InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
15 October 2018
Esta trilogía autopublicada ha sido uno de los mejores descubrimientos que podría haber hecho el año pasado, y aunque yo quería dejar menos tiempo entre las dos primeras partes y la última (aún sin publicar, pero que está al caer), se me cruzaron por delante un par de lecturas conjuntas y obviamente, ahí tenía que estar yo. Así que en el último mes (literalmente) he estado leyendo esta segunda parte y disfrutando muchísimo más, si cabe, que de “Amor y Virtud”, la primera parte, que podéis ver aquí reseñada y aquí en el Wrap Up de enero.
La historia se retoma justo un año después del final de “Amor y Virtud” y sigue la misma línea pausada de narración, con pequeños episodios de la vida de los personajes que ya conocemos, totalmente enlazados, con saltos temporales de semanas o meses con algún que otro altibajo y sin que nos demos cuenta, poco a poco los acompañamos otro año más con nuevos problemas, nuevas relaciones, nuevos encontronazos y nuevas reconciliaciones. Si conocéis la trilogía o habéis leído la primera parte, sabréis (y si no os lo comento yo) que la historia se desarrolla gracias a los personajes, que son el interés principal, mientras que la trama sólo es el motor secundario que hace que los conozcamos, los disfrutemos, nos encariñemos o suframos con ellos. No hablaré mucho de la trama en sí por si no habéis leído la primera parte, pero sí comentaré la evolución de algunos personajes, y en esta segunda novela nos reencontramos con los hermanos Becker (Derek, Jake, Zane y Louis), las hermanas Wathson (Emma y Emily) y la amiga común de todos, Arabia. No os abruméis, son muchos personajes y nombres, pero la cosa engaña.
No sé cómo no lo vi venir, porque la portada lo deja bastante claro, pero indudablemente esta es la historia de Jake, el protagonista absoluto de la trama y en realidad creo que de la trilogía entera porque todo lo que sucede y todos los demás personajes giran en torno a él. Aunque en la primera parte me resistí muchísimo a su encanto, en esta no he podido aguantar más y lo reconozco: se ha convertido en uno de los mejores personajes que he podido conocer. Su doble personalidad de chico conflictivo-impulsivo-malhumorado y a la vez responsable-introspectivo-maduro, me tiene embelesada. Jake es un personaje muy completo y muy complejo, que tiene todo lo necesario para removerte algo por dentro cuando lees sus pensamientos y sentimientos, aunque a veces pueden ser ganas de pegarle un puñetazo y a veces pueden ser ganas de darle un abrazo. Así es él, no deja indiferente en ningún sentido, por más que lo intentes.
Como os digo, girando como satélites alrededor de este chico están el resto de personajes, necesarios para la historia, pero que me han parecido bastante más secundarios para la trama. Mejor dicho, con tramas propias en paralelo necesarias para seguir siendo testigos de lo que de verdad nos importa: lo que hace Jake, lo que siente Jake y lo que quiere Jake. El resto, pues ahí están, y de vez en cuando nos mantienen enganchados con lo que les pueda suceder. Por ejemplo, este el caso de Louis, el menor de los Becker, pasando prácticamente desapercibido en “Amor y Virtud” (pero al que yo había echado el ojo), en esta novela tiene su propia trama merecida y que ha conseguido que me encariñe mucho de él. En más de un momento nos lo hace pasar realmente mal por el camino que comienza a tomar y que creíamos que había abandonado en la primera parte. Además su relación con Jake (sus altibajos más bien) son una de las cosas que más disfruto de esta historia.
En realidad, cada vez que cualquiera de los hermanos Becker se junta para hablar (o al revés, hablan para desjuntarse), los diálogos tienen algo muy especial, la relación fraternal traspasa el papel y de verdad que la autora sabe trasmitir muchísimo los distintos sentimientos que se pueden tener hacia un hermano (si tenéis hermanos, creo que notaréis esos matices y disfrutaréis mucho de estas partes). Los pensamientos positivos y negativos que tiene Jake hacia cualquiera de sus hermanos, es algo tan bien llevado y tan bien descrito en acciones y sentimientos, que casi diría que el verdadero impulso de la historia es el amor fraternal, en vez del amor romántico. Y eso se nota en cada escena de los hermanos Becker juntos.
Lo cierto es que hablo por los chicos Becker, porque Zane (la hermana y tercera en edad) es un personaje que sigue sin convencerme, ni en esta parte ni en “Amor y Virtud” (a la espera de la tercera parte) porque la veo demasiado sosa, como que la trama hubiera quedado igual sin ella, sustituyéndola simplemente por Arabia como hermana postiza o de acogida. Cierto es que la relación entre estas dos es parte de la relación de Arabia con los Becker, pero más allá de eso, es que no le veo interés a su participación en la historia (a ver si esto cambia en “Verdad y Perdón”).
Por lo demás, pierden peso también Derek y Emily, que a veces llegan a aburrirme, porque realmente lo que les pasa son acontecimientos que sirven de escenario para la trama de Jake (y todos encantados) pero los pobres no tienen mucho más que hacer, porque Jake les hace sombra en todo (incluso spoilers→←fin de spoilers y que me sirvió para terminar de convencerme de que este personaje es de lo mejor que me he podido encontrar). Así que como os vengo diciendo, todo lo que les pase al resto de esta pandilla es por algún motivo y ese motivo se llama Jake.
Incluida Arabia, que si bien al principio de la novela seguía muy en la línea de la primera parte (en la que quizás tenía un poco más de peso, con sus teorías acerca de las virtudes de Platón), poco a poco se ha ido apagando para mí. En un par de conversaciones echa a perder mi buena opinión de ella. Pero además, hasta llegar ese punto, la evolución que la lleva a tomar las decisiones que toma hace que deje de conectar con ella de golpe. Sé que la historia transcurre a finales de los 80, concretamente 1989 (muy buen año, por cierto) y que las relaciones se llevaban de otra manera, pero no sé, es Estados Unidos, siempre van por delante en libertades y desinhibiciones, y Arabia (a pesar de su procedencia turca) creo que exagera mucho ciertas cosas y se crea traumas donde no los hay. Y claro, el que paga el pato es Jake (bueno, Jake siempre paga todos los patos, por si no lo había comentado).
En cambio, hay un personaje que ya me gustó desde la primera página que sale en “Amor y Virtud” y que siempre creí que iba a dar mucho juego en la historia y por suerte, no me equivocaba: Emma Wathson. Esta chica me encanta, es odiosa y atractiva a partes iguales, y la mezcla resulta perfecta, con multitud de matices que en más de una ocasión logra sorprendernos con giros en sus reacciones y decisiones. Por el contrario, su hermana Emily que al principio hasta me parecía muy mona, pierde unos cuantos puntos de interés para mí, porque casi que el personaje se queda en “hermana de”, “pareja de” o “amiga de”, y no hay más donde rascar.
Llegados a este punto, mejor del final ni hablamos, porque si no lo digiero aún, menos lo voy a intentar comentar. Pero que sepáis que si el final de la primera parte os pareció demoledor, éste es de infarto. Y no me refiero a que en los últimos capítulos pasen un montón de cosas que cambien la trama totalmente. No, me refiero a las dos últimas páginas que hay que leer dos veces para enterarte de lo que acaba de pasar, porque es así de precipitado. Adoro esos finales, en serio, soy como una masoquista de finales radicales y este no lo vi venir por ningún sitio. Es más, spoilers →←fin de spoilers, así que visto lo visto, a la autora le gusta hacernos sufrir bastante durante y al final de sus novelas, esa es mi conclusión.
En resumen, para tratarse de una segunda parte, que suelen ser como la más transitoria en las trilogías, “Virtud y Verdad” es muchísimo mejor que su predecesora, mucho más profunda, pasan muchísimas más cosas y conocemos mucho mejor a los personajes. Y por supuesto, hay mucho más Jake.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más