InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre El jardín secreto (24)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
S_In_Wonderland
 29 junio 2020
Cuando era pequeña una de mis películas favoritas era El Jardín Secreto. Hace muchos años que la vi por última vez (pero muchos), así que recuerdo muy pocos detalles de ella, sólo que disfrutaba mucho viendo cómo los tres niños protagonistas descubrían un jardín que les cambiaría la vida.
Desde entonces, he tenido como propósito leerme el libro en el que se basa la historia, un clásico infantil inglés que se ha editado un montón de veces, pero ninguna edición terminaba de convencerme, hasta que ahora Alfaguara Clásicos lo ha relanzado en esta edición ilustrada y ha sido la oportunidad perfecta.

Mary Lennox vive en la India con sus padres ingleses. Cuando se queda huérfana regresa a Inglaterra para vivir con el único familiar que le queda, su huraño y algo extraño tío.
Allí, Mary descubrirá un nuevo mundo en una mansión con más de cien habitaciones por descubrir, un gran jardín y un montón de secretos.
Pero también aprenderá a ser más agradecida, menos consentida y a conocer el sentido de la amistad gracias a Dickon y Colin.

Se trata de un libro muy corto y muy rápido de leer. al estar dirigido a un público más infantil tiene un ritmo muy rápido, no tiene grandes descripciones y es muy directo.
El libro comienza con una pequeña introducción de Mary, de sus orígenes y de cómo llega a la mansión de Misselthwaite después de la muerte de sus padres.
Es una niña a la que al principio cuesta cogerle cariño. Malcriada, repelente, mimada y muy consentida, sus padres la ignoraron toda su vida y creció rodeada de los criados indios de su casa, que hacían todo lo que pedía, con lo que es una pequeña y fría tirana.

Pero en Yorkshire las cosas serán muy diferentes. Martha, la criada de la mansión, no está dispuesta a que Mary se salga siempre con la suya, así que será entonces cuando Mary comenzará a cambiar y a dejar a tratar a la gente como esclavos.
Martha se convertirá, entonces, en su amiga y confidente y la que le presentará a su hermano Dickon, un niño de su misma edad que tiene una gran y tierna conexión con la naturaleza.
Juntos comenzarán a descubrir los jardines de la mansión, hasta llegar al jardín secreto, que se convertirá en su zona de juegos y donde vivirán un sinfín de aventuras.
A este grupo se le unirá Colin, otro niño muy parecido a Mary: mimado, amargado y muy caprichoso. No voy a comentar mucho su origen, ya que es mejor descubrirlo por uno mismo.

Dickon es, junto con Martha, lo mejor de la novela. Ambos vienen de una familia muy humilde, que tiene lo justo para tirar, pero muy unida y agradecida por lo que tienen.
Los dos son la razón por la que Mary y Colin comenzarán a cambiar totalmente y a dejar atrás ese carácter arisco tan poco propio de unos niños.
El contacto con la naturaleza, las plantas, los árboles, los animales, el aire fresco, les transformará por completo, consiguiendo un aspecto mucho más saludable que el que tenían al principio.

Pero el libro tiene grandes mensajes entre sus páginas que servían tanto en aquella época (principios del siglo XX) como ahora: los niños necesitan correr, divertirse, hacer ejercicio, estar con otros niños, tener contacto con la naturaleza, hacer volar su imaginación, y no estar encerrados entre cuatro paredes.
También pone de manifiesto lo importante que es que los padres estén presentes en la vida de sus hijos, que necesitan cariño, amor pero también reglas y límites para que crezcan y se conviertan en adultos maduros y responsables.

