InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 1977843077
Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform (19/10/2017)

Calificación promedio : 4.14/5 (sobre 100 calificaciones)
Resumen:
Agnes Marti es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que pe... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (78) Ver más Añadir una crítica
Namra
 08 abril 2021
Una GRAN decepción! Todos cinco estrellas por los YouTubers. Me dejó bastante insatisfecha.
Empezó muy bien. MUY bien! La ambientación. El clima. Los personajes. Todo mágico. Hasta que dejó de serlo y se convirtió en una historia de amor empalagosa y sin sentido.
La historia de amor entre Agnes y John es tan... romántica? Odio historias clichés de "amor a primera vista". Como alguien quien tiene la barra un poco más alta para el amor que solamente ser guapo/a, no me ha gustado nada la historia. No se conocen, pero se aman. Nunca han tenido una conversación propiamente dicho, pero saben que otra persona es una "buena" persona. No entiendo.
Es como una historia de "amor" moderna, donde dos se miran, se enamoran, salen juntos, pasa la fase "luna de miel", se separan porque sí se quieren pero no están "enamorados" (como en el caso de John y Sarah). Siento ser tan pesimista, pero no les veo futuro.
Es un cuento de hadas: un hada guapa triste encuentra un príncipe azul serio, fuerte y guapo. And they live happily ever after...🤩🤩🤩
Son tab empalagosos, por ejemplo:
(página 218)
- Agnes: todavía es de noche
- John: pero ya es de mañana. No hay oscuridad si tú estás conmigo.
🤮🤮🤮
(Página 224)
- John: ... Mirándome exactamente igual que como me miras ahora.
- Agnes: cómo?
- John: como si vieses en mí todos los futuros del mundo.
🤦🤦🤦
El libro está lleno de frases como estas. Ni se conocen, pero se idealizan. No lo soporto!!
*********
En cuanto a los personajes:
&#xNaN;Agnes: no entiendo por qué está tan idealizada. No es mala persona, pero tampoco es buena persona. Sólo es una persona. No tiene carácter o personalidad. Ni opiniones. No muestra su bondad (imaginaria) durante la historia. Pero creo que como es la protagonista, es buena. Pero no sabemos el porqué.
No entiendo su estatus de "hada". Durante todo el libro está referido como hada a punto de echar a volar. Dame alguna razón por qué! Como he dicho, no hay ningún momento donde la veamos como una hada. Creo que SOLO es porque es guapa.
La acabé odiando! Porque no me forces a admirar a alguien que no ha demostrado a ser admirable!
&#xNaN; John: su personaje me confunde porque la autora le describe como "hombre práctico y poco dado a analizar sentimientos" (p. 118), pero si analizamos su comportamiento (enamorarse LOCAMENTE de una mujer a quien sólo le ha visto una vez y ni pensarlo dos veces y otros actos y conversaciones), no veo que haga justicia a esta definición. Él tienen un poco más de personalidad, pero no la autora no profundiza mucho en su personaje.
&#xNaN; Señor Livingstone es amor!! Es gracioso. Dramático. Un típico inglés. La escena de la cena de navidad me enamoró de él!
&#xNaN; Otros personajes están bien también. Oliver Twist es otro que me ha encantado.
************
Una cosa que me ha chirrido un poco es insensibilidad cultural o histórica. Me explico...
Parece que el libro es para enseñar la cultura e historia inglesa desde gafas rosas. Todo es perfecto. Todo es bonito. Como una persona de subcontinente (una colonia británica hasta el siglo pasado), me partía el corazón cade vez que la autora llamaba "aventureros" a los "colonizadores".
Otra cosa lo que me dejó un sabor amargo en la boca fue la insensible conversación entre Agnes y John en el British (p. 219-220).
Primero Agnes (creo que es un poco racista) justifica la violencia de los "aventureros" británicos con "ninguna nación está libre de maldad".
Luego, justifica los robos de "el testimonio cultural de otras civilizaciones" con "pertenecen a toda la humanidad... debería darnos igual el país o museo en el que estuviesen expuestas". Perdón!!!🙄🙄 Y si son de "carácter universal", por qué tienen que quedarse en un país blanco y no es su país de origen? Es una típica actitud de los que justifican la colonización.
Una cosa que me llamó la atención (no he quitado puntos por esto, pero me llamó la atención) y puede que esté relacionada con la idealización de la cultura europea, o sea, blanca. Hace mucho que no leía declaraciones de amor a la piel blanca (muy común en la literatura clásica, sobre todo Victoriana). En el libro muchas veces la autora, o sea, John está vislumbrado por la "mano blanquísima", "cuerpo blanco" y la "cara delicada hecha de mármol blanco" de Agnes. Me llamó la atención solamente porque no es muy común hoy en día.
**********
Otra cosa un poco molesta es como todos están obsesionados por su profesión laboral. Agnes es arqueóloga antes de ser Agnes. John es policía de Scotland Yard primero. Es una poco contradictorio con el mensaje con el que empezó el libro: somos más que nuestros títulos y estatus laboral, pero todos en el libros parecen identificarse solamente por su profesión y nada más.
Una GRAN decepción! Todos cinco estrellas por los YouTubers. Me dejó bastante insatisfecha.
Empezó muy bien. MUY bien! La ambientación. El clima. Los personajes. Todo mágico. Hasta que dejó de serlo y se convirtió en una historia de amor empalagosa y sin sentido.
La historia de amor entre Agnes y John es tan... romántica? Odio historias clichés de "amor a primera vista". Como alguien quien tiene la barra un poco más alta para el amor que solamente ser guapo/a, no me ha gustado nada la historia. No se conocen, pero se aman. Nunca han tenido una conversación propiamente dicho, pero saben que otra persona es una "buena" persona. No entiendo.
Es como una historia de "amor" moderna, donde dos se miran, se enamoran, salen juntos, pasa la fase "luna de miel", se separan porque sí se quieren pero no están "enamorados" (como en el caso de John y Sarah). Siento ser tan pesimista, pero no les veo futuro.
Es un cuento de hadas: un hada guapa triste encuentra un príncipe azul serio, fuerte y guapo. And they live happily ever after...🤩🤩🤩
Son tab empalagosos, por ejemplo:
(página 218)
- Agnes: todavía es de noche
- John: pero ya es de mañana. No hay oscuridad si tú estás conmigo.
🤮🤮🤮
(Página 224)
- John: ... Mirándome exactamente igual que como me miras ahora.
- Agnes: cómo?
- John: como si vieses en mí todos los futuros del mundo.
🤦🤦🤦
El libro está lleno de frases como estas. Ni se conocen, pero se idealizan. No lo soporto!!
*********
En cuanto a los personajes:
&#xNaN;Agnes: no entiendo por qué está tan idealizada. No es mala persona, pero tampoco es buena persona. Sólo es una persona. No tiene carácter o personalidad. Ni opiniones. No muestra su bondad (imaginaria) durante la historia. Pero creo que como es la protagonista, es buena. Pero no sabemos el porqué.
No entiendo su estatus de "hada". Durante todo el libro está referido como hada a punto de echar a volar. Dame alguna razón por qué! Como he dicho, no hay ningún momento donde la veamos como una hada. Creo que SOLO es porque es guapa.
La acabé odiando! Porque no me forces a admirar a alguien que no ha demostrado a ser admirable!
&#xNaN; John: su personaje me confunde porque la autora le describe como "hombre práctico y poco dado a analizar sentimientos" (p. 118), pero si analizamos su comportamiento (enamorarse LOCAMENTE de una mujer a quien sólo le ha visto una vez y ni pensarlo dos veces y otros actos y conversaciones), no veo que haga justicia a esta definición. Él tienen un poco más de personalidad, pero no la autora no profundiza mucho en su personaje.
&#xNaN; Señor Livingstone es amor!! Es gracioso. Dramático. Un típico inglés. La escena de la cena de navidad me enamoró de él!
&#xNaN; Otros personajes están bien también. Oliver Twist es otro que me ha encantado.
************
Una cosa que me ha chirrido un poco es insensibilidad cultural o histórica. Me explico...
Parece que el libro es para enseñar la cultura e historia inglesa desde gafas rosas. Todo es perfecto. Todo es bonito. Como una persona de subcontinente (una colonia británica hasta el siglo pasado), me partía el corazón cade vez que la autora llamaba "aventureros" a los "colonizadores".
Otra cosa lo que me dejó un sabor amargo en la boca fue la insensible conversación entre Agnes y John en el British (p. 219-220).
Primero Agnes (creo que es un poco racista) justifica la violencia de los "aventureros" británicos con "ninguna nación está libre de maldad".
Luego, justifica los robos de "el testimonio cultural de otras civilizaciones" con "pertenecen a toda la humanidad... debería darnos igual el país o museo en el que estuviesen expuestas". Perdón!!!🙄🙄 Y si son de "carácter universal", por qué tienen que quedarse en un país blanco y no es su país de origen? Es una típica actitud de los que justifican la colonización.
Una cosa que me llamó la atención (no he quitado puntos por esto, pero me llamó la atención) y puede que esté relacionada con la idealización de la cultura europea, o sea, blanca. Hace mucho que no leía declaraciones de amor a la piel blanca (muy común en la literatura clásica, sobre todo Victoriana). En el libro muchas veces la autora, o sea, John está vislumbrado por la "mano blanquísima", "cuerpo blanco" y la "cara delicada hecha de mármol blanco" de Agnes. Me llamó la atención solamente porque no es muy común hoy en día.
**********
Otra cosa un poco molesta es como todos están obsesionados por su profesión laboral. Agnes es arqueóloga antes de ser Agnes. John es policía de Scotland Yard primero. Es una poco contradictorio con el mensaje con el que empezó el libro: somos más que nuestros títulos y estatus laboral, pero todos en el libros parecen identificarse solamente por su profesión y nada más.

*********
En resumen: empieza MUY bien, pero pierde la magia cuando aparece el cuento de hadas de Agnes. La protagonista femenina (Agnes) no me ha gustado nada! Por su falta de carácter. Y su insensibilidad hacia otras culturas y sus historias la magia cuando aparece el cuento de hadas de Agnes. La protagonista femenina (Agnes) no me ha gustado nada! Por su falta de carácter. Y su insensibilidad hacia otras culturas y sus historias
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Inquilinas_Netherfield
 17 diciembre 2017
Qué difícil es escribir una reseña sobre un libro del que quieres resaltar absolutamente todo, pero que sabes que no debes ni puedes hacerlo. En esa tesitura me hallo, y me he puesto a escribir sin saber lo que va salir al final. Que sea lo que los Inklings, en su sabiduría, quieran.
Creo que nunca lo he dicho, pero antes de abrir Netherfield, jamás había leído un libro autopublicado. No por nada, simplemente es un mundo al que no me había acercado con anterioridad; en él me he llevado muy buenas sorpresas, y otras no tan buenas que han sido evidentes en mis reseñas. Creo que el segundo que leí, un par de meses después de comenzar la andadura bloguera, fue Cuéntame una noctalia, de una tal Serendipia que nos seguía casi desde el principio. al entrar en su blog vi que tenía varios libros autoeditados, y como los libros que reseñaba eran muy "yo", quise saber cómo escribía empezando por el primero, que yo soy mucho de leer en orden. A la vista quedó ya lo mucho, muchísimo, que conecté con el mundo literario de Mónica Gutiérrez, la cabecita pensante detrás de Serendipia. Después vinieron Un hotel en ninguna parte, también autopublicado, y la publicación tan merecida con la editorial Roca de El noviembre de Kate.
Es decir, que he leído y reseñado todas sus novelas, y me pasa con ellas lo que me pasa con muy pocos escritores contemporáneos: que sé que lo que escriba me va a gustar. Es de esas autoras que lees con confianza, sabiendo que vas a abrir las páginas y vas a disfrutar de lo que encierran, del mundo que crean, del modo en que lo cuentan y de la encantadora particularidad de sus personajes.
Conocimos La librería del señor Livingstone en un relato incluido dentro de la antología La librería a la vuelta de la esquina, y pedía a gritos una continuación a lo grande. La base estaba perfectamente asentada... era, en realidad, tan perfecta, que la autora incluso traslada a esta novela algunas frases o párrafos de la descripción que en su día hizo de esta particular librería. A partir de ahí, comenzamos con la nueva trama, que tiene muchas de las características que identifican la literatura de Mónica, ese particular microcosmos donde ella hace grandes sus historias: una mujer protagonista (Agnes Martí) un tanto perdida que intenta encontrar su lugar en el mundo, ese lugar que le sirva como refugio en la tormenta de su inseguridad y que le proporcione la tranquilidad y magia necesarias para comenzar a ver caminos que antes no veía (la librería); un personaje más mayor, inteligente, agudo, sabio, observador y protector que le dará la mano y le ayudará a sentirse protegida y a dar los pasos que necesita (sí, sí, usted, señor Livingstone, que de cascarrabias no tiene nada, es achuchable y tiene sonrisas que derriten los polos); un interés amoroso guapo, grandullón y de ojos intensos y parlanchines que derriba murallas invisibles y descifra el hechizo que esconde nuestra protagonista (Lockwood); un niño que tiene más sentido común que muchos adultos y que, no sé cómo lo hace, nunca jamás es repelente si no todo lo contrario (Oliver Twist); y una ristra de personajes secundarios que son para llevártelos todos a tu casa y hacerles litros y litros de té sin descanso para que no se vayan jamás.

Mónica coge todos estos elementos y en cada una de sus novelas los conjuga, los malea, los adapta, los perfecciona, pone por aquí, quita por allá... y al final te cuenta una historia con una personalidad totalmente propia e independiente en la que reconoces a la autora en cada una de sus páginas, y al mismo tiempo estás en territorio inexplorado. Todo esto lo consigue siempre gracias a la construcción que hace de los personajes y a la ambientación, a la cotidianidad de sus vidas y a cómo sabe hacerlas fascinantes, a unos diálogos que me han hecho soltar carcajadas en algunos momentos, a esos earl grey, bizcochos y pastas que todo lo solucionan, a la nieve, a la lluvia, a esos noviembres llenos de encanto que creo que pocas personas sabemos valorar como se merecen, a la Navidad, y además, en esta librería del señor Livingstone, a un homenaje... o a varios homenajes, en realidad.
En estas páginas hay tanto amor por tantas cosas que los homenajes son constantes: a Londres y a todos los tesoros que esconde; a la campiña inglesa, esa que no te cansas de mirar cuando la tienes delante, y a la singularidad de sus gentes; a la arqueología bien entendida, no la que puebla nuestras mentes rebosantes de Indiana Jones; a las librerías especiales, esas que nos aislan del mundanal y detestable ruido que es la vida más allá de sus puertas; a los libros, porque esta novela desborda pasión por la literatura que su autora adora... y sobre todo creo que es un homenaje al amor que la autora siente por todas y cada una de estas cosas. Quizás me equivoco, pero creo que Mónica ha escrito, aunque pueda no parecerlo, un libro muy personal. Leerlo es hacer un recorrido por su pasión por la esencia más british y por la literatura que le corre por las venas. Hay escenas, como la del Jubilee, que lo dicen todo; solo hay que sentarse a tomar un té en esas páginas para conocer cómo concibe la autora la literatura: la que lee y la que escribe.
Confieso que me he muerto del gusto con cada alusión literaria... me he propuesto sacar de la estantería en una relectura todos y cada uno de los libros que se nombran y hacerles una foto, porque rondarán el 75%. Y los que no, apuntados están ya. Me quedo con las ganas de destacar muchas de las alusiones en cuanto a novelas, citas, autores, nombres de personajes... pero esto ya me está quedando larguísimo. Tendréis que leerlo para descubrirlas :)
Mónica tiene algo que no todos los autores tienen: personalidad en su estilo narrativo, buen gusto y elegancia en la narración, mucho (muchísimo) talento para los diálogos y una capacidad sorprendente para hacer que el lector se vea inmerso casi sin pensarlo en los mundos que ella crea: terrenales y realistas al aferrarse a situaciones cotidianas, pero siempre con un pie en Nunca Jamás. Y además estoy segura de algo: que esos mundos son infinitos y puede escribir sobre lo que ella quiera y le apetezca porque lo hará bien, así que las expectativas sobre lo que vendrá son de frotarse las manos.
He intentado no destriparos nada y aun así hablaros de todo lo que contiene este libro. de ahí lo difícil que comentaba al principio. Os podría hablar de las similitudes que he encontrado en esta novela con mis estancias y paseos por Londres; de lo identificadísima que me he sentido en muchas cosas; de cómo Agnes, igual que ya me pasó con Kate, tiene pedazos de mí; de lo mucho que me reí al leer las reticencias de Agnes a sentarse en el Jubilee del Fortnum & Mason, porque yo sigo luchando contra esas miradas escrutadoras y no he conseguido sentarme todavía; de que yo siempre que voy a Londres, siempre, me alojo donde Agnes vive porque adoro aquella zona; de que me he visto transportada al Londres que adoro y que visito cada vez que puedo... pero me saldría de tema.
En definitiva, que leyendo me he sentido como en casa. Adoro los clásicos, los libros ilustrados, Londres, Inglaterra, la campiña, los cottages, las librerías, las series de televisión y las películas, los tés en tazas bonitas, los bizcochos con crema, Fortnum & Mason, el British Museum, la estación de St. Pancras, las ruinas medievales, los paseos bajo la nieve, la arqueología, Oxford, los remansos de paz en rincones y sillones rodeados de libros... y los libreros gruñones encantadores, las editoras idealistas, los escritores residentes, las buenas personas y las señoras mayores con pelo color violeta que leen todo lo que les pongan por delante y sueñan con pillar cacho con un highlander. Así que por todo esto perdono las malévolas frases dirigidas a Henry James (¡será posible!) y que se nombre siempre a Arwen de El señor de los anillos cuando la que mola, obviamente, es Éowyn (esta elección es el único defecto aparente del heredero de Isildur... jajaja).
En serio, que me ha encantado. Cuesta desprenderse de la magia y la sonrisa cuando cierras el libro. Ahí se queda, como un copo de nieve sobre la punta de la nariz que no llega a derretirse. Seguro que el señor Livingstone encontraría la cita apropiada de Shakespeare para cerrar la reseña, pero yo la cierro con una cita suya: Encontrará su camino, Agnes. Lo tiene bajo sus pies.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
PilarLaEremita
 13 abril 2020
Reseña y pequeña entrevista con la autora: La Librería del señor Livingstone - Mónica Gutiérrez
😸😸😸😸😸
Receta. Mezclamos los siguientes ingredientes batiéndolos bien hasta que adquieran la consistencia de una crema inglesa:
Un buen pedazo de arquitectura con encanto.
Un maduro gentleman victoriano (que no me oiga) entero de profesión librero.
Un niño superdotado entero con nombre de personaje de Dickens.
Una grácil e intuitiva arqueóloga barcelonesa entera que ha marchado a Londres a buscarse la vida como tantos españoles.
Una bella dama inglesa que sueña con publicar algo de Tolkien en su modesta editorial, en porciones generosas.
Media ancianita de rizos violetas y calcetines de pollitos ávida lectora.
Medio apuesto policía de Scotland Yard.
Media joven británica muy amistosa.
Un cuarto de escocés malencarado pero bonachón.
Un cuarto de anciano sastre cegato.
Mitad de cuarto de escritor residente con querencia por las lámparas azules.
100 gramos de abogada soberbia y 100 de aupair que ni está ni se la espera.
El manuscrito original del diario del Dr. Livingstone, supongo.
Muchos libros, pero muchos, sin escatimar, eso si de buena calidad.
Un puñado de conocimiento de lugares reseñables de Londres, especialmente pero no solo, de la City.
Una buena dosis de diálogos hilarantes y fino sentido del humor.
Una pizca de amor de pareja y mucho amor a la humanidad.
Otra de magia de la que que existe, de esa que creamos los humanos cuando sabemos apreciar la belleza de la vida y que no precisa de varitas.
Las cantidades se miden por protagonismo bajo mi punto de vista, que después de todo cocino yo.
Removemos todo bien et voilà! tenemos La Librería del señor Livingstone leída. Durante el proceso, los vapores de cocción pueden provocar movimientos musculares bucales en forma de continua sonrisa, pero no hay que preocuparse, pues cuando esté listo, el resultado nos dejará el corazón ligero, feeling good.
Sinopsis, por si no he sido suficientemente explícita con la receta:
Agnes Martí es una arqueóloga en paro que se ha mudado a Londres en busca de una oportunidad laboral. Una tarde, desanimada y triste por su poco éxito profesional, tropieza en el corazón del barrio del Temple con el pomo de una puerta en forma de pluma, el sonido de unas lúgubres campanillas y el hermoso rótulo azul de Moonlight Books. La librería, regentada con encantador ceño fruncido por Edward Livingstone, debe su nombre a un espectacular techo de cristal que permite contemplar la luna y las estrellas en las noches despejadas. Intrigada por la personalidad y el sentido del humor del señor Livingstone, Agnes decide aceptar la oferta de convertirse en ayudante del librero mientras continúa su búsqueda de trabajo. El té de la tarde en el rincón de los románticos, las visitas de Mr. Magoo, las conversaciones con la bella editora de Edward, las cenas junto a la chimenea del Darkness and Shadow y la buena lectura convencerán a Agnes de que la felicidad está en los pequeños detalles cotidianos. Pero aunque Moonlight Books podría parecer un oasis de paz en el acelerado Londres, las extrañas campanillas de su puerta daran paso a los sucesos más inesperados: una noche de tormenta, el inspector John Lockwood...Una comedia muy feelgood, con un toque Wodehouse irresistible. Un homenaje de la autora a sus libros y escritores favoritos.
Os puedo asegurar que es la novela más deliciosa que he leído en mucho tiempo. Narrativa adorable. Ni un ápice de sufrimiento, sabes que cualquier situación imprevisible tendrá buenas consecuencias... Risas, muchas risas con las interacciones entre los personajes, y como muestra un botón:
—Quiero escribirle una carta al profesor Gervase Fen —dijo sin preámbulos—, ¿sería tan amable de proporcionarme proporcionarme su dirección postal? Vive en Oxford.
(...)
—Señora Dresden, Fen es de ficción —advirtió el librero.
—No. Es de Oxford, estoy segura.
***
—A mí me parece un plan deleznable, ya te puedes imaginar —sonrió—. Mi abuela y la tía Prudence viven juntas en una casita en plena campiña, entregadas a sus tres pasiones: el bridge, la búsqueda de peregrinas excusas para despedir al jardinero que cuida de su pequeño cottage y los sombreros estrambóticos. Hasta la fecha han coleccionado unos veintidós.
—¿Sombreros?
—Jardineros.
En estos días de confinamiento es fácil encontrarte a los escritores en twitter. Encontré a Mónica, le eché cara y le pregunté. Además de contestarme me aclaró a qué se refiere el género feelgood que me traía tan de cabeza

LE : Mónica, disculpa que te moleste, primero gracias, conocí el libro por la iniciativa del escritor invisible y me está encantando, de verdad ¿me contarías con tus palabras cómo surgió la idea del libro?

Mónica ; Hola, guapa. Claro, ninguna molestia. "La librería del señor Livingstone" es mi novela más personal hasta la fecha, quería que fuese un homenaje a toda la literatura que me gusta, como una pequeña historia que hiciese guiños a mi bagaje lector. El personaje del librero gruñón nació en un relato anterior y me gustaba tanto que me apetecía darle más recorrido. Añade a eso que estaba leyendo "Oliver Twist", que me encanta Londres y que como buena lectora adoro las historias sobre librerías y ya tienes "La librería del señor Livingstone".
Hace años, tropecé con casualidad con el género feelgood en la figura de D. E. Stevenson y pensé que si me animaba a escribir novela sería feelgood. Para dramas realistas ya tenemos los telediarios, quería apostar por una literatura amable que me ayudase a desconectar del ruido.
Si tienes curiosidad los cuatro pilares de la novela feelgood son:
1. Final feliz
2. Evolución positiva del personaje protagonista como hilo principal. Puede haber historia de amor, pero no puede ser la trama principal porque sino sería novela romántica.
3. Ambientación y paisaje tan importantes como los personajes.
4. El punto dramático no puede ser una muerte

Igual me dejo algo, pero en términos generales es la línea que sigue Stevenson y todas mis novelas.
Yo me declaro adicta al género en tiempos difíciles ¿Y vosotros? Leedlo y me decís.
Ahora una bronca para las editoriales : ¡No tenéis gusto! ¡Pero si esta novela es una joyita de las raras! ¿Cómo ha tenido que autopublicarse?... con lo que sacáis a veces, que no pedimos que nos devolváis el dinero porque nos pilláis lejos, pero no por ganas...
Podéis encontrarla en Amazon kindle

Editor: CreateSpace Independent Publishing Platform (19 de octubre de 2017)
Idioma: Español
ISBN-10: 1977843077
ISBN-13: 978-1977843074
Enlace: https://www.desdeelredondal...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Kass_CK
 05 noviembre 2020
He tardado varios días en escribir esta reseña porque ni siquiera ahora mismo estoy segura de como expresarme para explicar realmente lo que siento con este libro. Tengo la sensación de que diga lo que diga va a quedar una sensación general demasiado negativa y no sería real, de verdad, pero no puedo evitar mencionar ciertos detalles que creo que son importantes y que podrían estropear la lectura dependiendo de las expectativas.
¿Por dónde empezar? Creo que por la edición, que fue lo primero que me entró por los ojos porque el libro es precioso, da gusto tenerlo en las manos y leerlo. Lo siguiente que me convenció para leerlo fue la sinopsis evidentemente, te habla de un ambiente precioso entre una librería y la ciudad de Londres (he vivido allí muchos años y me moría por leer sobre ella, pero tengo que avisar que hace un retrato bastante idealizado de lo que es mudarte como hace Agnes), una trama romántica y, además, otra de misterio. Para mi todo esto es un coctel casi perfecto y sí, el libro tiene todo esto y más cosillas, pero con algunos peros.
No conocía a la autora y me ha gustado su escritura, no se me ha hecho denso ni me he atascado en la lectura, pero me pillas en un momento diferente, menos paciente, y diría todo lo contrario porque no creo que sea necesario que toooooodos los personajes hablen como si vivieran en un libro de Shakespeare y menos aún personajes que han admitido ellos mismos que apenas han leído ficción, pero de golpe parecen conocerse todas las referencias habidas y por haber. El libro rebosa citas y referencias en cada página y puede ser agotador. Dejando esto de lado, los personajes en general son bastante encantadores, no hay ninguno que diga “ufff, que pesadez, no puedo con él/ella”, son acompañantes interesantes, curiosos y que dan un toque divertido a lo largo de la historia, pero noto que falta profundidad. Por ejemplo, el señor Livingstone supuestamente es un librero super gruñón y mirad, si este señor es gruñón yo me como el libro, en serio lo digo. Agnes es descrita siempre como una especie de hada preciosa, ¿por qué? No lo sé, no he entendido en ningún momento porque esta chica es tan perfecta, y si lo digo todo tengo que decir que siendo la protagonista es el personaje que menos me ha gustado por su dramatismo y por ir descalza en el lugar de trabajo, cosa que no entenderé jamás por que encuentran tan encantadora.
Entrando en el tema de las tramas, me han gustado, pero de nuevo les falta algo. La trama romántica de Agnes sucede literalmente en tres encuentros, y el primero es de cinco minutos que ni siquiera son cinco minutos dedicados a ellos, y la trama de misterio… pues a ver, es que también podemos resolverla en dos páginas sin ningún problema. En definitiva, la lectura global me ha gustado y me ha entretenido, pero porque incluye las historias de otros personajes que me encantan, no porque las tramas que se supone que son las más importantes me hayan llevado en vilo, no me parece esa clase de libro.
Espero haber podido explicar, sin que parezca que detesto el libro, cuales han sido mis sensaciones. de verdad que la lectura me ha gustado a pesar de los peros, no creo que sean para desechar el libro, pero hay que saber que es una lectura sencilla, para dejarse llevar rápido y no esperar grandes misterios, embrollos y soluciones o escenas épicas. Es para una tarde tranquila y con ganas de distraerse. Eso sí, si no tienes ganas de encontrar referencias, citas, explicaciones históricas con bastante frecuencia, es mejor dejarlo para otro momento y asegurarte de leerlo en un momento más oportuno.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bookstagrammer_Becaria
 20 febrero 2021
Cuando quiero que todo salga bien escojo este tipo de lecturas. Me explico mejor, cuando quiero que mi vida transcurra entre algodón, escojo este tipo de lecturas. Es decir, cuando necesito sosiego o desconexión. Me parecen la alternativa perfecta. Creo que ahora las llaman "feelgood". Lee, no pienses y rodéate de buen rollismo sería su lema. Este es (para mí) el fin de este género de literatura, no hay más y ojo, no lo estoy diciendo en sentido despectivo ni denostándolo. Ya veis que también lo consumo. al contrario, lo digo porque a veces leo/escucho según qué comentarios sobre este tipo de novelas que me asombra. Uno tiene que saber a lo que se enfrenta cuando aborda una lectura, y aproximadamente saber qué puede extraer de ella, no sé qué es lo que luego les sorprende a esa panda que parece que se desayunen todos los días leyendo a Schopenhauer (este es otro tema que daría para un largo debate. ¡Lo importante es que la gente lea y sea feliz con ello!). En fin, que está novela conmigo ha cumplido su función.
Tenemos todos los ingredientes necesarios para una tarde afable:
Al Sr. Livingstone
A un Oliver Twist astrónomo
Una fiel a la par que peculiar clienta
Un escritor "afincado" en el negocio
A una chica española persiguiendo su sueño en Londres
A la amiga incondicional de esta
Un par de chicos dispuestos a enamorarse
Y una preciosa librería: Moonlight Books
Es una lectura ágil y entretenida, con una forma de narrar que hace sentirla muy cercana. Con un verbilocuente librero que suelta citas, obras y fragmentos de libro con excesiva frecuencia y un tanto metidas con calzador, cosa que a los amantes de la metaliteratura puede fascinar y que desde luego demuestra que la autora ha realizado un arduo trabajo de documentación y, si bien a mí me ha resultado un poco cargante en algunos momentos, puedo entender que sea necesario para completar y darle sentido al personaje. Un misterio que pierde consistencia pero que era de esperar porque en sí no es la trama principal de esta historia y por lo tanto no te importa que así suceda. Una protagonista con la que muchas chicas jóvenes se verán identificadas y con la que es sencillo empatizar. Resumiendo, todo un elenco de personajes amables, divertidos, que gustan de la literatura y que ya solo por eso podemos ser tú o yo.
Os la recomendaría, sí, porque, parafraseando a la autora estas son: "historias en las que apenas ocurre nada extraordinario, cuyos protagonistas no son grandes héroes. Historias en las que la felicidad se mide en pequeños momentos y se halla en los gestos más cotidianos..."
Añado yo: historias que te reconfortan y que te hacen creer que ahí fuera, todo está bien. Y eso, a día de hoy, es muy necesario.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Citas y frases (46) Ver más Añadir cita
cocoabookscocoabooks13 julio 2018
– ¿Qué es eso del feelgood?
– Novelas en las que los protagonistas jamás comen acelgas – resumió ella pensando en todos los títulos que le había descubierto su amiga-. Historias en las que apenas ocurre nada extraordinario, cuyos protagonistas no son grandes héroes. Historias en las que la felicidad se mide en pequeños momentos y se halla en los gestos más cotidianos…
– Como tomarse un té en el Jubilee con la mujer más hermosa de Londres.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         91
Blanca_SBlanca_S14 enero 2021
"Existen besos capaces de detener el mundo. Paralizan el aire alrededor, congelan el tiempo, y dejan en suspenso el pensamiento. La vida misma se mantiene quieta, temerosa de romper con su aleteo el hechizo de tan extraordinario encuentro. Solo los niños que alguna vez aplaudieron fuerte porque creían en las hadas pueden entender de adultos que existan besos así, capaces de detener el tiempo".
Comentar  Me gusta         70
Marscorpion6Marscorpion610 febrero 2021
💖 "𝑬𝒍 𝒉𝒂𝒍𝒍𝒂𝒛𝒈𝒐 𝒂𝒇𝒐𝒓𝒕𝒖𝒏𝒂𝒅𝒐 𝒅𝒆 𝒖𝒏 𝒃𝒖𝒆𝒏 𝒍𝒊𝒃𝒓𝒐 𝒑𝒖𝒆𝒅𝒆 𝒄𝒂𝒎𝒃𝒊𝒂𝒓 𝒆𝒍 𝒅𝒆𝒔𝒕𝒊𝒏𝒐 𝒅𝒆 𝒖𝒏 𝒂𝒍𝒎𝒂" 💖
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
cocoabookscocoabooks13 julio 2018
Había algo de mágico en compartir un gran pedazo de bizcocho de mantequilla y una taza de chocolate bajo la clarividente claraboya; en sentarse en el suelo de madera, noctámbulos sobre lo sacos de dormir, y escuchar el silencio de los centenares de libros alrededor; en imaginar que la eternidad era justo eso, la compañía callada de la literatura en una librería cerrada, la expectación infinita de esos volúmenes silentes bajo la noche estrellada.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         40
CarolSanguezCarolSanguez23 enero 2018
Los clientes habituales del señor Livingstone, el té de la tarde con Oliver, las lecturas en el rincón de los románticos, la callada presencial del escritor residente bajo la lamparilla azul, las frecuentes visitas de Sioban... Todo formaba parte ahora de su pequeña vida londinense, diminutos gestos y rutinas cotidianas.
Comentar  Me gusta         41
otros libros clasificados: feelgoodVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

El amor en la literatura

El relato se extiende entre el romance trágico de dos jóvenes pertenecientes a sobresalientes familias enemigas de Verona, Italia.

La excelente y lamentable tragedia de Romeo y Julieta
La tragedia de Macbeth
La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca

10 preguntas
109 lectores participarón
Thèmes : romances , amorCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..