InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8417128654
Editorial: Duomo ediciones (03/05/2018)

Calificación promedio : 4.12/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Anthony Peardew, célebre autor de relatos que se acerca al final de sus días, ha pasado la mitad de su vida coleccionando objetos extraviados, tratando de expiar una promesa rota años atrás. Con el tiempo en su contra, decide legar su casa y todos los tesoros perdidos a su asistente, Laura, la única persona en quien confía que cumplirá su promesa y reunirá los cientos de cachivaches con sus legítimos dueños. El último deseo de este guardián de objetos perdidos desen... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (9) Ver más Añadir una crítica
LAKY
 15 julio 2018
Anthony Peardew es un autor de relatos que vive solo en una preciosa casa. Tuvo un gran amor que murió trágicamente cuando estaban a punto de casarse y él no ha vuelto a enamorarse. Además, perdió un objeto que le regaló su prometida y nunca ha podido olvidarlo. Por ese motivo, siempre que encuentra algo (perdido o abandonado), lo recoge, lo lleva a su casa y lo etiqueta expresando dónde, cuándo y en qué circunstancias lo encontró. Su intención es buscar a los propietarios de esos objetos para poder devolvérselos pero ya es mayor y ve que no va a poder hacerlo; será su asistente personal Laura quien, en su momento, tendrá encomendada esa misión
Por otro lado, tenemos a Bomber y a Eunice quienes, cuarenta años antes, tienen una relación similar a la de Anthony y Laura. Bomber es editor de libros y Eunice es su asistente.
De forma paralela, se va desarrollando la historia de las dos parejas. Ya veremos si llegan o no a tocarse.
El guardián de los objetos perdidos” es una novela muy bonita sobre promesas, profundas amistades y cosas perdidas. Hay objetos que son especiales para la persona que los tiene; da igual que tengan o no valor económico; lo importante es su valor sentimental. Resulta tierna la idea de que alguien haya podido recoger ese objeto que dejamos olvidado en un banco, o que se nos cayó del bolsillo, o que perdimos sin darnos cuenta y que tanto significaba para nosotros.
La novela alterna dos tramas aunque una de ellas es principal y la otra secundaria. La principal es la del escritor Anthony Peardew y Laura. A estos dos personajes se les unirá Freddy -el jardinero de la casa- y Sunshine, una joven con síndrome de Down que decidirá ser la mejor amiga de Laura. La trama secundaria transcurre en el pasado, del año 1974 en adelante y en ella conoceremos al editor Bomber, a su ayudante Eunice, a sus perros y a los padres de Bomber. En apariencia, ambas tramas no tienen más relación que el hecho de que los protagonistas masculinos sean, respectivamente, editor y escritor y que, por ello, sea probable que el uno haya podido editar al otro. Habrá que ir leyendo para comprobar si es posible que exista una relación más estrecha
Pero, además de las dos tramas, a lo largo de la novela encontraremos diferentes relatos relacionados con algunos de los objetos perdidos y encontrados por Anthony. El escritor se fijaba en algún objeto y se inventaba una historia sobre su poseedor y la forma en la que lo perdió. Así que tenemos algo muy original: relatos dentro de una novela; he leído novelas dentro de novelas y alguna novela que contenía algún relato, pero no de esta manera. Porque, al final, todo acaba confluyendo de alguna manera, ya lo veréis.
Los relatos son preciosos. Las dos tramas también. Son historias tiernas y conmovedoras, con mucho encanto. Yo diría que es una novela feel-good; a mí, al menos, me ha hecho sentir muy bien su lectura. Me ha provocado muchísima ternura ver personas tan buenas, que valoran tanto la amistad y el ayudar a los demás. Hay algunos momentos emocionantes y otros en los que una gran sonrisa ha inundado mi cara.
Los personajes son realmente achuchables. Me han gustado todos ellos, desde las dos asistentes, hasta los dos protagonistas masculinos, los padres de Bomber (la hermana no, eh, ella es el único cero a la izquierda en esta tierna historia). Incluso me han gustado los dos perros que salen en la novela y la relación que tienen con ellos los humanos (aunque no pueda aprobar que les den tantas piezas de bollería jejeje). Entre todos los personajes destaca Sunshine que se ha hecho realmente un hueco en mi corazón. Es una joven con síndrome de Down que se “acopla” a Laura, lo quiera ésta o no. Tiene una forma especial de decir las cosas y un modo diferente de verlas; en el fondo, muchas veces parece que es la que más sabe de todos; o igual es que sabe ver lo que ocurre con unos ojos distintos a los demás. En todo caso, es un cielo y es preciosa la forma en la que se hace un hueco en esa preciosa casa, en Padua. ¡Qué bonita “familia” de amistad llegan a formar ella Laura y Freddy!
