InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Un hotel en ninguna parte (12)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Inquilinas_Netherfield
 22 marzo 2018
Ya comenté cuando reseñé la primera novela de Mónica, Cuéntame una noctalia, que había quedado tan enamorada de Mic-Napoca (creo que fue muy evidente, además... por suerte o por desgracia se me nota mucho cuando algo me gusta o me disgusta), que ya había comenzado a leer su segunda novela, Un hotel en ninguna parte. Quería ver si se confirmaba ese estilo sosegado, tranquilo, cálido, lleno de tazas de chocolate, lugares bellos y positivismo. Y sí, se confirma plenamente; hay muchas coincidencias en las bases que asientan ambas novelas, en el fondo que subyace en las dos historias, pero la forma cambia radicalmente. Lejos de acomodarse, la primera diferencia la vemos nada más comenzar. Estamos ante una novela epistolar, si es que así podemos seguir llamando a este genero clásico adaptado a los correos electrónicos (y que además sin haberlo previsto en absoluto me ha coincidido con la lectura simultánea de otra maravilla epistolar, 84, Charing Cross Road... coincidencias de estas raras).

Dejamos Rumanía y nos trasladamos a Girona, a un ficticio monasterio benedictino del siglo X reconvertido en un hotel rodeado de un bosque, en medio de la nada, apenas señalizado, difícilmente accesible, oculto e invisible para aquellos que no lo anden buscando, y magnífico ante la vista de aquellos que se adentran en sus desastradas carreteras en pos de sus maravillas. Un oasis del que cuesta marchar para volver al desierto que es la vida cotidiana y el ajetreo de la gran ciudad. Un refugio para aquellas almas que andan perdidas y necesitan cobijarse y resguardarse mientras su corazon se recompone, sana, y se reencuentra con todo aquello que formaba parte de su esencia misma antes de que esta se quebrase bajo el peso de los muchos topetazos que nos da la vida.

En esta situación se encuentra la protagonista, Emma, así como uno de los secundarios de la novela, William Lexington. Cada uno ha sufrido su propio golpe emocional, cada uno se enfrenta a ello a su manera, pero ambos se reencontrarán con aquello que les hace levantar la cabeza y mirar hacia delante con confianza en El bosc de les fades. Y vemos este proceso gracias a los correos electrónicos que tienen 3 escritores únicos, y 2 destinatarias únicas. Los autores de los emails son la propia Emma, y los dos hermanos que regentan el hotel, Samuel y Tristan (bueno, Samuel regenta y Tristan revienta, se podría decir... por lo menos al principio de la historia). Las dos receptoras son Anna, amiga de Emma, y Martha, madre de los dos hermanos. Nunca leemos los emails de respuesta, pero ya se encarga la autora de hilar de tal manera las conversaciones para que siempre tengas la sensación de saber lo que había escrito en ellas.

Si algo destacaba en Cuéntame una noctalia era la importancia secundaria del romance de Grace, su protagonista. En esta obra la historia de amor es mucho más notoria, tiene más peso en el recorrido de la curación de Emma, y aunque la autora no lo oculta, también se esfuerza en darle a ella sus propios momentos alejada de los típicos clichés que pululan en este tipo de novelas. Emma es Emma, tiene sus demonios que exorcizar, y en ese duro trayecto surge el amor, pero ella comienza a ver la luz mucho antes de eso. No es una cosa consecuencia de la otra, sino que se complementan y se van definiendo por sí mismas mientras avanzan las páginas.

Si tengo que destacar detalles aquí y allá, me quedo con esos conciertos de violín (con eso ya me tenía ganada la historia, es mi instrumento favorito); con esos chocolates calientes a la luz de la luna; con esos bosques que ocultan pequeños instantes fugaces; con unos personajes entrañables y una vendedora de tés con dotes de bruja; con esos desayunos en compañía de un premio Nobel; con esos "asuntos" en los emails de Emma a Anna denotando el estado de ánimo de la protagonista gracias a lo que mejor conoce, la música clásica; con ese Samuel de ensueño y ese Tristan de suelo...

No quiero ir mucho más allá para quien no lo haya leído. Mónica tiene un estilo propio, muy definido, que te hace querer perderte en los lugares mágicos en los que ambienta sus historias, y que tiene una facilidad pasmosa para hacerlos reales y tangibles. Sus protagonistas son auténticos, sus miedos y dudas también. Y que quedo a la espera de una tercera novela que espero que no se haga mucho de rogar. A saber a qué nuevo y mágico lugar nos transportará.
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         31
naitora
 19 julio 2020
La realidad es que UN HOTEL EN NINGUNA PARTE, es una obra de segundas oportunidades, de recuperar el camino perdido, de reflexión e inspiración. Es de esas obras que al ir conociendo a los personajes te das cuenta de los profundos que son y terminas amando a cada uno de ellos. Samuel con sus silencios y su mirada azul tan profunda como el mar. Emma, con su tristeza que la va abandonando para descubrir a una mujer cautivadora, sencilla, simplemente bella de corazón. Tristán, con su desparpajo y su forma de amar a su familia a lo cínico y canalla sin perder la honorabilidad. Son las voces cantantes pero que van desarrollándose a la vez que los demás personajes que giran en torno a ellos van creciendo, porque simplemente es imposible no hacerlo y mucho menos sonreír, emocionarte y reír a carcajadas, hasta aceptar que has caído en el lugar correcto con una sonrisa satisfecha.

Mónica Gutiérrez me ha vuelto a sorprender y para bien, me deja tan enamorada de su pluma que ya esta como mi diva del género, y realmente es que necesito leerlo todo, me deja con ese regusto satisfecho y feliz, llena de energía para lo que venga ¿y a ti? ¡Feliz lectura!
Enlace: https://locasdelromance.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lectoraaburrida
 25 junio 2019
Pues ha sido una lectura agradable en cuanto al tema de ambientación y la trama (aunque esté llena de clichés y sea muy predecible). Pero algo me chirría en esta forma de narrar. Estoy acostumbrada a leer género epistolar, pero los mails de Emma me han dejado descolocada. Nadie escribe ese tipo de mails, estoy segura. Comentando con acotaciones a cada rato. Creo que una narrativa en tercera persona o en otro formato habría beneficiado mucho más a la historia.
En definitiva, un libro muy agradable pero que, en mi opinión, no se ha sacado partido
Aún así, el libro es recomendable ya que la historia es amable, bucólica, entrañable y sin excesiva azúcar.
Comentar  Me gusta         10
Bren
 07 julio 2018
Emma, una violinista profesional se queda sin nada, sin trabajo, sin casa, sin su pareja y se encuentra encontrando un trabajo como camarera en un hotel perdido en los bosques de Girona, donde se encuentra con su autor favorito escondido ahí, se encuentra con un jardín que da flores en invierno, con un chef que además es parte de una banda de rock y con la oportunidad de un nuevo comienzo.

Es un libro muy bonito, con una de esas historias ligeras que te dejan al final con un sentimiento positivo, no es un empalagoso o de un estilo romántico de corazones flotando, es más bien una historia sencilla, bonita y bien escrita.

Me gusta mucho como escribe esta autora, después de leer "El noviembre de Kate" que leí porque básicamente quería cubrir un rubro en un reto literario, me recomendaron este y no me ha quedado a deber.

Sencillo, fácil, bonito y ligero, ideal para leer en las vacaciones
Comentar  Me gusta         10
Anuca
 23 mayo 2018
Descubrí a Mónica y el feelgood con esta novela y... tanto el género como la autora se han quedado en mi punto de mira.
Una novela donde los personajes y la ambientación son los reyes de una historia en la que sucede poca cosa y a la vez mucho. Predecible, pero poco me importó que así fuera pues intuir el destino no me ha estropeado el viaje. Una muestra del género feelgood que, en mi caso concreto, cumple con su fundamento a la perfección.
Enlace: http://www.tejiendoideascosi..
Comentar  Me gusta         10
Anabel
 14 marzo 2021
La novela está narrada en formato de e-mails, los protagonistas mandan correos contando todos sus pasos en el hotel El bosc de les Fades, un monasterio que se convirtió en residencia privada y más tarde en hotel, y aunque parezca que nos podemos perder algunos detalles, de eso nada, la autora sabe cómo hacerlo para que el lector no se pierda nada, ni de trama, ni de pensamientos ni de diálogos. Tenemos dos narradores principales, Emma y Samuel, ella le manda los correos a su amiga que ha dejado en Barcelona, y él a su madre, que vive en Inglaterra. La sensación de aislamiento nos persigue a cada paso de la novela, pese a que parece algo malo no lo es, es algo bonito, están en medio de un bosque casi incomunicados, el pueblo que tienen al lado es pequeño y pintoresco, lo que hace la ambientación bonita e irresistible.

Desde los primeros pasos de la protagonista al llegar al hotel ya se atisba por donde nos quiere llevar la autora, ella busca trabajo donde sea después de que la echaran de su trabajo y de su casa, su jefe era su pareja, así que se ve sin nada, solo con una oferta de trabajo lejos de todo y todos. Lo que parece ser una pesadilla se vuelve un sueño gracias a todas las personas que encuentra allí. La autora me ha ganado desde el primer momento con esta historia, es dulce, sin maldad alguna, con una sencilla narrativa que nos engancha de una manera bonita, ya que pese a que no ocurre nada relevante nos va mostrando sentimientos que van surgiendo, y sobre todo una amistad irrompible. Así que sabe de qué manera jugar con los sentimientos de los protagonistas y del lector. Lo bueno que me ha gustado mucho también es que tenemos partes de comedia, haciendo más amena si cabe la lectura, pero es que Tristán es un personaje único, no podía parar de reír con sus ocurrencias cuando era él el que enviaba el correo a su madre.

Los personajes son tiernos, más de uno me ha sorprendido muchísimo y tengo que decir que me han gustado todos. Emma es una protagonista sin maldad, enseguida le cae bien a todo el mundo, es abierta y no tiene problema alguno en hacer cosas que nunca ha hecho, ni de trabajar en lo que sea necesario. Samuel es un personaje reservado y uraño, aunque lo iremos conociendo poco a poco a través de sus correos a su madre, es un personaje que en algunas cosas me ha recordado a mí y eso ha hecho que sienta mucha empatía hacía él. Los personajes secundarios pese a que no mandan correos si que son muy importantes para la trama, aunque hay uno que si manda, que es Tristán como os he comentado antes, pero la autora sabe cómo hacerlo para no dejar a ningún personaje sin su parte de protagonismo.

En general ha sido un libro con una historia tierna, contado en forma de correos electrónicos ha sido un gran soplo de aire fresco a la narrativa con diálogos, aunque los tiene, pero son pocos, lo que hace la lectura muy amena y fresca, y en ocasiones divertida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
EdgarBH
 02 marzo 2021
No solía leer novelas de la corriente feel good, pero este libro ha sido un gran descubrimiento, esperaba una historia de fantasía y me encontré inmerso en una historia realmente fantástica. de esas historias que aunque sencillas no dejan de ser especiales y, que tal vez si miramos bien podríamos encontrar en nuestro día a día. Es una historia muy bien estructurada, diría que tiene la cantidad exacta de romance, cada uno de los personajes, no solo los principales tienen una participación bien definida e importante en la historia. Me sorprendió la calidad narrativa que no decae en ningún momento y te atrapa sin remedio. Con una pluma fluida, elegante y sútil de Mónica Gutiérrez, te transporta dentro de escenarios llenos de calidez y optimismo.
Recomiendo tener a la mano el móvil para encontrar las recomendaciones implícitas que la autora nos hace sobre música.
Comentar  Me gusta         00
Plumaletrasycafe
 10 septiembre 2020
Hoy os traigo la reseña de una autora que descubrí en el 2019 y que se ha ido haciendo un hueco en mi corazón con cada libro que leo de ella. Se trata de @monicaserendipia y el último libro que leí fue Un hotel en ninguna parte.⠀⠀
⠀⠀⠀
🏡🏡⠀⠀
Lo original de este libro es que la autora nos va desgranando la historia y nos presenta a los personajes a través de mails que escriben Samuel, Tristán y Emma. Cada capítulo es un mail. Los de Samuel y Tristán van dirigidos a su madre y los de Emma a su amiga Anna.⠀⠀
Me ha encantado este planteamiento porque te acerca muchísimo a los personajes.⠀⠀
Emma es un personaje fuerte, alegre a pesar de lo que ha sufrido y que aprovecha cada oportunidad que se le presenta. Me encanta la forma que tiene de VIVIR. ⠀⠀
Samuel no ha superado el abandono de su padre y es un chico hermético que vive por y para su hotel y su familia.⠀⠀
Todos los personajes aportan luz a la historia salvo uno, Philip el recepcionista que es insoportable. Si alguien vio Las chicas Gilmore, que se imagine a Michel porque me recordó muchísimo a él.⠀⠀
Me gusta en especial el huésped del hotel: el señor Lexington, su evolución y cómo va saliendo de ese pozo en el que se ha metido, es genial.⠀⠀
Hay amor, diversión, ternura y mucha magia. Y sobre todo, no hay dramas. Es la demostración de que todo es superable y que puedes luchar por tus sueños sin necesidad de dramatizarlo todo. Me he reído mucho y me he enternecido pero sobre todo, me he llenado de paz y armonía que es algo que me pasa con todos los libros que he leído de esta autora. Leerla siempre me da esa sensación de hogar. Os lo recomiendo si os gusta la romántica y no queréis dramas.⠀⠀
🏡🏡⠀
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Maria3004
 20 enero 2020
Me gustó! Creo que sino lo disfruté tanto es por la forma en la que esta contado, es decir, a través de cartas, y como que sentía que entre las cartas me perdía de algunas cosas y además, no se porque, me gustaban mas las cartas de Sam y Tristan que las de Emma. Igualmente esta autora escribe hermoso y sin dudas me dieron muchas ganas de llegar a ese hotel y encontrarme con todo ese grupo de personajes encantadores.
Comentar  Me gusta         00
Las_letras_de_Lili
 16 enero 2020
Un hotel en ninguna parte es una novela que te traslada a un universo romántico, lleno de ternura, amistad, sueños e incluso algo de misterio.
Me ha encantado que la historia sea contada a través de emails, lo cual la hace muy amena y dinámica.
He leído esta obra en un suspiro y ha logrado sacarme más de una sonrisa.
Es el primer libro que leo de esta autora y le tengo que dar mi más sincera enhorabuena.
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
114 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro