y se les acusa de ser las artífices de introducir a Rasputín en la corte por medio de Anna Vyrubova, dama de confianza de Alejandra.
Vale, con esto mente, seguimos paso a paso todos los eventos históricos de la época, y cuando digo todos me refiero a todos porque a la autora no se le escapa ni uno, pero parece que los nombra de pasada para dejar constancia de la extensa documentación y solo se esmera en dedicarles una escena más destacada si son tan impactantes visualmente que le dan para lucirse sobre el papel (como el asesinato del Gran Duque Sergio Aleksándrovic, tío y cuñado al mismo tiempo del zar Nicolás II, que murió despedazado tras lanzarle una bombra de nitroglicerina al interior del carruaje en que viajaba). Vamos, resulta evidente que lo que realmente interesa es la historia de las dos hermanas y su afán y ambición por ser íntimos del zar y la zarina y tener un lugar eminente en la corte imperial.

Lo que voy a decir a partir de ahora habrá quien lo considere spoiler, así que aviso desde ya. Si no queréis saber, no leáis. Muchos son eventos históricos reales, pero como no todo el mundo tiene por qué conocerlos, de ahí el aviso. Me esmero siempre en no destripar nada de la trama y quedarme solo en las páginas de planteamiento de la historia, pero es que cuando un libro no me gusta necesito explicar por qué no me gusta, y decir solamente vaya desperdicio con lo que podría haber contado no me basta. Realizado el aviso, prosigo.

Así, el libro está dividido en dos partes casi iguales en cuanto a longitud, la primera dedicada a la llegada de las dos hermanas a la corte, sus matrimonios, los desprecios de que eran objeto por parte de la aristocracia rusa, sus prácticas de magia (negra o blanca según convenga) y su conquista de la amistad de los zares, a los que inician en sesiones de espiritismo (que practican habitualmente) por un lado, y a los que ayudan por medio de hechicería a conseguir un hijo varón que pueda heredar el trono de Rusia por el otro. Teniendo en cuenta que cuando consiguen la amistad de Alejandra solo han nacido sus dos hijas mayores (siendo Tatiana, la segunda, una recién nacida), y que aún quedan por venir otras dos hijas más y un aborto hasta que llega al mundo el pequeño Alekséi siete años después, resulta rídiculo que se adjudiquen el mérito del nacimiento de un varón. Menudas brujas de chichinabo, pero bueno, que eso serán cosas mías.
Total, que yo me decía, venga, va, que cuando llegue Rasputín esto va a mejorar un montón. Rasputín, hombre misterioso donde los haya, con tanto como se ha escrito sobre él, tantas leyendas que rodean su figura, idolatrado por unos y defenestrado por la mayoría, acusado de tantas cosas que dan para veinte vidas enteras... ¡qué mal habría que hacerlo para que la historia no mejorase! Pues no, no mejora. Empeora. ¿Sabéis con cuál, de todas las cosas que se han dicho de Rasputín, decide quedarse la autora? Con el tamaño de su verga. Y utilizo esta palabra porque es la que se usa mil quinientas veces en doscientas y pico de páginas. La verga descomunal de Rasputín, la verga gigantesca de Rasputín, verga p'arriba, verga p'abajo, y entre medias lo vemos constantemente con los pantalones bajados o recién abrochados. Ya. Se nos repite una y otra vez lo asqueroso que era, la peste a pepinillos de su aliento y las colas de mujeres a la puerta de su casa esperando una de sus "curas" (a base de sexo con su extraordinaria verga, of course, por si no había quedado claro). de sus intrigas varias e influencia política sobre la zarina, esa influencia que finalmente acabó con su vida, no vemos nada de nada porque todo se narra desde el punto de vista de las hermanas y como no están en el palacio imperial cuando él sí lo está, pues eso. Hasta su final, ese final que sigue impactando hoy en día, se narra como un pan sin sal. Qué mal, oigan, qué mal.
No, no me ha gustado porque no hay ninguna trama y porque la autora, teniendo una historia real tan potente como la de los Románov, fascinante por sí misma, y la idea de meter brujería de por medio, que podía haber quedado muy bien, no ha sabido qué hacer con la mezcla. Es que está todo tan desaprovechado... es una repetición, capítulo tras capítulo, del mismo bucle: tenemos que acercarnos a la zarina, tenemos que hacer magia para que confíe en nosotras, tenemos que conseguir que tenga un heredero, hacemos un hechizo, no funciona, tenemos que conseguir que tenga un heredero, hacemos un hechizo, no funciona, tenemos que conseguir que tenga un herederero, que no pierda la confianza en nosotras, hacemos un hechizo, no funciona... Y luego llega Rasputín y solo oímos hablar de su verga y lo imaginamos constantemente siendo asqueroso y con los pantalones en el suelo. Pues vale... pa'lo que hemos quedao, Grigori. de la incongruencia de cómo se relaciona a las hermanas con Rasputín por medio de la brujería no os he dicho nada porque ahí ya sí me meto en spoilers evidentes, pero vamos, que no hay por donde cogerlo. La protagonista principal de las dos hermanas, Militza, insoportable. El retrato de los zares, simplón y plano. El uso de la brujería en la trama, sin pies ni cabeza. Es el peor libro que he leído este año, si eso os resume toda la opinión, y eso que este 2021 estoy siendo generosa y creo que solo he suspendido a tres libros, pero es que cuanto más tiempo pasa, peor sensación tengo (y, ahora que lo pienso, solo he abandonado un libro este año y también ha sido en este reto brujil).
¿Algo bueno? Que se lee muy rápido y que me ha gustado reconocer a muchos personajes y hechos históricos. Por lo demás, no es mi tipo de libro y bien que lo siento, pero estoy segura de que sí habrá entretenido a muchos lectores y además es de esas novelas que se prestan a adaptaciones, ya sean cinematográficas o televisivas. Teniendo en cuenta que la escritora viene de ese mundo, no lo descarto en absoluto. Y que nadie se moleste por la opinión negativa, que las opiniones son siempre subjetivas (las buenas y las malas).
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Sreadream
 13 noviembre 2019
Se trata de un libro de ficción histórica, en él nos encontramos entremezclados datos históricos sobre la aristocracia rusa en los tiempos de los últimos Romanov con prácticas esotéricas, magia negra y espiritismo.
El libro cuenta con un prólogo, 34 capítulos y un epílogo, en el prólogo se introduce una situación que no se resolverá hasta el último tercio del libro, los capítulos son cortos, la pluma de la autora es ágil, con un lenguaje sencillo y grandes descripciones pero en ocasiones se recrea demasiado en las fiestas, los vestidos, la comida, los cotilleos de la corte y una vez que aparece Rasputín nos encontramos con escenas sexuales que en ocasiones resultan del todo innecesarias para la historia.
Al principio resulta un poco confuso, lleno de nombres y datos mezclados pero esta situación empieza a cobrar sentido a medida que vas leyendo.
Los personajes principales son Militza y Stana, son dos princesas montenegrinas enviadas a Rusia por su padre para contraer nupcias con dos miembros de la alta sociedad a fin de que consigan ayuda económica para su país, ambas son despreciadas entre los miembros de la Corte aunque se relacionarán con el Zar y las hostilidades no serán tan directas. Conocemos principalmente a Militza, es casada con Pedro, el primo del Zar que la aprecia, piensa en todo momento en como conseguir prosperar y lograr lo mejor para su país, recurre habitualmente a la practica de la magia y esto le ocasiona algún problema. Stana es la pequeña de las dos hermanas, la casan con un hombre que no la aprecia y ella lo único que busca es su felicidad y tranquilidad.
Como personajes secundarios tenemos a la Zarina Alexandra, una mujer que no disfruta de las fiestas, no es muy apreciada en Rusia, con una salud delicada y a la que la emperatriz viuda no soporta. El Zar Nicolás, es un personaje al que sus obligaciones le abruman, cumple la voluntad de su esposa en todo momento. Rasputín, es un personaje que entra en la Corte con ayuda de Militza y Stana, es un curandero y “hombre de dios” pero que ocasionará problemas a las hermanas, se dedica a hacer compañía a la zarina mientras usa su influencia para darle consejos acerca del futuro de Rusia, es un hombre con un gran magnetismo aficionado al alcohol, el sexo y los excesos en general. Pedro y su hermano Nicolás, son primos del Zar, son grandes duques y están emparentados con Militza y Stana debido a su matrimonio.
