InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416700745
Editorial: Roca Editorial (19/10/2017)

Calificación promedio : 4.19/5 (sobre 13 calificaciones)
Resumen:
Nadie le dijo a Eleanor que la vida podía ser mejor.

Eleanor Oliphant siempre dice lo que piensa. Lucha por dejar de ser alguien con pocas habilidades sociales. Se ha preparado un calendario vital cuidadoso y estricto para evitar interacciones sociales: los fines de semana los pasa sola comiendo pizza congelada y bebiendo vodka y todos los miércoles habla con su madre. Pero todo cambia cuando Eleanor conoce a Raymond, el informático de la oficina. Jun... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
Blog_La_Copela
 13 noviembre 2018
No había terminado de leer este libro cuando ya sabía que hablaría de él positivamente a todo el que quisiera escuchar (o leer). Pero es una sensación que, transcurrido un tiempo desde que lo terminé, se ha afianzado. Cuanto más pienso en este libro, más clara se me presenta la idea de que Eleanor es ya un personaje de esos que se me han metido en la mochila para siempre.
Gail Honeyman ha construido una protagonista completa en todos los sentidos. Una personalidad rotunda, llena de devaneos, miedos velados por una autosuficiencia cuestionable y hasta una delicada y encantadora paranoia de rasgos obsesivo compulsivos. Eleanor es de verdad.
Se muestra muy poco a poco. Eleanor es como la protagonista de una pequeña pero deliciosa obra de teatro que se esconde tras una cortina y se deja ver muy lentamente. Y cuando emerge del todo de las sombras y se planta ante el público, lo hace con la cabeza alta y una expresión desafiante que nos atrapa desde el primer instante. de hecho, ya nos había atrapado cuando aún estaba oculta tras el velo.
"Ahí está el tema: es mejor ocuparse de ti mismo. No puedes proteger a los demás, por mucho que te esfuerces. Lo intentas y lo intentas pero, cuando finalmente fracasas, se te cae el mundo encima y arde hasta reducirse a cenizas"
Las cicatrices de Eleanor no son solo las obvias. Esconde un pasado, una historia y un recorrido que además de abrupto, es fundamental para comprender su presente.
Eleanor Oliphant es una mujer joven, soltera, que vive sola y trabaja como administrativa. Tiene una vida marcada la rutina y la casi nula vida social. Se relaciona lo estrictamente necesario con sus compañeros y compañeras de trabajo, pero no logra encajar del todo en ningún círculo.
Una vez a la semana, Eleanor habla por teléfono con su madre, a la que hace mucho tiempo que no ve y de la que solo sabemos que no fue una madre especialmente cariñosa y atenta. La relación entre ambas roza lo violento, incluso lo insultante, debido al desagradable tono con el que la madre habla a la hija. Constantes muestras de desprecio hacia la forma de vida de Eleanor, así como comentarios que denotan cómo su propia madre se esfuerza por hacerla sentir inferior al resto de personas. No es un personaje su madre del que os vayáis a enamorar a lo largo de la historia, pero sí que es clave para el desarrollo e incluso la conclusión de ésta.
Un oportuno error en su equipo informático del trabajo la llevará a conocer forzosamente a Raymond, el nuevo técnico. Si bien no es el tipo de persona con quien Eleanor hubiera tenido intención de relacionarse, una serie de acontecimientos los convocarán en varias ocasiones, arrastrándolos a la compañía mutua que Eleanor parece aceptar primero a disgusto, luego con resignación. Porque Eleanor tiene un objetivo y quizá Raymond pueda serle de ayuda. Solo por eso. Eleanor es increíblemente pragmática.
"Era un poco más alto que yo y llevaba unas zapatillas verdes, unos vaqueros que le quedaban grandes y una camiseta con un perro durmiendo encima de una caseta, estirado sobre una barriga incipiente. (...) le tendí la mano para estrechársela, cosa que acabó haciendo si bien con ciertos reparos. Una prueba más de la lamentable decadencia de los modales en la sociedad actual. Me aparté y le dejé sentarse a mi mesa."
Por un momento nos parecerá que Eleanor va arrastrada de aquí para allá, como llevada por una corriente que la hace aparecer en sitios donde no desea estar. Pero lo cierto es que esta protagonista resulta estar siempre donde quiere estar. Raymond, tan lejos de sus preferencias sociales (si es que realmente las tiene), acabará por enseñarle muchas cosas. Y nosotros aprenderemos con ella a la vez que la vemos crecer en la historia.
Tengo que reconocer que el personaje de Raymond me ha gustado mucho. Es una de esas personas que transmiten confianza, que no tienen prejuicios y que además cuentan con una paciencia infinita. Cualquiera habría desistido a una conversación con Eleanor rápidamente y sin que nadie le juzgara mal por ello. Es realmente muy complicado entablar una conversación fructífera con alguien como ella. Pero Raymond no se rinde en ningún momento y siempre escucha pacientemente cualquier cosa de la que ella quiera hablar. Y sobre todo, la respeta cuando no quiere hacerlo.
"Tenía pensado comprar una sopa de letras pero, en un impulso, me decanté por los aritos. Es bueno no cerrarse a nada, por mucho que sea consciente de que los aritos y las letras saben igual. No soy estúpida."
Si habéis llegado hasta aquí, seguramente sea porque Eleanor ya os atrapado de alguna forma. O bien ya habéis leído la novela y buscabais contrastar opiniones, o bien no la habéis leído y (sinceramente) debéis hacerlo cuanto antes.
Bajo mi punto de vista, Eleanor es un producto. Es producto de su historia, de personas que la rodean y de sus propias ideas. Como todos nosotros. Pero al igual que todos nosotros, su historia permanece en constante movimiento, evoluciona. Y la evolución de la historia siempre acaba afectando al producto final. A veces para dar un salto hacia delante, otras para retraerse. Pero esto ya os toca descubrirlo a vosotros y vosotras.
"Supongo que una de las razones que nos permiten continuar nuestra existencia durante el tiempo que se nos asigna en este valle de lágrimas verdiazul es que siempre, por remota que parezca, existe la posibilidad del cambio."
Eleanor Oliphant está perfectamente es la novela debut de Gail Honeyman. Esta autora nacida en Glasgow y graduada en la Universidad de Oxford ha conseguido alcanzar más de 27 países con su primera novela y prepara la segunda, que será publicada también por Roca Editorial.
Enlace: http://lacopela.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
JanetGaspar
 06 febrero 2018
Reseña completa en el blog http://janetgaspar.blogspot.mx/2018/02/eleanor-oliphant-esta-perfectamente.html
Eleanor Oliphant es una mujer cercana a los 30 años que lleva mucho tiempo trabajando en la misma oficina, conviviendo con las mismas personas y siguiendo la misma rutina, ella no es la clase de persona que sepa socializar; de niña sufrió cierto incidente traumático que ha logrado arruinar su personalidad y es que Eleanor se pasa de honesta, decir lo que piensa en cada momento sin temor a las convenciones es apenas la punta del iceberg de su modo de vida.
El libro abre mostrándonos a una mujer de casi treinta años sin habilidades sociales que se enamora —sin venir a cuento— de un perfecto desconocido. Debo admitir que las primeras páginas del libro me hicieron pensar en el clásico chick lit con una mujer tontorrona e insufrible siguiendo a un amor de pacotilla, ¡que equivocada estaba!
Poco a poco la trama va mutando y el lector se da cuenta de que la manera de comportarse de Eleanor sobrepasa lo peculiar, como si fueras un detective vas recolectando las pistas de aquel rompecabezas y te enteras que no, no es una mujer normal y que debajo de la superficie espera una triste historia de alguien a quien el mundo le ha fallado, una y otra y otra vez.
