InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

Domingo Santos Aguado (Traductor)
ISBN : 8490180148
544 páginas
Editorial: La Factoría de Ideas (14/02/2012)

Calificación promedio : 4.22/5 (sobre 218 calificaciones)
Resumen:
Dune es la primera novela de la serie homónima «Dune» de Frank Herbert, una obra maestra unánimemente reconocida como la mejor saga de ciencia ficción de todos los tiempos. Arrakis: un planeta desértico donde el agua es el bien más preciado y, donde llorar a los muertos es el símbolo de máxima prodigalidad. Paul Atreides: un adolescente marcado por un destino singular, dotado de extraños poderes y, abocado a convertirse en dictador, mesías y mártir. Los Harkonnen... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (54) Ver más Añadir una crítica
pabloZL
 20 September 2022
Por años postergue este libro y hoy me encuentro deslumbrado por la riqueza y la calidad que esconden las dunas de Arrakis.

Frank Herbert hace un trabajo magistral creando una novela épica, llena de conceptos, argumentos y todo un universo nuevo que impacta. Eso sí, en un comienzo lograr entender el funcionamiento de esta nueva sociedad puede ser un tanto complejo, pero una vez lo haces descubres lo grande y completo que es el universo de Dune.

La historia es una real aventura. Una cruzada que te llevará por variados caminos de amor y odio de la mano de intrincados conflictos políticos, económicos y religiosos. Los personajes son inolvidables, muy bien construidos, con carácter y personalidades definidas. Pero lo que más me gustó fue la ambientación. Una maravilla. La tecnología es única y Arrakis, por muy desértico que sea, es un mundo que se siente vivo, que respira bajo un sol abrasador. Con una población llena de tradiciones, ritos y una fauna endémica que deslumbra.

Dune es un libro potente que no solo me encantó, sino que me obligo a leer algo más “light” después de finalizarlo. Necesitaba tiempo para superar toda esa fuerza arrolladora que posee y que es difícil de olvidar. 😃😃
+ Leer más
Comentar  Me gusta         3314
Homolectus
 30 September 2021
Alguna vez alguien me dijo que Dune era como Canción de Hielo y Fuego, pero en el espacio y por mucho tiempo este fue mi referente sobre la obra, pero luego de leerla tengo que decir: Amigo, ¿todo bien en casa?

Acá nos encontramos con Paul Atreides, hijo del Duque Leto Atreides y la dama Jessica a quienes la vida está por cambiarles pues por orden imperial han sido transferidos desde su planeta natal Caladan hasta Arrakis —también conocido como Dune— un planeta desértico, casi inhóspito, pero con una gran relevancia para el imperio: es el lugar de donde se extrae la especia, un bien muy codiciado por sus poderes para potenciar las habilidades mentales, hacer posible los viajes espaciales y generar una adicción casi esclavizante.

Con una trama sencilla, pero llena de un contexto grande y complejo, poco a poco queda claro que el único fin posible para los Atreides es su destrucción, bien sea a manos de este planeta inhóspito o bajo la espada de los Harkonnen, sus eternos enemigos.

No es fácil resumir una obra tan completa que conecta ecología y política e incorpora grandes dosis de filosofía y religión. Herbert soluciona esto de una forma sencilla, pero bastante oportuna: sitúa su historia en un futuro muy lejano en el que la humanidad ha conquistado el universo y la Tierra es casi un mito ya.


Ante todo Dune es una epopeya de traición, ecología y liberación mesiánica. Para la época en la que fue publicada —la década de los 60's— es rompedora en el canon de la ciencia ficción pues en la obra se prohíbe el uso de tecnología. Es cierto que hay viajes en naves espaciales, estas no usan ningún tipo de equipo de cómputo, que son remplazados con personas con habilidades mentales muy desarrolladas que hacen el trabajo de cualquier computadora.

Al dejar de lado las especulaciones tecnológicas, Herbert presta una especial atención a desarrollar su historia desde la perspectiva ecológica —quizás este es el punto de encuentro entre Herbert y Tolkien—, la religión —un crossover entre todas las religiones que conocemos actualmente—, la cultura —para lo cual se aprovecha en gran medida de la cultura árabe— y la humanidad —tema sobre el cual el autor delimita la línea entre lo natural y lo artificial—.

Todo este contexto y los temas que Herbert expone en su novela tienen mucho sentido si los vemos inmersos en la época en la que la novela fue escrita. Recordemos que en los 60's, incorporando ideas de la contracultura como el miedo al control mental por parte del estado, la alteración de la conciencia mediante alucinógenos o las búsquedas espirituales, llegaron libros como El hombre en el castillo (Philip K. Dick, 1962), ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Philip K. Dick, 1968), 2001: Una odisea espacial (Arthur C. Clarke, 1968), Matadero 5 (Kurt Vonnegut, 1969) y Solaris (Stanislaw Lem, 1961), solo por mencionar algunos títulos.

Si bien desde el punto de vista narrativo Herbert nos ofrece una historia construida con diálogos, acciones y pensamientos de los personajes que presenta, el ritmo de lectura es bastante irregular, hay fragmentos que se dejan leer fácil y te llenan de descripciones poderosísimas, y otros que llevan a profundas reflexiones filosóficas intrincadas a veces de muchas formas y con referencias que escapan al lector promedio.

De la historia hay dos cuestiones que me entretuvieron bastante durante la lectura: Por un lado, el choque cultural entre los Atreides de Caladan y los fremen de Arrakis. A los primeros todo lo que sucede en Dune les resulta extraño pues sin duda alguna, Arrakis se nos presenta como un planeta poco probable para ser habitado. A los segundos, las historias de otro planeta en el cual el agua s abundante, tanto que forma cuerpos grandes y que cae del cielo les resulta imposible y ven las costumbres de los Atreides como un despilfarro de su bien más preciado. El segundo elemento que me mantuvo pegado del libro es el rico ecosistema que es Arrakis. Si bien es un desierto, y a primera vista parece un lugar seco, caliente y monótono; acá nos encontramos con un planeta en el que la vida se ha hecho un lugar a toda costa y que si se mira detalladamente tiene vida en cada recóndito sitio. Deténgansen por un momento a contemplar el rico ecosistema que está ante sus ojos, es simplemente espectacular.

Pronto nos vamos alejando de la vida palaciega ligada a unas castas envejecidas y nos vamos acercando más al corazón de Arrakis, de esta forma se profundiza en el hondo contexto teológico y de la cultura árabe que tiene la obra, la clave principal sobre la que está escrita. de esta forma descubrimos como la Especia es una metáfora del petróleo y los fremen de los habitantes de Arabia, la mención de un mesías y una jihad. Todo esto enmascarado en la ecología como columna vertebral de toda la saga.

Creo que es importante mencionar también la importancia que se le da dentro de la obra a los nombres y el significado de estos. Paul cambia de nombre cuando su vida y destino cambian. Con esto en la mesa, es inevitable no pensar en el concepto de magia que expone Ursula K. le Guin en su obra: toda ella fruto del verdadero nombre de los objetos y personas. En ambas obras, los nombres denotan poder, historia y son parte inherente del ser de cada personaje. En Dune, el cambio de nombre o el tener varios: uno público y otro secreto, permite mostrar facetas diferentes de cada uno de ellos, casi como si se tuviera sobre la mesa un alterego.

No sé si fue la finalidad de Herbert, pero me pareció tremenda la resignificación del agua que hace en su obra. ¿Alguna vez nos hemos detenido a pensar en cómo sería la vida con el agua escasa? O ¿Qué implicaría dentro de una sociedad que, entendiendo la vitalidad del líquido, pero que viviera en medio de la escasez de esta? Basta con mirar Arrakis y las sociedades que allí habitan para vislumbrar estos temas.

Es una lectura a la que hay que ponerle empeño, pues el hecho de mezclar diálogos con pensamientos y el desarrollo narrativo, todo el corpus de temáticas que toma Herbert y el contexto histórico que plantea la novela; hacen que por momentos sea difícil seguir el hilo, perder una que otra referencia o el lugar de los sucesos; pero que deleita por su simple existencia.

El final no fue de mi completo agrado, me resultó apresurado, lleno de clichés y en cierta parte bastante predecible. A lo largo de la novela, hubo momentos en los que se puso en duda el lugar de Paul en toda la historia, la tensión tuvo giros increíbles que llevaban las sospechas del lector hacia otros lugares; todos estos recursos desperdigados a lo largo de la novela siento que no fueron bien aprovechados para dar el final que —al menos yo— estaba esperando.

Dune tiene el lugar en la historia del género porque se lo merece, porque por sí sola hace honor para estar en el salón de la fama, ella no necesita vivir a la sombra de otras obras o ser comparada con otros títulos. La propuesta de Herbert es novedosa en muchos ámbitos para el género en el momento en el cual se desarrolla y es una muy buena hija de su época pues expone las cuestiones que aquejaban a los contemporáneos de esta. Este título muestra que Herbert tenía una idea gigante en su cabeza, que poco a poco desarrollaría en las demás entregas de la saga y que expandirían el universo de Arrakis. No por nada, a hoy la saga cuenta con 20 libros y sumando y un promedio de 12000 páginas. Sin duda, y por poder propio, todo un universo.

Nota al pie:
Hace un par de años, gracias a la publicación de Tolkien's Library (Oronzo Cilli, 2019) algunos Tolkiendili descubrimos que Tolkien tuvo entre sus posesiones una copia de Dune y no solo una copia, sino dos. Sin importar este detalle, en una carta de agradecimiento inédita fechada de 1965, le da las gracias a Sterling Lanier por haberle regalado el libro y espera tener tiempo para leerlo pronto.
Una segunda carta, esta del 12 de marzo de 1966, y dirigida a John Bush nos da otro dato no menor sobre la reacción de Tolkien a la obra, pues en esta de nuevo agradece que le hayan regalado el libro, así se lo hayan regalado el año anterior y comenta que: "Es imposible para un autor que aún está escribiendo ser justo con otro autor que aún está trabajando también. Por lo menos, ese es mi parecer. de hecho, me disgusta 'Dune' con cierta intensidad y, en ese desafortunado caso, es mejor y más justo hacia el otro autor que permanezca callado y rechace hacer más comentarios".
Gracias a este comentario sabemos que Dune no le gustó lo suficiente a Tolkien, pero no se consideraba el idóneo para decir algo más al respecto.
Conociendo un poco más de la obra de Tolkien, su motivación y vida; creo que lo que le chocó profundamente a él y lo que le impidió conectar de una mejor forma con el libro, fue el hecho del mesianismo en primer plano del libro. Tolkien, si bien era católico practicante, no gustaba de la alegoría en un primer plano pues le resultaba un poco burda y poco elaborada, no digno del público.
Esto es solo una hipótesis mía sin fundamento alguno más que haber leído el libro y esta nota del libro de Cilli, nada más. No implica que sea del equipo de Tolkien en este caso o que la obra no esté a su nivel, como ya lo dije más arriba. Así que, pueden seguir con sus vidas tranquilamente.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Deadwish
 17 November 2018
Dune es la primer novela de una saga que marcó la ciencia ficción para siempre. Plantea un mundo futurista original, diferente a la mayoría de lo creado hasta ese entonces. Me gustaría explicar un poco esa diferencia antes de adentrarme en la trama y la historia principal de la obra.
La mayoría de los mundos creados por la ciencia ficción se pueden dividir entre super-tecnológicos o post-apocalípticos. Y casi siempre están presentes las máquinas inteligentes y los robots. Dune es diferente. La humanidad ha evolucionado y conquistado el espacio. Pero no nos encontramos con una sociedad totalmetne tecnológica, sino que hay cierta ambientación un tanto anticuada en muchos aspectos. Y el autor da una explicación: en un punto los humanos mecanizaron todo, pero un importante sector de la sociedad se reveló ante esto y hubo una revuelta que duró dos generaciones. El resultado fueron millones de muertos, y la ley de jamás reemplazar a los humanos con máquinas. A esto se le llamó el Jihad Butleriano.
Por ese entonce las religiones del mundo también sufrieron un importante cambio y trataron de unirse en una sola. Así nació la Bíblia Católica Naranja, una mezcla de elementos de las antiguas religiones. También estaban las brujas, pero de eso hablaremos más adelante.

