InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre No me dejes (7)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
Edd62
 29 enero 2020
Basado en el título de la canción de Jacques Brel y retomando, algunos de los múltiples temas que toca la misma , Maxim Huerta, crea una novela que debe ser encontrada, o encontrarlo a uno en el momento preciso, una historia, que habla de perdidas, de soledad, de desamor, de tristeza. ( En Paris siempre llueve, Dominique pensó en dejarse morir)
Pero sobre todo lo hace de solidaridad, de la forma de llenar esos huecos, esas carencias que la ausencia se empeña en invocar diariamente,
Los personajes aunque rigurosamente rígidos, no carecen de imaginación, tanto propia como la proveída por el autor, y Diariamente viven y van dejando como una estela sus historias a ser contadas, y entrelazadas
La prosa de Maxim, es mas sentimental que correcta, tal vez, el desarrollo de las escenas sea su carencia inmediata, al no atar nudos ni tejer con pericia, corta la continuidad,
Un mal menor, si la novela te toma en el momento de necesitar un abrazo de la vida, ser reconfortado por las circunstancias.
Dominique, viudo, dueño de la floristería La estrella menguante, entrelaza su historia, con la de Mercedes , Tilde y Violeta, pero también con la de el Paris que gusta y enamora, por su carga histórica y social
Lo hace a través de su tristeza, de sus recuerdos de la felicidad añorada ,y a través de las flores, pero también a raíz, de las múltiples referencias, citas, literarias, musicales, populares, históricas,
Pone en el centro la librería Shakespeare & Co. Donde Mercedes va a dejar notas a los futuros lectores de algunos libros,
Aunque París sea triste, y la soledad pesa Violeta y El autor la llenan de energía y luminosidad.
No me dejes y te traeré lluvia de países donde nunca llueve “
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Felipe_gd
 02 marzo 2019
Precioso, es un gran libro y es que este autro siempre lo borda. Muy recomendable para todos
Comentar  Me gusta         10
Galena
 10 diciembre 2017
De esta novela había leído reseña más o menos positivas y esperaba encontrarme una historia tierna y sencilla, aunque también temía que no me fuese a gustar.

Por la puntuación que le he dado se intuye que no lo ha hecho, me ha gustado mucho menos de lo que me esperaba, no le he encontrado ningún sentido a la historia, ni me ha emocionado, ni me ha entretenido. La historia en sí no me despertó ningún interés y el estilo narrativo me sacó de quicio. Nos movemos de personaje a otro, todo dividido en secuencias que se intercalan unas a otras, estamos en una situación, en la breve secuencia siguiente estamos en otra, a continuación volvemos a la anterior... Los personajes no me han interesado, parece caricaturas, no se conocen bien, son aburridos. Tampoco me ha gustado que haya tantas referencias literarias, cinéfilas o musicales, están cada dos por tres, entran de forma forzada y no son necesarias, no pegan.

Ya he tenido alguna lectura de este tipo, que no tiene ni pies ni cabeza, que se llena a rebosar de referencias culturales como si no hubiera mañana, cuya trama central no va a ninguna parte, cuyos personajes no son interesantes... Una decepción a pesar de que mis expectativas no eran muy altas. Como fan de Jacques Brel tengo que decir que tampoco me ha gustado que se utilizara el título de su gran Ne me quitte pas para anunciar este libro, una primera muestra por esa obsesión con las referencias.
Enlace: http://excentriks.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
casadarebolta
 10 septiembre 2021
No me dejes es la quinta novela de Màxim Huerta. Su quinto regalo, una quinta sorpresa bellamente editada. Y cuentan que no hay quinto malo. Pues hay quinto un tanto distinto. Es Màxim Huerta en esplendor, París retratada con un amor pocas veces destilado en una novela, y esa búsqueda de la felicidad entre lágrimas del que es casi un maestro. Pero es más. Es una novela de evolución, de riesgos, donde abandona la comodidad del escritor narrativo para jugar con el lector, para hacerle partícipe de la historia, para que sufra y se emocione y se enternezca y juegue el mismo juego que la vida de sus personajes, regalando además pinceladas de homenaje a una de sus mentoras, introduciendo un personaje élfico, lírico, travieso, que se adivina ya en la dedicatoria y en las frases con las que se inicia el relato, especie de hada madrina o de Mary Poppins, pillastra y encantadora.

No me dejes es una historia de infelicidad brillante, o de felicidad oscura, como más nos guste. Porque la vida no es nunca en blanco y negro. Es amarga y dulce, adolorida y significante, trivial y llena de coincidencias. Es la historia de Violeta más que de Paulina; es la historia de Éttiene más que de Dominque, de Tilde más que de Mercedes, y sin embargo todos tienen un peso específico y un motivo y sirven de puentes de unión y de separación, de acogida y de despedida a los que nos tiene tan acostumbrados el autor, pero llevado aquí con una maestría de una pluma que fluye suave, directa, casi sin tropiezos.

