InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lilly


Lilly
13 abril 2018
A primera vista, la trama de esta novela no parece muy complicada, ¿no? Chica que descubre la infidelidad de su novio con su mejor amiga. Chica que necesita lugar para vivir desesperadamente. Vecino guapo y músico que acoge a dicha chica. Chica y chico se atraen... demasiado. Eso es todo, ¿no? Pues ya os aviso de que estáis muy equivocados si pensáis eso. Cuando Sydney sale de forma tan precipitada de su piso compartido, se da cuenta de que no tiene dinero y apenas le ha dado tiempo a coger un par de prendas, de modo que acepta el ofrecimiento de Ridge, su vecino. Él se siente mal por no haber avisado antes a Sydney de la infidelidad de Hunter y cree que lo mínimo es proporcionarle un lugar para dormir, pero ¿qué se suponía que debía hacer? Apenas se conocían, apenas habían intercambiado un par de palabras. ¿Cómo decirle a esa chica tan guapa que su novio le estaba poniendo los cuernos con su mejor amiga? Sydney y Ridge tienen muchas cosas en común y la primera, y más obvia, es su amor por la música. Él pertenece a una banda, es el compositor, pero desde hace un tiempo es incapaz de escribir una sola letra; ya no sabe qué hacer con su bloqueo. A Sydney, en cambio, parece que se le da muy bien. ¡Es un regalo caído del cielo para Ridge y su grupo! Como consecuencia, Sydney y Ridge pasarán mucho tiempo juntos trabajando en las nuevas canciones y, con el paso del tiempo, les resultará imposible ocultar esa poderosa química que sienten. Sin embargo, hay un problema... Ridge tiene novia.

Los personajes de Tal vez mañana me han llegado a lo más profundo del corazón y eso ha hecho que la lectura de esta novela fuese tan intensa. Con cada página que leía Ridge y Sydney se hacían más y más reales; podía sentir que estaba ahí mismo, junto a ellos en su piso, mientras este romance tan complicado comenzaba a surgir. Por un lado, tenemos a Sydney. Es divertida, le fascina la música y tiene un admirable sentido de la ética. le han traicionado, le han hecho mucho daño, y no es que sea el mejor momento para engancharse por un chico. Por otro lado, tenemos a Ridge. Es muy observador, tiene un don para la música y un corazón tan grande como el océano Pacífico. Desde hace cinco años comparte su vida con Maggie, la maravillosa chica por la que él lucharía contra el mundo entero. Hasta que llegó Sydney, Ridge nunca pensó que pudiera sentir algo tan especial por otra chica que no fuera Maggie y eso significa que está metido en un buen lío. No quiero hablaros mucho de ellos porque lo mejor es que los conozcáis vosotros mismos, pero quiero recalcar que la madurez que demuestran ambos personajes es devastadora. Sydey y Ridge son tan sinceros desde el principio que aunque dar rienda suelta a sus sentimientos significaría cometer una infidelidad, es imposible no desear que lo hagan. Estos personajes están cargados de valores, valores que a nuestra sociedad le hacen falta en desmesura, y los amaréis.

Por supuesto, no puedo olvidarme de Maggie. Una muchacha a la que le ha tocado acarrear con una vida llena de obstáculos, pero que en ningún momento deja de sonreír. Ella es de esas personas que entran en una habitación y te contagian su energía. le gusta bailar, le gusta disfrutar del momento, y no podría estar más feliz de tener a Ridge a su lado. Se quieren tantísimo y es tan evidente que se os romperá el corazón. A más de uno se le romperá el corazón en esta historia. También tenemos a Warren, el extravagante compañero de piso y manager de Ridge. No obstante, él es más bien secundario al igual que Bridgette o Brennan. No voy a negar que me ha sacado más de una carcajada, pero sigo un poco enfadada con él. Sigo pensando que es un poco hipócrita en el fondo. Hay un momento en que hace y dice cosas que no me parecen adecuadas, por mucho que entienda sus motivos y por mucho que al final intente compensar sus errores.

La novela se nos presenta en primera persona, alternando capítulos narrados por Ridge y Sydney. Esto, obviamente, hace que la historia sea todavía más íntima y demoledora. Sabemos en todo momento lo que piensan y sienten ellos dos, lo mucho que luchan para ignorar sus sentimientos. ¿Cuánto tiempo podrán aguantar en esta situación? Además, este libro tiene la peculiaridad de que todas las canciones que Ridge y Sydney componen podéis escucharlas vosotros. ¿Por qué? Pues porque Griffin Peterson, un amigo de Colleen Hoover, les ha dado vida. Es más, hay algunos iconos en las páginas de la novela que os indican qué canción deberíais escuchar. Y dejadme deciros que son una maravilla. Mis favoritas son Maybe Someday, I'm in trouble y Hold on to you. El final te deja con una sensación extraña en la barriga, supongo que porque ya no vas a saber nada más de Ridge, Maggie y Sydney... y es un adiós de esos que duelen. En mi opinión, este es un libro Young Adult que se merece todas las buenas críticas que ha recibido, puesto que es el ejemplo perfecto de una novela escrita con sencillez, sin pretensiones, pero que cuenta una historia tan conmovedora y realista que traspasa el papel.
Enlace: https://mioasisdepalabra.blo..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}