InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 9871210213
Editorial: Tusquets (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.45/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
Entre 1997 y 1999, una oleada de suicidios conmovió a la pequeña localidad petrolera de Las Heras, situada prácticamente en medio de la nada y perteneciente a la provincia argentina de Santa Cruz, en la Patagonia. La mayoría de los suicidas tenían alrededor de veinticinco años y pertenecían a familias modestas, oriundas de la zona. La periodista Leila Guerriero viajó a este desolado paraje patagónico, interrogó a los familiares y amigos de los suicidas, recorrió las... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (11) Ver más Añadir una crítica
Daiana84
 23 May 2022
Los suicidas del fin del mundo
Leila Guerriero
Leila Guerriero nos relata una crónica espeluznante, toda una cadena de suicidios que ocurren en un pueblito del sur llamado Las Heras, lo suicidas abarcan todas las edades, pero la mayoría son jóvenes, la periodista va entrevistando a los vecinos del pueblo y a los familiares de las víctimas que la reciben y cuentan su historia y sus hipótesis sobres las posibles causas de los suicidios. Entre medio de cada historia conocemos algunos detalles del pueblo hoy, de los que quedaron y del inclemente clima, el viento aquí también es protagonista.
Buscando una autora de mi ciudad me encontré con Leila... me gustó, probaré más adelante con otro de sus libros.
Comentar  Me gusta         120
StefiMuyMiope
 13 August 2021
"Ser alguien era algo que querían ser muchos ahí en Las Heras. Ser alguien, decían. Como si ellos, así, no fueran nadie, nada".
A fines de los 90 una ola de suicidios azotó al pueblo de Las Heras, Santa Cruz.Teorías, decenas; investigación y prevención, ninguna; ni siquiera registros; "Nadie preguntó, ni entonces ni nunca, por los suicidios".
En esta crónica, #LeilaGuerriero relata un tema de difícil discusión; nadie sabe con certeza lo que lleva a otro a tomar tremenda decisión; pero esta es la historia no sólo de los que se fueron sino también de quienes quedaron: los sobrevivientes, los que resistieron e hicieron frente a la desidia, a la política nefasta, falta de oportunidades y proyectos, prejuicios, ausencia de futuro y porvenir, falta de arraigo, pero, sobre todo, indiferencia.
Me llamó la atención, cómo la autora capta a la perfección la sensación de ser el fin del mundo, esta cuestión muy arraigada en nuestro país (podemos remontarnos hasta unitarios y federales) de que el interior está para servir a unos pocos en Bs. As.; mientras allá se disfruta de lo que las provincias producen, quienes vivimos en el interior pagamos el doble, por más que lo haga nuestro vecino (y, claramente, el vecino no recibe ese monto).
En 1986 se presentó el Proyecto Patagonia y Capital que propugnaba mover la capital del país al "Distrito Federal Viedma-Carmen de Patagones" (esta última estaría en las noticias por razones tan desdichadas como las que aquí nos ocupan) pero, como sabemos, la descentralizacion quedó truncada; "Dios está en todas partes, pero atiende en Bs. As." suelen decir...
Leila expone magistralmente una realidad común en varios pueblos y ciudades de la Nación. Sin ir más lejos, el libro se publicó en 2005, pero, aún hoy, hay muchas localidades de nuestro país sin agua potable ni gas natural; ni hablar de políticas pauperrimas o caudillistas.
"Cómo será, pensé, no verte reflejado en las noticias, no entrar nunca en el pronóstico del tiempo, en la estadística, no tener nada que ver con el resto de todo un país".
El suicidio es un tema sobre el que no se habla, se ocultan las estadísticas -supuestamente- para evitar conductas imitativas y el efecto contagio; pero los verdaderos expertos refieren que si el tema se trata con la debida responsabilidad y cuidado, por el contrario, puede servir a los fines de la prevención y desmitificación.
No debe perderse de vista que es una lamentable realidad, una problemática de salud pública y, como tal, sobre la que debería hablarse.
"Afuera el viento seguía. Seguirá siempre, me dije. No hay quién lo pare".
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
astateaine
 11 August 2021
Crónica periodística en que la autora investiga una serie de suicidios ocurridos en Las Heras un pequeño pueblo de la Patagonia argentina.
La periodista busca encontrar alguna razón que explique porque tanto hombres como mujeres (distintas edades, distintas historias familiares) del pueblo decidieron acabar con sus vidas, para ello entrevistó a los familiares sobrevivientes. A través de esas entrevistas el lector se forma una idea de la vida de los fallecidos, también de como es vivir en este pueblo aislado cuya prosperidad ha estado unida a los vaivenes de la industria petrolera.
Los habitantes del pueblo le trasmiten a la periodista la sensación de aislamiento en que viven, pero no solo aislamiento geográfico, si no también social. Ese aislamiento en que se ve como las riquezas del lugar son explotadas, pero los beneficios no quedan en el mismo.
Los suicidas del fin del mundo, es de esos libros que dejan mal al lector, que lo hacen pensar y cuestionarse muchas cosas. En él no solo se habla de los suicidios, sino también de la marginalidad, de la discriminación, de los prejuicios. de la perdida de esperanza y del conformismo. de la falta de oportunidades, de la violencia, y de tanto más. Pero todo eso no logra configurar el porqué de los suicidios, se siente en el testimonio de los familiares y amigos que esa pregunta sigue latente, y en eso hay un gran mérito de la periodista, escucha, trasmite los testimonios, expone sus impresiones, pero no trata de dar conclusiones dónde no las hay. Porque hay mucha teoría, pero no dejan de ser eso, que si esto, que si aquello.


+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Luentreletras
 15 December 2020
Este libro es una crónica periodística que nos sumerge en el pueblo de Las Heras, Santa Cruz, donde a finales de los años 90 hubieron 12 suicidios que marcaron para siempre la historia del pueblo.
Leila viajó al pueblo de Las Heras para investigar sobre esos sucesos y, a través de este libro nos acerca un poco a lo que es la vida de pueblo, y la vida en un pueblo al sur de la Argentina de no más de 8000 habitantes.Vemos cómo recibió el pueblo estás muertes, lo que se decía y se siguió diciendo en las calles, y lo que se reflejaba de todo esto en Buenos Aires.
Los suicidas del fin del mundo es un libro espléndido. Todo en él me maravilló, desde la narración a cómo la autora supo reflejar las vivencias de este pueblo de Santa Cruz. Yo había visto un poco sobre el género de la crónica periodística durante la secundaria, pero después de esta maravilla quiero empezar a leer más del género porque me parece impresionante. Es como leer un policial en la vida real, pero con un aderezo de otros géneros, no sé si me explico.
En fin, hipermegarrecomendado de mi parte. Léanlo porque son un texto y una historia increíbles.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
CeciHauff
 05 March 2020
Se trata de un libro de crónicas de una periodista argentina, Leila Guerriero, que relata un fenómeno inquietante: una ola de suicidios en Las Heras, un pequeño pueblo petrolero en el desierto de la Patagonia.
La prosa es muy clara y atrapante. Alterna entre testimonios de familiares y amigos y las vivencias de la propia autora durante su estadía, donde se enriquecen el relato y la intriga.
A mí me gustó mucho este libro. 
La selección, o el montaje que hace con el material de su investigación para elegir qué contar me parece muy acertado para enganchar al lector. 
Me gustaría seguir leyendo a esta autora, ya que este es el primero que leo de ella. Lo recomiendo.
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
revistan13 November 2019
En las Heras, pequeño pueblo petrolero de Santa Cruz, lo cotidiano era el golpe del viento -el viento aislado, terminante- y los suicidios.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (4) Añadir cita
Rosa44Rosa4424 November 2020
"Ser alguien era algo que querían ser muchos ahí en las Heras. Ser alguien, decían. Como si ellos, así, no fueran nadie, nada".

—"En cada animal que veo tirado me veo yo cuando estuve tirado".

—"Que la culpa de todo la tienen ustedes, los porteños. Si Buenos Aires tiene luz, es porque se fabrica acá. Si tienen gas, es porque lo hacemos acá.
Acá, si queremos, les cortamos el gas y sonaron. Ustedes piensan que acá
somos todos indios. Ojalá que la Patagonia fuera un país aparte.
—Sería un país rico.
—Sí, seguro. No habría que repartir nada. Ustedes los del Norte vienen, se llevan lo mejor, y los que vivimos y aguantamos acá somos nosotros. El que se va de la casa a las cinco de la mañana para ir al campo soy yo, no usted.
Usted prende la luz y tiene luz. Prende el gas y tiene gas.
Naty me hizo un gesto: que estaba borracho, que no le hiciera caso.
A mí me pareció que así, en bruto, al tipo no le faltaba razón".

"Fue muy dura mi vida. Pero la vida tiene que ser así para que sea vida, ¿no?".

"Laura, en medio del barullo, decía que no me preocupara, que lloraba de contenta porque su mamá, después de mucho tiempo, ya no trabajaba en una whiskería sino en el matadero, y ella estaba feliz con ese cambio: que mami hubiera dejado de ofrecer la carne propia para tajear carnes ajenas, animales.
Un año más tarde su madre volvería a trabajar en una whiskería pero ese día Laura no tenía cómo saberlo, y entonces lloraba. De contenta".

"Pienso que no me gustaría traer un hijo y darle una vida así, como la mía. Mi mamá tuvo que trabajar en esto para darme un plato de comida, y yo pienso por qué no somos una familia como todos. Su papá, su mamá, su casa. No: mis hermanos andan por un lado, mi papá no sé dónde, mi mamá acá".

"En Buenos Aires los diarios finalmente hablaban de suicidios: de nueve asfixiados con gas carbónico que el sábado 5 de febrero de 2005 habían sido encontrados en una hacienda de Hihashi Izu, cien kilómetros al
sudoeste de Tokio, Japón.
Nada decían de los muertos del Sur.
Y ese, ahora sí, fue el fin de todo".
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LuentreletrasLuentreletras15 December 2020
A mí nunca se me pasó por la cabeza. Pero si tenés la tendencia, y si nadie se da cuenta, podés llegar a la muerte, aunque seas joven, adolescente, adulto, tenés la tendencia suicida. Está en el inconsciente, y además como que la muerte es parte de la vida. Yo supongo que todos tenemos esa tendencia. Es que vivir cuesta, y generalmente se piensa que morir no cuesta nada.
Comentar  Me gusta         00
LuentreletrasLuentreletras15 December 2020
"Cómo será, pensé, no verse reflejado en las noticias, no entrar nunca en el pronóstico del tiempo, en la estadística, no tener nada que ver con el resto de todo un país."
Comentar  Me gusta         00
JazzBrunoJazzBruno03 May 2020
Es que vivir cuesta, y generalmente se piensa que morir no cuesta nada.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Leila Guerriero (9) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Leila Guerriero
En los últimos años, las escritoras latinoamericanas están ganando un enorme reconocimiento internacional: son finalistas y ganadoras de grandes premios; sus libros circulan cada vez más por toda la región y se traducen casi de inmediato a idiomas de países centrales como el inglés, el italiano y el francés; la crítica las señala como voces absolutamente nuevas en el panorama literario y algunas alcanzan cifras de venta inimaginables hasta hace poco. Sin embargo, aunque reconocen que algo está pasando, ninguna de las partes involucradas en este fenómeno quiere escuchar hablar de un nuevo «boom» latinoamericano... Y parecen tener razón. ¿Por qué? Para entenderlo, la periodista argentina Leila Guerriero emprendió la tarea de hablar con autoras, editores, agentes y traductores de todo el mundo. El resultado es esta iluminadora radiografía que LENGUA publicó en tres entregas. Una mirada cabal de este fenómeno tan inédito como bienvenido: la llegada de libros y autoras que empiezan a ocupar el lugar que les corresponde en la mesa literaria.
Encuentra este y otros artículos en http://revistalengua.com
Texto de Antonio Lozano narrado por Antonio Paloma Castro.Crédito Imagen ilustrativa: Max Rompo.
+ Leer más
otros libros clasificados: crónicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

¿Te atreves? Preguntas literarias que todo el mundo debería saber

¿Por qué decidió el Principito dejar su planeta?

Por orden del Rey
Porque el zorro estaba enfermo
Porque sentía que la rosa se aprovechaba de el
Porque quería conocer la Tierra

15 preguntas
318 lectores participarón
Thèmes : libros clasicos , Literatura y estudios literariosCrear un test sobre este libro