El jardín secreto es un clásico infantil pero que también disfrutarán los adultos. Una novela sobre la importancia de la amistad, el amor y la naturaleza.
Es una historia muy sencilla, pero con unos mensajes claros y contundentes que siguen siendo igual de relevantes hoy en día.
Cuenta con varios personajes, de orígenes y clases sociales diferentes, los cuales tendrán un papel fundamental en la evolución de los dos protagonistas: Mary y Colin.
Enlace: https://beingsaray.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Inquilinas_Netherfield
 07 agosto 2020
Me propuse no hacer relecturas para el reto de Todos los clásicos grandes y pequeños y no lo estoy cumpliendo. de vez en cuando, muy de vez en cuando, me salto esa restricción. El jardín secreto es una relectura, pero es que necesitaba un libro que me hiciera feliz y me emocionara un poquito... no sé, me lo pedía el corazón y ya, así que lo saqué de la estantería y me sumergí una vez más en sus páginas. Y os lo digo desde ya, es de esos libros que se pueden leer una y mil veces, que siempre te llega al cuore de la misma manera. Es tan bonito, tan tierno, tan inteligente en su forma de contar lo que quiere contar, que se queda contigo para siempre.

La historia comienza en la India colonial de principios del siglo XX. Allí conocemos a Mary Lennox, una niña escuálida de expresión agria y carácter desagradable que ha crecido al amparo único de su aya ante la total ausencia de sus padres en todos los sentidos (viven en la misma casa, pero en lo que a ellos concierne, como si no tuvieran hija). Que las únicas personas que te rodean sean criados obligados a cumplir el más mínimo de tus caprichos ha hecho de Mary una pequeña déspota que no ha sentido afecto ni se ha preocupado jamás por nadie que no sea ella misma; si a eso sumamos que siempre está sola en su habitación, que no juega con otros niños y que apenas ha recibido educación (aunque le encanta leer), tenemos una niña enclenque, borde y bastante inútil que no sabe ni ponerse sola los zapatos. Hasta que un día el cólera entra en su casa llevándose por delante a sus padres, a su aya, a muchos criados... y los que sobreviven huyen de allí olvidándose de esa niña extraña que no cae bien a nadie y que se queda sola durante días sin saber qué ha pasado hasta que es descubierta. Es entonces cuando Mary debe viajar a Inglaterra a vivir con su tío, el único pariente vivo que puede hacerse cargo de ella. Archibald Craven vive en una mansión enorme y algo lúgubre con más de cien habitaciones; es un hombre triste sin ilusión por la vida desde que falleció su esposa años atrás. En aquel momento decidió cerrar el jardín que ella amaba y enterró la llave para que nadie más se adentrase en él, pero no contaba con la curiosidad de una niña sin nada que hacer en todo el día a la que lo del jardín secreto le sonaba a una gran aventura, ni con un niño casi mágico de sonrisa perenne que habla con los animales y las plantas, ni con que un terrible secreto que se esconde en las entrañas de la mansión saldrá a la luz de la manera más inesperada... ¿Esa niña sanota, alegre, cariñosa y feliz es Mary Lennox? Quien la ha visto y quien la ve...

¿Sabré transmitiros lo bonito que este libro, el talento de Frances H. Burnett para llegar al corazón del lector y el amor por la naturaleza que transmite cada página de esta historia? Eso espero, porque estamos en agosto, sé que no tenéis ganas de parrafadas, pero es que no puedo hablaros de este libro diciendo solamente dos cosiñas de nada. No me lo perdonaría.

Si me preguntáis a mí, os diría que creo que El jardín secreto trata principalmente de tres temas: uno es la relación entre el ser humano y la naturaleza, que quizás es el más evidente a causa del título; otro es el abandono parental que sufren muchos niños por parte de unos padres que tienen hijos porque así es la vida y hay que tenerlos pero que luego no quieren que les molesten mucho a ser posible (esto, en pleno 2020, creo que ha ido a peor, sinceramente); el último es la amistad, tema recurrente en muchos libros infantiles pero que aquí, sea por la razón que sea, por lo bien que escribe la autora (me releo y no vuelvo a decirlo en la reseña, pero insisto: Burnett escribe muy, muy bien), por la historía en sí misma... es achuchable hasta decir basta.

Sobre la naturaleza, tan presente en el libro, y el modo en que el ser humano interacciona con ella, solo puedo deciros que las descripciones de Burnett te hacen ver, oler, pasear, sentir, disfrutar, armonizar... con cada paso que los protagonistas dan dentro de ese jardín. Creo que se explica muy bien lo que se puede encontrar en un jardín abandonado, cómo la naturaleza se abre paso y encuentra la manera de sobrevivir cuando nadie se ocupa de ella. La simbología que subyace detrás del título con respecto a los protagonistas no creo que se le escape a nadie al leer la novela, porque resulta evidente que en estas páginas el florecimiento más importante no es precisamente el de las flores y los árboles. Y dentro de este idilio hombre-naturaleza no debemos olvidarnos del reino animal que, aunque menos, también está muy presente y pone el toquecillo mágico a la historia... que no nos falta de ná.

El tema más peliagudo quizás es el del abandono parental, porque dentro de lo bonita que es la historia, de lo tierna, optimista y esperanzadora que resulta, de que todo se cuenta mirando siempre hacia el lado bueno de las cosas, qué duda cabe que la denuncia de la autora está ahí, alta y clara. La narración incide en lo que ocurre cuando los padres no se ocupan de sus hijos; cuando los dejan solos constantemente al cuidado de otras personas no por necesidad, sino por gusto, por egoísmo o porque molestan en la vida que ellos quieren vivir; cuando no establecen ningún tipo de lazo afectivo con ellos imposibilitando que esos niños aprendan a hacer lo propio con otras personas; lo que pasa cuando unos niños viven su infancia completamente solos, jugando y aprendiendo a vivir por su cuenta, sin contacto con ningún adulto que les dé la mano y guíe sus pasos a través de una etapa tan única de crecimiento como es la infancia, donde cualquier influencia negativa menoscaba el futuro carácter del niño... Sip, la autora lo cuenta con encanto, pero todo lo bonito que leemos en este libro nace del desafecto y el abandono infantil, y eso no hay que perderlo de vista.

Y luego queda la amistad... la amistad como concepto de manual al enfatizar la relación de afecto y confianza entre estos niños, pero también como salvavidas ante la soledad y la ira, como escape ante la melancolía y la incomunicación, como ventana a posibilidades y sueños, como escudo ante los miedos y las frustraciones... La amistad lo es todo en este libro, amistad de corazón, sanota y desinteresada, de la que te da un garbilote cuando hace falta o te sonríe cuando menos lo esperas, amistad de esa infantil y primeriza que lo rebosa y atesta todo de tal manera que te resulta imposible recordar cómo era todo antes de que llegase a tu vida. Qué bonito es este libro... ¿os lo había dicho ya? Venga, no os digo que siempre suelto una lagrimilla al final aunque sepa de sobra lo que va a ocurrir. No pienso decíroslo. Me niego.

¡Se me olvidaba el misterio! Hay un misterio que Mary descubre eventualmente pero del que no puedo hablaros. Y mirad que lo siento, porque ese misterio (y todo lo que sucede tras él) es una piedra angular del libro junto con el cambio que va experimentando Mary, pero me niego... tan importante es ese misterio que muchas ediciones lo dejan al descubierto en la propia cubierta del libro cuando es algo que ocurre hacia la mitad de la historia, cosa que me solivianta y me hace hiperventilar. ¡Nononono! El jardín secreto debe abordarse con los conocimientos mínimos y concretos de lo que se puede encontrar en él: esto es, una niña huérfana con un carácter complicado por culpa del abandono en vida de sus padres, un jardín secreto que funciona como metáfora de varias cosas, la vida que se abre paso en sentidos muy diferentes, la naturaleza y la amistad como base para el crecimiento personal... Y ya. ¡Chimpún!

¿Qué más? Ah, que no os dejéis engañar por la vitola de novela infantil. de hecho, y no sé si esto es muy conocido, en su momento (antes de su publicación final en formato libro en 1911) se publicó por entregas dirigido para el público adulto. Lo de catalogarlo como novela infantil vino muchas décadas después. Yo diría que la autora sabía muy bien lo que se traía entre manos, sabía que estaba escribiendo un libro del que tanto los adultos como los niños sacarían sus propias conclusiones y lo disfrutarían de diferentes maneras, sabía que necesitaba insuflarle al lector tanta empatía como delicadeza, y supo conjugarlo todo de tal modo que el resultado final ofrece muy distintas lecturas dependiendo del momento vital en el que se lee. Para mí esconde un trasfondo que resulta mucho más rico en matices, profundidad y madurez cuando es un lector adulto el que se adentra en sus páginas, y por eso es de esas lecturas que apetece hacer unas cuantas veces a lo largo de la vida: lees el mismo libro, pero no lees el mismo libro. Sé que sabéis a qué me refiero.

Si no habéis leído El jardín secreto no sé qué estáis haciendo con vuestra vida. Hacedme caso, sentiréis el corazón un poquito más radiante y dichoso. Y sí, las damas de Regencia podemos resultar muy cursis... that's a fact.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
LectoraEmpedernida88
 01 octubre 2020
5. Me ha gustado mucho esta historia y el cómo está contada (con cierta mirada infantil que la hace deliciosa). Una novela muy bonita con un mensaje optimista, además de entrañable, y unos personajes geniales.

Conocemos a Mary, una niña de buena posición, un tanto desagradable y altiva, de aspecto poco saludable y acostumbrada a que la sirvan. Vive en la India, pero sus padres proceden de Inglaterra y la tienen algo olvidada, prácticamente no se relacionan con ella; su relación más estrecha es con una aya, pero a esta la trata como a una sirvienta más. Mery no quiere a nadie, tampoco nadie parece preocuparse realmente por ella. Tras la muerte repentina de sus padres, es enviada a Inglaterra a casa de un tío. Allí conocerá una nueva forma de vivir y se percatará de que los demás no están únicamente para servirla y hacerle reverencias, teniendo que aprender a hacer cosas sola. El sol, el ejercicio al aire libre, un jardín secreto y ciertas personas especiales con las que entabla relación le permitirán desarrollarse en todos los sentidos. Lo que descubre y aprende también se lo enseña a su primo, un niño enfermizo que más que nadie necesitaba la llegada de esta niña que es la única que le dice las cosas sin miedo y que le muestra que él no tiene aquello que dicen los demás.

Está muy presente la importancia de la conexión con la naturaleza y con los animales, el atender a lo bueno que tenemos alrededor, a aquello que nos aporte felicidad. El hecho de que las cosas buenas cogen fuerza si les préstamos atención y se imponen a lo negativo si les dejamos paso, ayudándonos a desarrollarnos de forma más saludable y adaptativa. Una historia que nos habla también de cómo los pensamientos oscuros, pesimistas y deprimentes pueden hundirnos en un pozo sin salida, mientras que si los cambiamos por otros más positivos podríamos conseguir aquello que antes nos parecía imposible o al menos ver las cosas de otra forma... Una historia muy recomendable y no solo para niños, sino para todas las edades.

Esta edición de Siruela publicada en 2020 me enamoró al verla, pero he de decir que tiene bastantes faltas ortográficas/gramaticales. No entiendo cómo puede haber libros con tantas faltas de este tipo a día de hoy. En esta ocasión que la edición se ve tan cuidada, tan bonita su cubierta, con calidad de papel, con buen tamaño de letra, etc. que tenga este tipo de errores da más rabia aún.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
lectoraaburrida
 04 noviembre 2020
Una delicia....sin más.
Comentar  Me gusta         20
Arcoirisdelibros
 06 agosto 2020
De oídas por lo menos, todos conocemos a la protagonista de esta tierna historia. Mary Lennox vive en la India hasta que sus padres mueren y debe trasladarse a Inglaterra para vivir con un tío suyo, el único pariente que le queda.
Mary es una niña maleducada, acostumbrada a dar órdenes a sus criados y a hacer lo que le apetece sin que nadie le diga nada, ya que sus padres no se ocuparon de ella como deberían. Cuando llega a la mansión de su tío, pronto se da cuenta que tendrá que cambiar de actitud, porque su carácter y sus formas no son aceptadas por los habitantes de la casa.
Mary es una niña curiosa e inquieta y pronto empieza a investigar todas las estancias y alrededores de la casa, descubriendo algunos secretos que se esconden allí.
La evolución del personaje de Mary a lo largo de trama es increíble. Una niña que al principio cuesta empatizar con ella, pero que cuando terminas el libro te ha conquistado por completo.
Una novela donde el valor de la amistad destaca por encima de todo y donde la naturaleza tiene un gran protagonismo.
Es una historia con magia, preciosa y entrañable, con un trasfondo que en mi opinión es para un público adulto y que desprende optimismo por cada una de sus páginas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Lalectora
 27 enero 2018
Mary Lennox es una niña feucha, de color enfermizo, egoísta, agria y desdeñosa, cuya actitud para con los demás deja mucho que desear.
Después de perder a sus padres debido a una epidemia de cólera debe abandonar su India natal para ir a vivir a una mansión en el condado de Yorkshire con su tío, un hombre de carácter hosco y triste, algo jorobado que no se molestará ni en recibirla.
Allí descubre la existencia de un jardín secreto, cerrado hace ya mucho años. La curiosidad de Mary la lleva a buscar el jardín hasta que un día lo encuentra con la ayuda de un petirrojo que le marca el camino.

Gracias a Martha, la sirvienta que se ocupa de ella y a su hermano Dickon, un avispado chico que tiene la habilidad de comunicarse con los animales y conoce el páramo como la palma de su mano, se irá produciendo un gran cambio en la niña.

El aire fresco del páramo, su amistad con Dickon y el jardín obrarán milagros en el aspecto y el carácter de Mary, a la que aún le queda otro misterio que descubrir.

La historia del Jardín secreto nos enseña cómo las personas necesitamos de otras personas, los animales y en definitiva de la naturaleza para sentirnos bien.

Me han encantado sus descripciones románticas de la naturaleza en el jardín y del cambio de actitud en los personajes.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Amy123
 25 septiembre 2021
Este libro es fantastico, me ha encantando, tiene muchos valores, las historias son geniales y te llevan a un mundo genial. Ademas de que abre tu mente y forma de pensar, contiene muchas buenas lecciones.
Tambien es increible ver el desarrollo de los personajes. simplemente una maravilla.
Enlace: https://es.babelio.com/monpr..
Comentar  Me gusta         10
mifuga
 16 enero 2021
El jardín secreto (1911), es la obra que encumbró a #FrancesHogdsonBurnett dentro de la literatura infantil. Otras de sus novelas más populares son La princesita (1905) y, en este caso para un público adulto, la maravillosa historia de la formación de una marquesa (1901).
.
.
La primera vez que entré al jardín aún estaba yo en el colegio. Recuerdo apurar la novela un fin de semana lluvioso, de esos en los que no apetece otra cosa que no sea hacerse un ovillo bajo una manta, con la compañía de un buen libro (o varios). La muerte, el dolor y el miedo, quedaron opacados por la magia de la primavera y de la naturaleza, de la infancia, sus risas y esperanzas.
.
.
Su protagonista, Mary Lennox, es una niña que vive en la India y que debe ser acogida por su tío, Archibald Craven. Si ella es una déspota y una malcriada; él vive en una eterna huida. Así que dejará a la pequeña al cuidado del servicio en
Misselthwaite Manor, una enorme mansión de Yorkshire, con más de cien habitaciones y algunos secretos.
.
.
Mary experimentará un cambio enorme en su vida y será consciente de su propia soledad, única compañía en su deambular por los enormes jardines. Pero un día descubrirá un jardín secreto con una misteriosa historia y, con la ayuda de Dickon, el hermano de una de las doncellas que vive en el páramo y posee un curioso don para tratar con las criaturas, y su primo Colin, que constituye otro de los secretos de la familia, le devolverá la vida al jardín y conocerá la superación, la amistad y el amor.
Enlace: https://www.instagram.com/mi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
estanteriadecho
 07 julio 2020
Estamos ante un clásico acogedor y entrañable dirigido principalmente a un público juvenil. Un título del cual no había leído nada anteriormente y tampoco había visto la película, con lo cual para mí su lectura ha sido totalmente nueva.

Argumentalmente, me ha parecido una historia tierna porque su protagonista es una niña y ese tipo de personajes siempre me dejan el corazón más calentito, especialmente cuando comienza con un trágico suceso como la pérdida de sus padres. No obstante, debo aclarar que el tono de este libro es alegre y en ningún momento me ha resultado dramático, pues incluso al principio la pequeña apenas sufre por quedarse huérfana, ya que de todas formas no veía mucho a sus progenitores.

Mary es una niña egoísta, malcriada y de carácter difícil que al principio me caía fatal, pero luego cuando llega a Inglaterra cambia a mejor, gracias a las relaciones que forja con sus nuevos amigos y el maravilloso descubrimiento del jardín secreto, el petirrojo y los animales que conviven en la naturaleza.

La dinámica de este libro nos envuelve en las aventuras de un grupo de amigos que disfrutan jugando en los alrededores de la casa. En ese sentido, me ha recordado a clásicos como Ana la de Tejas verdes o Los chicos del ferrocarril por las amistades que se forman, cómo juegan al aire libre y desarrollan su imaginación interactuando con el entorno, sin necesidad de juguetes o tecnología. Me gusta este tipo de clásicos porque nos ofrecen una visión muy diferente a la actualidad y nos recuerdan que, no hace tanto tiempo, los niños salían más a jugar al aire libre y esa es una costumbre sana que se está perdiendo por culpa de tanta tecnología.

En cuanto a la narrativa, aunque es un libro con capítulos cortos y vocabulario asequible, debo admitir que su lectura se me ha hecho un poco lenta. Principalmente, he notado que hay muchos párrafos describiendo la naturaleza, el entorno y muchos detalles. Además, el hilo argumental no avanza muy rápido y, para mi gusto, pasan muy pocas cosas.

Esta edición en tapa dura incluye la versión íntegra de este clásico y además viene ilustrada por Elisabeth Moreno.

En definitiva, El jardín secreto es un clásico juvenil ameno y que transmite muchos valores positivos. Un título mágico, acogedor y que apuesta por el amor a la naturaleza.
Enlace: https://laestanteriadecho.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lalectora
 19 marzo 2018
Mary Lennox es una niña feucha, de color enfermizo, egoísta, agria y desdeñosa, cuya actitud para con los demás deja mucho que desear.
Después de perder a sus padres debido a una epidemia de cólera debe abandonar su India natal para ir a vivir a una mansión en el condado de Yorkshire con su tío, un hombre de carácter hosco y triste, algo jorobado que no se molestará ni en recibirla.
Allí descubre la existencia de un jardín secreto, cerrado hace ya mucho años. La curiosidad de Mary la lleva a buscar el jardín hasta que un día lo encuentra con la ayuda de un petirrojo que le marca el camino.

Gracias a Martha, la sirvienta que se ocupa de ella y a su hermano Dickon, un avispado chico que tiene la habilidad de comunicarse con los animales y conoce el páramo como la palma de su mano, se irá produciendo un gran cambio en la niña.

El aire fresco del páramo, su amistad con Dickon y el jardín obrarán milagros en el aspecto y el carácter de Mary, a la que aún le queda otro misterio que descubrir.

La historia del Jardín secreto nos enseña cómo las personas necesitamos de otras personas, los animales y en definitiva de la naturaleza para sentirnos bien.

Me han encantado sus descripciones románticas de la naturaleza en el jardín y del cambio de actitud en los personajes
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Jane Austen o Brontë Sisters?

¿Quién escribió «Agnes Grey»?

Jane Austen
Anne Brontë
Charlotte Brontë
Emily Brontë

15 preguntas
74 lectores participarón
Thèmes : jane austen , literatura inglesa , históricaCrear un test sobre este libro
.. ..