Para mí el epílogo es un resumen de que sucedió históricamente en la vida de las protagonistas y me ha parecido un cierre perfecto para el libro.
El libro no aporta nada novedoso a la historia de los Romanov, cosa que esperaba siendo la autora licenciada en Estudios rusos.
Como contra he de decir que los años desde 1910 a 1917 se resuelven en apenas 67 páginas siendo a mi parecer la parte más interesante de la historia y solo se vislumbra la decadencia de la Rusia imperial sin profundizar en esos años convulsos, tanto en la realidad como para las protagonistas.
En conclusión, es un libro que, a pesar de la confusión inicial, me ha resultado entretenido.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
AliCeL
 27 septiembre 2020
¿Historias ambientadas en la corte de los Romanov? Solo con eso ya me tienen enganchada. Pero si además le añadimos un poco de magia negra a la mezcla… apaga y vámonos.
Tengo que reconocer que con todas las cosas sobre los Romanov que he leído, nunca se había mencionado a Stana y Militza, o por lo menos no les habían dado la importancia necesaria para que las recordara. Pero después de esta historia está claro que lo haré.
Creo que MIlitza, a pesar de ser bastante obstinada, calculadora y obsesionada con el poder, es mucho mejor que Stana, que empezó el libro siendo bastante quejica y romántica, cosa que no cambia más adelante (aunque ¿podemos culparla? A diferencia de Militza se da cuenta de que el poder no lo es todo y prefiere centrarse en su propia felicidad.) al principio me encantaba Militza, tan fuerte, segura y determinada (me recordó un poco a L), pero a medida que se obsesiona con el poder le perdí el respeto, y como Stana no es que me gustara en general, pues me quedé sin personaje favorito.
La historia empieza genial. Me encanta el estilo de la escritora y como fluye todo sin esfuerzo. Enseguida queremos saber más sobre las hermanas y su magia. En cuestión de poderes sí que esperaba algo más “tenebroso”, pero la verdad es que son cosas bastante sútiles en su mayoría.
Algunas partes son bastante repugnantes, del tipo “dejo el libro porque madre mía”. Y pasada la mitad del libro, debo admitir que se me hizo un poco repetitivo. Casi todo gira entorno a una meta, y eso al final cansa. Aunque si que es verdad que te hace darte cuenta (partes repugnantes incluidas) de lo maleables que eran los zares.
De Rasputín, por quién nunca he sentido el más mínimo aprecio aunque sí curiosidad, he de decir que casi me hace perder cualquier interés. REPUGNANTE. Por supuesto que siempre lo he sabido, pero este libro lo pinta de una forma totalmente nueva que me ha dado mucho asquito.
El final… INCREÍBLE! Sobre todo saber qué fue de las personas que inspiran esta historia tan mágica.
-Ali
Ya sabemos que a Ali le gusta este tema: Los Romanov. Sin embargo, cuando se habla de esto se suele centrar mucho en esta familia y se agradecen libros como este que, aún contándote esa historia, no son el centro de todo.
Lo primero es hablar de las protagonistas: Militza y Stana. La primera, que es la protagonista como tal, es mucho más fría y calculadora y se obsesiona con el poder en la corte imperial rusa. Me encanta este personaje, me siento bastante identificada con ella pero hasta la mitad del libro. Creía que iba a pasar algo entre ella y otro personaje, pero de repente no se vuelve a tratar ese tema y me sentí algo abandonada. (La verdad es que habría molado mucho que se hubieran arriesgado con eso, creo que habría sido un detalle muy interesante).
Sobre Stana, al principio me pareció muy niña, mimada quizás y bastante cursi. Pero a medida que avanza y sobre todo hacia la segunda mitad del libro, se convirtió en mi favorita (y eso que a penas se sabe de ella durante esa parte).
Esto deja claro que los personajes (TODOS) son muy complejos y además evolucionan a medida que crecen, como los humanos de verdad. Eso los hace aún más reales de lo que ya fueron, claro.
El libro parece que está dividido en dos partes (es la impresión que me dió, no es que haya dos partes como tal). La primera mitad del libro es la que más me ha gustado: algo de magia negra, mucha política de por medio, dramas de la corte y cosas por el estilo. Está escrito de una forma que te atrapa y no te suelta (de hecho, me leí este trozo en un par de días). Pero la segunda mitad…
Hacia el final del libro empiezan a pasar cosas raras y alguna bastante desagradable. El personaje protagonista que es Militza empieza a obsesionarse aún más con el poder y el control y eso hizo que se viniera un poco abajo para mí. Las descripciones se alargaron y había partes que tenían protagonismo pero no llegaban a mucho: que si nos libramos de uno, que si ahora necesitamos que vuelva, que si lo volvemos a liar para que le echen, que si le volvemos a traer… Así como unas buenas 100/150 páginas.
PERO EL FINAL!!!
Yo pensaba que iba a acabar en un punto de la historia de los Romanov, pero no es exactamente así. Además, el epilogo al estilo de los créditos de una película basada en hechos reales es un puntazo! Las cosas como son, el final remonta a esa “segunda mitad”.
-L
Enlace: https://thebookslayers.home...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Rosa_Halcombe
 07 mayo 2019
Este libro lo empecé con bastantes dudas, porque las opiniones que había consultado en Goodreads no eran nada halagüeñas. Y como para mí Goodreads es el oráculo, pues con un suspiro me dispuse a empezar esta lectura, que para colmo de males (me decía yo...) es bastante larga.
Pasadas diez páginas me dije: «Oye, pues no está tan mal». Cuando llevaba 50 páginas ya no lo podía soltar, y en la 250 sacaba tiempo de donde no lo tenía para seguir leyendo un poco más, solo un capítulo más... Y el caso es que no se trata de una lectura trepidante, es mejor abordar esta novela con calma, pero durante esta semana me he metido tanto en la historia que hasta me descubría dándole vueltas a las reacciones de algunos personajes cuando no tenía el libro entre las manos.
Esta novela nos introducirá en el periodo convulso que precedió a la caída de los Romanov, los últimos zares de Rusia, y el papel crucial que jugó Rasputín en todo aquel proceso. Seremos testigos de los lujos, los fastos, las veladas de bailes, cenas y sesiones de teatro y ballet donde se urdían muchas tramas políticas, así como traiciones y alianzas. Pero mi sorpresa ha sido saber que Militza y Stana, las Princesas Negras, también existieron en la realidad y llegaron a ser personas de confianza de la zarina Alexandra, a quien ayudaron con sus artes ocultas ante sus problemas para concebir a un hijo varón. Ellas fueron también quienes introdujeron a Rasputín en la corte de los zares.
Está claro que muchos detalles del libro son ficción, pero a grandes rasgos sí que va siguiendo hechos que se produjeron en la realidad, como los matrimonios de las princesas con grandes duques rusos, su acercamiento al círculo íntimo de los zares, la dificultad de la zarina para concebir un hijo varón después de cuatro niñas, el miedo aterrador que la acecha cuando el ansiado niño es hemofílico, y cómo la estabilidad de Rusia se va tambaleando a medida que la era de los Romanov toca a su fin. Por no hablar de Rasputín, un personaje fascinante que me ha gustado conocer más de cerca: un campesino llegado de la estepa siberiana que consiguió ir incrementando su influencia en las grandes esferas rusas hasta hacerse indispensable para la zarina como consejero espiritual y sanador, al tiempo que se daba al libertinaje más absoluto creyéndose prácticamente invencible.
De todas formas, las verdaderas protagonistas de esta novela son Militza y Stana, las princesas de Montenegro que en la Rusia de los zares recibían miradas por encima del hombro por sus orígenes pobres y sus ansias de protagonismo en la corte, para lo que se valían de unas artes a veces cuestionables. Su padre, desde Montenegro, las somete a una fuerte presión para que Rusia le envíe dinero o armas y se posicione a su lado en los conflictos bélicos, algo que solo es posible si Militza cuenta con el favor de zares. Y esta presión hace que Militza y Stana lleguen a extremos con tal de seguir perteneciendo a la esfera cercana de los Romanov. Sin embargo, el lector al final se pregunta si no es también la ambición y el ansia de no perder estatus social y poder económico lo que mueve a las hermanas. Son personajes que no siempre caen bien, uno se pregunta hasta dónde están dispuestas a llegar solo para mantener su estatus, pero eso es precisamente lo que aumenta su atractivo: el hecho de que la autora no ha querido dibujar unos personajes beatos, perfectos e inmaculados que nunca dan un paso en falso, sino que ha retratado a dos personas con sus virtudes y defectos.