En la actualidad, el panorama sociopolítico es el siguiente. Por un lado hay un emperador y diferentes Casas gobernadas por duques. Luego está la CHOAM (Combine Honnete Ober Advancer Merchantiles), una corporación universal comercial, controlada por el Emperador y las Grandes Casas. La CHOAM además tiene dos socios: la Cofradía y la Bene Gesserit, pero no tienen derecho a voto.
La cofradía es una escuela de adiestramiento físico-mental que monopoliza los viajes espaciales, los transportes y todas las operaciones interplanetarias. Su poder por lo tanto es enorme, ya que tienen atados a todos, pero sus navegantes dependen de una sustancia llamada Especia para poder hacer su trabajo. Ya llegaremos a tocar ese tema más adelante.
Finalmente tenemos a la misteriosa Bene Gesserit, que también es una escuela de adiestramiento pero dedicada (casi) enteramente a mujeres. Sus integrantes se consideran neutrales en los asuntos políticos, pero siempre están ahí, generalmente como esposas o concubinas de los duques. Tienen la habilidad en mayor o menor grado de distinguir cuando se dice una mentira, y poseen el poder de la Voz, con el cual pueden imponerse sobre otra persona de ser necesario. Su objetivo final es... confuso.
El elemento más preciado en todo en universo es la Especia o Melange, una sustancia que en dosis pequeñas alarga la vida y expande la conciencia, pero que en altas dosis se vuelve adictiva y dejar su uso es mortal. La Especia solo existe en un planeta desértico llamado Arrakis.
Arrakis es un planeta problemático, el clima es inclemente y cierta parte de la población local, los nómadas Fremen, causan problemas. Desde hace tiempo la Casa Harkonnen controlaba el planeta, pero el emperador a decretado que sus rivales, la Casa Atreides, se haga cargo a partir de ahora. El Duque Leto Atreides sabe que es una trampa, pero ve una oportunidad de éxito. No puede reusarse así que se muda con su familia y aliados al planeta. Su hijo y heredero, Paul, ya tiene 15 años pero parece joven físicamente para su edad. En cuanto a su mente, todo lo contrario. Ha sido educado por su madre, la Dama Jessica, a la manera Bene Gesserit, y también ha sido adiestrado de otra forma que el no sospecha. Antes de la partida a Arrakis los visita la Reverenda Madre, quien realiza una prueba a Paul para determinar si es "humano". Explicar qué quiere decir con eso en una obra de ciencia ficción sin extraterrestres sería demasiado largo, así que lo dejo como una de las tantas cosas interesantes para que descubran solos. Con esta prueba, que solo se le hace a las Bene Gesserit, Paul parece dar un paso más para la confirmar que es el Kwisatz Haderach, "aquel que puede estar en muchos lugares al mismo tiempo". Solo el tiempo dirá si Paul, que debería haber nacido niña, es el elegido. Eso si sobrevive, porque la esperanza de que la Casa Atreides se salve de esta es muy poca.

La situación en Dune es complicada. El planteta es un desierto interminable, con un clima muy seco. Estar a la intemperie sin un destiltraje (un traje especial que recicla toda el agua del cuerpo para ser reutilizada) es un suicidio. Extraer la Especia es costoso y peligroso, porque bajo la arena están los gusanos, enormes criaturas de centenares de metros que pueden tragarse la maquinaria y toda su tripulación. Por suerte los Fremen odian a los Harkonnen y se ven impresionados por la virtud y el honor de Leto Atreides, lo cual sirve a sus planes. Pero tendrán que convencer al planetólogo Kynes, un local al servicio del imperio pero que tiene intereses propios en qué debe hacerse con el planeta. Pese a estas amistades potenciales, la arena en el reloj corre.

