InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417761713
Editorial: Duomo ediciones (31/12/1899)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 29 calificaciones)
Resumen:
PREPÁRATE PARA LEER EL THRILLER MÁS ABSORBENTE DEL AÑO

Durante una fiesta en una tranquila casa de las afueras de Oxford, una niña desaparece misteriosamente. Ninguno de los vecinos ha visto qué ha ocurrido con Daisy, o, al menos, así lo afirman.

El inspector Adam Fawley trata de no llegar a conclusiones precipitadas, pero sabe que nueve de cada diez veces, el culpable es alguien a quien la víctima conocía. Lo que significa que alguien ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (31) Ver más Añadir una crítica
Claudia
 02 marzo 2020
De nuevo, traigo una reseña de un thriller que me ha atrapado desde el principio hasta el final, y del que he disfrutado en todo momento. Una novela que ya ha atrapado a miles de lectores y que, para mí, ha sido un acierto comprar.

Lo primero que llama la atención de esta novela es su estructura. No está dividida en capítulos, sino que toda la historia va de seguido, con separaciones en forma de tres flores (en lugar de tres puntos), recordando una y otra vez a la pequeña Daisy (daisy significa margarita en inglés).

Además, la historia va a estar narrada desde diferentes perspectivas: en primera persona lo que vive el inspector Fawley, que es el que está al cargo de la investigación de la desaparición; en tercera persona los avances realizados por los demás investigadores, así como los saltos al pasado; en forma de tweets, mensajes de Facebook o artículos periodísticos que difunden la noticia y opiniones acerca de la desaparición de Daisy; En letra de máquina de escribir los interrogatorios que se exponen como si estuviéramos viendo una grabación en vez de leyendo.

Toda la estructura en sí me ha parecido muy original y bien expuesta. Podría resultar lioso, pero la autora logra que resulten enriquecedores para la historia. Es una forma de hacer más real y cercana una novela de ficción.

En cuanto al desarrollo de la trama, debo reconocer que cuanto más se enrevesaba, más ganas tenía de continuar leyendo y descubriendo qué había ocurrido en realidad. Ver cómo la policía estaba cada vez más perdida, el no saber qué pensar acerca de los Mason y su extraño y sospechoso comportamiento, los cabos sueltos que parecía haber...

Cada salto al pasado, ayuda a que se comprendan mejor los hechos del presente, aunque también se generan más dudas acerca de quién ha podido querer hacer desaparecer a Daisy. Cuanto más atrás nos movemos, más motivos vemos y creemos comprender.

Desde un primer momento, el comportamiento de los padres es de lo más extraño y sospechoso. Sharon y Barry Mason parecen esconder secretos y no aceptan que la policía se implique en la investigación tanto como debería. Sharon siempre está más preocupada por su aspecto físico y la imagen que de ella se percibe, que de saber qué ha pasado con Daisy o del comportamiento de su otro hijo: Leo.

En esta historia, los protagonistas principales serían los policías encargados del caso. Ellos son los que se desviven por descubrir la verdad y encontrar a la pequeña Daisy. Aunque Sharon y Barry muestran una evolución a lo largo de la novela y poco a poco les vamos conociendo en profundidad, quiero destacar a los personajes que más me han marcado en esta obra:

ADAM FAWLEY: Es el inspector jefe. Es él quien habla en un principio con la familia y trata de organizarlo todo. Es el narrador en primera persona de gran parte de la historia y muestra un carácter fuerte, cerrado y con un doloroso pasado. Por lo que se deja entrever, perdió a su hijo Jake, aunque no queda claro el cómo hasta el final de la novela. Trata de superar su dolor y sobrellevarlo lo mejor que puede, centrándose en sus casos como si fueran lo más importante en su vida. Sabe escuchar a sus compañeros y, pese a ser una figura autoritaria, no impone su criterio si no cree que es necesario.

VERITY EVERETT: Agente bajo las órdenes de Fawley, cuyo protagonismo en la historia va teniendo altibajos. Siempre busca descubrir la verdad, aunque esta sea dolorosa. Tiene principios y valores muy arraigados y quiere estar segura de que procede de la manera apropiada. Tiene las ideas muy claras y es trabajadora y eficiente. Su papel es crucial en esta historia y es un personaje con el que se puede empatizar.

LEO MASON: Hermano mayor de Daisy, supone una verdadera incógnita. Su extraño comportamiento, lo que sabe y no dice y el trato que recibe por parte de sus padres y de otros personajes de la novela, le dotan de una importancia y protagonismo que el propio personaje parece rehuir. Muy bien construido y con una gran evolución, supone la llave para poder descubrir secretos de Daisy.

DAISY MASON: La gran incógnita de la obra. Toda la trama gira en torno a ella, y sin embargo da la sensación de que no la conocemos en absoluto. ¿Qué ha ocurrido con ella? ¿Dónde está? ¿Sigue viva o ha sido asesinada? Todo ello rondará por la cabeza del lector, la policía y los personajes de esta obra que sean inocentes.

Si bien no hablo en profundidad de Barry y Sharon Mason (por no alargar demasiado esta reseña), sí hablaré de su personalidad engreída, sus aires de superioridad y esa falsa pena que parecen sentir por la desaparición de su hija. Parece una crítica de la autora a esos padres que no parecen estar preocupados por sus hijos y que, tal vez, los hayan tenido sin desearlo. Pese a ello, Barry parece más preocupado por Leo y Daisy que Sharon.

Por último, quiero cerrar esta reseña mencionando los giros inesperados y un final que supone un broche perfecto para esta obra que atrapa desde su inicio. Apenas decae en algún momento la intensidad de la historia y resulta del todo original y bastante atractiva para el lector. Sin duda, no puedo evitar recomendar su lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
riona25
 07 marzo 2020
Lo primero que debo decir de esta novela es que no ha sido lo que esperaba, de hecho, ha resultado un tanto decepcionante. Se presenta como un thriller absorbente y trepidante, y a mí no me ha provocado ninguna de esas sensaciones. Para gustos, colores, todo el mundo lo sabe, pero trataré de justificar mi opinión sin spoilear demasiado para quien tenga interés en leer esta novela. Obviamente, que a mí no me haya gustado, no significa que no le guste al resto del mundo.
Primer punto que me ha "echado" de la historia: que el tiempo verbal utilizado en toda la narración haya sido el presente. Puedo entender que el hecho de presentar la novela como las pesquisas policiales tras la desaparición de Daisy se preste para este tiempo verbal, incluso que sea en primera persona porque es el inspector Fawley quien narra los hechos que se van dando conforme va investigando. Digamos que es un "ir hacia adelante". Sin embargo, cuando él sale de escena (normalmente poniendo voz a alguno de sus agentes) se narra en tercera persona, aunque igualmente en presente. ¿Y los flashbacks? En presente también. de acuerdo que se indica la fecha de los hechos al principio de cada escena (porque no hay división por capítulos, solo los típicos asteriscos), pero puede llegar a confundir al lector que los hechos pasados y los que discurren en el presente sean tratados de igual modo. A mí, personal y subjetivamente, me incomoda.
Por otro lado, me he sentido un poco engañada. Desde el principio he sabido perfectamente que todos los indicios trataban de llevarme por un camino que tenía claro que era erróneo, por ser tan obvio y "simple". Yo no he picado, de hecho, en ocasiones me ha venido a la mente un eslogan publicitario de cierta marca de café... "¿En serio, Jorge?" ¿En serio se puede caer en una trampa que desde el principio se ve que lo es? Los retazos de la historia pasada de la madre de Daisy, incluso de la niña antes de desaparecer, por el modo en el que están presentados, parece información "privilegiada" para el lector, pues no son producto de la investigación. ¿Podría uno pensar que, entonces, el lector tiene más información que la policía, y decir aquello de "Fawley, ¿no lo ves y eso que lo tienes delante?" En mi caso, no ha sido así, pues no solo no ha arrojado luz sobre el asunto, sino que tampoco ha sido para "jugar al despiste". Hay partes que aún no sé para qué han servido... ¿Un "Macguffin" a lo Hitchcock? No sé si ha sido el tipo de narración, pero si esos son los tan nombrados giros argumentales, no me han sorprendido.
Tampoco he empatizado con ningún personaje. Soy madre de una niña de 8 años, y creía que sufriría con este libro. Imaginaba la desesperación de esos padres, las búsquedas infructuosas, las pistas falsas... Nada de nada. Es imposible empatizar con los padres de Daisy (porque vaya par), a los policías que llevan el caso se les conoce de pasada, incluso a Fawler, quien tiene una gran historia detrás que podría haberse utilizado para ganarse un poco más al lector y a la que, en mi opinión, no se le ha sacado partido. Sí, lo importante es la desaparición de Daisy, o se supone, pues llega un momento en el que parece que la niña es lo de menos. No hay preocupación, inquietud, no he visto caminos para implicarme con esta historia. Tenía ganas de terminarlo porque imaginaba que la historia se resolvería en el epílogo. Bingo. Y podría haber sido cualquier cosa, incluso "ese final". Porque tenía claro que todo lo demás era tan obvio que se desmontaba por su propio peso. Sin embargo, me habría gustado haber llegado al final y haberme dado la típica palmada en la frente y haber pensado "cómo no has caído en esto, esto y esto". Y no pienso que es porque fuera el "crimen perfecto" y por eso no se ha descubierto, no. Lo que sucede es que la novela no hace más que girar en torno a la misma hipótesis una y otra vez pese a saberse desde el minuto uno que no van por ahí los tiros. Y ya que el final se ve revelado en dos páginas, me habría gustado entenderlo. Esta lleno de frases veladas, con doble sentido, sin un buen contexto para entenderlas, crípticas, y que me han dejado fría. ¿Que es un final abierto? Tal vez. ¿Que no he sabido quién era el culpable? Creo que era imposible saberlo. Quizá después puedes pensar que es lógico ese final, pero también lo podrían haber sido muchos otros. al menos, no me he ido a lo obvio, en ningún momento. ¿Tal vez era ese el reto?

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LEMB
 31 marzo 2020
La lectura me prometía intriga, acción, investigación, giros, trama y un gran final, y todo eso me lo ha dado. No puedo decir lo contrario. Es justo una novela de esas que apetecen a veces porque te presenta un caso, te va mostrando diferentes escenarios que se van desmintiendo a medida que avanzamos, hasta que las piezas poco a poco van encajando, con un final que, sin ser excesivamente original, deja muy alta la lectura, y eso se agradece, y mucho.
Es una historia escrita de una manera muy ágil donde se va intercalando el testimonio del principal detective de la investigación, que nos habla en primera persona y presente de lo que está viviendo, dirigiéndose al lector directamente como si fuese un personaje más del texto, junto con instantes anteriores a la desaparición, que irán aportando información al lector, consiguiendo que sepamos más que los personajes. A su vez, se intercala con mensajes del periódico o de la televisión, mensajes de texto y transcripciones de entrevistas hechas a los vecinos. Como pone en la sinopsis, comenzamos, tras un pequeño prólogo que nos va a situar a la niña en una situación límite en un bosque, con la desaparición de Daisy durante la celebración de una fiesta en casa de sus padres, a la que acudieron los vecinos. Son las dos de la mañana.
Entiendo por qué la mayor parte de las opiniones que he leído decían que era un libro que te mantenía enganchado a la lectura, favorecido todo por ese estilo directo y fácil de narrar la investigación, llevándote hacia lo que ha ocurrido a medida que se desarrolla la investigación.
Sorprendentemente, siendo un libro constituido como por escenas, momentos, en los que se va desarrollando la investigación, con una mayor presencia de diálogos, me ha resultado muy narrativo. Además, hay un componente íntimo de los personajes que me no me esperaba en una lectura tan dinámica y de carácter policial.
El uso de twitter como una herramienta más de la trama a modo de recurso narrativo me ha parecido un acierto porque le aporta mucha más agilidad a la trama, además de actualidad y, en cierta manera, veracidad, demostrando que algo así se vería reflejado en las redes y se usaría como medio de comunicación adicional; no obstante, para mí no va más allá de eso, e, incluso, no aporta nada esencial a la historia, ya que si lo quitáramos del texto creo que no se notaría la falta de ello.
Un acierto los giros en la trama que te hacen dudar de unos y de otros gracias a esos flashes que te permiten tener cada vez una visión mayor sobre lo que nos llevó hasta la desaparición. Por cierto, el título original es, para mí, mucho más adecuado: Close to home; se publicó en 2017 y creo que fue la primera novela de su autora, lo que me ha dejado muy sorprendida. Me intriga saber cómo serán sus siguientes novelas (ha publicado varias ya) porque mantener el nivel que consigue en esta no creo que sea nada fácil.
Bueno, creo que no puedo decir mucho más de esta lectura: es un thriller, sin duda; hay una investigación alrededor de la desaparición de una niña durante la celebración de una fiesta en su casa; la acción se va precipitando en cada página, llevándonos a los distintos extremos que puede haber ante una situación de este tipo; para mí, bien escrita y muy correcta, con un gran manejo de los tiempos, giros en la trama y un final de esos que pretenden dejarte con la boca abierta. Si lo consigue, eso ya depende de ti. Eso sí, no deja de ser una desaparición más, una investigación más y una lectura más, para mí.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
carlotenia
 13 marzo 2020
Nunca una sinopsis tan corta me produjo tanto desasosiego, intriga y ganas de leer un libro. Encima, la bomba que nos deja a continuación aumenta el mal rollito de manera desesperante. Ya podemos olernos de por donde van a ir los tiros... O intentará condicionarnos para que nosotros echemos cábalas durante toda la lectura? En todo caso, con esa sinopsis, el libro te invito a empezar a leerlo a la de ya!!!!!
Ha habido una fiesta en una urbanización de "pijos venidos a menos" donde ya veremos que no es oro todo lo que reluce, donde se ha invitado a casi toda la vecindad a una barbacoa por el cumple de Daisy, la pequeña hija del matrimonio. Y al acabar la fiesta se han dado cuenta de que la protagonista de la fiesta, la niña, ha desaparecido. ¿Cómo ha ocurrido esto? ¿Esos padres no han estado pendientes de su hija en toda la fiesta, no le han hecho una foto de recuerdo? Es de locos! Eso piensa el inspector Fawley, que junto con su equipo será quien lleve la investigación, y quien nos la vaya narrando en primera persona. Así que junto a él iremos juntando las piezas de este monumental puzzle que es la desaparición de la chiquilla.
