InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : B07TVKLTX2
Editorial: Kakao Books - Libros por la Diversidad (02/07/2019)

Calificación promedio : 4.25/5 (sobre 20 calificaciones)
Resumen:
Cuando Liza conoce a Annie en un museo de Nueva York, no sabe qué pensar de esa chica tan extraña a la que le gusta cantar, las leyendas artúricas y las plantas… pero sabe que se siente muy cerca de ella. La amistad entre Liza y Annie pronto se convertirá en algo muy, muy especial, pero también extraordinariamente complicado.

El libro Annie en mis pensamientos, de Nancy Garden, es un clásico en la ficción juvenil lésbica. Narra la historia de amor de ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (19) Ver más Añadir una crítica
Celeste_Cruz
 16 agosto 2021
Liza es una chica de diecisiete años cuyo sueño es ser admitida en el MIT, una prestigiosa universidad, para estudiar arquitectura. Buscando inspiración en el Museo de Arte de Nueva York para un trabajo se topará con Annie, una chica alegre, divertida y con un punto infantil que enseguida atraerá su atención y con quien iniciará una conversación que las llevará a convertirse en mejores amigas. A partir de ese momento se volverán inseparables y comenzaran a pasar mucho tiempo juntas, por lo que pronto se dan cuenta de lo bien que encajan, de todo lo que tienen en común y de lo a gusto que se sienten la una con la otra. Por eso, cuando Liza se percate de que sus sentimientos por Annie van más allá de lo que deberían, no puede evitar asustarse ante su propia intensidad. ¿Qué pasaría si lo que siente por ella no es solo amistad?
Tenía muchísimas ganas de adentrarme en una novela donde la relación principal fuera sáfica porque aunque me encantan las parejas gays, siento que no se le da suficiente relevancia ni protagonismo al amor entre chicas, algo que me parece terrible (a la par que comprensible porque es evidente que dos chicos venden mucho más). Honestamente, cuando empecé este libro tan solo esperaba una relación cuqui entre dos muchachas adolescentes, pero me encontré muchísimo más. La historia está narrada desde el punto de vista de Liza por lo que podemos ver cómo poco a poco se va enamorando de Annie y los estragos que este descubrimiento hacen en ella. En el momento en el que está ambientada la novela (fue publicada por primera vez en 1982), el amor entre personas del mismo género es poco más que una aberración por lo que no será fácil que Liza se admita a sí misma lo que siente. Sobre todo porque ella nunca ha tenido ningún indicio de que pudieran gustarle las chicas, lo que hace que su aceptación sea aún más difícil. Para más inri, sabe que sus sentimientos no van a ser comprendidos y, al mismo tiempo, tiene miedo de lo que pueda pensar la propia Annie. Ambas chicas se enfrentan a su sexualidad desde dos perspectivas diferentes y este contrapunto le da mayor interés a la historia y hace que el lector pueda adentrarse mejor en dos formas distintas de afrontar el hecho de que les guste alguien de su mismo sexo. Por un lado, tenemos a Liza que es la que más tiene que batallar para asumir que le gustan las mujeres. Su proceso de autodescubrimiento es lento y lleno de miedo, miedo ante el qué dirán y cómo reaccionaran los demás y sobre todo miedo hacia sí misma porque debido a los prejuicios no puede evitar pensar que sus sentimientos son erróneos. Además, tiene reflexiones muy interesantes al respecto, tratando de entender por qué lo que ella percibe como algo hermoso (estar enamorado de Annie) a su vez le parece tan "antinatural" e incorrecto. Normalmente, al menos en las novelas que he leído yo con personajes LGTB, aunque los protagonistas pasen por este proceso de autodescubrimiento no suele ser tan traumático, en el sentido de que los problemas de no ser hetero suelen venir del exterior, no del propio protagonista. Sin embargo, aquí Liza es la primera que tiene muchos prejuicios al darse cuenta de que es lesbiana y ver su propia deconstrucción ha sido de lo más interesante de la novela.
Por otro lado tenemos a Annie. Como ella explica, llevaba tiempo intuyendo que no era hetero y que sentía atracción por las chicas, pero no fue hasta conocer a Liza y entablar una amistad tan cercana con ella que no confirmó sus sospechas. al contrario que para Liza, para Annie no es tan problemático aceptar sus propios sentimientos y será ella la que "tire" de su relación y la que lo exprese con más naturalidad. Me ha gustado mucho ver el contraste entre ambas y cómo se ayudan y se enfrentan a sus sentimientos y a su construcción de pareja. Asimismo, de entre todos los mensajes tan bonitos que transmiten, quiero destacar uno que no suele verse en novelas juveniles de romance y es que tanto Liza como Annie tienen sus propios sueños y para realizarlos tienen que separarse. A pesar de ello, en ningún momento deciden renunciar a ellos por la otra ni tampoco se piden mutuamente que lo hagan para seguir juntas. Tienen claro que se quieren y que quieren estar juntas, pero también saben que su amor no debe ser un impedimento para no cumplir sus metas, aunque tengan que estar lejos para ello, y eso es algo que he apreciado mucho porque por lo general en esta clase de historias suele pregonarse lo contario.
Otro tema que toca la autora y que también ha sido de mis favoritos es el sexo. al igual que he comentado acerca de que en otras novelas LGTB que he leído no se profundiza demasiado en los prejuicios que puedan tener los propios personajes del colectivo al descubrir que lo son, en lo referente al sexo normalmente su trato también queda en la superficie, tocando los clichés típicos de la primera vez que uno se enfrenta a ello. No obstante, en esta ocasión contamos con el factor de que a Liza tener sexo con una mujer le parece repulsivo por el simple hecho de que todavía es incapaz de gestionar que le gustan las mujeres, por lo que por más que se sienta atraída por su novia y quiera llegar a un nivel mayor de intimidad, en el fondo le repele ir más allá de los besos porque no deja de sentir que está mal, que es incorrecto a muchos niveles. Así pues, esta novela es mucho más que un romance lésbico; la autora pone sobre la mesa un montón de temas que por ahora suelen pasar bastante desapercibidos en libros dirigidos al público juvenil y que me parecen muy importantes y no entiendo por qué no se tratan más. También es de especial relevancia el hecho de que, pese a ser ficción, está basada en las vivencias de la autora, lo que ayuda a que llegue todavía mejor al lector y podamos entrar con fuerza dentro de sus páginas y empatizar con los personajes, sus pensamientos, sentimientos y experiencias.
Además de Liza y Annie también hay muchos más personajes relevantes en esta historia sin los cuáles no sería la misma. Quiero destacar a dos de las profesoras del instituto de Liza, Ms. Stevenson y Ms. Widmer, de quienes no puedo contaros mucho porque es mejor que las descubráis por vuestra cuenta, pero sí me gustaría deciros que ojala todos los institutos tuvieran maestras como ellas porque serían un lugar mejor. En cuanto a la estructura del libro, se divide en la narración del presente con una Liza adulta que le escribe cartas a Annie y la narración del pasado, donde se nos cuenta cómo se conocieron e iniciaron su relación. La pluma de Garden es dulce y destila inocencia, igual que sus protagonistas y su forma de comportarse y ver el mundo. Es un estilo muy simple y bonito que acuna a la perfección la historia que le está transmitiendo al lector. Debo decir que Annie en mis pensamientos te hace sufrir, y mucho, debido a ciertos acontecimientos nacidos de la intolerancia. Pero, aun así, lo importante es quedarse con el mensaje positivo: que el amor que se profesan es mucho más fuerte que el odio que reciben por ello.
Annie en mis pensamientos es una obra que hay que leer, especialmente si disfrutáis de las novelas con representación o si queréis leer específicamente una historia de amor protagonizada por dos mujeres. Es dura, sí, pero al mismo tiempo deja una sensación cálida en el corazón que seguro que permanece con vosotros por mucho que pase el tiempo.

Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Dyalia
 11 mayo 2021
Es una historia muy necesaria con un mensaje muy potente, por eso se lleva las cuatro estrellas, si hubiese sido únicamente por los personajes y la historia de amor... creo que hubiese acabado con tres estrellas como máximo, porque ha habido aspectos que no me han convencido, ni he terminado de conectar con las protagonistas porque las notaba distantes con el lector.
Primero de todo, se trata de un libro con dos protagonistas lesbianas publicado en la década de los '80, he leído que, en los años siguientes, el libro fue prohibido en varios Estados, así como que en algunos incluso llegaron a quemar todos los ejemplares que pillaban. En la década de los '80. Hace apenas cuarenta años. Quemar y censurar libros por el mero hecho de hablar abiertamente de la sexualidad de sus protagonistas, de una manera tan perfecta que podría ayudar a personas que se encuentren en esa misma situación de dudas y confusión. Pero no, porque el resto siempre se sienten con el derecho de censurar y arrancar aquello que consideran "indigno", "indecente", "enfermo", "una fase"... ¿Por qué es tan complicado aceptar una situación tan natural como es el amor? Y sí, las protagonistas tampoco consiguen entenderlo, el porqué tienen que esconderse, por qué sienten vergüenza al darse la mano en público, por qué temen en contárselo a sus padres, por qué sienten esa confusión de si es real lo que sienten la una por la otra, por qué, sencillamente, no pueden amar libremente como lo hacen dos personas de géneros contrarios.
Y también he leído en varias reseñas que muchas personas consideran que este libro perfectamente podría haber sido publicado ayer y no hace cuatro décadas, porque las reacciones en sociedad son las mismas, pero yo no estoy de acuerdo. Sí, queda un trecho demasiado grande que recorrer aún, queda mucho por aprender y muchos insultos que quitar del vocabulario de miles de personas que se sienten con el derecho de juzgar, muchas muecas que borrar de rostros ajenos y también mucha aceptación. Pero hemos avanzado como sociedad, con pasos pequeños, pero que en realidad son enormes para el colectivo: la legalización del matrimonio homosexual en 30 países del mundo, casi el mismo número de países aceptan la adopción de niñes a parejas del mismo género, la concienciación global, la educación en el respeto, la improcedencia en despidos cuando se debe a la orientación sexual de la persona... Son pequeños detalles, pero grandes pasos para ir avanzando hacia esa deseada igualdad. Así que no, no estoy de acuerdo con que la historia de Annie y de Liza pudiese ser la misma en la actualidad, dependiendo de las personas que las rodeasen, dolería más o menos, sería más complicado o menos, habría una confusión mayor o menor, pero... quiero creer que no habría habido tanta injusticia y crueldad, aunque quizás es que soy una ingenua que intenta creer que el mundo puede ser bueno.
Por eso, por la realidad que hay entre las páginas de esta historia en el momento que viven las protagonistas, por los sentimientos de injusticia que me llenaban la boca de palabras malsonantes para cualquiera de los personajes secundarios, por lo perfectamente bien que se relatan los sentimientos de las protagonistas, de entender sus sentimientos, sus emociones, de descubrirse la una a la otra, de querer aprender, aunque la vergüenza las invada, por el miedo a hablar de ello fuera de la burbuja que las rodea, por los colmillos y garras de los demás, por cómo refleja la realidad y cómo la sociedad duele y empuja, no comprende ni quiere hacerlo. Por escribir una historia tan jodidamente necesaria en un mundo tan perdido, se merece las cuatro estrellas. Se merece que las personas le den voz y que, aquellos que no entienden, comprendan que el amor no entiende de géneros, que una pareja homosexual no influencia a las generaciones venideras, que cada uno nace y siente lo que su corazón de dicta, que no están confundidos, ni enfermos, ni necesitan terapia... solo dejarlos ser y amar.
