InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Soraya47


Soraya47
14 abril 2018
Ya me lo dijo en una ocasión el escritor americano Jack Ketchum : A veces el destino te da malas cartas, tan malas que no puedes hacer otra cosa que perder la partida .

Es verdad. La vida es muy hijaputa. Cuando te dice ''voy'', es imparable. Solo puedes rendirte y resignarte. Nuestro protagonista lo hizo, aprendió por las malas. Un policía, que una tarde cualquiera se convirtió en un simple padre. Un padre que pierde de vista un instante a su único hijo, un crio de seis años, y ya no volvería a saber de él. Si algo así ya debe ser duro para cualquier padre, imaginad lo que debió ser para un policía… Un fracaso total que lo llevaría a la desesperación.

Convertido en la actualidad en detective solitario y alcoholizado, recibe el encargo de encontrar a una chica desaparecida. Las viejas heridas se abrirán, tal vez con la esperanza de que en esta ocasión las cartas sean mejores y ganar la partida.

En un Alicante desconocido, donde parece que el mal encontró donde vivir, más allá de aguas cristalinas que ahora casi huelen a putrefacción , deberá buscar a esa chica. Siempre con la esperanza de que un nuevo hilo invisible le revele una sola pista, por pequeña que sea, sobre el paradero de su hijo.

Para ello, se enfrentara al pederasta del que siempre sospechó, que casualmente aparece de nuevo en el caso de la chica. Entre bares a los que nunca llevaríais a vuestra familia a comer, por callejones por donde nunca pasaríais ni para acortar un camino, nuestro detective buscará pistas, como buen sabueso.

Una historia amarga, dura, que por momentos entreverá la luz, para regresar de nuevo a la oscuridad. Una historia dentro de otra real, que sí ocurrió en España hace ya muchos años, uniéndose ambas en el final.

Si, Jack tiene razón. A veces la vida te da malas cartas, tan malas que lo único que puedes hacer es perder la partida. Roberto nuestro ex poli lo sabe bien, pero aun así tira de farol esperando que la suerte cambie.

No sé si es una novela negra diferente, pero tiene ese punto de infinita tristeza, de rabia contenida, de alcoholismo puro (aun cuando sabes que el alcohol no es la salida a nada pero lo necesitas para seguir viviendo)

Me gusta el personaje principal. Es lo más trabajado por el autor en toda la novela. En él dejó sus miedos, sus dudas, su violencia contenida. En él nos muestra al padre que todos seriamos, si un cabrón nos quitara a nuestro hijo.

Ahora os toca leerla para comprender hasta donde llegaríais vosotros si os arrebatasen lo mejor de vuestra vida.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}