InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Jaime Zulaika (Traductor)
ISBN : 843398022X
288 páginas
Editorial: Editorial Anagrama (09/01/2019)

Calificación promedio : 3.32/5 (sobre 28 calificaciones)
Resumen:
Florent-Claude Labrouste tiene cuarenta y seis años, detesta su nombre y se medica con Captorix, un antidepresivo que libera serotonina y que tiene tres efectos adversos: náuseas, desaparición de la libido e impotencia.

Su periplo arranca en Almería –con un encuentro en una gasolinera con dos chicas que hubiera acabado de otra manera si protagonizasen una película romántica, o una pornográfica–, sigue por las calles de París y después por Normandía, d... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
HumildeLector
 07 July 2023
Michel Houellebecq es uno de esos escritores a los que se ama o se odia, sin término medio. Y en Serotonina (2019) nos lo encontramos en su máxima expresión.

Para unos es deprimente y oscuro, para otros es lúcido y mordaz; hay quien lamenta su procacidad (uno puede perder la cuenta de las veces que aparecen las palabras «polla» y «coño» en esta novela), mientras que otros aplauden su ironía y su humor negro.

En todo caso, cualquier lector que se topa con uno de sus libros se da cuenta inmediatamente de que está frente a algo diferente, un autor con voz propia que escribe como quiere y de lo que quiere, metiéndose en todos los charcos. Aunque ello le cueste recibir toda clase de insultos y acusaciones. Así es el oficio del provocador.

El protagonista de Serotonina, Florent-Claude, es el típico «héroe» de las novelas de Houellebecq: un hombre maduro, culto y sin problemas económicos, pero triste y egoísta. Fracasado en el campo del amor y desmotivado en su profesión. Además, adicto a los antidepresivos. Un hombre sin rumbo cuyo equilibrio emocional depende del Captorix, un medicamento que toma para favorecer la liberación de serotonina, y que emprende una incierta huida.

El problema de Houellebecq es que muchos de sus lectores no distinguen al autor de sus personajes, tiernos y odiosos a partes iguales. Creen que habla a través de ellos para proyectar opiniones incendiarias sobre política, religión, arte, economía, literatura… Y sobre las relaciones entre hombres y mujeres. Hay críticas y ofensas para todos.

Dice Pérez-Reverte que todos los escritores escriben siempre la misma novela, cambiando el escenario y los personajes, pero volviendo siempre a los mismos temas y obsesiones. En el caso de Houellebecq esto es bastante evidente. Diría que él ni se molesta en disimular. Pero la verdad es que la fórmula funciona, porque sus libros se venden masivamente tanto dentro como fuera de Francia, leídos con deleite o con repulsa.

Sin embargo, las novelas de Houellebecq son cualquier cosa menos aburridas. Están llenas de visiones nuevas y sorprendentes, con pasajes que nos alteran y emocionan. En este caso destaca, por ejemplo, el de la «rebelión» de los campesinos normandos, dispuestos a luchar hasta la muerte para defender su causa, su modo de vida, su mundo.