Puedo entender que a algunos lectores no les haya gustado este libro, pues ciertos pasajes resultan un poco desagradables (uno que tiene que ver con un vómito y otros que tratan el tema del aborto de una manera algo explícita), y también por las escenas de sexo, que las hay, y en cierto modo parece que una no se las espera en una novela histórica. Sin embargo, para mi gusto estas escenas no están fuera de lugar, pues resultan necesarias para entender la influencia y la fascinación que ejercían algunos personajes.
Yo desde luego sí recomendaría esta lectura a quien quiera saber más sobre la época convulsa de los Romanov, los últimos zares de Rusia, y el papel que jugó Rasputín en este declive, pero sin incidir demasiado en datos históricos (no es un libro que se haga pesado en este sentido); más bien hace hincapié en los caracteres de cada uno de los protagonistas de esta era, que quedan muy bien retratados. Me ha parecido que la autora, licenciada en Estudios Rusos, se ha documentado muchísimo para reflejar en su novela la Rusia de los zares, como también queda patente en los agradecimientos de las últimas páginas.
También recomiendo esta novela a quien tenga ganas de abordar una lectura con la mente abierta para mezclar la Rusia de los zares con magia negra, artes ocultas y bajas pasiones, salpicado con alguna que otra pincelada de sexo. Desde luego, un planteamiento de lo más original y quizá algo arriesgado (como he podido ver por los comentarios de Goodreads), pero que a mí desde luego me ha ganado por completo.

Enlace: http://lavidanobasta.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
edicionilustrada
 11 diciembre 2019
Nos cuenta la historia de Militza y Stana, hijas del rey de Montenegro. Somos testigos de cómo van ganando confianza e influencia en la corte Romanov, con el fin de que el zar Nicolás II envíe ayuda a su padre arruinado.
Nos cuenta desde el inicio; cómo llegan a Rusia al casarse con aristócratas, cómo al principio son repudiadas, y cómo poco a poco se van haciendo una reputación al conseguir ser personas cercanas a la zarina. Alexandra está deseosa de tener un hijo varón tras haber dado a luz a varias hijas, y es ahí donde estas dos hermanas consiguen ganarse su confianza al mostrar sus dotes con la magia negra y sus famosas sesiones de espiritismo. Todo va genial hasta que aparece Rasputín y todos sus planes parecen torcerse.
Me ha parecido una historia muy interesante. Nos ofrece un fiel reflejo de la corte de los Romanov, se nota el trabajo de investigación que hay detrás por parte de la autora. Es una lectura bastante realista y fiel a la vida de estos personajes, sus vivencias, amores, enfermedades... Nos traslada en el tiempo, nos retrata las creencias en la magia negra y santería de la época.
El ritmo es el adecuado para este tipo de narraciones que nos presentan hechos históricos, no es lento pero tampoco frenético. Está muy bien narrada y consigue engancharnos, ya que conocemos las vidas de la corte pero sin hacerse pesado porque tenemos como principal la historia tan interesante de estas dos hermanas.
Algo negativo: Rasputín al principio me pareció muy interesante pero después me resultó un personaje odioso, y se me hizo lento cuando la trama se centra en destruirlo ya que la lectura se volvió algo repetitiva.
Pero es una historia que os recomiendo muchísimo si os llama la atención la época de los Romanov, y si queréis conocer más sobre estas dos hermanas y su relación con la magia negra.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (2) Añadir cita
naitoranaitora19 junio 2019
Militza exhalo un suspiró. ¿Qué estaban haciendo? ¿Dos hermanas tan lejos de casa? ¿Cómo era posible que su padre les hubiera hecho eso? No podría evitar pensar en lo cruel que era ser mujer, lo cruel que era sentirse indefensa e incapaz de decidir su propia suerte. Sin embargo, no dijo nada, no hizo nada aparte de seguir mirando por la ventana e intentar disipar sus propias aprensiones
Comentar  Me gusta         20
RodevaRodeva13 agosto 2021
no podía evitar pensar lo cruel que era ser mujer, lo cruel que era sentirse indefensa e incapaz de decidir su propia suerte. Sin embargo, no dijo nada, no hizo nada aparte de seguir mirando por la ventana e intentar disipar sus propias aprensiones.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: espiritismoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES




Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
80 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
.. ..