InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 9871210213
Editorial: Tusquets (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.44/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Entre 1997 y 1999, una oleada de suicidios conmovió a la pequeña localidad petrolera de Las Heras, situada prácticamente en medio de la nada y perteneciente a la provincia argentina de Santa Cruz, en la Patagonia. La mayoría de los suicidas tenían alrededor de veinticinco años y pertenecían a familias modestas, oriundas de la zona. La periodista Leila Guerriero viajó a este desolado paraje patagónico, interrogó a los familiares y amigos de los suicidas, recorrió las... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Luentreletras
 15 diciembre 2020
Este libro es una crónica periodística que nos sumerge en el pueblo de Las Heras, Santa Cruz, donde a finales de los años 90 hubieron 12 suicidios que marcaron para siempre la historia del pueblo.
Leila viajó al pueblo de Las Heras para investigar sobre esos sucesos y, a través de este libro nos acerca un poco a lo que es la vida de pueblo, y la vida en un pueblo al sur de la Argentina de no más de 8000 habitantes.Vemos cómo recibió el pueblo estás muertes, lo que se decía y se siguió diciendo en las calles, y lo que se reflejaba de todo esto en Buenos Aires.
Los suicidas del fin del mundo es un libro espléndido. Todo en él me maravilló, desde la narración a cómo la autora supo reflejar las vivencias de este pueblo de Santa Cruz. Yo había visto un poco sobre el género de la crónica periodística durante la secundaria, pero después de esta maravilla quiero empezar a leer más del género porque me parece impresionante. Es como leer un policial en la vida real, pero con un aderezo de otros géneros, no sé si me explico.
En fin, hipermegarrecomendado de mi parte. Léanlo porque son un texto y una historia increíbles.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
CeciHauff
 05 marzo 2020
Se trata de un libro de crónicas de una periodista argentina, Leila Guerriero, que relata un fenómeno inquietante: una ola de suicidios en Las Heras, un pequeño pueblo petrolero en el desierto de la Patagonia.
La prosa es muy clara y atrapante. Alterna entre testimonios de familiares y amigos y las vivencias de la propia autora durante su estadía, donde se enriquecen el relato y la intriga.
A mí me gustó mucho este libro. 
La selección, o el montaje que hace con el material de su investigación para elegir qué contar me parece muy acertado para enganchar al lector. 
Me gustaría seguir leyendo a esta autora, ya que este es el primero que leo de ella. Lo recomiendo.
Comentar  Me gusta         00
obrascitadas
 23 diciembre 2020
Luego de la ola de suicidios ocurridos entre 1997 y 1999, la periodista Leila Guerreiro viajó allí para entrevistar a la gente. El resultado de todo ese trabajo es un retrato claro y crudo de la Patagonia, de su gente y de cómo la vida se desenvuelve allí, que tiene la enorme virtud de presentar los hechos, los diálogos y las situaciones sin ofrecer juicios de valor, sin buscarle la respuesta única o la causa común a todos los suicidios.
Esta crónica es un museo vivo, fuerte y muy impactante. El recuerdo de su lectura me acompañó durante todo el año, como si algo de esa inquietud patagónica se me hubiese metido adentro.
Comentar  Me gusta         00
lamagaarg
 06 febrero 2021
Hace más de cincuenta años, en 1966, Truman Capote saltó a la fama, con "A Sangre Fría", un libro que es, a la vez, crónica periodística y obra literaria. Y la experiencia que tuve mientras lo leía, esa admiración por la objetividad y precisión con la que todo es relatado, se repitió en esta nueva lectura.
Leila Guerreiro escribe "Los Suicidas del Fin del Mundo" para contarnos una historia real, dolorosamente real, y desconocida, dolorosamente desconocida, por, creo yo, la mayoría de los argentinos: en un pequeño pueblo en la provincia de Santa Cruz, Las Heras, entre 1997 y 1999 se suicidaron alrededor de trece jóvenes entre 17 y 27 años.
La autora logra un texto que roza lo periodístico por su objetividad y precisión. En este sentido, es un libro impersonal, crudo, honesto y con momentos estremecedores, todo esto dicho en el mejor de los sentidos, ya que deja un espacio en blanco para que sea el lector quien invoque a las emociones. Cada testimonio (de los vecinos, de la autora, y hasta del clima) tiene valor para darle una voz a los suicidas que eligieron en base a la imposibilidad de elegir un futuro, en un contexto de prejuicios e indiferencia.
Cada lectura nos deja algo y, en este caso, a mí me queda inquietud por no haber escuchado nada de esto antes. Me queda un escalofrío de pensar que tenían la misma edad que yo tengo ahora. O MENOS. Y, como con A Sangre Fría, me queda admiración por la tarea de investigación y escritura que alinea periodismo y literatura de la mejor manera posible.
Enlace: https://lamagaarg.blogspot.c..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Rosa44
 24 noviembre 2020
La crónica que realiza Guerriero es atrapante e intrigante porque la continuidad de casos de suicidios ocurridos un pueblo del sur de la Argentina no tiene explicación. Su relato combina los testimonios de allegados y parientes de los suicidas; así como su propia percepción de la vida en ese lugar y el tipo de noticias que se llegan a retratar en los diarios del país. El tema es muy interesante por lo misterioso y la lectura fluye.
Comentar  Me gusta         00

Las críticas de la prensa (1)
revistan13 noviembre 2019
En las Heras, pequeño pueblo petrolero de Santa Cruz, lo cotidiano era el golpe del viento -el viento aislado, terminante- y los suicidios.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
Citas y frases (4) Añadir cita
Rosa44Rosa4424 noviembre 2020
"Ser alguien era algo que querían ser muchos ahí en las Heras. Ser alguien, decían. Como si ellos, así, no fueran nadie, nada".

—"En cada animal que veo tirado me veo yo cuando estuve tirado".

—"Que la culpa de todo la tienen ustedes, los porteños. Si Buenos Aires tiene luz, es porque se fabrica acá. Si tienen gas, es porque lo hacemos acá.
Acá, si queremos, les cortamos el gas y sonaron. Ustedes piensan que acá
somos todos indios. Ojalá que la Patagonia fuera un país aparte.
—Sería un país rico.
—Sí, seguro. No habría que repartir nada. Ustedes los del Norte vienen, se llevan lo mejor, y los que vivimos y aguantamos acá somos nosotros. El que se va de la casa a las cinco de la mañana para ir al campo soy yo, no usted.
Usted prende la luz y tiene luz. Prende el gas y tiene gas.
Naty me hizo un gesto: que estaba borracho, que no le hiciera caso.
A mí me pareció que así, en bruto, al tipo no le faltaba razón".

"Fue muy dura mi vida. Pero la vida tiene que ser así para que sea vida, ¿no?".

"Laura, en medio del barullo, decía que no me preocupara, que lloraba de contenta porque su mamá, después de mucho tiempo, ya no trabajaba en una whiskería sino en el matadero, y ella estaba feliz con ese cambio: que mami hubiera dejado de ofrecer la carne propia para tajear carnes ajenas, animales.
Un año más tarde su madre volvería a trabajar en una whiskería pero ese día Laura no tenía cómo saberlo, y entonces lloraba. De contenta".

"Pienso que no me gustaría traer un hijo y darle una vida así, como la mía. Mi mamá tuvo que trabajar en esto para darme un plato de comida, y yo pienso por qué no somos una familia como todos. Su papá, su mamá, su casa. No: mis hermanos andan por un lado, mi papá no sé dónde, mi mamá acá".

"En Buenos Aires los diarios finalmente hablaban de suicidios: de nueve asfixiados con gas carbónico que el sábado 5 de febrero de 2005 habían sido encontrados en una hacienda de Hihashi Izu, cien kilómetros al
sudoeste de Tokio, Japón.
Nada decían de los muertos del Sur.
Y ese, ahora sí, fue el fin de todo".
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
LuentreletrasLuentreletras15 diciembre 2020
A mí nunca se me pasó por la cabeza. Pero si tenés la tendencia, y si nadie se da cuenta, podés llegar a la muerte, aunque seas joven, adolescente, adulto, tenés la tendencia suicida. Está en el inconsciente, y además como que la muerte es parte de la vida. Yo supongo que todos tenemos esa tendencia. Es que vivir cuesta, y generalmente se piensa que morir no cuesta nada.
Comentar  Me gusta         00
LuentreletrasLuentreletras15 diciembre 2020
"Cómo será, pensé, no verse reflejado en las noticias, no entrar nunca en el pronóstico del tiempo, en la estadística, no tener nada que ver con el resto de todo un país."
Comentar  Me gusta         00
JazzBrunoJazzBruno03 mayo 2020
Es que vivir cuesta, y generalmente se piensa que morir no cuesta nada.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Leila Guerriero (4) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Leila Guerriero
Textos de la escritora argentina Leila Guerriero.
otros libros clasificados: crónicaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG





Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
99 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro