InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
28 noviembre 2017
Asesinato en Charlton Crescent... a primera vista reconoces que este libro es de esos que no te va a resultar indiferente. La portada es tan bonita y exquisita que no me canso de mirarla y mirarla. En fin, es toda ella la que me ha invitado a leerlo, pues el título me es desconocido al igual que su autora, Annie Haynes. Qué puedo decir sino dar las gracias por rescatarnos esta renovada y maravillosa joya literaria a los amantes del misterio.

La novela es un gran caleidoscopio de la sociedad británica de los años 20, donde las distintas clases sociales se ven reflejadas en mayor o menor medida. Así, conocemos a grandes damas distinguidas, a jóvenes prometedoras, a secretarios un tanto desorientados (o que más bien nos desorientan, esto no lo tengo muy claro), a un mayordomo estereotipado a la máxima potencia y, sobre todo, al típico detective, en este caso concreto con el grado de inspector.

En la obra ya aparece el detective moderno con toda la tipología moderna propia de la escuela británica. Posee esa clarividencia mental que, aplicada a los nuevos métodos deductivos y las innovadoras ciencias forenses, hace que incluso cien años después nos asombre y sorprenda por sus brillantes y empíricas deducciones.

En su libro, Annie Haynes construye una trama entretejida, donde todos los personajes participan de ella y todos tienen una función y un por qué; nada es casual, y la meridiana realidad, esa que tú percibes y descubres con cada página, al final resulta que no es tan meridiana y tampoco es tan real.

Todo esto lo comento más que nada porque yo, que he leído mucho de lo escrito y publicado en novelas de misterio en castellano, y por ello me creía un poco entendida, reconozco en mi sonrojo que he caído en todas las trampas y giros que la autora ha puesto en cada página y, lejos de desagradarme, me ha encantado. He disfrutado como cuando leí por primera vez a Agatha Christie y Conan Doyle; no hay nada mejor para una buena intriga que mantenerte despistado, intrigado y enganchado a lo largo de toda la novela, y en mi caso, reconozco que Asesinato en Charlton Crescent lo ha conseguido.

El misterio comienza con las sospechas de lady Anne Daventry, una dama viuda, rica y entrada en años, cuyos hijos murieron hace algunos años. Esta dama inglesa tiene indicios y sospechas de que quieren atentar contra su vida y, por tanto, lo más congruente y acertado es pedir ayuda o remedio lo más discretamente posible.

Siempre está rodeada por su círculo de confianza, compuesto por parientes en mayor o menor grado (unas veces por lazos de consanguinidad y otros por afinidad), pero todos tienen algo en común: lo bien que les podría venir el dinero de lady Anne Daventry. En ese círculo, como buena novela ambientada en los años 20 ingleses, están incluidos sus criados, cuyas vidas están enlazadas con la de su patrona y unidas a ella bajo un código de fidelidad y respeto. Así lo iremos viendo a través del retrato perfecto que la autora hace del mayordomo, la doncella... al final, es todo tan british que te marca la sonrisa durante todo el proceso que dura la resolución del misterio.

El inspector Furnival es el perfecto detective de las novelas de misterio de principios del siglo XX. Representante de la escuela inglesa, tal y como antes comenté, conoce y maneja con precisión toda la psicología criminal, la ciencia forense y la deducción empírica, herramientas principales en sus investigaciones. Annie Haynes, al igual que hicieron otros autores contemporáneos suyos con los cuales estaba muy bien relacionada, cualificó y dotó a su detective de toda la inteligencia y lucidez necesarias para ir siempre un paso por delante del lector, enredándolo con cada nuevo hecho o pista acaecida.

Mi propósito en esta reseña es no revelar nada de nada, porque creo que sería muy injusto y se perdería toda la gracia y la sorpresa que toda buena pasión deductiva conlleva. Cada uno, en su intrínseca relación con el libro, debe descubrir y saborear todos los pasos que nos marca la autora en ese escenario cerrado que ha imaginado para el caso. El lugar donde se ha cometido el crimen es una habitación cerrada donde el grupo de sospechosos es limitado, pero no por ser limitado deja de ser muy complicado seguir todos los argumentos y argumentaciones de cada uno ellos, y solo el inspector Furnival estará capacitado para aislar y encajar todas las piezas de este caso.

La trama está elaborada y enriquecida hasta el último detalle: todo encaja. Hay diferentes ambientaciones con distintos personajes, y en ellas los giros se suceden al mismo tiempo que se balancean las sospechas, llegando en algunos momentos a perder el hilo o, en el peor de los casos, a encontrar demasiados, así que en ocasioneses todos te parecen sospechosos y, en otras, todo lo contrario.

Y como broche de oro no hay mejor homenaje para esta autora que reconocer que Agatha Christie, nuestra queridísima y admirada Dama del Crimen, reprodujo diez años después, en Asesinato en Mesopotamia, un hecho igual a como aparece en esta novela y con la misma consecuencia, utilizando el mismo recurso argumental. No todos los autores pueden decir lo mismo.

La edición dÉpoca Noir es muy bonita y acertada por su singularidad y belleza, a lo que hay que añadir la introducción de Juan Mari Barasorda, que siempre nos ilustra con sus conocimientos, y las ilustraciones que acompañan a la obra. al final, como digo siempre, no solo compramos una gran historia, sino que adquirimos también un libro maravilloso y completo y una nueva perla que hay que engastar en nuestra biblioteca.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}