InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8483654814
Editorial: Suma de Letras (03/04/2013)

Calificación promedio : 4.06/5 (sobre 25 calificaciones)
Resumen:
La esperada segunda parte de la trilogía «El descubrimiento de las brujas». Una vez asumida su condición de bruja con poderes para viajar en el tiempo, la historiadora Diana Bishop está preparada para emprender un viaje al pasado en el que poder encontrar el Ashmole 782 completo, el manuscrito secreto cuyos poderes deben comprender para evitar el fin de la pacífica convivencia entre brujas, vampiros, daimones y humanos. Su marido, el genetista Matthew Clairmont,... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 27 febrero 2022
Le he puesto la misma puntuación que al primer libro, pero tengo que reconocer que en esta entrega he percibido una mejora significativa respecto al anterior. Y que ha sido una lectura que he disfrutado tanto o más que “ El Descubrimiento de las Brujas”. El enganche que he tenido con este libro ha sido real. El enganche que tengo con esta saga también lo es, pese a que se trata de una lectura que no es para nada perfecta, tiene sus cosillas.
La Sombra de la Noche” empieza justo donde termino “ El Descubrimiento de las Brujas”. La bruja e historiadora Diana Bishop ha viajado en el tiempo junto a su marido, el vampiro y científico Mathew de Clermont, llegando a la Inglaterra Isabelina, concretamente al año 1590. El objetivo de la pareja es doble: por un lado, descubrir cual es la naturaleza exacta de los poderes de Diana, y encontrar a alguien que la enseñe a controlarlos. Por otro, encontrar el libro que conocen como el Ashmole 782, el cual es clave para descubrir el origen de brujas, vampiros y Daemones. Y todo ello tratando de escapar del escrutinio de la Congregación, que incluso con cinco siglos de diferencia sigue complicándoles la vida y oponiéndose a su relación. Pero lo que parecía a primera vista una solución ideal, pronto se demuestra más complicada de lo previsto. Diana y Matthew seguirán siendo arrastrados por las luchas entre razas, a lo que se sumaran los conflictos políticos de la época en los que acabaran inmersos. Y además, su relación también será puesta a prueba por las dudas, los miedos y acontecimientos varios. Por todo esto, tendrán que viajar también a Francia y a Praga, para intentar solventar los problemas familiares, políticos y relacionados con la búsqueda del libro que van surgiendo a lo largo y ancho de su estancia. Sin olvidar el pasado de Matthew, plagado de secretos, y lo que supone para él regresar a una época en la que ya vivió, Y donde no era para nada la misma persona que Diana conoció. Y también lo que es para él encontrarse con personas importantes y de quienes ya se había despedido para siempre.
Como podéis ver, el hilo argumentativo de la novela es bastante complejo. al igual que en la anterior entrega, me quedo con la sensación de que he leído demasiadas cosas, pues en más de setecientas y pico páginas pasa muchísimo. A esto hay que añadir la aparición de muchos nuevos personajes, históricos y ficticios, que complican a la vez que enriquecen la trama. Destacan, por un lado, los amigos de Mathew, conocidos como la Escuela de la Noche, un grupo de intelectuales isabelinos famosos por su irreverencia y ateísmo, que incluía a gente como el pirata y navegante Sir Walter Rayleigh y el dramaturgo Christopher Marlowe. Por otro lado, conocemos a nuevos miembros de la familia de Clairmont y profundizamos más en algunos que habían sido mencionados anteriormente, como Philippe, el patriarca del clan, toda una figura que ha sido de lo mejor del libro. Y, por supuesto, conocemos algunas de las figuras políticas y de la intelectualidad más relevantes del momento, como la reina Isabel I de Inglaterra o el emperador Rodolfo II del Sacro Imperio Germánico. En este sentido, debo agradecer al libro haber podido descubrir la figura de Mary Sidney, científica y poetisa, y que para mi era una total desconocida hasta ahora. Y me ha parecido una mujer de lo más fascinante, con ganas de saber más de ella me quedo. Por otro lado, el personaje de Christopher Marlowe me has sacado de mis casillas más de una vez. No he leído nada de la obra de uno de los escritores más importantes del periodo isabelino, rival de Shakespeare (que por cierto, me ha sorprendido el poco peso que tiene dentro de la novela, me esperaba que siendo él apareciera más veces), pero tengo que decir que como hubiera sido como lo presentan aquí (cosa que, obviamente es imposible saber si es verdad o no, porque esto es ficción histórica) no me extraña que hubiera tenido el final que tuvo en la vida real. (Supuestamente…)

Todos los secundarios y no tan secundarios que aparecen en esta novela, sean ficticios o históricos, tienen personalidades muy bien construidas y creíbles. Muchos de ellos tienen bastante matices, lo que da gran realismo y humanidad a lo que se lee. Como digo más arriba, me quedo con el personaje de Philippe. Me da mucha pena que no podamos saber más de él y volver a verle en el próximo libro, porque creo que su historia daba para mucho. Pero hay otros también muy interesantes, como los niños que Diana y Matthew adoptan extraoficialmente, Jack y Annie; el sobrino de Matthew, Gallowglass; el vampiro Hancok ; y el padre Hubbard, un vampiro con gran poder entre los menos afortunados de Londres, que mucho me decepcionaría que no tuviera un papel importante en el siguiente volumen de la serie.
Centrándonos en la obra, creo que su gran problema es lo arrítmica que a veces llega a resultar. Es lo mismo de lo que adolecía la primera parte, pero tengo que reconocer que en esta ocasión este problema es menos importante. A lo largo y ancho de sus páginas, no dejan de pasar muchas cosas. La cuestión es que todos estos giros argumentativos y sucesos se compaginan con muchas descripciones sobre la vida en la época isabelina y los lugares que nuestros protagonistas visitan. de ahí que haya momentos muy lentos y descriptivos, que ralentizan mucho la trama. A veces demasiado. Es cierto que esto no sucede tanto como pasaba en el anterior volumen, Harkness ahora va mucho más directamente hacia donde quiere ir, no da tantas vueltas. Pero aún así, si no se está muy interesado en los datos y curiosidades históricas, esto puede resultar muy frustrante, porque se tarda en llegar a los puntos realmente interesantes para lo que es la trama. La cuestión es que hay muchos momentos del libro en los que no pasa casi nada, y que se hace un tanto áridos y lentos. Y luego vienen otros en los que pasan de sopetón muchas cosas y se hacen muchos descubrimientos. Por lo cual, el lector puede quedarse un tanto desconcertado por estos cambios de ritmo. Esto se nota especialmente en el final de la novela, cuando nos enteramos deprisa y corriendo de un suceso que acaba de acontecer y que no hemos visto como pasaba, pero que promete cambiar totalmente todo el panorama de cara a la tercera parte.
También tengo que decir que lo que es el hecho del viaje en el tiempo, aunque se trata mucho las alteraciones que pueden surgir a partir de la estancia de los protagonistas en la época isabelina, se me ha quedado en muy poco. No sé, creo que al haber visto tanto “Doctor Who” me esperaba movidas rollo "wibbly wobbly, timey wimey stuff" más a lo loco. Quizás tengamos que esperar al siguiente libro para ver que consecuencias ha tenido el viaje al pasado en el presente, pero de momento lo que he visto me ha dejado un tanto fría. No me ha parecido nada alocado lo que he visto, ni nada interesante. de hecho, el viaje como tal me ha parecido muy aburrido en ese sentido. Quizás porque me esperaba más chicha, como he dicho antes.
Hasta aquí lo que no me ha gustado especialmente del libro. El resto me ha encantado. Como he dicho antes ha sido una lectura que me ha enganchado totalmente y que he disfrutado como una loca. Éstos libros se leen como nada y logran captar mi atención totalmente, lo cual agradezco enormemente.Solo por eso creo que esta saga está destinada a convertirse en uno de mis particulares Guilty Pleaseure literarios.
Se nota especialmente la formación académica de Harnekss como historiadora, y , personalmente, agradezco su atención al detalle que le ha puesto a este aspecto. La Europa del siglo XIV que nos presenta está muy bien lograda. La ambientación es increíble, llena de detalles y de curiosidades históricos que dan mucha verosimilitud a lo que se escribe, logrando transportar al lector totalmente a esa época. Ya he dicho antes que quizás esto pueda cansar a más de uno mientras se lee el libro, y a mí en ciertos momentos no voy a negar que quizás lo haya hecho. Pero la mayor parte del tiempo he disfrutado mucho de este aspecto, quizás porque pensaba que no iba a estar tan logrado ( ¿desconfianza por la literatura best-seller? Que vaaa, ninguna) Y porque la autora no se deja nada en el tintero, habla sobre economía, vestimenta, alimentación, literatura, política y filosofía que eran familiares para los habitantes de esa época. En todo eso, los viajes a Francia y Praga me han parecido muy interesantes, en el sentido que vemos diferentes aspectos de esta época y como se vivía en otros países que no fuera Inglaterra.
También está muy conseguido la atmósfera de tensión y misterio que envuelve a los protagonistas a lo largo y ancho de la obra, logra hacer partícipe al lector del temor que ellos tienen todas horas y de la presión que les acompaña constantemente.
Y tengo que decir que si algo he valorado mucho es la evolución que ha tenido la relación de Diana y Matthew en este libro. al matrimonio les pasa muchísimas cosas a lo largo de las más de 700 páginas que componen la obra. Y no solo por lo concerniente a los propósitos que se había marcado al principio. También a ellos mismos como pareja. Lo suyo tiene al principio muchas dosis de toxicidad, Algo que me incomodo profundamente desde el principio. No sabéis cuánto. Me recordaba demasiado a tantas historias pastel osas leídas con anterioridad y odiadas enormemente. Aquí su relación se ve obligada a dar un paso al frente, para lo cual tendrán que luchar contra el pasado de Mathew, los secretos, los miedos, los celos, las dificultades para comunicarse, la posesividad del vampiro respecto a su pareja y las pérdidas, que se hagan presentes y palpables a lo largo y ancho de esta novela. Dentro de lo que es “La Sombra de la Noche” como obra, una parte muy importante es la forma en que vemos como poco a poco van afianzándose como pareja y alejándose de esa toxicidad, como Diana vas consiguiendo grandes dosis de independencia respecto a su marido y acaban convirtiéndose los dos en similares dentro de lo que es su relación. Me ha gustado bastante como se ha llevado esa parte de la trama, sobre todo porque fue una de las cosas que más me desagrado de “El Descubrimiento de las Brujas”. Tengo que reconocer que me ha aliviado el mensaje de igualdad y respeto entre los miembros de una relación que se da en este libro, una cuestión que me daba mucho miedo con esta lectura era que se cayese en los tópicos de relaciones negativas que se romantizan. Quizás a veces me cueste que Diana y Mathew me digan algo realmente importante, a veces me interesa mucho más cualquier secundario con ellos. Pero reconozco que son personajes muy bien construidos y que en esta novela evolucionan de una forma satisfactoria y creíble.
Por último, me gustaría señalar que al final me ha parecido un tanto precipitado. Porque como decía más arriba ha sucedido algo que el lector no ha visto, pero que promete tener muchas consecuencias de cara al futuro. Ese aspecto me ha chirriado bastante. Quizás porque estaba acostumbrada a ver como la autora se tomaba su tiempo para desarrollar desarrollar la estancia de Matthew y Diana en el pasado, y a lo que es el futuro solo le dedicaba unos pocos capítulos. de ahí que al final nos encontremos con que en el siglo XXI han pasado muchas cosas que no hemos visto desarrolladas. de ahí que las últimas páginas de la novela me hayan dejado una sensación de apresuramiento que me ha escamado un poco. Veamos cómo sale Harkness de esto en el siguiente.
Lo dicho. “La Sombra de la Noche” me ha parecido una muy meritoria segunda parte, que hace que la trama de la trilogía se desarrolle y deja muchas puertas abiertas, la suficiente para que esperé con ansias leer el desenlace de la serie. Termine “El Descubrimiento de las Brujas” con muchas ganas de retomar la historia, y cierro el segundo volumen incluso con más ganas de coger el tercer libro. Solo por eso ya valoro muy positivamente estos libros. “La Sombra de la Noche” es una obra que a veces se me hace muy densa por la gran cantidad de hechos información y descripciones que la jalonan. de hecho, yo tenía la idea de leerme toda la trilogía de un tirón. Pero he preferido ir poco a poco y alternarlos con otros libros. Porque aunque lo que leo de Harness me gusta, reconozco que si me lo leyera todo según seguido acabaría muy cansada de esta historia. Pero a la vez son obras que se leen muy rápido. Y como digo más arriba, el enganche es real. Hacía tiempo que no me pasaba con ningún libro. Otro motivo más para estar agradecida a esta trilogía. Creo que llegado el momento, me va a dar pena finiquitarla.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Tinuwel
 14 diciembre 2017
Después de lo mucho que me gustó El descubrimiento de las brujas tenía unas ganas tremendas de leer su continuación. Y tengo que decir que me ha gustado también muchísimo. No sé si será el estilo de la autora, su forma de describir periodos históricos, su atención a detalles de lo más interesantes o lo que me gustan sus personajes. Pero estoy deseando saber cómo termina esta trilogía, aunque sé que aun falta bastante para la publicación del tercero y último.
La sombra de la noche comienza exactamente donde terminó El descubrimiento de las brujas. Matthew y Diana han decidido viajar al pasado para huir y poder estar seguros de la persecución que todas las criaturas han comenzado sobre Diana. O sea que les tenemos “aterrizando” en Oxford en 1591, en pleno periodo isabelino.
Han llegado con la esperanza de que el Ashmole 782 sea aquí más fácil de localizar y puedan, por fin, desvelar los secretos que oculta. Pero no será tan fácil como creían. En esa época Matthew era un espía de la reina Isabel y, por supuesto miembro de la Congregación. Tenía muchos y peligrosos compromisos. Además está el grupo de la Escuela de la noche, unos cuantos eruditos contemporáneos (algunos de ellos no humanos), amigos de Matt y que terminarán influyendo muchísimo en su vida en el siglo XVI.
Los tiempos están revueltos, en Escocia han comenzado las persecuciones a las brujas. Y ahora Matt ya no desea tomar parte en ellas, como está claro. Aunque cambiar el pasado puede resultar demasiado peligroso para todo el mundo. Aunque ¿sería para peor?
Diana, por su parte, desea encontrar a alguien que le ayude a comprender y canalizar sus recién descubiertos poderes. Alguien que pueda enseñarle la magia que hay en su interior. Pero no será fácil debido a la desconfianza reinante sobre la brujería. Además, a pesar de ser historiadora, Diana se encuentra en un mundo del que no sabe nada, no sabe cómo comportarse, no sabe interactuar, ni hablar, ni caminar como los demás. Y para colmo tiene que lidiar con los celos y la envidia de Christopher Marlowe, sí, el poeta y dramaturgo isabelino, que está enamorado de Matthew y además es un daimon. Será un verdadero suplicio para la pobre.
Esta parte puede hacerse lenta para alguien que no disfrute de la historia, de las descripciones de la vida cotidiana en el siglo XVI, de los personajes históricos maravillosamente encuadrados en la trama del libro. Pero os aseguro que a mi me gustó muchísimo y disfruté con ella. Resulta fascinante ver como Harkness consigue llevar a sus personajes al pasado y hacernos sentir parte de ello.
El libro, dividido en partes, cada una ubicada en un lugar diferente geográficamente. Cada una con una problemática a resolver. Cada una irá descubriendo cosas y sentimientos a nuestros protagonistas que harán que su relación se fortalezca, se afiance y que estén totalmente seguros de que estar juntos, a pesar de todo y todos, es lo correcto.
La dificultad para comunicarse entre ellos, entre Diana y Matt, nos hacen partícipes de que conjugar dos personalidades tan distintas no va a ser una tarea fácil. Deben delimitar sus individualidades para saber reconocerse como pareja. No será fácil ya que Matt tenderá sobre todo a proteger siempre a Diana. Y Diana no es una damisela del siglo XVI…
Con el nuevo enlace entre Matt y Diana, sí se vuelven a casar, pero esta vez con cura y todo y con el padre de Matt presente, parece que al fin ha llegado el momento de consumar su relación. Mira que nos han hecho esperar…
Matthew advertirá a Diana sobre lo que significará esa consumación (parece que eso de acostarse con un vampiros siempre resulta un pelín arriesgado…) y sobre la posesividad que Matthew ejercerá sobre ella. Tendrá que luchar mucho contra sus instintos para dejar respirar a la personalidad de Diana. Pero juntos compartirán pérdidas, amor, miedo y celos. Y también una unión tan profunda que durará para siempre.
Pero a la vez que vemos afianzarse el amor entre estos dos, se nos da una preciosa visión del amor entre los padres de Matt, . Philippe e Ysabeau, y de sus propias dificultades. Philippe resultó un personaje increíble y fantástico que me cuativó completamente.
Diana tendrá que enfrentar sus miedos y derribar sus murallas para dejar salir a su bruja interior. Con el entrenamiento de Goody Alsop llegará a descubrir cosas sobre sí misma que nunca esperó. La revelación será de lo más impactante.
La visita a Praga nos dará otra visión diferente de esa misma época, en un país diferente y con enemigos diferentes a los que sortear. Pero disfrutaréis paseando por la Praga imperial. Y seguro que me estoy dejando otras mil cosas más reseñables en el tintero, pero es que hay tanto por descubrir en él...
En definitiva un libro en el que prácticamente se encuentra de todo, romance, intriga, espionaje, traiciones, persecuciones, peligros, criaturas paranormales, fantasía, historia, historia alternativa… incluso literatura. A pesar de tener partes más ágiles y otras más lentas, la historia te conquista. Harkness es una gran contadora de historias que te envía directo a un viaje por tu imaginación.
Enlace: https://lecturadirecta.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Claudia
 26 junio 2020
Segunda parte de la trilogía El descubrimiento de las brujas, de Deborah Harkness, en el que nuestros protagonistas, Diana y Matthew, se verán envueltos en una aventura con la que no contaban.
Si no conoces esta historia y no has leído la primera parte, cuidado, pues esta reseña contiene spoilers de la novela anterior.
Diana y Matthew han viajado a la Inglaterra de 1590 para encontrar el manuscrito perdido y averiguar si alguna bruja de la época posee los conocimientos necesarios para ayudar a Diana con su magia. Y es aquí cuando el desarrollo de la historia da un giro con respecto a la anterior, pues no solo la personalidad de Matthew se ve afectada por la influencia de su vida anterior, sino que se mezclan historia y ficción en una imaginativa obra que capta la atención del lector.
Me resulta curiosa la interpretación de las personalidades famosas de la Literatura del siglo XVI. La autora logra que los adaptar las figuras históricas dándoles un toque sobrenatural para unir realidad y ficción con un toque propio.
Vamos a apreciar un intercalado entre el pasado y el presente, advirtiendo cómo las acciones de Matthew y Diana en el pasado han podido modificar la historia, y dejando saber al lector cómo continúan esos personajes que los protagonistas se vieron obligados a dejar atrás.
En este viaje, Diana podrá conocer a otros personajes y personalidades de los que solo había oído hablar o a los que había estudiado en su carrera de historiadora, lo que le va a permitir hacerse una idea más real de todas aquellas dudas que le asaltaban entre páginas de manuscritos. Y, entre estos personajes, destaco la figura de Philippe de Clermont.
Philippe de Clermont me ha fascinado desde que ha aparecido por primera vez en la historia y he echado en falta poder conocerlo mejor. Su evolución, su forma de pensar y las aportaciones que hace a lo largo de la obra, lo convierten en un personaje imprescindible y, a mi parecer, algo desaprovechado. En él hay luz y oscuridad; misterio y verdad. Sin duda, el mejor personaje de esta novela.
La trama transcurre demasiado lenta en casi todos los puntos, mostrando a un Matthew dominante que resulta cada vez más tóxico, y una Diana que trata de reencontrarse a sí misma y aprender a comprender su relación sentimental, su magia y el pasado que parece interferir en su vida sin que ella pueda controlarlo.
Conforme nos acercamos al desenlace de esta segunda parte, el ritmo de la novela se acelera y se recupera el interés que se ha podido perder en pasajes más tediosos. Hay muchas escenas cuyo desarrollo se detalla en exceso y que, si bien pueden ser importantes para la historia, resultan aburridas.
Hay que agradecer el índice de personajes que aparece al final de la novela, pues entre las seis partes en que esta se divide y la inmensa cantidad de personajes nuevos que aparecen, puede resultar lioso.
La historia me ha resultado entretenida y en varios puntos apasionante, pero la mayor parte del tiempo he tenido que forzarme a continuar, pues me estaba aburriendo. Creo que baja intensidad, aunque sí deseo conocer el desenlace que se verá en la tercera parte, El Libro de la Vida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laia
 27 agosto 2020
Algo que desconocía hasta ahora es que la autora es historiadora. Esto ha brillado en este libro y ha sido el punto decisivo para darle medio punto más que su predecesor.
Después de los acontecimientos de El descubrimiento de las brujas Matthew y Diana van a un lugar seguro, donde ella pueda aprender a controlar su magia y donde los peligros no los acechen, o al menos los que conocen hasta el momento.
Viajamos al pasado y Deborah Harkness consigue transportarnos a otra época. Esta es sin duda una novela muy ambiental donde la situación es complementaria a la acción de la historia. Consigue también traer de vuelta y a la vida nombres de lo más sonoros y convertirlos en elementos clave de su historia - siempre con un toque de ficción-.
Otro elemento lleva a nuestros protagonistas al pasado, el libro aquel tan sonado durante la primera entrega: el Ashmole 782. Este hilo es el que tiró de la primera novela para mi más que el romance, y en este libro esa línea de acción se ve un tanto eclipsada por el viaje en el tiempo (algo que no me ha molestado tanto como cabría esperar, entretenida como estaba por la época y costumbres isabelinas). Vuelve, eso si, para reclamar su atención durante la última parte del libro y tenemos algunas revelaciones sobre él bastante terroríficas.
Nos centramos principalmente en el pasado, pero la autora nos deja entrever pequeños atisbos del futuro y como la primera condiciona la segunda. Espero sin duda que estos cambios se hagan mucho más evidentes durante el tercer libro y que tengan que acarrear con las consecuencias trascendentales de sus actos.
Una cosa que vemos en este libro y que durante el primero quedó muy obviado son las relaciones entre vampiros. Sus personalidades de instintos animales también quedan evidenciadas. de esta manera obtenemos dos cosas que para mi han marcado la diferencia: nuevos personajes y una evolución de personaje.
Tenemos muchos nuevos personajes en este libro, pero los que consiguen dar un nueva perspectiva a esta raza. Son esencialmente dos: Philliphe tan impresionante como se había prometido y rozando la perfección y Gallowglass, alguien de quién espero ver mucho más en la siguiente entrega.
En cuento al arco del personaje me refiero a uno de los principales: Matthew. Os diré de primeras que no es alguien que me fuera atrayente, ni como interés romántico ni como personaje. Pero durante este libro tiene una evolución y se nos brinda un entendimiento más profundo que en parte lo redimen. A través de pequeños atisbos (y un gran cambio en la dinámica de la pareja) consigue dejar de ser exasperante sin perder la esencia que hasta ahora lo marcaba. Sigue sin ser un interés romántico que me mantenga en vilo por las noches pero ha tenido cierta mejora.
Hasta ahora Diana se había dejado llevar por la actitud dominante de Matthew. Pero con este cambio esencial del último el miedo que parece tener Diana por perderlo cambia y vemos brillar a esa personalidad independiente y decidida que hasta ahora nos habían dicho que tenía pero que yo no había visto por ningún lado. Diana crece en el nuevo entorno hostil en el que se le ha puesto y espero no verla decaer en la vuelta a ala actualidad.
Un par de cosas de estas curiosas que me gusta comentar siempre.
Tenemos bastantes apuntes (como ya pasó en el primero) a la literatura clásica y también un poco de burla y sátira hacia los clichés literarios de los vampiros. Y me alegra poder decir que estas novelas no caen en exceso en ellos.
¡Resulta que hay un tipo de brujas que tienen Tamagochis! Me resultó una idea un poco más allá de lo necesario pero que a veces se le puede apreciar el encanto, pocas veces, eso si.
Y ahora a esas cosas con SPOILERS:
El aborto no es una línea de acción que me guste. Suelo huir de ella en las novelas románticas, me saca totalmente de la historia y me deja un sabor de boca desagradable. En cambio, en esta novela no me ha supuesto un gran alboloto. Dentro de este mundo fantástico y de los progenitores (bruja-vampiro) no parece una idea del todo descabellada y lo he encontrado bien entre tejido en la trama.
Espero encontrarme con rostros conocidos en la siguiente entrega, y no me refiero a vampiros que ya se sabe que están vivos, si no a personajes como Anne y Jack. A lo mejor volver a encontrar a la bruja es algo complicado pero me gustaría ver que ha sido de ellos. Encuentro que han sido personas relevantes para Diana y Matthew como para no volverlos a nombrar.
El giro de Emily ha sido sin duda inesperado y apresurado. Espero que se explique con más detalle y se vean sus estragos en El libro de la vida.
Enlace: https://youtu.be/9ctiYyST7bs
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
agusabigallo
 17 noviembre 2020
4.5🌟
Lo amé. Tiene una mezcla justa entre realidad, fantasía e historia. Para mí, que estoy incursionando un poco en la ficción histórica, es el libro ideal para salir, y a la vez no, de la zona de confort.
Los detalles de la época, la vida del día a día, la descripción de los lugares, casas y vestuarios es exquisita. La autora explica a fondo cada paso, sin ser pesada, y logra introducirnos en 1590 con los protagonistas.
Conocemos y profundizamos en la vida y personalidades de personajes que ya no están en la actualidad de Matthew, y/o solo se nombran al pasar en el 1er libro.
Nos vemos envueltos en los más ricos diálogos científicos y filosóficos con miembros de la escuela de la noche, y en las situaciones más inesperadas con reyes y condes de la época.
Sólo espero que el último libro mantenga el mismo ritmo, porque, va camino a ser mi trilogía favorita.
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (5) Añadir cita
Celia_0504Celia_050425 febrero 2022
- La medida del tiempo para los vampiros es diferente para los sangre caliente -dijo él, todavía incapaz de soltarme.

-¿Cuánto dura un minuto para un vampiro, entonces? -pregunté, hundiendo la nariz bajo su barbilla.

-Es difícil de decir -murmuró Matthew-. Un período de tiempo entre un minuto ordinario y una eternidad.
Comentar  Me gusta         40
TinuwelTinuwel14 diciembre 2017
—No debería ser tan descarado. A mi abuela le sienta tan mal como que le echen por tierra un trato en los negocios. Pero esta es la cuestión, Phoebe —dijo Whitmore, antes de poner la boca a unos centímetros de su oreja. Luego bajó la voz hasta convertirla en un susurro—. Al contrario que a los hombres que te han llevado a cenar y tal vez te hayan acompañado después a casa para ver si conseguían algo más, a mí tu corrección y tus buenos modales no me asustan. Más bien todo lo contrario. Y no puedo evitar imaginar cómo serás cuando todo ese gélido autodominio se funda.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
TinuwelTinuwel14 diciembre 2017
—Philippe me dijo un día que el apareamiento era cosa del destino. Que, cuando te encontrara, no me quedaría más remedio que aceptar la voluntad del destino. Pero no es así como funciona en absoluto. En todo momento, durante el resto de mi vida, te elegiré a ti: por encima de mi padre, por encima de mis propios intereses, incluso por encima de la familia De Clermont. —Los labios de Matthew presionaron los míos, silenciando mis protestas. No cabía duda de la convicción que había en aquel beso.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
TinuwelTinuwel14 diciembre 2017
—Tal vez mis preguntas no necesitan respuestas con tanta urgencia como creía —repuso Matthew y, para demostrarlo, dejó el libro en el suelo, fuera de la vista—. Creí que me diría quién soy y por qué estoy aquí. Pero quizá ya lo sepa.
Esperé a que se explicara.
—Después de tanto buscar, he descubierto que soy quien siempre he sido: Matthew de Clermont. Esposo. Padre. Vampiro. Y que estoy aquí por una única razón: para lograr un cambio.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
Celia_0504Celia_050426 febrero 2022
Las pesadillas son como el cristal de las estrellas del señor Harriot. Son un truco de la luz que hace que algo distante parezca más cercano y mayor de lo que en realidad es.
Comentar  Me gusta         20
Video de Deborah Harkness (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Deborah Harkness
Serie, adaptación de la trilogia "El descubrimiento de las brujas"
otros libros clasificados: BrujasVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
263 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro