InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Las mejores frases de Tormenta de espadas (17)

Deadwish
Deadwish 26 noviembre 2018
Demasiadas caras nuevas. Demasiados jugadores nuevos. Mientras me pudría en la cama el juego ha cambiado y nadie me va a explicar las reglas.
Comentar  Me gusta         40
ingbazapata
ingbazapata 05 enero 2019
La próxima vez que me pegues, te ataré las manos a la espalda-le dijo-. La próxima vez que intentes escapar, te ataré los pies. Chilla, grita o vuelve a morderme, y te pongo una mordaza. Podemos montar los dos, o puedo llevarte tirada a la grupa del caballo como una cerda para el matadero. Tú eliges.
Comentar  Me gusta         10
patriciamiranda782
patriciamiranda782 10 mayo 2020
El tonto más grande es a veces más inteligente que los hombres que se ríen de él.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Estoy seguro de que extrañáis muchísimo a vuestro padre. Lord Eddard era un hombre valiente, honrado, leal… Pero, como jugador, un completo desastre —Se llevó la semilla la boca con el puñal—. En Desembarco del Rey hay dos tipos de personas: los jugadores y las piezas.
—¿Yo era una pieza? —Temía la respuesta, pero se la imaginaba.
—Sí, pero eso no tiene por qué preocuparos. Todavía sois casi una niña. Todo hombre y toda doncella empiezan siendo piezas, aunque algunos se crean jugadores.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Cállate, Cercei. Joffrey, cuando tus enemigos te desafíen, debes responderles con acero y fuego. Pero cuando se pongan de rodillas, debes ayudarlos a levantarse. De lo contrario, nadie volverá a arrodillarse ante ti. Y si alguien tiene que decir «Yo soy el rey», es que no eres el rey. Aerys no lo llegó a entender, pero tú lo entenderás. Cuando haya ganado la guerra en tu nombre, restauraremos la paz del rey y la justicia del rey.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Eres mío —susurró—. Eres mío, igual que yo soy tuya. Si tenemos que morir, moriremos. Todos los hombres mueren, Jon Nieve. Pero antes vamos a vivir.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Dejad de decirme lo que tengo que hacer, moza. Me moriré si me place.
—¿Tan cobarde sois?
El mero sonido de la palabra lo conmocionó. Él era Jamie Lannister, caballero de la Guardia Real, el Matarreyes. Jamás lo habían llamado cobarde. Otras cosas, sí: renegado, mentiroso, asesino… Decían que era cruel, traicionero y despiadado. Pero cobarde, jamás.
—¿Qué puedo hacer, aparte de morir?
—Vivir —replicó—. Vivir, pelear y vengaros.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
La mano le ardía.
Le seguía ardiendo mucho tiempo después de que se apagara la antorcha con la que le habían quemado el muñón sanguinolento, días y días después; todavía sentía la lanzada del fuego en el brazo, y sus dedos, los dedos que ya no tenía, se retorcían en las llamas.
Ya lo habían herido antes, pero nunca de aquella manera. Jamás había imaginado que se pudiera sentir dolor. A veces, sin que supiera por qué, se le escapaban de los labios antiguas oraciones, plegarias que había aprendido de niño y que no había vuelto a recordar en años, las mismas que había rezado, arrodillado junto a Cercei, en el septo de Roca Casterly. En ocasiones llegaba incluso a llorar, hasta que oyó que se reían los titiriteros. Aquello hizo que se le secaran los ojos y se le muriera el corazón, y en sus oraciones pidió que la fiebre le quemara las lágrimas.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Te escondes detrás de la cortesía como si fuera la muralla de un castillo.
—La cortesía es la armadura de una dama.
Comentar  Me gusta         00
Galena
Galena 19 abril 2019
—Mi reina —respondió el hombretón con voz pausado—, todo lo que decís es verdad. Pero, en el Tridente, Rhaegar perdió. Perdió la batalla, perdió la guerra, perdió el reino y perdió la vida. Las aguas del río se llevaron su sangre, junto con los rubíes de su coraza. Robert el Usurpador cabalgó sobre su cadáver y robó el Trono de Hierro. Rhaegar luchó con valentía; Rhaegar luchó con nobleza. Y Rhaegar murió.
Comentar  Me gusta         00




    Comprar este libro en papel, epub, pdf en

    Amazon ESCasa del libro





    Test Ver más

    Canción de hielo y fuego

    ¿En qué año se publica el primer tomo de esta saga?

    1995
    1996
    1997
    1998

    25 preguntas
    72 lectores participarón
    Thème : Canción de Hielo y Fuego: 1. Juego de Tronos de George R. R. MartinCrear un test sobre este libro
    {* *}