Con un estilo sencillo, la autora nos cuenta una historia -varias historias- llenas de ternura. La novela se lee bien, resulta amena y entretenida. Ruth Hogan cuenta las cosas con precisión y con un ritmo medio y hace sentir bien al lector.

Conclusión final
A mí me ha convencido esta novela llena de pequeñas historias -y eso que no soy nada aficionada a los relatos, pero la forma en la que éstos están entretejidos con la historia principal me ha gustado mucho-. Una novela tierna y conmovedora sobre la amistad y las pequeñas cosas de la vida. Una novela para sentirse un poquito más a gusto
Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Inquilinas_Netherfield
 18 julio 2018
En El guardián de los objetos perdidos, Padua es sinónimo de refugio-paraíso, ya que de ahí emanan o finalizan todas las historias que entretejen las vidas de sus diferentes personajes.
No es simplemente una casa, sino una mansión, pero su importancia no reside en el valor del inmueble, que lo tiene y mucho (no sé por donde andarán los precios de las mansiones en Londres). El valor lo encontramos en todas aquellas personas diferentes y distintas que, a través de sus historias, de alguna manera han recalado en ella cual puerto seguro, o en las cosas que los representan, hilos perdidos o hebras deshilachadas; allí encontrarán el sentido de sus vidas o, al menos en el caso de las hebras, el final o el significado de algunas parcelas de su existencia.
En El guardián de los objetos perdidos descubrimos a personas incompletas, dañadas y frágiles, todas en su periplo existencial, en unos casos por medio de la ruptura y en otros redireccionando sus vidas, queriéndolo o sin querer; así, vemos como unos habitantes de la mansión se lamen sus heridas y otros encuentran la misión de su vida... pero siempre bajo el techo protector que, al mismo tiempo que los acoge, les da las fuerzas necesarias para responsabilizarse de sus vidas y tirar hacia adelante, saliendo de la zona de confort que los paraliza e inmoviliza.
A mi juicio, la novela está construida de una manera coral, donde los diferentes personajes, ya sean en el tiempo presente o en el pasado, forman parte de un todo, de una sola trama, aunque la autora los haya posicionado con mayor o menor importancia en la novela y dándoles más o menos cabida. Desde un principio se intuye que todos están relacionados; son historias distintas, hilos perdidos, pero unidos forman el todo que justifica la novela.
Anthony Peardew, escritor y propietario de Padua, nos puede parecer un personaje inacabado cuya vida se congeló cuando perdió a Therese, la mujer de la que estaba enamorado, viviendo desde ese día para la remembranza de lo que fue o de lo que pudo ser... evocando y recordando momentos que construyen su presente y de alguna manera le confortan. Estos recuerdos, sumados a sus cualidades observadoras y a una tendencia diogenésica, dan como resultado una misión, la que él mismo se autoimpone: recoger todo aquel objeto perdido u olvidado que encuentre y devolvérselo a su legítimo dueño, para que ellos puedan cerrar sus historias y así él pueda seguir con la suya.
Laura, el ama de llaves de Padua, hereda la mansión y la misión de su propietario y, con ello, si es lo suficientemente inteligente y valiente, también hereda el remedio para curarse esas heridas profundas y existenciales que le condicionan e inmovilizan. Pero en esta empresa no está sola: todos aquellos que pululan por la mansión (el jardinero Freddy, la vecina Sunshine) participan y se involucran en un proyecto que puede parecer casi imposible, pero para el que, uniendo mentes y esfuerzos, encuentran la solución más fácil: la que los nuevos tiempos, junto con la tecnología, ponen a su disposición.
Es en este punto cuando el lector descubre que todas las historias o retazos de ellas forman parte de un todo. Ruth Hogan ha sabido tejer su argumentación con un lenguaje cálido y sencillo que nos hace involucrarnos en cada una de las historias y, con ellas, en sus distintos personajes, ya sean estos de tiempos pasados o presentes, formando así un conjunto heterogéneo que se asemeja a piezas de un puzle: solas, no nos dicen nada; encajadas, nos lo dicen todo.
Los distintos personajes de El guardián de los objetos perdidos, al recalar en la maravillosa mansión Padua, tienen la oportunidad (ya sea esta primera o segunda) de cerrar ciclos, de tener otros principios más esperanzadores y, de alguna manera, superar hechos pasados y aligerar y renovar sus esperanzas, sin perder en el proceso la frescura y el cariño con los que la autora ha insuflado el libro que, por cierto, es verdaderamente recomendable.
A decir verdad, es mirar la preciosa portada del libro y empezar a sentir todo lo anterior.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Coposdepapel
 26 octubre 2018
El guardián de los objetos perdidos es uno de esos libros que te entra por los ojos. Fue lo primero que me llamó la atención de él pero al leer la sinopsis me entraron unas ganas tremendas de leerlo.
Lo primero que tenéis que saber de este libro es que es una de esas novelas para disfrutar con calma. Desde luego, no destaca por tener un ritmo trepidante, pero yo he disfrutado mucho por la forma en que está escrito. Las descripciones de la autora hacen que sientas que estás dentro de esa casa y puedas ver y tocar cada uno de los objetos que hay en ella.
Es una sensación un poco extraña, pero al leerlo sentía paz. Es uno de esos libros que te acoge y te invita a leerlo tranquilamente con una velita al lado y una taza de té en mano, te hace sentir calma.
Es una de estas novelas "de personajes". Por un lado, conocemos la historia de Anthony, el guardián de los objetos perdidos, y de Laura, la chica que tiene contratada para limpiar su casa. Por otro veremos una historia del pasado protagonizada por Eunice y Bomber, otros personajes distintos. La cuestión es que no sabemos qué relación tienen estas dos historias hasta el final, puedes ver alguna relación que no es demasiado relevante entre sus personajes pero hasta finalizar la novela no sabemos cómo se entrelazan.
Además de estos cuatro personajes conocemos a varios más y, como os decía, no es que tengan mucha importancia para la trama, pero absolutamente todos están muy bien perfilados. Llegamos a conocer muchísimos detalles de la vida de los personajes, cosas que realmente no tienen ninguna importancia para la trama, pero al final acabas por cogerles cariño y te das cuenta de que la lectura de este libro no tiene como fin el destino, sino la compañía con la que recorremos el camino.
Una de las cosas que más me ha gustado han sido las mini historias que Anthony escribe sobre cada uno de los objetos perdidos. Son historias muy muy cortas pero están llenas de sentimiento. Con algunas he sentido rabia, con otras tristeza, con otras felicidad o nostalgia, y me parece asombroso que en tan pocas páginas la autora sea capaz de hacernos sentir todo esto. Me ha sorprendido especialmente porque yo no soy muy asidua a leer relatos por el simple hecho de que siento que en tan pocas páginas no se puede profundizar y te quedas frío, pero con las mini historias de este libro he sentido todo lo contrario.
Como pequeño apunte, he de decir que se nota el amor que debe sentir la autora por los animales. La forma en la que están tratadas las mascotas en esta novela es preciosa, y supongo que a los que somos animalistas nos hace especial ilusión que se dé tanta importancia a los peludos de la casa.
En definitiva, una novela que he disfrutado mucho y que me ha dejado con buen sabor de boca. Pero ya os digo, no es para que la leáis con prisa, es para que os preparéis una taza de té, un café o un chocolatito y os pongáis bien cómodos en un sofá mullidito, con la mantita y el gato ronroneando encima. Y que os relajéis y disfrutéis de la compañía de unos personajes que seguro que se ganan un hueco en vuestros corazones.
Enlace: http://coposdepapel.blogspot..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LaPetitaLlibreria
 17 agosto 2018
Normalmente no escojo los libros por sus portadas, me gusta saber un poco más de ellos antes de decidirme por ellos, pero esta vez he de confesar que me enamoré de la portada de El guardián de los objetos perdidos.
Su título me llevó a pensar en todos aquellos objetos que a lo largo de nuestra vida han ido desapareciendo olvidados en quién sabe dónde y que jamás regresan a nuestras manos pero que quizás formen parte de la vida de otra persona.
En una portada romántica, llena de flores y naturaleza se esconde una llave oxidada que no sabemos que abre, un botón azul que parece de la chaqueta de alguien, un medallón con la foto de una desconocida y una pieza de puzle de un paisaje por conocer. Todos ellos elementos que nos invitan a imaginar y en mi caso a leer la novela de Ruth Hogan que nos presenta Duomo Ediciones en su colección Los imperdibles, aunque parezca un juego rocambolesco de ideas.
Esta novela entrañable nos presenta a Anthony Peardew, un escritor de relatos que ha coleccionado objetos que ha ido encontrando a lo largo de su vida con la intención de devolverlos a sus dueños, pero sus días están expirando y debe encontrar quien le suceda en esta aventura.
Laura será la persona elegida, una mujer que huye de su pasado y que en Padua, el hogar de Anthony recupera la paz y se entrega a su nuevo cometido.
Ella junto a Sunshine, una vecina que ejerce un magnetismo muy especial y que el lector adorará y Freddy, el jardinero, empezaran a descubrir la importancia de las segundas oportunidades y no solo de los objetos, sino de las personas que irán encontrando a lo largo de su nuevo camino y que se transformaran en amigos.
Esta historia se enlazará con la de Bomber y Eunice que empieza cuarenta años antes y que aunque parecen estar desligadas se irán entretejiendo hasta formar una al final de la novela.
A demás muchos de los objetos perdidos nos explicaran su propia historia, breves relatos dentro de la novela que pican la curiosidad y en ningún caso se encuentran fuera de lugar o forzados en la lectura.
Con una prosa ágil, profunda, sincera y emotiva nos encontramos con una historia escrita en un momento muy duro de la autora y que traspasa sus páginas hasta llegar al alma del lector.
Sus personajes son sólidos, definidos y una auténtica maravilla, perderse esta novela sería una lástima, si la empezáis no podréis dejarla escapar.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Poemas
 03 septiembre 2018
¿Quién no ha perdido alguna vez en su vida algún objeto que hubiese deseado recuperar con todas sus fuerzas?
El guardián de los Objetos Perdidos es la historia de Anthony Peardew, famoso escritor, y de Laura. Anthony, está en el cénit de su vida y Laura ha encontrado en la casa del escritor, en la que lleva más de seis años trabajando, la paz que siempre había buscado, su hogar.

Anthony ha pasado gran parte de su vida coleccionando objetos perdidos con la idea de devolverlos a sus dueños pero estos se amontonan en su estudio cogiendo polvo. Tarea que delegará en su querida ayudante ¿Y por qué colecciona estos objetos? ¿Qué le sucedió hace cuarenta años que cambió su vida?
La vida de Laura, tal y como ahora la conoce, cambia de la noche a la mañana y cree que su vida va a volver a ser gris y apática, pero con la ayuda de la singular Sunshine y el atractivo Freddy encontrará su camino y se centrará en cumplir la última voluntad de Anthony.
Hay novelas que por su portada o su sinopsis o por ambas cosas, te llaman a gritos, presientes que te van a gustar. Algunas te decepcionan, otras, como me ha ocurrido con El Guardián de los Objetos Perdidos, superan incluso tus expectativas.

Ruth Hogan nos trae una novela tierna que nos habla de la importancia de la amistad, del amor, de las promesas y de la bondad humana y todo aderezado con buena música, humor, y con un ligero toque de realismo mágico que le da un aire original y fresco a la historia.

El Guardián de los Objetos Perdidos es una novela que te hace reír pero también te hace pensar y reflexionar. A mi, por ejemplo, me ha hecho pensar y valorar lo que tengo (más todavía).
Esta ha sido una novela que me ha hecho sentir bien, optimista, relajada y feliz. Es una novela que he leído en pocos días y que terminé con una sonrisa en los labios. No lo voy a negar, igual estoy un poco sensible últimamente y todas las novelas me llegan al alma, pero es que El Guardián de los Objetos Perdidos se ha adaptado perfectamente a lo que esperaba de ella. Da gusto cuando una novela no te defrauda y te hace sentir y, si además te hace reír, ¿qué más se le puede pedir?
Enlace: https://conversandoentrelibr..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
LaPetitaLlibreriaLaPetitaLlibreria15 agosto 2018
El pequeño y esmaltado reloj azul había vuelto a pararse. Marcaba las 11:55 y no emitía ningún tictac. Todos los días se detenía a la misma hora.
Comentar  Me gusta         10
LaPetitaLlibreriaLaPetitaLlibreria15 agosto 2018
Lata de galletas Huntley & Palmers
con posibles cenizas de crematorio.
Encontrada en vagón sexto desde la locomotora,
tren de las 14:42 de London Bridge a Brighton.
Difunto desconocido.
Dios lo tenga en su seno, descanse en paz.
Comentar  Me gusta         00
PoemasPoemas03 septiembre 2018
"Si nunca te pones triste, ¿cómo sabrás lo que es la felicidad?"
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: reflexiónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
35 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
{* *}