InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre La librería del señor Livingstone (84)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
MartinaRumas
 16 junio 2021
Una de mis mejores lecturas del año sin duda alguna. Me ha parecido una maravilla. Con él he conocido el género "feelgood" y ahora me apetece leer más obras del mismo y del Mónica, la autora 😍

El señor Livingstone es un librero cascarrabias con el mejor establecimiento del mundo, allí hallaremos un hada descalza, una editora que lucha por sus sueños, al pequeño Oliver Twist, futuro astronauta y a un autor residente.

🌈El género feelgood es aquel que te hace sentir bien, un libro lleno de ratitos agradables, sin una trama trepidante o engorrosa. Simplemente pasarás las páginas con una sonrisa en el rostro y sintiendo ese agradable hormigueo en el estómago. Todo esto es lo que ocurre al cruzar la puerta con campanitas del "Moonlight books" 🌃

Además, este libro contiene un montón de referencias bibliográficas expresadas con humor, como cuando el señor Livingstone se refiere a los clientes como "malditos muggles".

Es simplemente genial.

¿Puede ser que haya amor? Puede ser. ¿Puede ser que haya un robo por resolver? También. Puede ser que haya hadas y estrellas fugaces, pelirrojos pocos amigables y un sinfín de historias. Pero ya te digo que las amarás todas, porque eso es lo que transmite la obra de Mónica Gutiérrez.

Este libro es sin duda un 5&#xNaN;, incluso le pondría 10/5&#xNaN; porque sé que será un favorito de la vida 🥰

📣¡¡RECOMENDADÍSIMO X 10.000!! ♥♥♥
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
Blanca_S
 14 enero 2021
"Existen besos capaces de detener el mundo. Paralizan el aire alrededor, congelan el tiempo, y dejan en suspenso el pensamiento. La vida misma se mantiene quieta, temerosa de romper con su aleteo el hechizo de tan extraordinario encuentro. Solo los niños que alguna vez aplaudieron fuerte porque creían en las hadas pueden entender de adultos que existan besos así, capaces de detener el tiempo".

He llorado.
Mi alma a llorado.
Sí, lo sé; en esta clase de historias nunca vas a llorar y, sin embargo, yo lo he hecho.

Todo empezó con un tal vez, con un me gustaría leer esta novela. Hacía tiempo que la había comprado, pero, inexplicablemente no la había leído. Así que esta vez cogí aire y me adentré en este mundo sin saber qué me iba a encontrar. E, inexplicablemente, a las pocas páginas, noté como mi alma se estremecía, como lloraba...  Me sorprendí, porque no entendía ese estremecimiento, esa sensación de querer llorar... Hasta que al final de la novela, mis ojos se llenaron de lágrimas.

Es imposible no hacerlo cuando descubres una novela de esta envergadura, cuando las palabras parecen salidas de un cuento al que solo tú has sido invitado, cuando es tal la dulzura y el amor que trasmiten sus letras, que sólo puedes desear ese pedacito de cielo para ti.

Por favor, si aún no la has leído, hazte este regalo: deja que esta historia te muestre aquello que sólo tu puedes ver.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
Emolsil
 30 diciembre 2020
Preciosa historia y perfecta para la época navideña que relata la historia de Agnes, llegada a Londres en busca de alcanzar su sueño y, en paralelo, la vida de la librería Moonligth Books y de sus, casi, habitantes. El señor Livingstone, Oliver Twist, Sioban...

Los devenires del tiempo hacen que Agnes termine trabajando en la librería y que interactúe de forma fantástica con el resto de personajes y con la propia librería, a quien deberíamos considerar como un personaje más.

Una historia de amistad, de compañerismo, de alianzas, de pequeñas mentiras y de grandes amores, una historia, al fin y al cabo, de la vida, narrada con gran acierto, con el empleo de un lenguaje muy cuidado y gran cantidad de citas literarias y de guiños a escritores formidables, predominantemente británicos, que hacen que, junto lo exquisito de las descripciones y de las personalidades tan llamativas de nuestros personajes, lleguemos a formar parte de la librería y de esa gran familia que parece haberse formado dentro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         90
librosolvidados
 06 febrero 2021
Quiero un oasis como Moonlight books. ⁣

Quiero un señor Livingstone que nombre a Tolkien, a Prévot, a Ovidio y a Shakespeare (y a Tucídides cuando está nervioso). Un Oliver Twist enamorado del universo, porque para los que aman el tiempo es eternidad. Cerca del impacto de las palabras de Sioban. La esperanza y optimismo de Jasmine. A Milly y Prue haciendo salsa de naranja y ciruela porque es perfecta para combatir los malos presagios -y la melancolía-.