Además de sus temas clásicos (las mujeres y el sexo, la decadencia de la civilización occidental, el hastío vital…) en Serotonina, Houellebecq despliega toda su artillería contra la economía liberal, el globalismo y la Unión Europea, presentada más como un club de negocios en lugar del ilusionante proyecto político que debió ser. A diferencia de otras veces, en las que tuvo que aguantar que islamófobo y fascista, tras publicar Serotonina los palos le cayeron desde el otro lado. Hay que insistir: así es el oficio del provocador.
Enlace: https://humildelector.com/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Noni
 18 August 2022
Algo que me admira de Houellebecq es la capacidad de, en la misma novela, provocar sentimientos tan contradictorios. En alguna crítica he creído leer algo como " te guste o no te guste, es toda una experiencia", y si, efectivamente lo es.
Descarnado, soez, misógino (¿misógino?, tengo mis dudas), cruel, irreverente... El escritor no se caracteriza (creo yo, es el segundo libro que leo) precisamente por edulcorar la trama de sus historias. Si puede describir lo que resulta patético, injusto, mediocre, repulsivo, de esta sociedad (y hay tanto por desgracia) lo hace, y al hacerlo no duda en sacar toda la miseria humana.
Soledad, desamor, pedofilia, suicidio, alcoholismo, drogodependencia, depresión... En una Europa que se desintegra (los ganaderos franceses bien pueden ser españoles o italianos) también lo hace el individuo. Florent-Claude, el protagonista, intuye su decadencia y no se le ocurre otra cosa que huir de París en su Mercedes G350 cuando la última de sus relaciones sentimentales fracasa. Partir de cero, volver a empezar, huir en definitiva hacia pasajes recónditos de su alma, de su mente, mientras recorre los hermosos paisajes de Normandía.
Rememora su pasado, el amor de sus padres, sus años de universidad, recuerda a las mujeres que ha amado (o ha intentado), a su único amigo (Aymeric, el ganadero), y en huida vuelve a ellos. Pero ya nada le vale, está vacío. Ni el sexo, ni el alcohol, ni los buenos recuerdos, esos aún peor, son más dolorosos, hacen el presente más infame. La soledad se convierte en algo insoportable cuando se sabe que no va a haber una segunda oportunidad.
"Un ambiente de catástrofe global atenúa siempre un poco las catástrofes individuales", esa es la resignación o la aceptación de alguien que sufre y no sabe muy bien el motivo de su sufrimiento. Tan solo sabe una cosa: sin amor no merece la pena vivir. Y es que en el fondo Michel Houellebecq, aunque no lo parezca, es un romántico incurable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
MaiteMateos
 04 November 2019
Muchos de los lectores de Houllebecq tienden siempre a identificar al autor francés con los protagonistas de sus novelas y en este caso tampoco hacen una excepción.
En Serotonina nos encontramos con un agrónomo de 46 años que lo odia todo, odia hasta su propio nombre, Florent-Claude Labrouste. Es un personaje huraño, cínico, egoísta, misógino. Un resentido lleno de prejuicios que consume antidepresivos para intentar sobrellevar sus frustraciones sentimentales y profesionales.
Y con todo, Labrouste está obsesionado con el sexo oral, no juzga la pedofilia, la prostitución ni las drogas. Es en definitiva un personaje amoral, ¿prototipo del individuo capitalista occidental?, adormecido por los sedantes, corrompido por la globalización y sus burócratas, que cree que anular el deseo es su única vía de salvación y acaba dándose de bruces con la realidad de que la sociedad ha llegado a un punto de desencuentro entre los hombres y las mujeres sin retorno, sin esperanza, de la misma manera que augura el fin de Europa y de la socialdemocracia. Pero, ¿de quién es la culpa? ¿de una sociedad que crea individuos con mentalidades como Labrouste? Esa nostalgia, ese romanticismo que a menudo destila el personaje, por el pasado, por lo tradicional, no es más que una trampa sin salida.
¿Pretende Houllebecq una vez más ser disruptivo, polémico, transgresor cuando en realidad es un conservador? Muchos afirman que Serotonina es la más floja de sus novelas, que se repite constantemente, que es una muestra de su decadencia. Tal vez. Pero quizá solo intenta una y otra vez hacernos reflexionar acerca de lo mismo porque no hay manera de que reaccionemos…
Afirma Labrouste que el amor es la única panacea para sobrellevar la existencia en un mundo abocado a la autodestrucción. Pero ¿qué entiende un personaje como Labrouste por amor? Cree tener claro que lo que significa amor para los hombres no es lo mismo que para las mujeres. Define el amor como una especie de sueño, como un juego de conjunciones y cruzamientos que consigue transformar la existencia en momentos soportables… Y consume un medicamento que provoca la ausencia del deseo para conseguir aumentar los niveles de serotonina en su cuerpo, es decir, para conseguir aumentar su propia autoestima. Si no se ama así mismo, si su desequilibrio emocional a la hora de relacionarse con las mujeres le han conducido siempre al fracaso ¿es posible aún para él y para la sociedad encontrar un punto de encuentro con retorno?
Enlace: https://maitemateos.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Joan_R
 12 May 2019
Maravilloso, el regreso del genio. Así, sin tapujos. Esta es la mejor versión de Houellebecq, aunque escandalice a tantos, y es que ciertamente es eso: cuanto más nivel de indignación y de ofensa, cuantos más haters, más grandeza ha conseguido el francés. Porque el mayor logro de Houellebecq es retratar el sentimiento más o menos interiorizado de una gran parte de sociedad, no toda, vale, pero sí mucha, eso es innegable. Todo lo que se esconde tras lo "políticamente correcto", lo que no nos atrevemos a reconocer, la mierda de sociedad en la que nos ha convertido este sistema económico, el egoísmo del ser llevado a la máxima expresión. Cuántos disfrutarán este libro y luego dirán lo contrario. Cuántos se sentirán incómodos por la realidad que retrata el autor, que reconocerán en fuero interno y luego excusarán hablando de la degeneración y la morbosidad gratuita del francés. Y es que entre líneas subyace ese retrato del animal que vive dentro del ser humano, el retrato de una sociedad caduca, abocada a conformarse con la mentira, con el tedio y el odio alimentado día a día por unos cuantos, todo a cambio de unas pocas migajas.
Y esta es la realidad que Houellebecq, el gran empatador, el gran embaucador, te sirve en bandeja. Tú lo tomas, tú lo dejas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
pasiondelalectura
 26 May 2020
Serotonina es un libro que no deseaba leer, pero sucumbí a la solicitación de un amigo que aseguraba que este libro me gustaría, que estaba bien escrito y que era interesante.

