InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de librossiemprelibros


librossiemprelibros
09 febrero 2020
Me había hecho una idea diferente con respecto a este libro. Para empezar, no esperéis una novela policiaca, tal y como está clasificada, o thriller; es terror, misterio, trama fantasmal que, a veces, consigue impactar aunque, personalmente, no he sentido miedo en los capítulos en los que algo sobrenatural les ocurría a nuestros protagonistas.

A través de la voz en primera persona del matrimonio formado por Mark y Steph, nos adentraremos en la “mala racha” que atraviesa el matrimonio desde que les entraron a robar en casa. No se sienten seguros y, además, Mark, años mayor que Steph, tiene un pasado que lo sigue atormentando (su hija, fruto de su anterior matrimonio, murió “por su culpa” con solo 7 años).

La economía no es muy boyante, por lo que viajan a París dejando a su hija de dos años con los padres de Steph a un piso de intercambio con otra pareja, los misteriosos Petit, que no aparecen ni llegan a habitar su casa, mientras que el piso de París es, además de horrible, viejo y anticuado, extraño. Pronto descubrirán que ahí hay gato encerrado; un suceso del pasado que se descubre hacia el final del libro, cuando el matrimonio vuelve con su hija a casa, y que cargó al edificio de energía negativa. Ya será demasiado tarde. Tal y como les dijo la vecina okupa, “se ha ido con vosotros”.

Es entretenida y ágil. Se lee del tirón y con facilidad. Hay momentos en que te sientes un poco perdido y no sabes cómo va a continuar todo, lo cual engancha, pero finalmente está todo bien atado. El final es desconcertante aunque se veía venir. Ligera lectura para el verano.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES