InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8417761713
Editorial: Duomo ediciones (31/12/1899)

Calificación promedio : 4.01/5 (sobre 65 calificaciones)
Resumen:
PREPÁRATE PARA LEER EL THRILLER MÁS ABSORBENTE DEL AÑO

Durante una fiesta en una tranquila casa de las afueras de Oxford, una niña desaparece misteriosamente. Ninguno de los vecinos ha visto qué ha ocurrido con Daisy, o, al menos, así lo afirman.

El inspector Adam Fawley trata de no llegar a conclusiones precipitadas, pero sabe que nueve de cada diez veces, el culpable es alguien a quien la víctima conocía. Lo que significa que alguien ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (57) Ver más Añadir una crítica
Claudia
 02 marzo 2020
De nuevo, traigo una reseña de un thriller que me ha atrapado desde el principio hasta el final, y del que he disfrutado en todo momento. Una novela que ya ha atrapado a miles de lectores y que, para mí, ha sido un acierto comprar.

Lo primero que llama la atención de esta novela es su estructura. No está dividida en capítulos, sino que toda la historia va de seguido, con separaciones en forma de tres flores (en lugar de tres puntos), recordando una y otra vez a la pequeña Daisy (daisy significa margarita en inglés).

Además, la historia va a estar narrada desde diferentes perspectivas: en primera persona lo que vive el inspector Fawley, que es el que está al cargo de la investigación de la desaparición; en tercera persona los avances realizados por los demás investigadores, así como los saltos al pasado; en forma de tweets, mensajes de Facebook o artículos periodísticos que difunden la noticia y opiniones acerca de la desaparición de Daisy; En letra de máquina de escribir los interrogatorios que se exponen como si estuviéramos viendo una grabación en vez de leyendo.

Toda la estructura en sí me ha parecido muy original y bien expuesta. Podría resultar lioso, pero la autora logra que resulten enriquecedores para la historia. Es una forma de hacer más real y cercana una novela de ficción.

En cuanto al desarrollo de la trama, debo reconocer que cuanto más se enrevesaba, más ganas tenía de continuar leyendo y descubriendo qué había ocurrido en realidad. Ver cómo la policía estaba cada vez más perdida, el no saber qué pensar acerca de los Mason y su extraño y sospechoso comportamiento, los cabos sueltos que parecía haber...

Cada salto al pasado, ayuda a que se comprendan mejor los hechos del presente, aunque también se generan más dudas acerca de quién ha podido querer hacer desaparecer a Daisy. Cuanto más atrás nos movemos, más motivos vemos y creemos comprender.

Desde un primer momento, el comportamiento de los padres es de lo más extraño y sospechoso. Sharon y Barry Mason parecen esconder secretos y no aceptan que la policía se implique en la investigación tanto como debería. Sharon siempre está más preocupada por su aspecto físico y la imagen que de ella se percibe, que de saber qué ha pasado con Daisy o del comportamiento de su otro hijo: Leo.

En esta historia, los protagonistas principales serían los policías encargados del caso. Ellos son los que se desviven por descubrir la verdad y encontrar a la pequeña Daisy. Aunque Sharon y Barry muestran una evolución a lo largo de la novela y poco a poco les vamos conociendo en profundidad, quiero destacar a los personajes que más me han marcado en esta obra:

ADAM FAWLEY: Es el inspector jefe. Es él quien habla en un principio con la familia y trata de organizarlo todo. Es el narrador en primera persona de gran parte de la historia y muestra un carácter fuerte, cerrado y con un doloroso pasado. Por lo que se deja entrever, perdió a su hijo Jake, aunque no queda claro el cómo hasta el final de la novela. Trata de superar su dolor y sobrellevarlo lo mejor que puede, centrándose en sus casos como si fueran lo más importante en su vida. Sabe escuchar a sus compañeros y, pese a ser una figura autoritaria, no impone su criterio si no cree que es necesario.

VERITY EVERETT: Agente bajo las órdenes de Fawley, cuyo protagonismo en la historia va teniendo altibajos. Siempre busca descubrir la verdad, aunque esta sea dolorosa. Tiene principios y valores muy arraigados y quiere estar segura de que procede de la manera apropiada. Tiene las ideas muy claras y es trabajadora y eficiente. Su papel es crucial en esta historia y es un personaje con el que se puede empatizar.

LEO MASON: Hermano mayor de Daisy, supone una verdadera incógnita. Su extraño comportamiento, lo que sabe y no dice y el trato que recibe por parte de sus padres y de otros personajes de la novela, le dotan de una importancia y protagonismo que el propio personaje parece rehuir. Muy bien construido y con una gran evolución, supone la llave para poder descubrir secretos de Daisy.

DAISY MASON: La gran incógnita de la obra. Toda la trama gira en torno a ella, y sin embargo da la sensación de que no la conocemos en absoluto. ¿Qué ha ocurrido con ella? ¿Dónde está? ¿Sigue viva o ha sido asesinada? Todo ello rondará por la cabeza del lector, la policía y los personajes de esta obra que sean inocentes.

Si bien no hablo en profundidad de Barry y Sharon Mason (por no alargar demasiado esta reseña), sí hablaré de su personalidad engreída, sus aires de superioridad y esa falsa pena que parecen sentir por la desaparición de su hija. Parece una crítica de la autora a esos padres que no parecen estar preocupados por sus hijos y que, tal vez, los hayan tenido sin desearlo. Pese a ello, Barry parece más preocupado por Leo y Daisy que Sharon.