Este invierno ví la película de Guillaume Nicloux "Thalasso" con el par inefable Depardieu / Houellebecq, y, encontrando que los propósitos intercambiados por el dúo eran maliciosos y con cierto sentido común, me decidí a leer Serotonina.

Craso error. No me gustó. No encontré que estaba bien escrito (mucho diálogo coloquial, ningún estilo). Reconozco que por momentos, el autor dice cosas interesantes sobre la sociedad y sobre sus congéneres con un estilo agudo y muy negativo/ malévolo y con una visión estéreoscópica de la sociedad actual. La prosa en el libro actúa como un « flujo de consciencia » donde el autor plasma sobre el papel todo lo que le pasa por el magín; es posible que el éxito de este autor viene en parte del hecho que escribe cosas que muchos piensan sotto voce. Pero el conjunto me pareció vulgar, especialmente con las cosas del sexo, además que impera la forma más fehaciente de misoginia (latente y patente).

El libro narra la historia de un cincuentón depresivo, ingeniero agrónomo, que decide esfumarse para escapar a una relación tóxica con una japonesa y a un empleo desalentador en el Ministerio de la Agricultura.
El cincuentón considera que su vida está acabada y quisiera « programar » su salida de este valle de lágrimas. No hay ni un vislumbre de pensamiento positivo, existe una auto-compasión permanente y una felicidad que él mide únicamente con el uso de su apéndice masculino. El tipo es incapaz de tener una relación normal con una mujer porque no es capaz de mirar más allá de su triste ombligo.

Serotonina es el título del libro con respecto a la depresión bajo fármacos del personaje; la serotonina, un neurotransmisor que juega un rol en la depresión del tipo.

Existe probablemente bastante auto-ficción en el libro, pero el juego inquisidor no me interesa. No me interesan las historias tan negativas sin ninguna esperanza, sin esa sana lucha cotidiana de cada uno por sobrevivir.
Enlace: https://pasiondelalectura.wo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20

