InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Gemmaentrelecturas


Gemmaentrelecturas
18 June 2022
Cada vez se lee menos y la Historia se reescribe más, por eso estos libros que se aprecia detrás la documentación, el rigor y el intento por ser lo más veraz posible en diálogos y escenas fabuladas, donde aprendes según van cayendo las hojas, son tan recomendables. Esta novela se aleja de la leyenda rosa y la oscura sobre la relación de Pizarro y Atahualpa. 
Cuando una lectura se impone, no se disfruta, y creo que eso nos sucedió a todos con la Historia, pero cuando coges obras como esta, aprender resulta tan sencillo. Las cifras no engañan, leí hace poco en un artículo que decía, la novela histórica es el género que más se lee en España. Se mira con recelo por intelectuales, porque según ellos la fabulación altera la realidad, yo no lo creo, se aprende, por ejemplo, leyendo Lágrimas de oro, se coge una idea del odio sanguinario entre dos hermanos, Atahualpa, que ansiaba gobernar Quito, y Huáscar, que se encontraba en Cusco, heredó todo el reino Inca del padre, y no quería repartir con un medio hermano. ¿Es cierta esta relación? Así lo cuentan las crónicas, fabulada, se recuerda mejor.





                Y quizá sea cierto que me gustan estas lecturas por ciertas fruslerías que descubro, por ejemplo, Inca Huayna Cápac, Hijo del Sol, tuvo quinientos hijos, yo que con dos confundo a uno y otro en los nombres, con esa cantidad, madre del amor hermoso. Gil Soto sorprende en este sentido con la capacidad de crear personajes y recrear la forma de vida de la época, personajes reales e imaginados se mezclan dentro de la historia encontrando el equilibrio perfecto y haciendo dudar al lector, cuál es de ficción.
Lo que más me gusta de la obra es que el ambiente es tan verosímil que parece una crónica de la época. Y he recordado cuando estudiaba a Francisco Pizarro en el colegio, pero ojalá me lo hubiesen contado con la pasión de Gil Soto, sus orígenes y sus hermanos, sus compañeros de viajes y aventuras, sus socios y amigos, las traiciones, las envidias, los miedos y las penurias.





Y los que os adentréis en su lectura también tenéis un collar robado, una joya inca, la Guardia Civil habré una investigación de dimensiones internacionales. Nos presenta la realidad del mercado negro de obras de arte. Aunque por una vez, raro en mí, el misterio y la búsqueda de esta joya, no centra mi foco de atención, fue la aventura de la conquista del imperio incaico por Pizarro y sus hombres, y una mujer, Inés.   
                La novela histórica es una novela para reflexionar. En un momento de la novela, se señala, lo importante que era para Pizarro que, tanto él como sus hombres, aprendieran el idioma nativo, no solo que los nativos aprendieran el castellano, la figura de Martín, conocido como Martinillo. Y ya para terminar, en la página 546, la ruina de toda riqueza, la perdida del sentido común, la riqueza y sus efectos adversos, «Mire vuestra merced que hace una semana se la hubiese vendido por dos pesos, pero hace una semana no llevabais en la faltriquera más de tres o cuatro y hoy, estoy seguro, lleváis mil». Y añadí Pizarro, «Tenemos muchos maravedíes, pero no valdrán nada de nada si una capa vale cien pesos, ¿comprender?». «No soy hombre de mucho pensar». Y así nos sigue yendo.
 
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más