Es una novela trampa, porque nos da mucho sin regalarnos nada. Hay múltiples referencias culturales que nos permiten fijarnos, quizá de más, en las situaciones, en los estados de ánimo e incluso nos dan pistas sobre le futuro de cada personaje. Pero la sorpresa estalla pasada las primeras páginas. Cada oración está preñada de magia y de amor, amor por la música, el cine, la literatura y las flores, las flores que cobran vida y magia y son, quizá, el personaje más vivo, más tierno, más mágico, más presente. Porque No me dejes es una selva de flores, un mundo de pétalos, de movimientos, de olores. París huele a flores, y el corazón de cada uno de sus protagonistas también. Hay un lazo de unión entre la Naturaleza vegetal y la Naturaleza humana que hermana las lágrimas, las alegrías, las angustias y los pormenores de cada uno y los justifica. Ellos están ahí por la flores, y las flores, ese regalo maravilloso, los unen por siempre. Cinco almas perdidas que se encuentran en el tejido del destino, y ese destino está sembrado de pétalos fragantes y de quimeras, de heridas a medio cerrar, de miedo y de esperanzas.

Porque la vida es así: sonrisas entre lágrimas, miedo ante lo desconocido y valentía para seguir adelante, decepciones de acantilado y alegrías de mundo y medio, y el espíritu vigilante que nos guía a todos, con esa sutileza de la coincidencia, hacia nuestro último destino, que si bien no es el soñado, es finalmente el ideal, el mejor que pudiera ser jamás.12118634_1009768635740774_2544727295712119222_n

Màxim Huerta rompe los moldes de la narración actual, dibujando un relato donde juegan todos: los personajes, el autor y los mismos lectores. Con apuntes de director de escena, el espíritu de Paulina va modificando las piezas de la vida de cada uno; el escritor pule los espacios y Violeta y Mercedes, Tilde y Dominque y Éttiene buscan en sus corazones, descubren y reaccionan a lo que la vida les regala y les quita, famélicos y desesperados, pero nunca desesperanzados, hasta encontrar cada uno su lugar en la vida de los otros, y por tanto en la eternidad.

La vida puede que merezca no ser contada. Hay pocos hombres que puedan interesarnos. Pero todo está en el cristal con que se mire o en la tinta con la que se escriba. La de Màxim Huerta se tiñe de los colores de París; se llena de pequeños detalles de alondra, y hace de cinco vidas insignificantes un mapamundi de emociones y de encuentros, de decisiones e ilusiones que nos conmueven y nos descolocan a la vez, igual que la vida misma. Todas las historias merecen ser contadas, aunque quizá algunas más que otras.

En No me dejes hay momentos de soledad dolorosa, y de risas entre lágrimas, y de olores a ciudad húmeda, a nieve amontonada y a miedos y a fracasos. Y aún así, también a café recién hecho, a lluvia que cae, a otoño, a invierno y a primavera. Y a indiferencia también, y a joven y a viejo.

Hay algo en No me dejes que queda impregnado en la piel, en el corazón. Y quizá sea ese retrato de la infelicidad, ese encuentro de dos olas tan distintas como la tristeza y la felicidad que se reconocen, se tantean y finalmente se hermanan. Hay mucho de vida vivida en esas páginas. Y no es perfecta, porque la vida, a fin de cuentas, tampoco lo es, o no como queremos que sea, o como sencillamente ella es. No me dejes, miedo y fracaso, pero también alegría y aceptación, encuentros y pérdidas… Y flores, y puro amor. Que no amor puro ni amor ciego, si no sencillo amor.
Enlace: https://juanramonvillanueva...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
pasiondelalectura
 24 agosto 2019
Un libro con una linda portada con una fotografía en blanco y negro que le da elegancia. Es la moda en Paris desde la publicación de la novela de Agnes Martin-Lugand "La gente feliz lee y toma café". El interior de la portada es también muy bonito con un diseño elegante y colorido a la manera de un papel mural.
Pero la historia me pareció tan insignificante y los personajes tan nimios, unas caricaturas de personajes, por lo menos los tres que alcancé a conocer en un ambiente parisino que se siente tan "cliché". Dejé la lectura a poco más de la página 50 porque no me enganchó.
Comentar  Me gusta         00
manuelalee
 22 marzo 2019
Me ha gustado muchisimo, lectura rápida y la historia genial. Lo recomiendo
Comentar  Me gusta         00
lectora50
 14 febrero 2018
Me gusto esta novela,seguiré leyendo cosas del autor.
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

cuanto sabes de boulevard

cual era el apodo que le puso la prima de luke

patetico
pushi
lu
howland

12 preguntas
19 lectores participarón
Thème : Boulevard de Flor M. SalvadorCrear un test sobre este libro