Las críticas de la prensa (8)
revistan11 March 2020
En su última novela, “Serotonina”, describe y hasta sobreactúa situaciones características de vínculos eternos, que cree en extinción.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Laverdad18 September 2019
Cada novela de Michel Houellebecq, incómodo cronista de la decadencia francesa y europea además de buen poeta, es esperada con incertidumbre o ansiedad por sus lectores adictos y sus detractores. 'Serotonina' cumple sus expectativas, porque continúa su incansable ataque contra los poderes públicos, esta vez toca la lucha de los ganaderos normandos franceses para defender su producción láctea, una premonición de los chalecos amarillos en París.
Leer la crítica en el sitio web: Laverdad
confabulario13 May 2019
El autor francés recién recibió el Premio Estatal Austríaco de Literatura Europea 2019, por la totalidad de su obra narrativa, poética y ensayística.
Leer la crítica en el sitio web: confabulario
elperiodico09 January 2019
En 'Serotonina', su apasionante nueva novela dispensa una mirada pesimista de la sociedad. Y ajusta cuentas con Proust y Thomas Mann.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
elmundo09 January 2019
En 'Serotonina', su apasionante nueva novela dispensa una mirada pesimista de la sociedad. Y ajusta cuentas con Proust y Thomas Mann.
Leer la crítica en el sitio web: elmundo
ElPais28 December 2018
'Serotonina', la nueva novela del escritor francés, es la historia sórdida de la desintegración de un hombre y también de una civilización.
Leer la crítica en el sitio web: ElPais
Abc24 December 2018
Houellebecq construye un personaje y narrador desarraigado, obsesivo y autodestructivo, que escruta su propia vida y el mundo que le rodea con un humor áspero y una virulencia desgarradora.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
revistan20 December 2018
El escritor indómito de las letras francesas deconstruye con virulencia la sociedad actual a través de un personaje desarraigado y por momentos patético.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
Joan_RJoan_R12 May 2019
"Yo estaba de mal humor y me serví un vaso grande de vodka sin esperar a Aymeric, al tiempo que devoraba rodajas de morcilla artesanal, está claro que no se puede hacer nada con la vida de la gente, me decía, ni la amistad ni la compasión ni la psicología ni la comprensión de las situaciones tienen la menor utilidad, la gente se fabrica ella misma el mecanismo de su desdicha, le da cuerda y luego el mecanismo sigue girando, ineluctable, con algunos fallos, algunas debilidades cuando la enfermedad interviene, pero sigue girando hasta el final, hasta el último segundo."
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
NoniNoni18 August 2022
Y hoy entiendo el punto de vista de Cristo, su reiterada desesperación ante los corazones que se endurecen: tienen todas las señales y no las tienen en cuenta. ¿Es que de verdad hace falta, además, que dé mi vida por esos miserables? ¿Es que de verdad hay que ser tan explícito?
Se diría que si.
Comentar  Me gusta         20
LEMBLEMB05 June 2019
...y lo peor es que a los cuarenta y seis años caí en la cuenta de que había tenido razón aquí en aquella época, las chicas son unas putas si se quiere, se puede ver de esta manera, pero la vida profesional es una puta mucho más grande y no te da ningún placer.
Comentar  Me gusta         20
euphoria7511euphoria751114 January 2022
También se podría decir que incluso cuando personalmente has perdido la partida, cuando has jugado tu última carta, perdura en algunos - no en todos, no en todos - la idea de que algo en los cielos va a hacerse cargo del juego, va a decidir arbitrariamente que se reparta otra mano, que vuelvan a lanzarse los dados, y ello incluso cuando nunca has advertido, en ningún momento de tu vida, la intervención ni tampoco la presencia de una divinidad cualquiera, incluso cuando eres consciente de que no mereces especialmente la intervención de una deidad favorable, e incluso cuando te das cuenta, considerando la acumulación de errores y faltas que constituye tu vida, de que la mereces menos que nadie.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
HumildeLectorHumildeLector27 October 2023
Nadie en Occidente volverá a ser feliz nunca más (…) la felicidad hoy no es más que un viejo sueño, las condiciones pasadas para su existencia simplemente ya no se cumplen.
Comentar  Me gusta         20
Videos de Michel Houellebecq (7) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Michel Houellebecq
En Merca, su primera novela, Loyds construyó a un protagonista despreciable (Johnny, un odiador serial cuyo combustible principal es la cocaína). En su spin off el autor se enfocó –como anunciara su título– en La mamá de Johnny. Un mismo universo, el de un estrato social acomodado que intenta mantener sus privilegios con uñas y dientes, y una misma familia con sus consumos problemáticos, narrados desde dos puntos de vista diferentes. Ahora nos presenta a Pichón, el hermano menor de la casa, un personaje reaccionario al que le encanta caminar por la cornisa, provocar, como el que cuenta chistes en un velorio esperando que todos digieran su humor negro, un ser machista, rancio y violento, que se resiste a los cambios de paradigma estaqueado a un tradicionalismo aún mayor que el de sus ancestros de alta alcurnia. Tras los sucesos de Merca y La mamá de Johnny llega la esperada tercera novela de Loyds, que viene a completar la trilogía familiar, a través de la cual ejecuta un ácido retrato de esta clase social poco frecuentada por la literatura argentina contemporánea. Trilogía que puede leerse completa o en partes, junta o separada, y en cualquier orden. Como ha dicho recientemente el maestro de escritores Santiago Llach: “Loyds armó unas novelas a la mandíbula en las que retrata con la voz dislocada de un Holden Caulfield crecido y porteño a nuestra querida clase alta”. “La obra de Loyds, veloz, repulsiva y delirante, abreva de Bret Easton Ellis (Menos que cero, American Psycho). También de otras altas voces sádicas del vacío existencial, como Chuck Palahniuk (El club de la pelea), Edward St Aubyn (la saga de Patrick Melrose) y Michel Houellebecq (El mapa y el territorio; la reciente Aniquilación)... Desde ahí, describe otra Argentina del sinsentido, en el nervio de la ciudad, en una clase desatendida, con personajes que funcionan a fuerza de ansiolíticos, apariencias y excesos, y que perturban tanto que al final conmueven”.
+ Leer más
otros libros clasificados: depresiónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

¿Conocedor o experto en literatura francesa?

¿Cuál de los siguientes libros fue escrito por Gustave Flaubert?

Memorias de un loco
El más bello amor
Elogio de París

16 preguntas
52 lectores participarón
Thèmes : literatura francesa , Literatura en francésCrear un test sobre este libro