Lo que no ha terminado de hacer redonda esta historia ha sido mi relación con las protagonistas y la manera en que surge su romance. Ese flechazo tan directo, esas palabras tan llenas de amor cuando apenas se conocen de unos días, esas miradas directas cuando ni siquiera conocen sus reacciones y los pasos tan rápidos que dan, en el punto de que la amistad es apenas un parpadeo y de pronto ya se consideran amantes, ya se quieren con tanta fuerza que el pecho les explota y el aliento se detiene. Me ha faltado ese slowburn lleno de ternura, de momentos y de sonrisas veladas. Como también las propias protagonistas no me han terminado de conquistar en sí mismas, son huidizas y distantes, entre ellas no, pero sí con el lector, y me ha faltado conocerlas un poquito mejor, saber de los detalles que las conforman, de sus familias y sus gustos, no solo siendo la una con la otra, sino como cada una de ellas en sí misma.
De todas formas, a pesar de mi extraña relación con Liza y Annie, este libro merece ser leído, merece mucho más reconocimiento del que tiene y merece destacar hasta que, esta clase de miedos, de dudas y de pasos tambaleantes en una relación, solo se conviertan en una historia del pasado.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Marta_11TCELS
 06 julio 2019
Participé en el crowdfunding a través de Verkami que hizo la editorial en su día, adquirí la recompensa en papel y esperé ansiosa a que llegara. No hay duda alguna en que Kakao Books ha hecho un gran esfuerzo puliendo hasta el más mínimo detalle, la edición es una auténtica obra de arte y todo va en consonancia con la historia, hasta la ilustración de la portada.
La novela apenas me ha durado una mañana, engancha desde el principio y los últimos capítulos te mantienen en vilo.
Tenemos a dos adolescentes: Annie y Liza, conoceremos toda la historia a través de esta última. Liza está recordando la historia de cómo se conocieron. Aquí encontramos un detalle de maquinación muy chulo: las partes del presente están encabezadas por montañas, mientras que las del pasado reflejan un pequeño barrio.
A Liza le fascina el mundo de la arquitectura, tiene su vida programada: sabe dónde y qué quiere estudiar, está muy metida por la organización del colegio privado y su imagen es intachable. Sus padres, hermano y ella son clase media.
Por otro lado, Annie adora cantar y dejar volar su imaginación, es una soñadora que echa de menos su antiguo hogar. No se siente cómoda en Nueva York, su domicilio está en un barrio peligroso y su instituto público parece más bien un centro penitenciario. Liza es la única que consigue que se olvide de todo.
Me hubiese gustado conocer el punto de vista de Annie, porque las dos son muy diferentes en todos los sentidos, no solo en cuanto personalidad sino también a la hora de afrontar los problemas e inseguridades. Creo que conocer las dos visiones enriquecería la novela. A priori, Annie parece ser la que tiene las ideas más claras, desde el principio me sentí atraída por su personalidad, pero Liza sorprende de la mitad al final.
El único punto negativo es que creo que para estar en primera persona la autora no logró aprovechar ciertas escenas, el final me pareció algo precipitado y al comienzo echo en falta un par de capítulos más. Por momentos, me dio la sensación de que le faltaba profundidad y que todo transcurría muy rápido.
No obstante, no se puede negar que es un libro muy emotivo que se lee en un suspiro. Ojalá llegara a ser lectura obligatoria en muchos centros, son necesarias más novelas como estas. Especial mención para esa "mini trama" dentro del colegio de Liza, hay otra relación muy conmovedora (lo explico de forma laxa para no hacer spoiler).
En definitiva, si buscáis una novela llena de inseguridades, de autodescubrimiento, de sueños, romance, con alguna dosis de diversión y tristeza (una de cal y otra de arena), no dudéis en comprarlo. Es realmente preciosa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Layaluciasbookshelf_
 01 mayo 2022
Este libro nos presenta la historia de Liza, una chica que está en su habitación de la universidad, pensando como escribirle una carta a Annie. Una chica que conoció un día en la sala del museo que a ella más le gustaba.
Liza entró en una sala del museo donde creía que no iba haber nadie, pero se quedó quieta cuando escuchó a una chica cantar. Cuando está, Annie, la descubrió se quedaron mirándose y sin comprender el motivo querían la compañía de la otra.
Así conocemos su historia desde el principio, relatada desde ese día en el museo hasta el final.
