InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Críticas sobre La casa alemana (13)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
icruje
 25 mayo 2019
Tengo que decir que cualquier novela  que tenga que ver con nazis, la Segunda  Guerra Mundial y el holocausto me atrae como un imán. Pero esta es una novela diferente a otros libros sobre este tema. Siempre he leído desde el punto de vista de los judíos, ya sea de forma directa por un superviviente de algún campo de concentración o por algún familiar. Pero nunca desde el punto de vista del pueblo alemán.

La autora nos sitúa en Frankfurt, en 1963, justo antes del comienzo de los Juicios de Auschwitz contra antiguos oficiales de la SS, mandos intermedios y guardias que estuvieron en el campo a los que se acusa de torturar, asesinar y seleccionar a los prisioneros para su exterminio en las cámaras de gas del campo de concentración Auschwitz-Birkenau.

En este escenario nos encontramos a la protagonista, Eva Brunhs, una joven que trabaja como traductora y cuyos padres tiene un restaurante llamado La Casa Alemana. La noche en la que su novio Jürgen Schoormann, un rico empresario alemán de venta por catálogo va a pedir su mano, recibe una llamada desde la fiscalía general para realizar una traducción del polaco. A partir de esa llamada y pese a la oposición tanto de sus padres como de su novio, Eva colaborará con la fiscalía e intervendrá como traductora en el juicio. Según vaya traduciendo los testimonios de los supervivientes descubrirá una parte de la historia de su país de la que nadie quiere hablar y que le mostrará todo el horror de lo sucedido en los campos de concentración. Según pasan los días, Eva notara una sensación como si algo en sus recuerdos de la niñez le dijera que no le es del todo desconocido.

Pero la autora en ésta novela  solo nos da algunas pinceladas de lo que sucedió en el campo de  exterminio de Auschwitz a través de las declaraciones de algunos supervivientes (todas reales pues están tomadas de los archivos del juico).  Annette Hess consigue trasmitirnos el ambiente angustioso, doloroso y claustrofóbico de la sala del tribunal y como se tenían que sentir esos  supervivientes cuando después de tantos años tenían  que luchar contra el miedo a sus recuerdos y volver a revivir ese horror delante del tribunal y de los responsables, soportando que éstos alegasen que no sabían lo que ocurría, que no estaban en el campo en ese momento o que se limitaban a cumplir órdenes. Según vas leyendo sientes el sufrimiento., la impotencia, la ira e incluso la resignación de estos testigos.

A lo largo de la novela, estructurada en 4 partes, yo destacaría la gran evolución del personaje de  Eva, la protagonista, y como su personalidad ira creciendo y haciéndose más fuerte según vaya tomado decisiones por sí misma y buscando respuestas, lo que a nivel familiar y sobre todo personal, la llevará a  tomar las riendas de su vida.

Es una novela con un inicio lento pero que poco a poco capta tu atención como lector porque nos narra una historia sobre las relaciones entre padres e hijos, y los secretos que se ocultan. Es una novela que te invita a reflexionar  sobre la necesidad de saber la verdad, la pasividad de quienes miraron para otro lado para no ver lo que sucedía, la culpa, el perdón…  y que sin duda al final llegara a emocionarte.

Si te gustan las historias relacionadas con la Segunda Guerra Mundial te la recomiendo sin duda.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
sanhezped
 02 abril 2019
La literatura ha tratado muy extensamente el tema de los nazis en los campos de concentración alemanes, con algunos libros de ficción que han sido auténticos betsellers:
-El diario de Ana Frank (Ana Frank)
-La llave de Sara (Tatiana Rosmay)
-La ladrona de libros (Markus Zusac)
-El niño del pijama de rayas (John Boyne)
-La bibliotecaria de Auschwitz (Antonio G. Iturbe)
-Un saco de canicas ((Joseph Joffo)
-Todo lo que cabe en los bolsillos (Eva Weaber)
-28 días (David Saffier)
-El pianista del gueto de Varsovia (Wladyslaw Szpilman)

Son solo algunos ejemplos, porque la lista es muy extensa. Sin embargo tienen todos una cosa en común: se nos narra siempre desde el punto de vista judío, bien de un modo directo por un superviviente (o a través de su vivencia como en el caso de El diario de Ana Frank) o por uno de sus familiares.
Pero ¿Qué hay del punto de vista alemán? Solo recuerdo una novela en que se abordase, si bien no era el tema principal o único de la misma: El lector de Bernhard Schlink.

La casa alemana es una novela que me ha dado más y menos de lo que esperaba. Menos porque esperaba una novela mucho más adictiva y con más ritmo. Pero por otra parte me ha dado mucho más, porque es una novela que permanentemente te obliga a reflexionar sobre tus propios conceptos del bien, del mal y del perdón. Porque por una parte es muy fácil juzgar (y condenar) a los responsables de aquel genocidio, pero la cosa se complica cuando se trata de juzgar a los que en el fondo se limitaron a mirar hacia otro lado, a muchos que en el fondo su única idea era la de pasar desapercibidos frente a la maquinaria asesina nazi y sobrevivir.
También nos lleva hacia una pregunta con difícil respuesta. Puesto que el perdón es un requisito para la reconciliación de un pueblo y seguir adelante ¿es posible perdonar y olvidar? ¿No es el olvido una manera de condenarnos a volver a vivir la misma historia?
Leyendo la novela, da la impresión de que el olvido es solo un mecanismo de defensa de los culpables para salir indemnes de su responsabilidad al mismo tiempo que un agravio para los que fueron damnificados.
Como da también la impresión de que salvo un puñado de idealistas que querían justicia, la mala conciencia del pueblo alemán era la que quería pasar página sin pedir siquiera perdón.

Puesto que la novela no se apoya en la fuerza de una historia sobre el propio campo de Auswitchz, ha de hacerlo sobre los personajes. Los personajes de la casa alemana están muy conseguidos, desde Eva Bruhns la protagonista, que va ganando fuerza a medida que va avanzando la novela y su personalidad va afianzándose, pasando por su novio Jürgen Schoormann un rico empresario alemán de la venga por catálogos, a su hermana Annegret Bruhns, una enfermera que busca de cualquier manera el sentirse querida y necesitada, al matrimonio Bruhns con su restaurante y sus secretos del pasado.

Una novela sobre un juicio, pero que en ningún momento podremos confundir con un thriller legal. Una novela que nos descubrirá el alma del pueblo alemán veinte años después de terminar la segunda guerra mundial.

Una historia que, a pesar de estar tan alejada de nosotros por historia, tiempo y lugar, nos hará reflexionar sobre nuestra situación actual y nuestra posición en la sociedad.

Enlace: https://www.elbuhoentrelibro..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Maya
 21 mayo 2019
La casa alemana de Annette Hesse (periodista y guionista) no es solo una novela sobre los campos de exterminio nazis ya que nos aporta una visión desde el punto de vista de la población alemana de a pie. Además transcurre en Frankfurt en 1963, muchos años después del genocidio. Qué pueden contarnos de nuevo en la década de los 60 que no se supiera ya?. Pues lo más importante de la novela: nos revela cómo el pueblo alemán hizo borrón y cuenta nueva. Tras la segunda Guerra Mundial, se decidió no volver a hablar del tema. Los ciudadanos alemanes declaraban no saber nada de lo que había pasado y lo que es peor, decían que era imposible que hubiera muerto tanta gente, imposible que se hubiera usado semejante cantidad de Zyclon B, imposible que las atrocidades que les achacaban a personas que siguieron viviendo tranquilos entre ellos fueran verdad. El comportamiento de los padres de Eva es el comportamiento de la mayoría del pueblo alemán: Olvidémoslo, no hablemos de ello, aquello no pasó.

“Este proceso no es más que una farsa para tranquilizar vuestra conciencia”

Pero Eva, que a pesar de la oposición de todos, se convierte en traductora en el primer juicio de Auschwitz y comenzará a enterarse al traducir los testimonios de los judíos, empezará a enterarse asombrada de la verdadera historia del holocausto. Cada vez se siente peor, cada vez se siente más alejada de todos los que le rodean y de los que niegan lo que pasó.

Pero quizás lo más sobresaliente de la novela, es el sentimiento de culpabilidad que aflora tanto en alemanes como en judíos. al lado de los que no quieren saber nada, surgen personas como Eva que se sienten culpables de todos los horrores que se hicieron a las víctimas aún cuando ella no tuviera nada que ver directamente. Y a la vez, el de los judíos que se sienten culpables de haber sobrevivido a sus familias. Este sentimiento les hace en muchas ocasiones convertirse en testigos del juicio pero también les empuja a la autodestrucción.

No hay que olvidar a los personajes nazis acusados y sus esposas, orgullosos, soberbios, no admiten nada de lo que hicieron, se sienten superiores, sienten que nada les puede pasar. al final, las penas resultantes del juicio fueron bastante leves para la gravedad de los cargos. Los culpables son médicos, carniceros, tejedores, ordenanzas, dentistas…

La historia del juicio transcurre en paralelo con la de la familia Buhns. Por una parte el matrimonio que se mata a trabajar en su restaurante “La casa alemana”, gente buena y cariñosa con sus hijos. La de hija mayor, enfermera, un personaje un tanto extraño. El simpático hermano pequeño y el perro de la familia. Y claro, la historia de nuestra protagonista, Eva, traductora y cuyo mayor deseo en casarse con su rico y guapo novio Jurgen.

La casa alemana también pone de manifiesto la situación de las mujeres alemanas en los años 60, que al igual que en España, todavía necesitaban permiso de sus maridos para trabajar. Eva demuestra también en este tema una fuerza y una decisión extraordinarias, sigue su instinto y su voluntad a pesar de todos los demás.

Cualquier lector detecta desde el principio que hay algo oculto, algo que se nos tiene que desvelar tarde o temprano. Lo que puedo decir es que el final todas las tramas se van cerrando, todas las historias tienen su por qué. El final, me hizo conmoverme aún más que el juicio.

Enlace: http://salamandranegra.com
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
libroscuentosyleyendas
 03 febrero 2020
Eva Bruhn es una chica joven, trabaja como traductora y ayuda en " la casa Alemana" un establecimiento que regenta se familia donde se dan comidas.
En Franckfurt comienza el llamado juicio de Auschwitz , donde se juzgan a diversos mandos y personas que trabajaron para la Gestapo y tuvieron distintos cargos en el campo de exterminio.
Mientras Eva piensa en casarse y en su futuro , se cruza en su vida una persona de la fiscalía que la contratará para hacer de traductora en el juicio que va empezar.
Eva se topa de frente con el rechazo de la familia para que realice este trabajo, no entiende el porqué pero así todo acude y comienza a traducir testimonios de supervivientes del campo.

El llamado juicio de Auschwitz se llevo a cabo entre el año 1963 y el año 1965.

En general la novela que tiene un interesante contenido, se desinfla enseguida, una idea muy buena y muy mal ejecutada. Personalmente creo que hay muy pocos libros de la postguerra y sobre todo desde el punto de vista del bando perdedor. Su inquietudes, como vivió la sociedad alemana estos duros años, ni que decir que casi todas las familias tuvieron un familiar luchando en algún punto geográfico y supongo que los soldados que estuvieron cerca o dentro de los campos de concentración no se sintieran muy orgullosos. de ahí que ya metidos dentro de la sociedad hay multitud de detalles que podrían haber hecho diferente el libro.
Éste no pasa de más de un dos, ya no sólo por lo descrito anteriormente sino por la historia en sí, Un novio que aparece poco, y personajes que no son relevantes. ... Falta de trama personal de Eva, quizás un poco más del juicio...
una lectura decepcionante.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         32
marta_lo
 22 junio 2020
Este libro refleja muy bien la sociedad alemana de después del Holocausto. Las familias de a pie pretendían borrar de un plumazo esa parte de la historia, alegando que era cosa del pasado. Pero a lo que llamaban ingenuamente continuamente campo de trabajo, resultó ser un campo de concentración donde se mataron a miles de personas, y se torturaron otras tantas, y por mucha vergüenza que se sintiera, se debía celebrar este juicio. En la novela solo se habla del juicio de Auschwitz, celebrado en Frankfurt en 1963, pero el lector se puede hacer una idea de los demás juicios a través del mismo. Muchos alemanes se vieron involucrados en mayor o menor medida, y, aunque algunos no mataron ni torturaron a nadie, sí que toleraron estos actos producidos por otros. Por ello, la memoria colectiva del país quiso borrar estas injusticias, pero algunos valientes, no solo extranjeros, sino muchos alemanes, quisieron celebrar estos juicios para determinar hasta qué punto se masacró a una buena parte de la población por el hecho de ser diferente.

A veces da rabia leer sobre estos temas, sobre todo cuando te das cuenta de que mucha gente ni le daba la importancia que merecía el dar voz a estos testigos y recordar y poner nombre a las personas que perecieron en estos campos de exterminio. Pero bien es cierto que era lo que se sentía muy en general en aquella época, y quizá en diversas ocasiones este rechazo a la verdad solo era producido por la vergüenza de haber sido testigo de estas atrocidades y no haber hecho nada para pararlas.

En la novela podemos leer auténticos fragmentos de lo que los testigos dijeron en el juicio, lo que la hace más cercana a la realidad, y por ello, el lector puede empatizar aún más si cabe con los personajes. Describiendo el juicio en casi todo el libro, podría parecer más bien aburrido, pero para nada se hace una lectura fangosa, ya que también podemos apreciar los diferentes sentimientos de cada testigo y de otros personajes.

Lo que más me ha gustado de este libro ha sido el desarrollo de la personalidad de su personaje principal, Eva, que al principio aparecía como una muchacha simple y delicada, que no parecía tener demasiada experiencia en la vida, y que dependía para todo de los demás. Ella creía cuanto se le contaba, pero gracias a su participación en el juicio, pudo comenzar a pensar por ella misma.

En resumidad cuentas, esta novela es recomendable, no solo por el tema del juicio, y todo lo que sucedió en el campo de Auschwitz, sino por la evolución de varios de sus personajes, y por la importancia que se da a la historia en su totalidad, para que nunca olvidemos las atrocidades de las que es capaz el ser humano.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Loreto
 27 abril 2019
Este libro es una historia de "despertares"; despertar a la madurez olvidando los sueños románticos de la infancia y adolescencia; despertar a la verdad personal, familiar o histórica; y despertar a un nuevo mundo, cuyos valores chocan con los tradicionales.

Despertar a la madurez. Sí, porque la protagonista se nos presenta al principio como una joven más preocupada por quedarse soltera que por cualquier otra cosa; centrada "egoístamente" en sus aspiraciones románticas. Esta auto-complacencia se ve socavada por la realidad de la vida. Eva descubre que la vida real, la vida de adulta, es más complicada de lo que parece y tiene que aprender a vivir con ello.

Despertar a la verdad. Y es que el juicio en el que Eva se ve casi por sorpresa envuelta es el gran despertar de la verdad a los ojos de los alemanes; en teoría sabían lo que había pasado, pero lo habían enterrado con la excusa de que eran los nazis, era la guerra, el pueblo no sabía nada. Este primer juicio sobre Auschwitz pone en la palestra la verdad ante los ojos de un pueblo al que habían enseñado a olvidar/obviar.

Despertar a un nuevo mundo; un mundo que ha cambiado vertiginosamente. Un mundo en el que la mujer, supeditada al hombre (padre, prometido, esposo), quiere ser ella misma, quiere trabajar, decidir, tener derecho al éxito e incluso a equivocarse, es decir, a tomar decisiones sobre su propia vida. Y Eva aprende a tomar las riendas de su vida, a pesar de todo y todos, incluso a pesar de ella misma, demostrando que es una mujer con coraje, voluntad y conciencia de la verdad.

El libro es de lectura tranquila, sin grandes sobresaltos, pero que muestra una realidad que se ha tratado poco en la literatura, o por lo menos a mí me lo parece.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
dacil66
 17 abril 2019

Estamos en 1963 en Frankfurt. Han pasado apenas veinte años desde el final de la Segunda Guerra Mundial, pero Alemania parece haber olvidado esa época. Sin embargo, aunque no quieran, tendrán que enfrentarse a los hechos: da comienzo el juicio sobre Auschwitz.

Eva Bruhn es una joven traductora de polaco. Vive con su familia que regenta un restaurante llamado La casa alemana. Son una familia tranquila y humilde. Eva no tiene preocupaciones más allá de que su prometido por fin se decida a pedir su mano.
Pero todo cambia cuando la contratan para ser traductora en un proceso judicial. A medida que va conociendo detalles sobre el juicio crece la incredulidad, el horror y las ansias por saber de Eva. No entiende como, a su edad, jamás ha oído hablar de Auschwitz ni del exterminio judío por parte de los alemanes. No entiende porqué su país y su gente ha dado la espalda a una época tan horrible, la han silenciado, se han convertido en cómplices del horror.
Eva comienza a obsesionarse por todos los detalles. Pese a la oposición de su prometido y de su familia no ceja en su empeño de conocer la verdad, de apoyar a las víctimas y de que se haga, por fin, justicia.
Por si todo lo que está viviendo en el juicio fuera poco Eva comienza a sospechar que sus padres no le están contando toda la verdad sobre aquellos años. ¿Por qué se niegan a hablar? ¿Por qué faltan fotos del álbum familiar?

La casa alemana no es una novela al uso sobre el exterminio judío. Habla sobre Auschwitz, la separación de las familias, las cámaras de gas, el hambre, los trabajos forzados…pero conoceremos esos detalles a través de los testimonios de algunos supervivientes, testimonios que darán de viva voz en el juicio. Testimonios, por cierto, reales.

Con esto quiero decir que si esperan encontrarse con una novela con muchos más datos o escenas sobre esa época no será así. La casa alemana se centra en otra cosa. Se centra en la búsqueda de la verdad por parte de una joven valiente. Una joven que no tiene miedo a conocer la historia, a entender que su país y parte de su gente fueron culpables del exterminio de miles y miles de personas. Fueron culpables de la tortura, el dolor, la humillación y la muerte en su máxima expresión. Y por si fuera poco ahora prefieren ignorar, olvidar y despreciar la historia, a los supervivientes.
A medida que avanza la novela no sólo conoceremos los datos y el avance en el proceso judicial. También la autora nos mostrará al completo las vivencias de la familia Bruhn, y la relación de Eva con su prometido.

La novela se lee en un suspiro. La autora tiene una forma de relatarla que parece estar viendo una película, las imágenes saltan a tu cabeza sin apenas darte cuenta. He disfrutado muchísimo con su estilo así como con su contenido. Un libro y sobre todo una autora a la que tener muy en cuenta en el futuro.

La casa alemana es una historia necesaria para levantar conciencias. Conocer la historia es la única forma que tenemos de no caer en los mismos errores. Dar la espalda a la realidad, despreciarla, intentar hacer como que no existió es reabrir heridas en las víctimas, más dolor.

La casa alemana ha sido toda una sorpresa, así como Anette Hess. La historia contada desde otro punto de vista, con testimonios reales que la autora ha extraído del juicio. Una historia cargada de sentimiento, de valor, de lucha. Una mujer que busca hacer justicia, busca la redención, el perdón…aunque para ello tenga que ponerse a toda su familia en contra.
Enlace: https://pasajes-romanticos.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
aaiinuur2
 07 febrero 2020
Eva Bruhns, la protagonista de esta historia, es una mujer fuerte y decidida. Traductora de polaco, de la noche a la mañana le surge la oportunidad de trabajar en el primer juicio en Alemania contra responsables de Auschwitz. Trabajo que aceptará en contra de los deseos de su prometido y de su propia familia, que esconde secretos que Eva nunca hubiera imaginado.

Una visión diferente del genocidio alemán, que no deja indiferente. Una vez más se pone de relieve la importancia de sacar la historia a la luz, por dura que resulte, para que sus responsables no queden impunes. Y, sobre todo, para que no vuelva a repetirse.

Pero esta es, también, una novela sobre la necesidad de comprender y de perdonar. Porque cuando la verdad sale a la luz, ya nada vuelve a ser lo mismo.
Comentar  Me gusta         10
Kristie
 05 febrero 2020
La casa alemana ha sido un libro que me ha tocado bastante hondo por todo el tema que conlleva, y es que la autora ha cogido los testimonios de los supervivientes y ha sabido darles alma, entonces supongo que os preguntaréis la razón de mi nota, es sencillo, se ha metido en varias subtramas que no me han convencido. Si sólo se hubiese centrado en lo ocurrido en Auschwitz, hubiese sido perfecto, pero la autora metió cosas que no me gustaban, que hacen que el libro en muchas ocasiones fuese lento y aburrido.

La subtrama principal que no me gustó, ha sido la historia de la propia Eva, con su novio Jürgen Schoormann, y es que este ha sido un personaje el cual no ha sido de mi agrado, la autora nos da la versión de porqué es así, pero no me convence.
Y es que personaje es un ser manipulador, egoísta y bastante machista, un encanto, que no durará en vetar el trabajo de su futura esposa, es un personaje que no evoluciona ni una pizca, quizá se vea un momento humano, pero no termina de agradar.

También tenemos que en el trabajo de Eva habrá un misterio sobre un abogado, y es que la autora deja todo en el aire, todo muy misterioso, y que me choco bastante.

Pero el personaje que me dejo totalmente en shock, fue la hermana de Eva, Annegret, una enferma que trata con recién nacidos, si bien su personaje no me atraía demasiado, a medida que leía empezó a caerme realmente mal, y ya con el tema del amante, sumando a lo que hacía, su "happy end" para mi gusto fue totalmente injustificado, y es que aquí me cabree de verdad. ¡Era indignarte!

Otra cosa que no pude entender es como Eva, no sabía nada sobre el holocausto, sobre la barbaridad que había pasado, y es que la habían tenido tan protegida, vale, la autora tiene una especie de respuesta para este punto, pero no me termina de cuajar, Eva no era una esclava, salía fuera de casa, tenía un trabajo, aparte a veces ayudaba a sus padres en el restaurante de su familia!!! Así que tenía de haber oído algo, o los periódicos... no se entiende. Bueno, corrijo, yo no lo entiendo, y con esto se basa mi opinión de este libro, no entiendo porque ha puesto tantas cosas... la razón de esos finales que no tienen sentido alguno. Una verdadera pena ya que era todo un giro a lo que había leído hasta ahora sobre el tema, lastima que no ha cuajado.
Enlace: https://welcometopinkiland.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         11
solev
 17 marzo 2020
Me ha gustado mucho el libro y la valentía de Eva en todas sus decisiones en esos tiempos difíciles. Es una lectura muy recomendable.
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿QUIEN DIJO ESTA FRASE? PERSONAJES DE HARRY POTTER

" No son nuestras habilidades las que muestran cómo somos, sino nuestras elecciones”

Severus Snape
Hermione Granger
Sirius Black
Albus Dumbledore

20 preguntas
61 lectores participarón
Thème : Harry Potter y la piedra filosofal de J.K. RowlingCrear un test sobre este libro
{* *}