InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de MonTse


MonTse
18 septiembre 2020
'Aquel último verano' tiene todo lo que a mí me hace disfrutar de una historia romántica: reencuentros, mezcla de pasado y presente, y el punto de vista de los dos personajes. Reconozco que si un libro tiene eso, conmigo ya tiene ganados muchos puntos. Obviamente, la historia tiene que estar bien después, si no esos puntos desaparecen, pero con este libro no ha ocurrido. Alex y Priscila son de esos personajes que conquistan en cuanto aparecen, aunque en esta historia, en mi caso, siempre he estado del lado del Alex. Desde el primer momento, incluso cuando empezamos a saber qué fue lo que ocurrió para que ella se fuera, yo confiaba en él. Y en cambio, Priscila ha tenido actitudes y ha hecho cosas que nunca me han convencido, y a las que no les he encontrado un motivo. Quizá sea porque me choca que actúe como actúa, porque la sobreprotección de sus hermanos y de toda su familia, al ser la única chica, no me parece un motivo de peso, o porque yo veo inviable poder hacer lo que ella (¿irme a Boston de un día para otro? Ni en mis mejores sueños podría). Pero lógicamente entiendo que si ella no fuera como es, y no hiciera lo que hace, no tendríamos historia. Pero lo dicho, yo estaba con Alex durante toda la lectura, deseando saber sus motivos, confiando en que las cosas no fueran lo que parecían.

Pero en este libro no solo tenemos su historia, su pasado y su reencuentro. También vamos conociendo a los 4 hermanos de Priscila, los Cabana: River, Marcos, Hugo y Adrián. de quienes tendremos su propia historia (y que como ya he dicho, ya he conocido la de Hugo, y estoy ahora mismo con la de River). Y esa unión familiar que tienen, junto a sus padres, me ha encantado. Que estén para lo bueno y para lo malo, que veamos como eran de pequeños, sus juegos, sus aventuras, lo protegida que han tenido siempre a su hermana, pero dejándola cometer sus propios errores, me ha encantado. Y es que es maravilloso tener una familia numerosa, siempre lo he tenido muy claro, porque yo también la tengo, y verlo representado en esta serie, me tiene encantada. Obviamente aquí vemos pequeños detalles de sus historias propias, pero Susanna nos da lo suficiente como para dejarnos deseando saber qué nos van a contar cuando les toque. Y sujetaos fuertes, porque vienen curvas (curvas maravillosas, todo hay que decirlo).

Pero lo importante en este libro son Pris y Alex, su historia, y lo que ellos tienen que decir. Y lo hacen alto y claro, y no nos lo van a poner fácil, ni se lo van a poner fácil el uno al otro. Y está claro que en este tipo de historias sabemos que todo acabará bien, porque es romántica, pero lo importante, lo que de verdad te mantiene enganchado es saber cómo se llega a ese bien, porque no es un camino de rosas para ellos, pero es que la vida no lo es, y es algo que nuestra protagonista va a tener que aprender a la fuerza, o que ya lo ha hecho, pero ahora que vuelve a casa se va a dar cuenta de ello. Igual que se va a dar cuenta, o no, de lo importante que es afrontar los hechos cuando ocurren, porque si no, te puedes encontrar con que has perdido el tiempo demasiado, y al final, es tiempo que nunca vuelve, y es una pena.

La pluma de la autora, me encanta, no puedo decir otra cosa. Este libro nos traslada a los años 90, incluye canciones de esa época, canciones que me han hecho recordar mi propia vida, mis veranos en el pueblo, y que me ha hecho sacar una sonrisa. Hay gente que cree que tanta referencia a la música se hace pesada, no es mi caso, porque no hay nada mejor que estar leyendo algo y poder identificarte con ello, aunque sea recordando lo que hacías tú cuando esa canción sonaba. Pero lo mejor de cómo escribe la autora, además de que sea una narración ligera, con vocabulario actual y juvenil, es cómo nos transmite los sentimientos de sus protagonistas. Y cómo nos hace sentir lo que ellos están sintiendo y viviendo. Porque al final, te sientes una más de la familia Cabana, y quieres que todo les vaya bien, porque se lo merecen, porque son especiales, y hacen de la vida algo especial. Y eso deberíamos hacer nosotros también. Es lo primero que he leído de la autora, pero ni de lejos será lo último, y no hablo solo de la serie Cabana, si no de todos sus libros. Los quiero leer todos.

En resumen, 'Aquel último verano' es la primera parte de una serie sobre una familia, sobre los hermanos de esa familia. En este libro conocemos a la única chica, Priscila Cabana, y la autora nos cuenta su gran historia de amor con Alex St. Claire, el vecino de enfrente. Pero aunque ellos dos son los protagonistas, el resto de hermanos también tienen que tener su voz, para dejarnos con las ganas de conocerlos más en sus respectivos libros. 'Aquel último verano' es un libro romántico, que intercala pasado y presente, en el que tenemos un reencuentro cuatro años después de verse por última vez, en el que hay rencor, y dudas, y miedo, y rabia, pero también hay esperanza, y pasión y amor, sobre todo amor. Es una historia que me ha conquistado, con dos personajes de los que no se olvidan nunca, y que me ha dejado claro que quiero leer todo lo que la autora escriba. Os lo recomiendo si os gustan las historias que sabes que acabarán bien, pero te mantienen intrigado y desesperado por leer cómo se llega hasta ese momento.

Reseña en el blog ↓↓↓↓
Enlace: http://amor-y-palabras.blogs..
Comentar  Me gusta         40



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(4)ver más