El libro se va tejiendo poco a poco con personajes de carne y hueso, aquí no tenemos personajes guapísimos por los que te quedas sin aliento, no, aquí los héroes tienen un poco de barriga y las mujeres lucen cicatrices en la cara. ¿Y el amor?, como he suspirado con el amor en éste libro. Una relación que va creciendo poco a poco, por pura cabezonería del coprotagonista, que abraza a la amistad como un manto y te hace pensar en los buenos amigos que siempre están ahí para apoyarte.
Como han mencionado algunos por ahí (y justo como enuncia la contraportada) también tenemos un poco de thriller emocional hubo cierto aspecto que descubres desde los inicios del libro pero había otra situación que te hace pensar “anda, no lo esperaba”. El misterio avanza lento, pero añade su toque justo a la historia.
En definitiva un libro que disfrute enormemente, con un inicio lento pero que poco a poco va tomando altura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
maarivero_19
 05 enero 2019
Para ser sincera, cuando empecé a ver este libro por todos lados no me llamaba para nada la atención, hasta que tuve la oportunidad de leer las primeras páginas y me convencí de que no podía perderme esta historia.
En un principio Eleanor no me convencía mucho, principalmente por sus actitudes, pero mientras avanzaba e iba conociendo las razones detrás de su personalidad, empecé a empatizar mucho más con ella y desear que saliera finalmente adelante, cosa que creo que hace bastante bien por sí sola, aunque su amigo Raymond le da algunos empujoncitos por momentos.
También me gustó mucho que no apareciera de la nada una relación de amor que hiciera que la protagonista resolviera todos sus problemas, sino que mas bien es al revés. Las relaciones amistosas como base principal del desarrollo de los sucesos que acontecen a lo largo de estas páginas me han resultado sumamente refrescantes y me gustaría ver más libros así.
En definitiva, creo que el destino estuvo a mi favor cuando me dio la chance de al final darle una oportunidad a esta gran historia.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
SandraCP
 14 junio 2018
Desde el primer momento descubrimos que Eleanor es una chica muy especial con las cosas muy claras. Ella misma se define: "Soy una superviviente solitaria: soy Eleanor Oliphant. No necesito a nadie: no hay un gran vacío en mi vida, no falta ninguna pieza en mi puzle particular. Soy una entidad autosuficiente." Es una mujer inteligente, irónica y maníática, con una carrera universitaria, una casa y un trabajo. No ha sido siempre una solitaria pero su historia (que iremos descrifrando a lo largo de la novela) y lo mal que le ha tratado la sociedad ha conseguido que no tenga la más mínima gana de intentar integrarse. No es consciente de que nunca haya echado de menos tener una vida normal pero en el fondo anhela detalles como una familia decente, que alguien te quiera, vivir en vecindarios familias y niños por las calles... Ella es consciente que no debería vivir así pero no sabe vivir de otra manera.
Durante su infancia y su juventud, ha tenido que soportar ser la señalada, una madre que la educa en las mentiras y su superioridad frente al resto de la sociedad, pasar por infinidad de orfanatos y centros de acogida, sentirse rechazada por gente a la que quería, momentos de maltrato... Cuando la vas conociendo, descubres que su actitud es la más lógica teniendo en cuenta a lo que ha tenido que hacer frente. Como ella misma dice, es una superviviente que se refugia en el alcohol, los crucigramas y sus clásicos literarios (adora a Jane Austen, no me digáis que no es buen síntoma) para intentar olvidar los malos momentos.
En determinado momento, decide intentar formar parte de la sociedad yendo a la esteticista, comprando ropa, iniciando conversaciones con sus compañeros, comiendo en un restaurante de comida rápida... pero no son más que actuaciones en las que aparenta ser una persona normal. Aunque para el lector resultan de lo más cómicas, llegas a plantearte si esa dificultad que tiene para interactuar es culpa de ella o del entorno y la sociedad llena de normas y costumbres innecesarias e irracionales para la mente de Eleanor.
Tras su encuentro con Raymond, al que detestará en un primer momento por su poco gusto para vestir, sus malos modales y ser fumador (¿cómo alguien con cabeza puede fumar si todos sabemos que mata?), empieza a descubrir que hay un mundo ahí fuera en que la gratitud es posible, que ayudando a los demás puede despertar verdaderas muestras de cariño. En el fondo, lo que demuestra la historia de Eleanor es que existen personas que viven en soledad y que tienen tal carencia de contacto humano que, en cuanto necesitan relacionarse con los demás, no saben cómo hacerlo. Es más, son personas tan autónomas que tratan de solucionar los problemas por si solas y no saben pedir ayuda cuando lo necesitan.
Para mí, esta ha sido una historia de sonrisas y ternura. Pese a la tristeza que inspira la historia que ha tenido que superar nuestra protagonista, la autora consigue que te pongas en su piel y entiendas sus reticencias a relacionarse, sus gustos sibaritas y aprendes con ella que en este mundo de apariencias e hipocresía, aún quedan personas en las que confiar para poder salir adelante.
Enlace: http://miviajeliterario.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 03 enero 2019
Eleanor Oliphant Está Perfectamente logró llevarme por completo, y no solo por la excelente escritura y el desarrollo del personaje. Porque Eleanor Oliphant es sin duda uno de los personajes principales más singulares que he tenido el placer de conocer y ella se quedará conmigo por mucho tiempo. Básicamente, todo su personaje es lo que convierte a este libro en un éxito tan grande y los fanáticos de personajes extravagantes podrán enamorarse de ella. La escritura y el ritmo fueron una combinación perfecta para esta historia y logré volar a través de Eleanor Oliphant Está Perfectamente en poco tiempo. Gail Honeyman también tiene algunas sorpresas en la trama, así que asegúrate de ponerte cómodo cuando recojas tu copia y prepárate para sorprenderte. Porque todo el misterio del pasado de Eleanor definitivamente agrega un poco de suspenso a esta historia peculiar, entrañable, triste y muy bien escrita. Más que recomendado!
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela13 noviembre 2018
Era un poco más alto que yo y llevaba unas zapatillas verdes, unos vaqueros que le quedaban grandes y una camiseta con un perro durmiendo encima de una caseta, estirado sobre una barriga incipiente. (...) Le tendí la mano para estrechársela, cosa que acabó haciendo si bien con ciertos reparos. Una prueba más de la lamentable decadencia de los modales en la sociedad actual. Me aparté y le dejé sentarse a mi mesa.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP14 junio 2018
Compadezco a la gente guapa. Desde el momento en que poseen belleza, se les escapa de las manos, es efímera. Debe de ser difícil tener que demostrar continuamente que eres algo más, querer que los demás vean bajo la superficie, que te quieran por ti mismo, y no por tu cuerpo imponente, tus ojos brillantes o tu melena espesa y lustrosa.
Comentar  Me gusta         00
SandraCPSandraCP14 junio 2018
Hoy en día se pasan la vida diciendo que todo el mundo va al infierno de cabeza, que el que no es pederasta es un ladrón, y eso no es verdad. Olvidamos que el mundo está lleno de gente corriente y decente como vosotros, buenos samaritanos que se paran y ayudan a un alma necesitada.
Comentar  Me gusta         00
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela13 noviembre 2018
Ahí está el tema: es mejor ocuparse de ti mismo. No puedes proteger a los demás, por mucho que te esfuerces. Lo intentas y lo intentas pero, cuando finalmente fracasas, se te cae el mundo encima y arde hasta reducirse a cenizas.
Comentar  Me gusta         00
Blog_La_CopelaBlog_La_Copela13 noviembre 2018
Supongo que una de las razones que nos permiten continuar nuestra existencia durante el tiempo que se nos asigna en este valle de lágrimas verdiazul es que siempre, por remota que parezca, existe la posibilidad del cambio.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: superaciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

Amor en letras

En Romeo y Julieta sus enamorados no pueden estar juntos por ser respectivamente…

Montesco y Capuleto
Montesco y Divina
Sánchez y Capuleto
Pueden estar juntos

30 preguntas
52 lectores participarón
Thèmes : romanticaCrear un test sobre este libro
{* *}