InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de sanhezped


sanhezped
30 marzo 2020
Noah Gordon es un escritor judío con una característica común en todos sus libros: sus protagonistas son judíos, y nos muestra sus costumbres y ritos, tanto en la actualidad como en la antigüedad. Y mayoritariamente tienen como protagonista un médico.
La bodega es la excepción, porque no aparece ni un solo personaje judío en toda la acción. Lógico, pues estamos hablando de mediados del siglo XIX en España y de una población de Cataluña.
Tampoco aparece ningún médico en toda la novela, pues la medicina no tiene interés en la narración.
Afincado en España, este libro es un canto al pueblo español, a sus culturas y a sus gentes. Ya en El último judío, parte de la acción transcurría en España. Pero aquí, salvo un breve momento en que se nos describe la vida del protagonista en un pueblo francés cercano a Cataluña, toda la acción transcurre en España, tanto en Cataluña como en Madrid
Por menos que lo que se nos narra aquí, muchos libros son considerados Novela Histórica. Y esta en parte lo es, pues nos muestra un periodo concreto de la historia de España, del que por cierto tengo que reconocer que mi desconocimiento es casi absoluto, pues se nos narra el inicio de las guerras carlistas tras la expulsión de España de la reina Isabel, del asesinato del general Prim y de la llegada al trono del rey Alfonso XII.
Pero eso es solo el contexto histórico, el marco en el que se desarrolla la novela, porque lo fundamental no es esa trama histórica, sino el vino.

¿Te gusta el vino, su cultura, su mundillo? Pues entonces este libro te encantará. No vayas a pensar que es un libro para entendidos, ni que te atosigará con datos y más datos sobre el tipo de uvas y demás detalles técnicos.

Lo que te mostrará es todo el amor que puede tenerse a una labor bien hecha, al propósito de lograr un vino realmente bueno, a la lucha para conseguirlo, al modo de hacerlo.
Y evidentemente aquí me toca el libro un poquito los genes, pues es un canto no al campo, ni a la vida del campo, ni al amor a la tierra (aunque también), sino al afán de superación, al trabajo bien hecho, a superar lo que hicieron nuestros padres, a mejorar aquello que la tierra nos da.
Y digo lo de los genes, porque mi abuelo fue agricultor platanero. Y aunque yo sea un ser nacido y criado en la ciudad, no puedo evitar el amor no tanto al campo, sino a cultivar cosas, a verlas crecer, a luchar porque crezcan y se desarrollen.
Un día mi madre me vio arrancando unas malas hierbas del huerto (si, aunque pequeñito tengo un huerto con el que disfruto) y golpearlas contra el suelo para quitar de sus raíces la tierra y dejarla en el huerto. No pudo evitar el decirme: "Acabo de ver a tu abuelo. Lo hacía exactamente así". Pero yo nunca se lo vi hacer a mi abuelo, por eso digo lo de los genes.
Por motivos profesionales (la empresa en la que trabajaba tiene bodegas y una o dos veces al año las visitaba con clientes), conozco un poco el mundillo del vino, de cómo se elabora hoy día un buen vino, desde su fermentación hasta su acabado final en las barricas y la importancia que estos tienen.
Y con lo complejo que es el sistema, facilitado hoy día por las grandes cubas metálicas en que puede mantenerse la temperatura de la fermentación de un modo sencillo y exacto, me parece casi un milagro que pudiera hacerse un buen vino hace años.
Y esto es lo que nos narra un libro, como pasar de un caldo que solo se utilizaba para vinagre, a conseguir un vino de altísima calidad. Con mimo, con paciencia, con dedicación, con gran amor por lo que se está haciendo.
Decía por eso que este libro es un canto a la superación, a no conformarse con lo que la vida de nuestros padres nos ha destinado, sino luchar y trabajar por conseguir nuestro sueño


Creo que ha quedado muy claro que es un libro que os recomiendo vivamente, porque disfrutaréis de un ritmo ágil, una lectura y una manera de escribir sencilla, muy comprensible y atractiva.
No es solamente el mundo del vino, sino toda la cultura catalana. Es muy interesante el mundo de los Castells (esas torres humanas de varios pisos de hombres unos encima de otros) que también nos describe.
Y todo de la mano de un hombre que acaba de cumplir los 81 años cuando publicó esta novela, desde los cuales no nos da una imagen desencantada y desengañada de la vida, ni una visión irónica del que ha visto demasiados sueños rotos, ni una visión del que ha visto la maldad.
Ni mucho menos, es la visión de un hombre que aún tiene fe en la humanidad, que mantiene intactas sus ganas de vivir y de disfrutar de la vida, de un hombre que ama España, que ama el vino.
Enlace: http://www.elbuhoentrelibros..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}