Comienzan las entrevistas con los padres, que a todas luces, nos parecerán raros conforme los vayamos conociendo, igual que al inspector, que no puede entender la tranquilidad de ambos ante lo que ha sucedido. Él ha vivido un hecho similar, al que tendremos acceso poquito a poquito a lo largo de la lectura, y es incomprensible la actitud de los dos, especialmente de la madre, pulcra, impoluta, más preocupada de las apariencias que de otra cosa. A mí me pasa algo así y estoy histérica y hecha una piltrafa. Pero la madre está perfecta. Raro de verdad.
Vamos a ir asistiendo a esta carrera contrareloj, a pesquisas desesperadas por parte de la policía para poder dar con el paradero de Daisy. Lo que primero son preguntas inocentes para los padres pronto se convertirán en interrogatorios oficiales, porque empiezan a aparecer las incongruencias, cosas que han obviado... Y resulta que al final el vecindario que aparentemente era de lo más normal, guarda muchos secretos entre sus habitantes. Y es que, como dijimos antes, no es oro todo lo que reluce, en ese vecindario se vive mucho de las apariencias, la envidia está a la orden del día y las circunstancias no acompañan. Es increíble como escarbando un poco, apretando un poco las tuercas, comienzan a salir a la luz aspectos que en principio estaban ahí super escondidos y encallados pero están deseando darse a conocer para jorobar la "vida perfecta" de esta familia. Como ya nos adelantan en la sinopsis, en una desaparición de un menor, lo más fácil es que el culpable sea alguien cercano, es por eso que lo que empiezan por entrevistas o preguntas para dilucidar qué ha podido pasar, acaba en interrogatorios oficiales a los padres. Para nosotros estarán en el punto de mira igual que para los investigadores. Precisamente por las actitudes que mantienen, por las reticencias que tienen a colaborar en el caso, por las exigencias a la policía cuando ellos no están moviendo un dedo practicamente. Pero también está Leo, el otro hijo de la pareja, que es super especial, tan especial que a veces da miedo, y nos preguntaremos a cierta altura de la novela si él pudo tener que ver algo con la desaparición de la dulce Daisy. Sin menospreciar a otros sospechosos, por supuesto. Toda la historia es un juego de idas y venidas de situaciones, sorpresas y descubrimientos que hacen que cualquiera pueda ser el culpable... O varios culpables... Pero todo esto no lo sabremos o lo podremos confirmar hasta el final.
Lo que sí está claro es que la novela no nos da tregua como lectores. A mí particularmente me enganchó muchísimo, no deja de lanzarnos órdagos al aire con giros inesperados (unos los ves venir conforme están llegando, otros te los comes como una guantada en toda la cara), que te dejan sin aliento, que te llevan a buscar excusas para leer porque más allá de la investigación, de quien es el culpable, de los secretos que guardan todos (incluso los niños), quieres saber qué ha pasado con Daisy, porque Daisy no aparece ni viva ni muerta... Nos encontraremos con un caso en el que no hay cuerpo?
Estructuralmente la novela también está pensada para que no dejes de leerla. No tiene capítulos como tal, pero tú sabes perfectamente cuando llevas unas páginas leídas donde hay pausas que podrían considerarse un final de capítulo. Esto nos puede chocar al principio, pero luego da aún más dinamismo y agilidad a la lectura, porque vamos a encontrar recortes de periódico, retazos de interrogatorios, incluso aparecerán un montón de opiniones de redes, en Twitter y Facebook, de usuarios que van comentando lo que piensan, hacen una campaña de derribo y acoso contra los padres, otros se lamentan... Y esto es super dinámico, con algunos tweets estás de acuerdo, con otros no... Es el pan nuestro de cada día, algo muy cercano que está a la orden del día y hace que te metas aún mucho más en la novela. Chapó.
Para acabar, aunque creo que no me queda nada más que decir de esta novela, si queréis enfrentaros a un thriller que no da tregua, que os tendrá totalmente enganchados a sus páginas, que trata temas como el maltrato, el bulling, el acoso en redes sociales, los secretos que se esconden detrás de una estudiada "vida perfecta de cara a la galería", los tejemanejes de los niños, aderezado todo con unos giros impresionantes, con mucha angustia, y con sorpresas que no paran, acercaos a intentar averiguar Quién se ha llevado a Daisy Mason.
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LAKY
 05 marzo 2020
Los Hunter están realizando una fiesta nocturna en su casa, en un barrio residencial a las afueras de Oxford. Cuando se quieren dar cuenta, Daisy, su hija de ocho años ha desaparecido. Andaba revoloteando por la fiesta, vestida de margarita, pero nadie sabe precisar cuándo la vio por última vez.
Serán el inspector Adam Fawley y su equipo quienes tendrán que hacerse cargo de la investigación. ¿Se ha ido la niña por propia voluntad o se la ha llevado alguien? ¿Está viva o alguien la ha matado? Las horas pasan, incluso los días y ya se sabe que estas cosas si no se resuelven en las primeras horas, malo.
¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?” es un libro sumamente adictivo que tiene todos los elementos característicos de los thrillers. Muchísimo diálogo, muchos secretos a desvelar, unos cuantos giros inesperados, un ritmo muy ágil y un final de los que dejan con la boca abierta. Todo ello aderezado con extractos de Twitter, lo que le da un punto claro de actualidad. La red social por excelencia donde cada uno se desata a gusto y echa toda la basura que guarda en su interior. En este caso, los tuiteros van a realizar casi una investigación paralela, eligiendo a sus propios culpables, machacando a la familia Mason a la mínima, insultado, agrediendo oralmente, incitando a la violencia… Vamos, lo que vemos cada día si nos damos una vuelta por Twitter. Aparte de darle un punto de actualidad, los extractos de Twitter le dan muchísima agilidad ya que se leen en un segundo.
Ya sabemos que en casos de desapariciones de niños, las estadísticas muestran que muy habitualmente el culpable es alguien cercano. Así que las miras de la policía rápidamente recaen sobre el resto de la familia Mason: los padres y el hermano de Daisy, un niño de diez años llamado Leo. ¿Pero a quién elegimos? Porque cada uno tiene lo suyo: a la madre no hay por donde cogerla y rápidamente se hará merecedora de nuestras antipatías pero, ¿tanto como para considerarla culpable de asesinar a su propia hija? El padre parece que adora a Daisy pero…, ¿la querrá quizás demasiado? ¿Y Leo? Leo es un niño muy especial, enseguida veremos que hay algo en él que nos hará dudar. ¿Qué esconde Leo? ¿Será capaz de haberle hecho algo a su hermana? ¿O será un tercero el responsable? Porque la familia guarda secretos y, aunque ocultos y muy bien escondidos, la policía va averiguándolos poco a poco y ello hará que surjan nuevos posibles culpables.
La verdad es que el libro es un no parar de sospechar. Por mi cabeza pasaron un sinfín de sospechosos, entre ellos el hermano y los padres de la niña desaparecida, pero también otros más. La autora va sacando pistas poco a poco y cada una de ellas hará que demos la vuelta por completo al asunto y encontremos otra posible explicación, quizás otro sospechoso, o quizás más motivos para sospechar de algunos de los que ya sospechábamos. Eso sí, reto a cualquiera a intentar adivinar qué es lo que realmente pasó. El final es absolutamente impredecible. Bueno, he de decir que de las dos sorpresas del final, una se me había pasado por la cabeza (simplemente pasar, no se quedó como favorita) pero la otra no y creo que es imposible que nadie pudiera pensar en ella. El final te deja con la boca abierta pero es un poco tramposillo. Aún así, no me ha disgustado porque ya se veía que de esta novela podíamos esperar cualquier cosa.
La investigación se va realizando poco a poco por el inspector Adam Fawley. He de decir que no parece el más listo de la clase y que hay algunas cosillas que se le escapan y que no deberían. Cuando una niña desaparece, se investiga inmediatamente a sus padres; exhaustivamente. No sólo por si ellos son los responsables, sino también por si alguien tiene algo contra ellos y ha querido vengarse. Los Mason guardan secretos, no le cuentan a la policía toda la verdad y Fawley debería haber estado ahí más listo.
La novela no se estructura en capítulos. Esto que de normal me hubiera parecido un horror, en este caso no tiene importancia alguna. Porque sí que hay división en escenas y porque las noticias de los medios, los tweets y algún que otro post en facebook hacen perfectamente de división. Es Adam Fawley, en primera persona, quien nos va contando la historia. Lo hace con un lenguaje sencillo y coloquial, de muy fácil lectura. El diálogo predomina sobre la narración y ello, junto a las continuas sorpresas, hace que sea un libro de lectura tremendamente ágil.

Conclusión final
La verdad es que he disfrutado muchísimo con la lectura de este thriller. Un libro que no da tregua, hecho para el entretenimiento. Un libro para no parar de leer.
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB08 marzo 2020
En la sala se instala una sensación extraña; la he percibido otras veces. Es una sensación de avance que en realidad no es tal, porque lo único que permite es descartar una posibilidad en lugar de acercarte a la verdad. Una sensación de que las piezas empiezan a encajar lentamente, aunque sigues sin ver el dibujo completo. Pero en todo resto hay una pieza que de repente resulta muy sombría.
Comentar  Me gusta         20
LEMBLEMB07 marzo 2020
Lo diré ya, antes de empezar. No les gustará, créanme. He hecho esto más veces de las que estoy dispuesto a castigarme recordando. En un caso como este —un niño—, 9 de cada 10 veces el responsable es alguien del círculo más cercano. Un familiar, un amigo, un vecino, alguien de la comunidad. No lo olviden. Por afligidos que los vea, por poco probable que parezca, ellos saben quién ha sido. Tal vez no de manera consciente y tal vez no todavía. Pero lo saben.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB08 marzo 2020
Y entonces me viene a la cabeza, como ocurre a veces. Es imposible prepararse para ello o evitarlo —nunca sabes qué asociación aleatoria de ideas o palabras lo—, pero de pronto tu cerebro, que has mantenido cuidadosamente sellado, se ve asaltado por un recuerdo no deseado.
Comentar  Me gusta         11
Suenosentreletras7Suenosentreletras713 marzo 2020
Le sorprendería saber de qué son capaces los niños si los presionan. Aunque tengan solo ocho años.
Comentar  Me gusta         20
Maria_BlackMaria_Black03 julio 2020
Transmitirá un buen mensaje para los niños: que está bien ser uno mismo; tan solo hace falta valor para ser quien realmente eres.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: despariciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
73 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}