Por último, quiero cerrar esta reseña mencionando los giros inesperados y un final que supone un broche perfecto para esta obra que atrapa desde su inicio. Apenas decae en algún momento la intensidad de la historia y resulta del todo original y bastante atractiva para el lector. Sin duda, no puedo evitar recomendar su lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Aitor_Castrillo
 28 septiembre 2021
17 de septiembre de 2021. 10 días antes de escribir la reseña.
Termino El sótano de Oxford (segunda novela protagonizada por el inspector Adam Fawley) y mi amiga Zai, la gran nefertiti5 aquí en Babelio, me habla bien de ¿Quién se ha llevado a Daisy Mason? (el primer libro de la saga). Lo apunto como “want to read”.
***
23 de septiembre de 2021. 4 días antes de escribir la reseña.
Zai envía un “Aitor, ¿cuándo te lees el primero?” que me hace consultar mi calendario de lecturas. En octubre estoy apuntado a seis LCs. Quiero leerlo… y tiene que ser ahora.
***
24 de septiembre de 2021. 3 días antes de escribir la reseña.
Comienzo la novela con las expectativas por las nubes y enseguida me veo intentando averiguar quién se llevó a la pequeña Daisy de la barbacoa que organizaban sus padres.
***
25 de octubre. 2 días antes de escribir la reseña.
Estoy atrapado. Cara Hunter me hace dudar del padre de Daisy, de su madre, de su hermano, de los vecinos, de sus amigas del colegio y de todos los personajes del entorno familiar que van apareciendo en escena para ofrecer su testimonio a la policía.
***
26 de septiembre. Un día antes de escribir la reseña.
Con interrogatorios por aquí y muchos comentarios de Twitter por allá las páginas vuelan. La crítica al juicio popular paralelo en las redes sociales me parece muy actual y todo un acierto. Llego al punto final de la historia después de varios giros en la investigación y un epílogo de esos que te deja un buen rato la cabeza loca pensando hacia atrás. No suelo ser de los que adivinan los finales, pero en esta ocasión hubo una parte que sí intuí… La otra, la resolución a la pregunta que plantea el título del libro, es sorprendente. Quizá incuso demasiado.
***
27 de septiembre. La reseña.
Ahora sí seré muy breve: Me gustó más El sótano de Oxford, pero la búsqueda de Daisy Mason también ha sido intensa.
***
28 de septiembre. 1 día después de escribir la reseña.
La subo a Babelio... ¡Muchísimas gracias por la recomendación, Zai! 🌼
+ Leer más
Comentar  Me gusta         130
MisLecturas
 18 marzo 2022
De sobra es sabido por todos los que pasáis habitualmente por aquí que no me puedo resistir a una novela que, de antemano, ya plantea una terrible incógnita en su mismo título. Por eso hoy os traigo mis impresiones sobre "¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?", la primera entrega de una serie protagonizada por el inspector de la policía de Oxford, Adam Fawley. Una novela en la que nada es lo que parece y que, para abrir boca y crear ansia en el lector, incluye en su final el prólogo de la siguiente entrega.
La pequeña Daisy Mason, de tan solo ocho años, desaparece sin dejar rastro en algún momento de la tarde del 19 de julio, cuando sus padres organizaban una fiesta vecinal en el jardín de su casa. Nadie en el vecindario vio nada, o al menos es lo que dicen. El equipo liderado por el inspector Adam Fawley inicia una carrera contrarreloj para encontrar cualquier rastro de la pequeña que les permita dar con su paradero, porque las primeras horas tras la desaparición de un menor son cruciales. El peso de la sospecha va a recaer, lógicamente, en la familia. Una familia normal en apariencia pero que resultará especialmente defectuosa a medida que la investigación avance y comience a fracturarse: una madre obsesionada con mantener las apariencias, un padre frio y un hermano de diez años que parece distante de los acontecimientos y reacio a hablar con la policía, aunque es obvio que sabe más de lo que está dispuesto a revelar…
"¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?" es una novela de diseño novedoso en cuanto a la estructura de su argumento ya que no se articula en capítulos, lo que enfatiza el desarrollo continuo de su trama y tiene intercalados diversos materiales documentales tales como artículos de prensa, transcripciones de emails, fragmentos de entrevistas e interrogatorios, tuits, una página de Facebook que alguien abre para compartir información y quizás contribuir a encontrar a la pequeña y que, para diferenciarse del resto de la narración, aparecen con distinta tipología de letra. Algunos de estos recursos son innecesarios porque no aportan nada que no sepamos ya, pero son un pretexto de la autora para mostrar el poder manipulador y lo dañinas que son las redes sociales, un pozo de lodo ponzoñoso donde la gente vierte sus especulaciones y la rabia que siente.
En su trama se irán alternando dos voces narrativas diferentes: la intimista en primera persona de Adam, voz que irá desgranando el desarrollo de la investigación desde su propia perspectiva, facilitando que el lector se sumerja en su mente para vivir las situaciones tal y como él las percibe, dando acceso completo a sus pensamientos e inquietudes; y un narrador en tercera persona que será el encargado de impulsar la historia poniendo de relieve el lado más sombrío del ser humano. Estos cambios de narrador ayudan a mantener la tensión, pero la inclusión de flashback que nos retrotraen al pasado, con saltos en el tiempo que oscilan entre uno, ciento seis días o incluso veinticinco años antes de la desaparición de la pequeña Daisy, interrumpe el flujo de la historia. A pesar de que esta no es una novela en la que los escenarios adquieren demasiada relevancia, sí cuenta con una ambientación en la que, sin entrar en excesivos detalles, la autora consigue bosquejar los escenarios en los que se sitúa la acción y trasladarnos hasta la urbanización de Canal Manor, donde todo el mundo se pasa la vida metiendo las narices en los asuntos ajenos. Todo ello con un lenguaje sin ambages y una narrativa muy visual ejecutada con frases concisas y descripciones precisas.
Novela de lectura dinámica que engancha, totalmente cierto, que cuando aún no has terminado de digerir un giro argumental que no viste venir, ya te están estampando otro en toda la cara para desconcertarte aun más si cabe. Y otro, y otro más que te hace sospechar de este, del otro, del de más allá, del que no está pero se le espera e incluso del que nunca estuvo ni se le esperaba. Porque aunque las piezas comienzan a encajar lentamente, el lector sigue sin ver la imagen completa del puzle que Cara Hunter trata de mostrarnos y no lo consigue hasta el último momento porque su desenlace es imposible de prever, os lo aseguro, sale de la nada. Y esto ha sido mi decepción, porque la autora no revela toda la información que debería. Además de dejar unas cuantas incógnitas sin respuesta, algunas pueden ser intuidas por el lector, pero otras no tanto. Comportamientos negligentes llevados al extremo que le restan credibilidad a ciertos acontecimientos y desidia, mucha desidia de algunos personajes.
Un vasto friso de personajes secundarios puebla las páginas de"¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?", de contornos apenas esbozados, sobre todo los miembros del equipo policial, pero supongo que se debe a que es la primera entrega de la serie y que se irán desarrollando a medida que se publiquen los siguientes títulos. de entre todos ellos destaca el de Adam, un hombre roto que se refugia en su trabajo, la única manera de evadirse del dolor por un trágico suceso ocurrido unos meses antes, algo que lo atormenta y de lo que se culpa. Lo cierto es que me ha faltado que la autora incidiera algo más en su pasado y en su vida personal, para entenderlo mejor y poder empatizar con él, porque quedan algunas preguntas sin respuesta, aunque esto puede deberse a que esté reservando dicha información para entregas posteriores.
Sintetizando: "¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?" es una novela de suspense, de ritmo acentuado y lectura entretenida, en la que su autora, con el pretexto de la desaparición de una niña pequeña, a la vez que va desgajando la disfuncionalidad de una familia aparentemente normal, hace una denuncia para alertar de los peligros de las redes sociales a los que estamos cada vez más expuestos y que pueden acabar destrozando la vida de cualquiera. de cómo los rumores se expanden y contribuyen a gestar prejuicios y una amplia campaña de odio contra los sospechosos e incluso incitar a la violencia. Un título con el que se inicia una serie que seguiré de cerca…


Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
riona25
 07 marzo 2020
Lo primero que debo decir de esta novela es que no ha sido lo que esperaba, de hecho, ha resultado un tanto decepcionante. Se presenta como un thriller absorbente y trepidante, y a mí no me ha provocado ninguna de esas sensaciones. Para gustos, colores, todo el mundo lo sabe, pero trataré de justificar mi opinión sin spoilear demasiado para quien tenga interés en leer esta novela. Obviamente, que a mí no me haya gustado, no significa que no le guste al resto del mundo.
Primer punto que me ha "echado" de la historia: que el tiempo verbal utilizado en toda la narración haya sido el presente. Puedo entender que el hecho de presentar la novela como las pesquisas policiales tras la desaparición de Daisy se preste para este tiempo verbal, incluso que sea en primera persona porque es el inspector Fawley quien narra los hechos que se van dando conforme va investigando. Digamos que es un "ir hacia adelante". Sin embargo, cuando él sale de escena (normalmente poniendo voz a alguno de sus agentes) se narra en tercera persona, aunque igualmente en presente. ¿Y los flashbacks? En presente también. de acuerdo que se indica la fecha de los hechos al principio de cada escena (porque no hay división por capítulos, solo los típicos asteriscos), pero puede llegar a confundir al lector que los hechos pasados y los que discurren en el presente sean tratados de igual modo. A mí, personal y subjetivamente, me incomoda.
Por otro lado, me he sentido un poco engañada. Desde el principio he sabido perfectamente que todos los indicios trataban de llevarme por un camino que tenía claro que era erróneo, por ser tan obvio y "simple". Yo no he picado, de hecho, en ocasiones me ha venido a la mente un eslogan publicitario de cierta marca de café... "¿En serio, Jorge?" ¿En serio se puede caer en una trampa que desde el principio se ve que lo es? Los retazos de la historia pasada de la madre de Daisy, incluso de la niña antes de desaparecer, por el modo en el que están presentados, parece información "privilegiada" para el lector, pues no son producto de la investigación. ¿Podría uno pensar que, entonces, el lector tiene más información que la policía, y decir aquello de "Fawley, ¿no lo ves y eso que lo tienes delante?" En mi caso, no ha sido así, pues no solo no ha arrojado luz sobre el asunto, sino que tampoco ha sido para "jugar al despiste". Hay partes que aún no sé para qué han servido... ¿Un "Macguffin" a lo Hitchcock? No sé si ha sido el tipo de narración, pero si esos son los tan nombrados giros argumentales, no me han sorprendido.
Tampoco he empatizado con ningún personaje. Soy madre de una niña de 8 años, y creía que sufriría con este libro. Imaginaba la desesperación de esos padres, las búsquedas infructuosas, las pistas falsas... Nada de nada. Es imposible empatizar con los padres de Daisy (porque vaya par), a los policías que llevan el caso se les conoce de pasada, incluso a Fawler, quien tiene una gran historia detrás que podría haberse utilizado para ganarse un poco más al lector y a la que, en mi opinión, no se le ha sacado partido. Sí, lo importante es la desaparición de Daisy, o se supone, pues llega un momento en el que parece que la niña es lo de menos. No hay preocupación, inquietud, no he visto caminos para implicarme con esta historia. Tenía ganas de terminarlo porque imaginaba que la historia se resolvería en el epílogo. Bingo. Y podría haber sido cualquier cosa, incluso "ese final". Porque tenía claro que todo lo demás era tan obvio que se desmontaba por su propio peso. Sin embargo, me habría gustado haber llegado al final y haberme dado la típica palmada en la frente y haber pensado "cómo no has caído en esto, esto y esto". Y no pienso que es porque fuera el "crimen perfecto" y por eso no se ha descubierto, no. Lo que sucede es que la novela no hace más que girar en torno a la misma hipótesis una y otra vez pese a saberse desde el minuto uno que no van por ahí los tiros. Y ya que el final se ve revelado en dos páginas, me habría gustado entenderlo. Esta lleno de frases veladas, con doble sentido, sin un buen contexto para entenderlas, crípticas, y que me han dejado fría. ¿Que es un final abierto? Tal vez. ¿Que no he sabido quién era el culpable? Creo que era imposible saberlo. Quizá después puedes pensar que es lógico ese final, pero también lo podrían haber sido muchos otros. al menos, no me he ido a lo obvio, en ningún momento. ¿Tal vez era ese el reto?

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LEMB
 31 marzo 2020
La lectura me prometía intriga, acción, investigación, giros, trama y un gran final, y todo eso me lo ha dado. No puedo decir lo contrario. Es justo una novela de esas que apetecen a veces porque te presenta un caso, te va mostrando diferentes escenarios que se van desmintiendo a medida que avanzamos, hasta que las piezas poco a poco van encajando, con un final que, sin ser excesivamente original, deja muy alta la lectura, y eso se agradece, y mucho.
Es una historia escrita de una manera muy ágil donde se va intercalando el testimonio del principal detective de la investigación, que nos habla en primera persona y presente de lo que está viviendo, dirigiéndose al lector directamente como si fuese un personaje más del texto, junto con instantes anteriores a la desaparición, que irán aportando información al lector, consiguiendo que sepamos más que los personajes. A su vez, se intercala con mensajes del periódico o de la televisión, mensajes de texto y transcripciones de entrevistas hechas a los vecinos. Como pone en la sinopsis, comenzamos, tras un pequeño prólogo que nos va a situar a la niña en una situación límite en un bosque, con la desaparición de Daisy durante la celebración de una fiesta en casa de sus padres, a la que acudieron los vecinos. Son las dos de la mañana.
Entiendo por qué la mayor parte de las opiniones que he leído decían que era un libro que te mantenía enganchado a la lectura, favorecido todo por ese estilo directo y fácil de narrar la investigación, llevándote hacia lo que ha ocurrido a medida que se desarrolla la investigación.
Sorprendentemente, siendo un libro constituido como por escenas, momentos, en los que se va desarrollando la investigación, con una mayor presencia de diálogos, me ha resultado muy narrativo. Además, hay un componente íntimo de los personajes que me no me esperaba en una lectura tan dinámica y de carácter policial.
El uso de twitter como una herramienta más de la trama a modo de recurso narrativo me ha parecido un acierto porque le aporta mucha más agilidad a la trama, además de actualidad y, en cierta manera, veracidad, demostrando que algo así se vería reflejado en las redes y se usaría como medio de comunicación adicional; no obstante, para mí no va más allá de eso, e, incluso, no aporta nada esencial a la historia, ya que si lo quitáramos del texto creo que no se notaría la falta de ello.
Un acierto los giros en la trama que te hacen dudar de unos y de otros gracias a esos flashes que te permiten tener cada vez una visión mayor sobre lo que nos llevó hasta la desaparición. Por cierto, el título original es, para mí, mucho más adecuado: Close to home; se publicó en 2017 y creo que fue la primera novela de su autora, lo que me ha dejado muy sorprendida. Me intriga saber cómo serán sus siguientes novelas (ha publicado varias ya) porque mantener el nivel que consigue en esta no creo que sea nada fácil.
Bueno, creo que no puedo decir mucho más de esta lectura: es un thriller, sin duda; hay una investigación alrededor de la desaparición de una niña durante la celebración de una fiesta en su casa; la acción se va precipitando en cada página, llevándonos a los distintos extremos que puede haber ante una situación de este tipo; para mí, bien escrita y muy correcta, con un gran manejo de los tiempos, giros en la trama y un final de esos que pretenden dejarte con la boca abierta. Si lo consigue, eso ya depende de ti. Eso sí, no deja de ser una desaparición más, una investigación más y una lectura más, para mí.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (7) Ver más Añadir cita
LEMBLEMB08 marzo 2020
En la sala se instala una sensación extraña; la he percibido otras veces. Es una sensación de avance que en realidad no es tal, porque lo único que permite es descartar una posibilidad en lugar de acercarte a la verdad. Una sensación de que las piezas empiezan a encajar lentamente, aunque sigues sin ver el dibujo completo. Pero en todo resto hay una pieza que de repente resulta muy sombría.
Comentar  Me gusta         30
nefertiti5nefertiti509 junio 2021
Lo diré ya, antes de empezar. No les gustará, créanme. He hecho esto más veces de las que estoy dispuesto a castigarme recordando. En un caso como este – un niño –, nueve de cada diez veces el responsable es alguien del círculo más cercano. Un familiar, un amigo, un vecino, alguien de la comunidad. No lo olviden. Por afligidos que los vea, por poco probable que parezca, ellos saben quién ha sido. Tal vez no de manera consciente y tal vez no todavía. Pero lo saben.

Lo saben
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB07 marzo 2020
Lo diré ya, antes de empezar. No les gustará, créanme. He hecho esto más veces de las que estoy dispuesto a castigarme recordando. En un caso como este —un niño—, 9 de cada 10 veces el responsable es alguien del círculo más cercano. Un familiar, un amigo, un vecino, alguien de la comunidad. No lo olviden. Por afligidos que los vea, por poco probable que parezca, ellos saben quién ha sido. Tal vez no de manera consciente y tal vez no todavía. Pero lo saben.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
LEMBLEMB08 marzo 2020
Y entonces me viene a la cabeza, como ocurre a veces. Es imposible prepararse para ello o evitarlo —nunca sabes qué asociación aleatoria de ideas o palabras lo—, pero de pronto tu cerebro, que has mantenido cuidadosamente sellado, se ve asaltado por un recuerdo no deseado.
Comentar  Me gusta         11
Suenosentreletras7Suenosentreletras713 marzo 2020
Le sorprendería saber de qué son capaces los niños si los presionan. Aunque tengan solo ocho años.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Autoras de novela negra y policíaca

10 negritos

Agatha Christie
Phillys Dorothy James
Susan Hill

10 preguntas
48 lectores participarón
Thèmes : novela negra , LITERATURA POLICÍACACrear un test sobre este libro