Es una historia muy bonita, que me la he bebido y que sin duda voy a leer muchos más libros de la editorial, porque esta fue su primera publicación y me ha encantado, no me quiero imaginar el resto.
Es un libro que te engancha desde la primera página, y ves las dudas desde un principio sobre la sexualidad, que en algún momento de la vida, mucha gente se replantea y no sabes como afrontarla, contigo misma y con la gente que te rodea. Me ha gustado mucho, que hayan puesto como dos diferentes relaciones, es decir de personas más adultas y de ellas, siendo niñas, afrontando el mismo problema. Podemos ver también la diferencia de mentalidad (gracias a dios) en la época que se escribió el libro con las de ahora. Aun que hay cosas que, por desgracia, siguen sucediendo hoy en día. Ya sean agresiones verbales o físicas homófobas.
Las dos protagonistas me han parecido adorables, y también varios personajes secundarios, me han gustado mucho y me ha gustado la aportación y el giro que le han dado a la historia.
Una lectura 100% recomendable, ya que no hay muchas historias que nuestras protagonistas sean lesbianas, y es importante también darle visibilidad a este tipo de parejas, no solo a los gays.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
RepellentBoy
 13 agosto 2021
Un día Liza conoce a Annie mientras pasea por un museo de Nueva York. Rápidamente siente una extraña atracción hacia ella. Unos sentimientos nuevos están despertando en su interior, sentimientos que no sabe reconocer. Pero una cosa tiene clara, entre tanto desconcierto, necesita estar cerca de Annie, y parece que Annie tiene los mismos sentimientos hacia ella.
Probablemente "Annie en mis pensamientos" se ha convertido en mi novela lésbica favorita, junto a "Carol" de Patricia Highsmith. Hay muchas cosas que están bien en esta historia, muchas. La primera es la valía que tiene que Nancy Garden escribiera en los ochenta una historia de dos chicas jóvenes que se enamoran, en un ambiente ultrareligioso y de puritanismo extremo. Se entiende perfectamente lo importante que ha sido esta novela para las jóvenes americanas desde su publicación. Muestra la historia de una manera bonita, tierna, y pese a ser realista, no es excesivamente dramática, cosa muy recurrente en la literatura LGTB.
Una cosa que me ha gustado un montón, y no me lo esperaba por el corte juvenil de la novela, es que tiene una aura triste durante gran parte de la historia. Por la forma en la que está narrada y estructurada la trama, consigue trasladar al lector la tristeza y la dudas de ambas protagonistas. Realmente ha conseguido entristecerme a veces, y hacerme feliz otras. Y cuando eso pasa es muy bonito. La novela toca temas como la homofobia, el primer amor, el despertar sexual o el puritanismo religioso, y los toca tan bien que le da una gran profundidad a la historia, y no suelo encontrar esto en historias juveniles.
Tambien me ha encantado ver que pese a que la novela tiene cuarenta añazos, escapa de los clichés y tópicos y las protagonistas Annie y Liza están muy lejos de estar esteriotipadas, algo que se sigue encontrando en la literatura actual. El detalle de las profesoras como consejeras de vida me ha parecido una preciosidad. En fin, una lectura muy recomendable, de esas historias dulces y tiernas que te tocan la fibra, pero que también tiene una considerable carga de tristeza. Necesito que publiquen más cositas de Nancy Garden, porque no la conocía, y parece ser que dedicó gran parte de su obra a escribir historias sobre personajes LGTB. Mucho ha tardado en ser traducida.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (3) Añadir cita
Diana20Diana2014 marzo 2020
"-Mi nana diría que valdrá la pena cuando llegues a la cima. Y yo te diría que sigas escalando, pero que no esperes llegar a la cima mañana. No intentes ser perfecta para otra gente."
Comentar  Me gusta         00
Diana20Diana2014 marzo 2020
"-No permitáis que gane la ignorancia. Que gane el amor."
Comentar  Me gusta         10
cuentapaginascuentapaginas13 enero 2021
No permitáis que gane la ignorancia. Que gane el amor.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura lgtbVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea




Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
62 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro