InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

E. H. Gombrich (Otro)
ISBN : 0714856622
Editorial: Phaidon Spanish Distributor (10/09/2013)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
El libro de arte más célebre y popular de todos los tiempos, La historia del arte ha sido un éxito de ventas internacional durante más de medio siglo, y se ha traducido a 34 idiomas
• Presenta la historia del arte en forma de discurso narrativo, «una cadena viva que aún hoy comunica la época contemporánea con la época de las pirámides»
• Su popularidad sigue vigente por el estilo directo y sencillo y la habilidad del autor para hacernos llegar el mensa... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
DrEnder
 19 febrero 2021
Cuando uno busca libros con los que poder iniciarse en historia del arte, rara es la vez en que este volumen no está en una de las primeras posiciones de la lista. Numerosos historiadores del arte lo recomiendan por su sencillez, su claridad y su amena lectura como uno de los manuales básicos de acercamiento a la materia. Ernst Hans Josef Gombrich fue un historiador del arte británico de origen austriaco que escribió este libro en 1950 y que fue actualizándolo sucesivamente hasta su muerte en 2001. Si queremos desentrañar las razones del éxito de este libro la primera pista la encontramos en el propio título, pues en La historia del arte, el artículo es de suma importancia. Lo que el autor pretende no es escribir un manual técnico al uso sobre un campo de estudio sino desarrollar un relato histórico de la evolución del arte en la sociedad humana desde la prehistoria hasta nuestros días. Este libro no trata de Historia del arte sino de la historia del arte. Y aunque, como es lógico, menciona y detalla las diferentes corrientes artísticas y a sus principales miembros y características, no es un catálogo lleno de entradas ordenadas de forma cronológica, sino de la narración de un relato que pone su punto focal en el arte mientras recorre la historia de la humanidad. No es la intención de Gombrich enseñar al lector las características arquitectónicas del Románico o las diferencias técnicas entre el expresionismo y el impresionismo sino sumergirlo en el apasionante viaje de la humanidad en busca del concepto mismo de “arte”.
La preocupación de Gombrich a lo largo de todo el libro es hacer entender de la forma más clara y amena posible la concepción del arte que tenía el hombre en cada periodo histórico. La historia del arte y sus corrientes no es una historia lineal llena de hitos que deben ser superados para comenzar la siguiente etapa. El Barroco no surgió al día siguiente de la desaparición del Gótico y Velázquez no tenía la visión global que ahora poseemos y que lo ubica fácilmente en la historia como influenciado e influyente. Gombrich indaga en las razones que llevaron a cada artista a hacer lo que hizo, enmarcando sus acciones y por tanto su obras dentro de una época y contexto concreto y relacionándolas con las que vinieron antes y las que vendrían después. Según él, para apreciar una obra no es tan necesario conocer sus valores técnicos como conocer el contexto en que nació, de dónde venía el artista que la realizó y qué le indujo a llevarla a cabo. Quizás fuese un encargo, o una forma de rebelarse contra la sociedad que le tocó vivir, o puede que fuera sencillamente el criterio funcional el único que el artista tuvo en mente en el momento de la creación. Es por tanto necesario conocer el contexto de una obra para ser capaz de desentrañar sus secretos. Desde este punto de vista se hace difícil valorar una obra como mejor o peor que otra y se aprende a valorarla por su propia significación más que por comparación.
Conforme avanza con su historia que va ilustrando con fotografías de las obras que menciona en el texto, Gombrich va saltando regularmente hacia atrás y hacia delante, recordando obras que ha enseñado anteriormente y volviendo a ponerlas en contexto a la luz de los nuevos conceptos abordados. Da así como resultado una visión orgánica de la historia del arte que queda lejos de las corrientes estancas que podemos leer en otros manuales. Prueba de ello la tenemos sin ir más lejos en la relación de capítulos del libro que, lejos de estructurarse según corrientes artísticas lo hace por criterios temporales y geográficos dando lugar a evocadores títulos que reflejan mucho mejor el espíritu de la obra como: “Arte para la eternidad”, “Conquistadores del mundo”, “El espejo de la naturaleza” o “Revolución permanente”.
La historia del arte de Gombrich evoluciona desde un grupo de artesanos que con gran maestría técnica trabajaban dentro de encorsetados estilos hasta artistas buscados precisamente por su capacidad de ser diferentes a los demás. Algo que hoy en día podría parecernos totalmente normal, que un artista tenga un estilo propio que refleje en su obra, supuso un arduo recorrido lleno de artistas enfrentándose a lo establecido. Una larga lucha desde el arte egipcio en que el artista pinta lo que sabe hasta el siglo XIX en que el artista aprende a pintar lo que ve y hasta el momento actual en que el artista es capaz de hacer arte por el mero hecho de hacerlo. El arte como forma de expresión, con un valor en sí mismo que refleja la personalidad del propio autor. Sorprendentemente, nos cuenta Gombrich, el desarrollo del arte tiene un carácter circular que relaciona directamente la profunda importancia y significación personal que tiene una obra para una artista hoy en día con la que tenían los trazos de una gacela en la pared de una cueva para el hombre prehistórico.
La historia del arte de Gombrich evoluciona desde un grupo de artesanos que con gran maestría técnica trabajaban dentro de encorsetados estilos hasta artistas buscados precisamente por su capacidad de ser diferentes a los demás. Algo que hoy en día podría parecernos totalmente normal, que un artista tenga un estilo propio que refleje en su obra, supuso un arduo recorrido lleno de artistas enfrentándose a lo establecido. Una larga lucha desde el arte egipcio en que el artista pinta lo que sabe hasta el siglo XIX en que el artista aprende a pintar lo que ve y hasta el momento actual en que el artista es capaz de hacer arte por el mero hecho de hacerlo. El arte como forma de expresión, con un valor en sí mismo que refleja la personalidad del propio autor. Sorprendentemente, nos cuenta Gombrich, el desarrollo del arte tiene un carácter circular que relaciona directamente la profunda importancia y significación personal que tiene una obra para una artista hoy en día con la que tenían los trazos de una gacela en la pared de una cueva para el hombre prehistórico.
La última actualización de este libro fue en 1994. No puede esperar por tanto el lector encontrar aquí las últimas tendencias en arte, pues en cualquier caso tampoco fue este nunca su objetivo. Pero que esto no sea motivo para alejar al lector de esta obra pues como el propio autor recalca la historia del arte es al fin y al cabo solo eso, historia. Y esta está formada por los artistas que pasaron, los problemas que encontraron y las soluciones a las que llegaron sus sucesores y que sirvieron para crear nuevas formas de entender el arte. Cuanto más nos acercamos al momento presente más difícil resulta ver las cosas con la perspectiva adecuada y valorar de forma completa la obra de un artista. La historia del arte es pues el libro ideal para todo aquel que esté interesado en la materia. A lo largo del libro Gombrich va dejando caer pequeñas migajas, abriendo diferentes salidas que el lector interesado puede tomar para ahondar más en el tema que más le llame la atención. Es la introducción perfecta que puede hacer que alguien que no tenga interés en el arte acabe completamente enamorado y quien ya lo tenía quede atrapado sin posibilidad de escape.
Enlace: https://quienvigilaaldrender..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: arteVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

cuanto sabes de boulevard

cual era el apodo que le puso la prima de luke

patetico
pushi
lu
howland

12 preguntas
220 lectores participarón
Thème : Boulevard de Flor M. SalvadorCrear un test sobre este libro