OPINIÓN:
Para los que la palabra Dune no les comunica nada, o son más lectores de fantasía, les diré que Dune es como el Juego de Tronos de la ciencia ficción. Tiene la misma profundidad, el mismo tono trágico, las intrigas y traiciones están en todas partes. Y aunque hay bastantes sorpresas (de esas que no dan indicios) lo que reina muchas veces es el sentido de la inebitabilidad. Muchos personajes ya sea por su entrenamiento o sus dones deducen, perciben o directamente ven lo que va a pasar, pero sus acciones no siempre llegan a tiempo, y las deducciones o visiones no siempre son del todo correctas. Más de una vez Paul encontrará que haga lo que haga, viva o muera, nada puede parar lo que vendrá.
El libro está muy bien narrado, con una excelente mezcla entre mística y política. La violencia no es desmedida, los combates no son demasiado descriptivos y el capítulo siempre corta esos momentos en el punto álgido. La excepción a la regla son los duelos entre personajes, donde el autor se permite ser más detallista y abarcar toda la pelea. Los personajes son atractivos y de personalidades complejas, siempre en conflicto.Hay pequeños detalles que no me cerraron, y alguna que otra sorpresa "de la nada" pero el libro es excenente. Pensaba ponerle 4 esrellas y media pero al terminarlo llegué a los apéndices y ahí, donde otros cierran el libro y siguen con el siguiente, yo quedé maravillado. El estos anexos el autor da más detalle sobre la ecología de Arrakis, sobre la historia de la humanidad y los grupos de poder. Descubrí hasta qué punto este libro es original para su época, y me di cuenta que algunos elementos que creía que no estaban del todo bien pensados tenían su trasfondo bien planeado.
Ha sido excelente comenzar el año con este libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Galena
 17 April 2024
Me interesé por esta saga de libros después de ver la primera película y porque me llegaron opiniones muy buenas sobre la historia de los libros. Me llama la atención la ciencia-ficción pero no siempre sé elegir qué tipo de historia podría gustarme más, así que me dejé aconsejar por youtubers como Maglor.
No tengo mucho tiempo y me daba un poco de miedo embarcarme en una lectura de un libro tan reflexivo y denso como este, por eso quise probar con el formato audiolibro. En este caso he podido hacerlo gracias a la plataforma Ebiblio, es decir, la biblioteca digital. Algo que me hizo darle la oportunidad a este formato es que pude escuchar los capítulos de prueba y la narración a manos de un profesional, de un actor de doblaje, me quitaron las dudas. Para mí esto marca la diferencia porque me parece que hacer un audiolibro es bastante exigente y requiere de bastantes habilidades para leer con claridad. No solo requiere eso, sino una correcta entonación para no resultar monótono. En el caso de esta versión de DuneDaniel García incluso pone voces y con el tiempo solo con esos detalles ya podemos saber quién está hablando. Realmente me parece que hace un trabajo encomiable.
Para ser esta mi primera experiencia con audiolibros me ha convencido y aunque no creo que quiera consumir todo tipo de libros en este formato para algunas temáticas me parece genial.
Dicho esto, diré que mi experiencia con la película fue muy buena pero no tanto así con el libro. Estamos ante una historia realmente interesante con un mundo ficticio atractivo y bien construido pero que, para mi gusto, peca en la forma. Es decir, la narración es pausada y se introducen muchos fragmentos reflexivos o conversaciones excesivamente largas que ralentizan muchísimo el ritmo.
Creo que diría que ese es el problema principal que he tenido con la novela: el ritmo. Con razón se referían a esta como una historia con tintes filosóficos. Debido a esto no ha logrado atraparme y en ocasiones perdía el interés. Si lo terminé fue más por cabezonería que porque lo estuviera disfrutando.
La historia se narra en tercera persona y cuenta con diferentes perspectivas focalizadas en diferentes personajes. Más o menos sobre la mitad del libro sucede una elipsis temporal que no ha terminado de convencerme. Quizá esa fue la parte de quiebre donde más dudé en si abandonar la lectura. Creo que se desconecta bastante ya que dejamos a los personajes en un punto y nos encontramos con ellos en otro muy diferente, especialmente con el protagonista, que comienza siendo un adolescente y termina siendo un adulto con maneras de pensar un poco diferentes.
A lo que personajes se refiere podemos decir que todos están bien caracterizados pero tampoco me resultó ninguno particularmente carismático, ni llegué a empatizar lo suficiente con ellos. El estilo narrativo lento y reflexivo lo impregna todo, por lo que con casi todos tenemos párrafos sobre sus reflexiones personales.
Uno de los aspectos que pensé que me iba a gustar mucho en esta historia era la trama política. Este tipo de elementos me atraen mucho a la hora de empezar una historia pero no llegué a interesarme lo suficiente por ella. al girar tantas cosas en torno al elegido y la religión no hay tanto espacio, al menos en este volumen, para la política. Los diferentes actores que intervienen en ella también están bastante lejos los unos de los otros en casi todo el libro y podría decirse que las piezas de ajedrez comienzan a moverse.
El final tiene muchas sorpresas y mucha más acción. Se presentan personajes muy interesantes, como la hermana de Paul, el protagonista, o el propio emperador. Mereció la pena terminar el libro para conocer ese final.
Sin embargo, considero que esta lectura no es para mí y no me veo con ánimos de continuar con la saga. Como dije, me encanta el mundo que se ha construido, creo que es muy original la vida en el desierto, el tratamiento feudal de las diferentes casas en un ambiente de ciencia-ficción o el planteamiento de unas capacidades mentales capaces de manipular o incluso preveer el futuro. Sinceramente, Dune tiene aspectos que sí son atractivos y entiendo por qué mueve masas pero eso no cambia el hecho de que tantas reflexiones sobre el juego de tronos, la religión, el bien y el mal, la política, la ecología, etc resulten pesadas. O que las conversaciones resulten antinaturalmente largas.
Esta es solamente mi opinión y os lo cuento como lo he sentido. No considero que haya sido una mala lectura pero es demasiado densa para mí. Por mi parte, continuaré viendo las películas, donde creo que todo está más concentrado y disfrutaré de ese modo de este universo tan interesante.


Una novela que plantea una organización social realmente interesante, con una ambientación de ciencia-ficción detallada y original, bien construida pero cuya lectura me resultó pesada y densa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
miguaran
 14 April 2024
Si tuviera que valorar este libro entre 1 a 10, elegiría 8,5 o quizás un poco más. ¿Por qué no diez? Es una excelente pregunta.
Dune es una novela de ciencia ficción fundamental, una que evidentemente influenció el género por décadas: la historia transcurre en un futuro lejano donde la humanidad domina el viaje espacial, la galaxia es gobernada por un emperador que conspira desde las sombras, hay un planeta desértico, el protagonista es un joven que tiene poderes paranormales que debe vengar a su padre... ¿Suena conocido? Star Wars es una versión simplificada y pasada por agua de Dune, lo que explica que fuera tan exitosa entre el público mainstream. Casi que me pregunto cómo es que George Lucas no recibió una demanda por plagio.
Dune puede ser considerada la alternativa - o la respuesta - a la corriente de ciencia ficción encarnada por Isaac Asimov. Mientras que Asimov imaginó un futuro racionalista poblado por robots, en el universo de Dune no hay robots (fueron destruidos después de una cruzada galáctica que prohibió su fabricación) y la religión y el misticismo ocupan un lugar central en la novela. Pero no tiene solo eso: también hay luchas de poder, una obvia referencia a la "maldición del petróleo"-Arrakis, el planeta donde sucede la acción, es el único exportador de una especia carísima y muy codiciada, pero la población vive empobrecida y sin acceso a algo tan elemental como el agua potable. La similitud con las petro-monarquías de la vida real es muy clara-ecología, combates, y una fuerte inspiración en la cultura islámica que no suele verse, hasta el día de hoy, en la ciencia ficción. El protagonista, Paul, incluso tiene similitudes con el profeta Mahoma.
La obra de Herbert ha sido llamada "la mejor novela de ciencia ficción de todos los tiempos" y casi siento culpa por no darle un puntaje perfecto. Una parte de mí decía: "Debo ser yo, debe ser que no entiendo o aprecio la obra como corresponde".
Lo que considero la principal crítica hacia Dune es que lanza de cabeza al lector a un universo muy complejo sin darle casi ninguna pista para orientarse. El libro está lleno de referencias a instituciones, lugares, religiones, armas, comidas, costumbres, sin ninguna asistencia. Por ese motivo, la lectura puede volverse lenta y hasta densa. En mi caso, llegué a leer 300 o 400 páginas y luego necesité una pausa para refrescarme, volcarme a otras lecturas, y luego terminar el libro.
Además, el misticismo que envuelve la historia la convierte en algo difícil de entender en ciertos tramos. Paul, el protagonista, es al mismo tiempo Muad'Dib, el Lisan al Gaib, el Kwizat Haderach, Usul, etc. Y todos estos son términos aplicados a un solo personaje.
¿Es Dune una obra monumental (y no lo digo solo por la extensión del libro)? Sí. ¿Es una historia sumamente original, imaginativa y compleja? Sí. ¿Tiene acción, intriga, planteos ecológicos y geopolíticos? Sí. ¿Es para todos los lectores? No.
Creo que Dune es de esos libros que se disfrutan más en una relectura, que con la primera vez que uno lo toma en sus manos. Tengo entendido que hay cinco secuelas, pero por ahora no tengo intenciones de leerlas (además, escuché que la trama se vuelve más alocada con cada secuela).
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70

Las críticas de la prensa (1)
elperiodico16 September 2021
Con ocasión del estreno de la esperada versión del clásico de la ciencia ficción a cargo de Denis Villeneuve, repasamos el mundo creado por Frank Herbert a través de algunas de sus palabras clave.
Leer la crítica en el sitio web: elperiodico
Citas y frases (46) Ver más Añadir cita
AngelaCAngelaC09 August 2023
No conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es la pequeña muerte que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mi y a través de mi. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allá donde haya pasado el miedo ya no habrá nada. Sólo estaré yo.
Comentar  Me gusta         50
Sara_feericaSara_feerica16 December 2017
No conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es el pequeño mal que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mí y a través de mí. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allí por donde mi miedo haya pasado ya no quedará nada, sólo estaré yo.
Comentar  Me gusta         30
your_nose_in_a_bookyour_nose_in_a_book16 January 2024
Hubo un tiempo en el que los hombres dedicaban su pensamiento a las máquinas, con la esperanza de que ellas les harían libres. Pero esto solo permitió que otros hombres con máquinas les esclavizaran... Pero en realidad la Biblia C.N. tendría que haber dicho: "No construirás una máquina que imite la mente humana ".
Comentar  Me gusta         20
vallemirandavallemiranda20 January 2024
Forzando a alguien a hacer algo, una se crea una actitud cínica hacia la humanidad. Degrada cualquier cosa que toques. Si yo le hubiera empujado a ello... en realidad no hubiera sido él quien lo hubiera hecho.
Comentar  Me gusta         30
RafaBerglundRafaBerglund30 April 2024
Un mundo se sostiene por cuatro cosas: la erudición de los sabios, la justicia de los poderosos, las plegarias de los justos y el coraje de los valerosos. Pero eso no vale nada... sin un gobernante que no conozca el arte de gobernar. ¡Haz de esto tu ciencia!
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: ciencia ficciónVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESAgapeaCasa del libro





Test Ver más

Títulos de ciencia ficción para completar.

Novela de ciencia ficción, escrita por Richard Matheson, en 1975 se titula: "En algún lugar del _________"

espacio
tiempo
universo

10 preguntas
94 lectores participarón
Thèmes : ciencia ficciónCrear un test sobre este libro
.._..