Y quiero cerca una Agnes que nos recuerde “lo bonito que son los libros feelgood, donde siempre hay un final feliz, porque ¿de qué otra forma podría compensarse a los lectores por todos los problemas y las malas noticias con los que lidian a diario fuera de sus libros?”⁣

Enormemente recomendado, cómo dice la autora, para aquellos que han sentido alguna vez que la literatura los salvaba. (Y para los que no también. Para todos)⁣
Comentar  Me gusta         80
LuciaNN
 31 julio 2020
Comencé a leer este libro sin leer ninguna sinopsis, pero ya el hecho de que en el titulo este la palabra librería me llamo mucho la atención.
No es un libro de romance, ni de dramas, y no tiene una gran trama o historia, pero si es un libro que cuenta una historia sencilla y común que es capaz de robarte el corazón, de hacerte reír en muchos momentos.
Una historia, sobre una librería, la cual puede cambiar la vida de las personas que la visitan… es el caso de la protagonista, Agnes, se encuentra en Londres buscando trabajo de arqueóloga ya que en España no se encuentra ese tipo de trabajo.
El destino, la lleva a visitar la librería de nuestro protagonista Edward Livingstone, en un barrio de Londres, el cual está en busca de un ayudante. El y la librería harán que todo el que entre se enamoren de este lugar.
A lo largo de la historia, se hacen referencias a autores y obras que hace que tengas ganas de buscar información, de leer otro tipo de libros y eso es algo que me encanta en una novela.
Una historia en la que apenas ocurre nada extraordinario, los protagonistas no son héroes, pero te enamoras de ellos, una historia en la que te muestra que la felicidad puede encontrarse en pequeños momentos y gestos cotidianos.
Los personajes son adorables, la trama te engancha aunque no tenga una gran historia, los diálogos son geniales y sobretodo la cantidad de referencias a otras novelas y autores es algo que me apasiona.
Un libro super recomendado para todo el mundo, ya he visto alguna novela mas de esta autora y que probablemente tarde o temprano la lea.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Por_Puro_Vicio
 29 enero 2021
Lo primero que necesito decir es que no puedo ser más fan del señor Livingstone, de sus manías, sus excentricidades, su sarcasmo, su pasión por los libros, las infinitas referencias literarias que usa para todo y hasta su falsa misantropía.
"El librero cascarrabias, coleccionista despistado de libros ilustrados, el único habitante del planeta empadronado en la Luna tiempo completo".
Tampoco me importaría tenerlo como jefe y tomar el té con él y su puntualidad inglesa, es muy posible que ese fuera el trabajo de mi vida.
La casualidad (y una repentina lluvia) lleva a Agnes hasta esta pequeña librería escondida en el barrio del Temple, ella busca trabajo y el Sr. Livingstone un ayudante. ¿Casualidad o destino?
Cuando uno de los libros más preciados de Moonlight Books desaparece, y inspector Jonh Lockwood, se hace cargo de la investigación, la tranquila vida de los habitantes de la pequeña librería se revoluciona.
La única pega que podría ponerle a la historia es el repentino enamoramiento de dos de los personajes, y que no he terminado de creerme, pero es algo secundario que no desmerece en absoluto una historia más que recomendable.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
totecabana
 18 noviembre 2018
Una novela deliciosa! Es una historia muy sencilla pero bonita, tiene unos personajes entrañables a los cuales quisiera conocer, tomar el té con ellos y visitar la librería de puerta de madera azul y pasar una noche sin luna ahí, pero sobre todo leer todos esos libros. Me encantaron todas esas citas, esos guiños y menciones de obras tan espectaculares, lo único malo es que incrementó muchísimo mi lista de libros pendientes!
Comentar  Me gusta         70
Inquilinas_Netherfield
 17 diciembre 2017
Qué difícil es escribir una reseña sobre un libro del que quieres resaltar absolutamente todo, pero que sabes que no debes ni puedes hacerlo. En esa tesitura me hallo, y me he puesto a escribir sin saber lo que va salir al final. Que sea lo que los Inklings, en su sabiduría, quieran.

Creo que nunca lo he dicho, pero antes de abrir Netherfield, jamás había leído un libro autopublicado. No por nada, simplemente es un mundo al que no me había acercado con anterioridad; en él me he llevado muy buenas sorpresas, y otras no tan buenas que han sido evidentes en mis reseñas. Creo que el segundo que leí, un par de meses después de comenzar la andadura bloguera, fue Cuéntame una noctalia, de una tal Serendipia que nos seguía casi desde el principio. al entrar en su blog vi que tenía varios libros autoeditados, y como los libros que reseñaba eran muy "yo", quise saber cómo escribía empezando por el primero, que yo soy mucho de leer en orden. A la vista quedó ya lo mucho, muchísimo, que conecté con el mundo literario de Mónica Gutiérrez, la cabecita pensante detrás de Serendipia. Después vinieron Un hotel en ninguna parte, también autopublicado, y la publicación tan merecida con la editorial Roca de El noviembre de Kate.

Es decir, que he leído y reseñado todas sus novelas, y me pasa con ellas lo que me pasa con muy pocos escritores contemporáneos: que sé que lo que escriba me va a gustar. Es de esas autoras que lees con confianza, sabiendo que vas a abrir las páginas y vas a disfrutar de lo que encierran, del mundo que crean, del modo en que lo cuentan y de la encantadora particularidad de sus personajes.

Conocimos La librería del señor Livingstone en un relato incluido dentro de la antología La librería a la vuelta de la esquina, y pedía a gritos una continuación a lo grande. La base estaba perfectamente asentada... era, en realidad, tan perfecta, que la autora incluso traslada a esta novela algunas frases o párrafos de la descripción que en su día hizo de esta particular librería. A partir de ahí, comenzamos con la nueva trama, que tiene muchas de las características que identifican la literatura de Mónica, ese particular microcosmos donde ella hace grandes sus historias: una mujer protagonista (Agnes Martí) un tanto perdida que intenta encontrar su lugar en el mundo, ese lugar que le sirva como refugio en la tormenta de su inseguridad y que le proporcione la tranquilidad y magia necesarias para comenzar a ver caminos que antes no veía (la librería); un personaje más mayor, inteligente, agudo, sabio, observador y protector que le dará la mano y le ayudará a sentirse protegida y a dar los pasos que necesita (sí, sí, usted, señor Livingstone, que de cascarrabias no tiene nada, es achuchable y tiene sonrisas que derriten los polos); un interés amoroso guapo, grandullón y de ojos intensos y parlanchines que derriba murallas invisibles y descifra el hechizo que esconde nuestra protagonista (Lockwood); un niño que tiene más sentido común que muchos adultos y que, no sé cómo lo hace, nunca jamás es repelente si no todo lo contrario (Oliver Twist); y una ristra de personajes secundarios que son para llevártelos todos a tu casa y hacerles litros y litros de té sin descanso para que no se vayan jamás.


Mónica coge todos estos elementos y en cada una de sus novelas los conjuga, los malea, los adapta, los perfecciona, pone por aquí, quita por allá... y al final te cuenta una historia con una personalidad totalmente propia e independiente en la que reconoces a la autora en cada una de sus páginas, y al mismo tiempo estás en territorio inexplorado. Todo esto lo consigue siempre gracias a la construcción que hace de los personajes y a la ambientación, a la cotidianidad de sus vidas y a cómo sabe hacerlas fascinantes, a unos diálogos que me han hecho soltar carcajadas en algunos momentos, a esos earl grey, bizcochos y pastas que todo lo solucionan, a la nieve, a la lluvia, a esos noviembres llenos de encanto que creo que pocas personas sabemos valorar como se merecen, a la Navidad, y además, en esta librería del señor Livingstone, a un homenaje... o a varios homenajes, en realidad.

En estas páginas hay tanto amor por tantas cosas que los homenajes son constantes: a Londres y a todos los tesoros que esconde; a la campiña inglesa, esa que no te cansas de mirar cuando la tienes delante, y a la singularidad de sus gentes; a la arqueología bien entendida, no la que puebla nuestras mentes rebosantes de Indiana Jones; a las librerías especiales, esas que nos aislan del mundanal y detestable ruido que es la vida más allá de sus puertas; a los libros, porque esta novela desborda pasión por la literatura que su autora adora... y sobre todo creo que es un homenaje al amor que la autora siente por todas y cada una de estas cosas. Quizás me equivoco, pero creo que Mónica ha escrito, aunque pueda no parecerlo, un libro muy personal. Leerlo es hacer un recorrido por su pasión por la esencia más british y por la literatura que le corre por las venas. Hay escenas, como la del Jubilee, que lo dicen todo; solo hay que sentarse a tomar un té en esas páginas para conocer cómo concibe la autora la literatura: la que lee y la que escribe.

Confieso que me he muerto del gusto con cada alusión literaria... me he propuesto sacar de la estantería en una relectura todos y cada uno de los libros que se nombran y hacerles una foto, porque rondarán el 75%. Y los que no, apuntados están ya. Me quedo con las ganas de destacar muchas de las alusiones en cuanto a novelas, citas, autores, nombres de personajes... pero esto ya me está quedando larguísimo. Tendréis que leerlo para descubrirlas :)

Mónica tiene algo que no todos los autores tienen: personalidad en su estilo narrativo, buen gusto y elegancia en la narración, mucho (muchísimo) talento para los diálogos y una capacidad sorprendente para hacer que el lector se vea inmerso casi sin pensarlo en los mundos que ella crea: terrenales y realistas al aferrarse a situaciones cotidianas, pero siempre con un pie en Nunca Jamás. Y además estoy segura de algo: que esos mundos son infinitos y puede escribir sobre lo que ella quiera y le apetezca porque lo hará bien, así que las expectativas sobre lo que vendrá son de frotarse las manos.

He intentado no destriparos nada y aun así hablaros de todo lo que contiene este libro. de ahí lo difícil que comentaba al principio. Os podría hablar de las similitudes que he encontrado en esta novela con mis estancias y paseos por Londres; de lo identificadísima que me he sentido en muchas cosas; de cómo Agnes, igual que ya me pasó con Kate, tiene pedazos de mí; de lo mucho que me reí al leer las reticencias de Agnes a sentarse en el Jubilee del Fortnum & Mason, porque yo sigo luchando contra esas miradas escrutadoras y no he conseguido sentarme todavía; de que yo siempre que voy a Londres, siempre, me alojo donde Agnes vive porque adoro aquella zona; de que me he visto transportada al Londres que adoro y que visito cada vez que puedo... pero me saldría de tema.

En definitiva, que leyendo me he sentido como en casa. Adoro los clásicos, los libros ilustrados, Londres, Inglaterra, la campiña, los cottages, las librerías, las series de televisión y las películas, los tés en tazas bonitas, los bizcochos con crema, Fortnum & Mason, el British Museum, la estación de St. Pancras, las ruinas medievales, los paseos bajo la nieve, la arqueología, Oxford, los remansos de paz en rincones y sillones rodeados de libros... y los libreros gruñones encantadores, las editoras idealistas, los escritores residentes, las buenas personas y las señoras mayores con pelo color violeta que leen todo lo que les pongan por delante y sueñan con pillar cacho con un highlander. Así que por todo esto perdono las malévolas frases dirigidas a Henry James (¡será posible!) y que se nombre siempre a Arwen de El señor de los anillos cuando la que mola, obviamente, es Éowyn (esta elección es el único defecto aparente del heredero de Isildur... jajaja).

En serio, que me ha encantado. Cuesta desprenderse de la magia y la sonrisa cuando cierras el libro. Ahí se queda, como un copo de nieve sobre la punta de la nariz que no llega a derretirse. Seguro que el señor Livingstone encontraría la cita apropiada de Shakespeare para cerrar la reseña, pero yo la cierro con una cita suya: Encontrará su camino, Agnes. Lo tiene bajo sus pies.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Bookstagrammer_Becaria
 20 febrero 2021
Cuando quiero que todo salga bien escojo este tipo de lecturas. Me explico mejor, cuando quiero que mi vida transcurra entre algodón, escojo este tipo de lecturas. Es decir, cuando necesito sosiego o desconexión. Me parecen la alternativa perfecta. Creo que ahora las llaman "feelgood". Lee, no pienses y rodéate de buen rollismo sería su lema. Este es (para mí) el fin de este género de literatura, no hay más y ojo, no lo estoy diciendo en sentido despectivo ni denostándolo. Ya veis que también lo consumo. al contrario, lo digo porque a veces leo/escucho según qué comentarios sobre este tipo de novelas que me asombra. Uno tiene que saber a lo que se enfrenta cuando aborda una lectura, y aproximadamente saber qué puede extraer de ella, no sé qué es lo que luego les sorprende a esa panda que parece que se desayunen todos los días leyendo a Schopenhauer (este es otro tema que daría para un largo debate. ¡Lo importante es que la gente lea y sea feliz con ello!). En fin, que está novela conmigo ha cumplido su función.

Tenemos todos los ingredientes necesarios para una tarde afable:

Al Sr. Livingstone
A un Oliver Twist astrónomo
Una fiel a la par que peculiar clienta
Un escritor "afincado" en el negocio
A una chica española persiguiendo su sueño en Londres
A la amiga incondicional de esta
Un par de chicos dispuestos a enamorarse
Y una preciosa librería: Moonlight Books

Es una lectura ágil y entretenida, con una forma de narrar que hace sentirla muy cercana. Con un verbilocuente librero que suelta citas, obras y fragmentos de libro con excesiva frecuencia y un tanto metidas con calzador, cosa que a los amantes de la metaliteratura puede fascinar y que desde luego demuestra que la autora ha realizado un arduo trabajo de documentación y, si bien a mí me ha resultado un poco cargante en algunos momentos, puedo entender que sea necesario para completar y darle sentido al personaje. Un misterio que pierde consistencia pero que era de esperar porque en sí no es la trama principal de esta historia y por lo tanto no te importa que así suceda. Una protagonista con la que muchas chicas jóvenes se verán identificadas y con la que es sencillo empatizar. Resumiendo, todo un elenco de personajes amables, divertidos, que gustan de la literatura y que ya solo por eso podemos ser tú o yo.

Os la recomendaría, sí, porque, parafraseando a la autora estas son: "historias en las que apenas ocurre nada extraordinario, cuyos protagonistas no son grandes héroes. Historias en las que la felicidad se mide en pequeños momentos y se halla en los gestos más cotidianos..."
Añado yo: historias que te reconfortan y que te hacen creer que ahí fuera, todo está bien. Y eso, a día de hoy, es muy necesario.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
LaPetitaLlibreria
 25 noviembre 2020
Hoy empiezo avisando que escriba lo que escriba me voy a quedar muy corta, si por mí fuera solo os diría “Leedla” pero no sería justo para la autora, Mónica Gutiérrez, quien presento esta novela de manera auto publicada y que hoy nos llega de la mano de Ediciones B.
La librería del señor Livingstone es una novela donde me gustaría perderme, ser uno de sus clientes habituales, pasearme por sus pasillos y descubrir nuevas joyas que aún no he leído.
Esta vez lo que me atrajo hacia su lectura no fue su portada, donde una joven protegida por un paraguas rojo se encamina hacia un faro de luz, una librería que parece estar llamándola bajo un cielo nocturno estrellado.
Lo que realmente me atrajo fue su título, a todos los amantes de los libros y de las historias que se esconden en ellos nos seducen las librerías, esos lugares que en cuanto pones un pie en ellos son como un remanso de paz y tranquilidad, como si cientos de amigos te saludaran y otros desconocidos tienen ganas de dejar de serlo y nos invitan a conocer su historia, así que quise conocer la Moonlight Books y a su propietario.
Nuestra protagonista es una joven arqueóloga catalana que decide dar un giro a su vida, es una mujer joven perdida en el mundo y está buscando su lugar en él, así que se marcha a Londres en busca de trabajo pero de momento este le es esquivo, un día mientras pasea por el barrio del Temple la sorprende una lluvia intensa y se refugia en una librería, la Moonlight Books.
Allí conocerá al Señor Livingstone, un hombre que se muestra cascarrabias y un poco gruñón aunque en realidad es absolutamente adorable, es inteligente, agudo, muy observador y un librero muy especial.
Mientras toman un té, el señor Livingstone decide contratarla como ayudante, ve en ella algo especial y así es como el lector entrará a formar parte de una clientela de lo más variopinta.
No voy a negar que un romance entre sus páginas me encanta pero creo que llega a quedar en un segundo plano ante la sencilla complejidad que nos presenta la autora. Solo os diré que Agnes encontrará ante sí un mundo realmente nuevo a partir de la desaparición de un libro y la entrada en escena de John Lockwood, inspector de policía.
Creo que ya he dicho más de la cuenta, quiero mencionar la prosa de la autora y su manera de crear una fluida trama donde el lector encuentra refugio, un momento de relax y tranquilidad. de manera ágil nos cuenta su historia con una ambientación en un Londres impresionante sin olvidarnos de sus referencias literarias como a Shakespeare o a Lewis Carroll.
Me gustaría terminar con las últimas líneas de su contraportada: “ Una historia para todos aquellos que han sentido alguna vez que la literatura les salvaba”.
No os la perdáis.

Enlace: http://lapetitallibreria.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
114 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
.. ..