InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

JOSE MANUEL PABON SUAREZ DE URBINA (Traductor)
ISBN : 8424926331
Editorial: Gredos (21/02/2014)

Calificación promedio : 4.31/5 (sobre 21 calificaciones)
Resumen:
He aquí uno de los más grandes poemas épicos de todos los tiempos: Odisea. En él se narra el regreso del héroe, Odiseo, a su patria, Ítaca, después de la conquista de Troya.
Compuesta como la Ilíada en hexámetros, recoge numerosos cuentos populares y leyendas que, adaptadas, se integran en la epopeya. De este modo, mientras que en la Ilíada el tema central, la cólera de Aquiles, va avanzando inexorablemente, verso a verso, desde su planteamiento hasta su des... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Yani
 04 abril 2018
La experiencia de lectura de Odisea me resultó tremendamente particular: a medida que avanzaba con este libro, no podía dejar de encontrarlo en otros que estaba leyendo y que son, obviamente, más jóvenes que este. Me impresiona (de buena manera) la influencia y la vigencia que tiene este larguísimo poema, a comparación de Ilíada, cuyos hipertextos son más difíciles de señalar. Dejando de lado mi inquietud literaria, voy al grano: Odisea es un libro que todos deberíamos leer algún día, ya sea por mandato divino (?) o por decisión propia (el más divino de los mandatos).
Se dice que la historia se puede dividir en tres bloques, pero para simplificar la reseña me quedo con dos. Por un lado, tenemos a Telémaco, el hijo de Odiseo/ Ulises, tratando de mantener el orden de su casa, que sufre la ausencia del padre. Hay una gran cantidad de hombres que, frente a la falta de conocimiento sobre qué pasó con Odiseo después de la guerra de Troya, prácticamente ocuparon la casa con tal de que Penélope, la reina de Ítaca, elija un nuevo esposo. Telémaco ya no puede sobrellevar la situación y Atenea lo invita a buscar noticias de su padre. Por otro lado, Odiseo está vivo. No es un adelanto: es algo que se sabe, pero que no se dice con firmeza. Está cautivo en la isla donde vive Calipso, una ninfa que lo retiene para casarse con él. Cuando logre liberarse gracias a la intervención de los dioses, Odiseo vagará involuntariamente por varios lugares y contará qué le sucedió antes de terminar casi secuestrado por una diosa.
En algunos puntos me pareció más orgánica que Ilíada y en otros no. Resulta más cómodo para el lector de ahora que los protagonistas sean un número reducido y no una proliferación de nombres como en el anterior. Si bien se podía identificar a Aquiles, Agamenón, Héctor, Patroclo y compañía, aquí los importantes se reducen y están más desarrollados. Lo que no me pareció homogéneo (y esto no es ninguna genialidad, lo dicen todos) es el marco que le da las aventuras de Telémaco, aquello que se conoce como “Telemaquia”. le sumo la forma en que se incluyen las historias de Odiseo y la disparidad de últimos cantos, que son bastante raros. Muchos especialistas sostienen que es altamente probable que unos cuantos pasajes hayan sido agregados después y que ni siquiera sean de Homero, así que no seré quisquillosa con eso. Es normal que estos poemas orales sufran esa clase de cuestiones. El único problema que tuve es que retrocedí muchas veces a releer porque había cosas que no me convencían o que olvidaba rápidamente por no haber sostenido un ritmo continuo de lectura.
¿Qué decir de la historia en sí? Las situaciones que viven este personaje y su tripulación (sin olvidar la familia) son conocidas individualmente, pero debo decir que leerlas en conjunto, sin omisiones de contexto, las hace mucho mejores y más entretenidas. Todo tiene un origen, un por qué, y en algunos casos eso se pierde. Recuerdo que en la escuela me habían hecho leer una adaptación para chicos y ahora que leí la versión original me di cuenta de dos cosas. En primer lugar, es imposible querer adaptar esto sin dejar afuera un montón de cuestiones sociales (la hospitalidad, por ejemplo) que para el amante de lo clásico son un festín. En segundo lugar, hay demasiadas escenas y descripciones que se eliminan porque son “fuertes”. El cruce entre Polifemo y Odiseo en la cueva es tan cruel como los últimos cantos, en donde Odiseo se despoja de todos sus rasgos de civilización y caballerosidad. Por decirlo de alguna manera, vivir una odisea implica más sangre de lo que se piensa. Me pareció más efectista que la Ilíada, cosa extraña, porque el libro se centraba en una guerra y había cadáveres por doquier. Sin embargo, aquí hay una pizca más de ensañamiento.
¿Qué decir de los personajes? Creo que las aventuras de Odiseo lo desmitifican bastante. A mí me gustaba mucho el personaje por lo poco que sabía de él y, sinceramente, en este libro ya no sentí tanta simpatía por él. Tiene más fama de astuto de lo que realmente es: hay muchas situaciones que las resuelve con ayuda de los dioses y de otros personajes. Tal vez lo que me haya decepcionado no sea eso, sino la cara violenta de Odiseo. Algunas decisiones que toma me parecieron exageradas, a pesar de que en esa época hubieran sido comprensibles. Y su hijo tampoco me cayó bien: es un joven que crece, en muchos sentidos, a lo largo del libro. Para mí no fue el segundo héroe del día, sino un chico que trata de ser “el hombre de la casa” y se da el lujo de decirle a su madre, frente a los galanes que la pretenden, que no hable y que se vaya a tejer. Muy irritante. Creo que mi única favorita en esta historia es y seguirá siendo Atenea, quien merece el epíteto “niña mimada de papá Zeus” (las escenas entre ellos son lo mejor de toda la mitología) y sus intervenciones son una mejor que la otra. Calipso y Circe me habrían agradado si no se hubieran querido quedar con Odiseo apenas lo conocieron. Con respecto a Penélope, tengo mis dudas, sobre todo porque hay escenas en donde no parece ni tan inteligente ni tan amorosa como se la describe.
Hay una interminable lista de temas para tratar sobre Odisea. En cada canto aparece algo nuevo que reclama la atención y complejiza y demora toda la lectura, pero vale la pena tomarse el tiempo. Me gustó mucho saber, por ejemplo, qué pasa con los muertos según Homero, algo que en Ilíada no está presente y que reaparece en varios libros clásicos posteriores. Creo que no logró llegar a ser mi favorito por sobre Ilíada porque el retraso de la develación (no diré de qué) en el final me resultó excesivo y hasta un poco ridículo. Y cuando sucedió eso no sentí ninguna emoción porque ya estaba harta de las idas y vueltas y de la invención de historias de vida que sólo enmarañan las cosas. Además, no fue como esperaba y cayó en un lugar común. Más allá de lo anterior, el libro es muy disfrutable y los momentos en los que flaquea son escasos. Tiene mucha inventiva y me asombra cómo cada “puerto” que toca Odiseo parece un mundo completamente nuevo, con reglas y costumbres propias. Probablemente no sea el libro ideal para aquellos a quienes no les gusta la aventura (de hecho, yo huyo bastante del género), pero con mucha paciencia y buena predisposición puede llegar a ser una opción acertada. Es cuestión de animarse.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Janire
 06 septiembre 2018
La Odisea es esa obra universalmente conocida cuya lectura me tentaba desde hace años, pero a la vez me daba vértigo adentrarme en sus páginas. al ser poema y encima tan antiguo...
Pues bien, este libro ha sido una de las sorpresas de lo que llevamos de año. Nunca imaginé que fuera a disfrutar tanto de su lectura, pero tampoco imaginé que me fuera a costar tan poco leerla, y es que la he devorado.
Desde el principio me enganchó una barbaridad, toda la narración de las penurias sufridas por Ulises (Odiseo) en sus 20 años de ausencia de su hogar están magníficamente narradas, logrando atrapar al lector en cada una de sus aventuras y, a pesar de que la mayoría de los acontecimientos que vive el protagonista son mundialmente conocidos, no me resultó pesado ni nada por el estilo.
Por si hay alguien que no conoce esta obra, Homero nos narra, mediante versos, las aventuras vividas por Ulises (Odiseo) tras acabar la guerra de Troya e intentar emprender el viaje de regreso a su patria. Nos describe las triquiñuelas llevadas a cabo por los dioses griegos para ayudarle, o no, a llegar a su hogar y todos los pesares que sufre Ulises (Odiseo) en su vuelta a casa, y cómo viven su ausencia su mujer y su hijo.
Al ser un poema, lo he leído bastante ágilmente, pero sí que pueden llegar a resultar cansinas las repeticiones que lleva a cabo el autor, por ejemplo: cada vez que Atenea aparece en escena, el autor la introduce con esta frase: Atenea la de las claras pupilas. Si Atenea sale veinte veces en una página, esa frase sale veinte veces mínimo. Ese estilo repetitivo lo lleva acabo con otros personajes y claro, se hace bastante pesado encontrarse todo el tiempo con las mismas frases. No era necesario.
Los personajes me han encantado y me ha dado mucha curiosidad por conocer más en profundidad toda la mitología griega y romana, y aprender un poco más sobre cada uno de ellos.
He disfrutado mucho con esta lectura y me alegro de haberle dado una oportunidad. Si os llama un poco la atención intentad leerla, quizá os sorprenda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
SaraV
 18 julio 2019
Me ha gustado tanto como la Iliada, diría que hasta más.
En este libro vemos todas las desgracias que pasa Odiseo/Ulises para volver a su amada Ítaca, pero no es solo eso, también vemos qué pasó con los demás personajes y me encantó saber de ellos.
Desde el trágico destino de Agamenón, el regreso de Néstor y Menelao a sus respectivos hogares, Pilos y Esparta, hasta una conversación con Aquiles, Patroclo y mi adorado Áyax en el Hades.
Al desarrollarse principalmente en medio de un viaje conocemos más escenarios y en general enriquece más la lectura. Se ve a lo largo de la obra una madurez en los personajes, el principal ejemplo de ello es Telémaco.
Sin embargo, yo en particular, lo que más disfruté fue ese amor y angustia filial que desprende toda la obra. Desde el perro Argos, que pese a los años sigue esperando a su amo, la pobre y genial Penélope, que simplemente se niega a serle infiel a su marido y se las ingenia para lidiar con los pretendientes, Telémaco que se lanza al mar para buscar noticias de su padre, sufriendo por él a pesar de casi no tener recuerdos suyos, hasta el mismo Odiseo, a quien se le presentan mil y un percances, se enfrenta a la soledad, se le insinúan mujeres hermosas como lo son Calipso y Circe, se le ofrece inmortalidad y aún así elige volver a su hogar.
En fin, me encantó este libro. Siento que mi antiguo yo amante de la mitología griega está completamente feliz en este momento.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AGamarra
 07 enero 2019
La odisea es un gran clásico, mucho más humanístico que la Iliada por varios aspectos. Odiseo a pesar de vérselas siempre con dioses y seres mitológicos es más humano, lo vemos sufrir y pasar por situaciones de las cuales teme tal vez no salir bien librado, pero recurre para ello a su inteligencia, que es la parte más mortal que tiene.
En efecto, a pesar que Odiseo no es ni semidiós tiene a su astucia para salir de las más increíbles situaciones. El relato de por sí es muy interesante y vemos desfilar entre sus aventuras a seres tan espeluznantes como el cíclope, las aventuras en torno a la Guerra de Troya, magas, y un largo etcétera.
Es también la Odisea un libro de viaje por lo que el conocimiento de otras culturas y del mundo conocido por los griegos hasta ese instante es muy interesante. La Odisea no por algo ha sido modelo para la Eneida, tanto para escritores griegos y romanos y su influencia va más allá.
Es el libro de un gran héroe y mi favorito griego, Odiseo, famoso por sus trampas y astucias a quien al final del viaje le llega la tan ansiada recompensa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
LuisMinski
 20 marzo 2018
Junto con su antecesor La Ilíada, aportas datos fundamentales para conocer algo más sobre la sociedad micénica. narra paralelamente los problemas que tuvo Odiseo para volver a Ïtaca luego de vencer en la Guerra de Troya, y los intentos de su hijo, Telémaco para averiguar qué le paso a su padre. Finaliza con el encuentro de ámbos y su triunfo sobre los pretendientes al trono de Ítaca. Son conocidos muchos de los problemas que debió afrontar Odiseo, El cíclope, su estancia en la isla de Cirse, su descenso a los infiernos, etc.
Como en la Ilíada, aquí también los heroes son juguete del favor o el castigo de los dioses.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (4) Añadir cita
Beatriz_VillarinoBeatriz_Villarino09 junio 2019
Desvistiéndose entonces allí el ingenioso Odiseo
sus andrajos, saltó al gran umbral con el arco y la aljaba
llena de aladas flechas y, al punto a sus pies derramándolas,
dirigió estas palabras a los pretendientes soberbios:
-Acabáronse ahora estos juegos que a nadie interesan.
Hay, no obstante, otro blanco al que nadie acertar ha pensado,
mas veré si lo acierto y que Apolo me otorgue la gloria.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
silvanafreiresilvanafreire25 agosto 2018
“Nada cría la tierra más endeble que el hombre de cuantos seres respiran y caminan por ella. Mientras los dioses le prestan virtud y sus rodillas son ágiles, cree que nunca en el futuro va a recibir desgracias; pero cuando los dioses felices le otorgan miserias, incluso éstas tiene que soportarlas con ánimo paciente contra su voluntad.”
Comentar  Me gusta         00
silvanafreiresilvanafreire25 agosto 2018
“No hay cosa más inoportuna que el maldito estómago que nos incita por fuerza a acordarnos de él, y aun al que está muy afligido y con un gran pesar en las mientes, como yo ahora tengo el mío, lo fuerza a comer y beber. También a mí me hace olvidar todos los males, que he padecido; y me ordena llenarlo.”
Comentar  Me gusta         00
silvanafreiresilvanafreire25 agosto 2018
“El hijo de Laertes que habita en Ítaca. Lo vi en una isla derramando abundante llanto, en el palacio de la ninfa Calipso, que lo retiene por la fuerza. No puede regresar a su tierra, pues no tiene naves provistas de remos ni compañeros que lo acompañen por el ancho lomo del mar.”
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: TEXTOSVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes de los clásicos de la literatura?

[Jane Eyre]: ¿Quién era la mujer que tenía escondida el señor Rochester en una habitación secreta?

Su hija
Su mujer
Su ex mujer
Su hermana

6 preguntas
3 lectores participarón
Crear un test sobre este libro
{* *}