InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Sirmactres


Sirmactres
08 octubre 2020
No he conseguido conectar con esta historia y ya desde las primeras páginas me ha costado bastante centrarme en una trama que no ha llegado a convencerme, aún menos cuando deja sueltos los que a mi parecer eran los hilos más sólidos e importantes de los que tirar.

La trama transcurre en una isla alejada de lo que acontece en la península, en la que está teniendo lugar la Guerra Civil española, eso hace que si ya de por si los habitantes de la misma eran pocos, su número merme hasta quedar en el pazo familiar el protagonista y su mayordomo, ya que el resto del servicio prefiere acudir con su familia en tan difíciles momentos. Eso será lo único que afecte en esta historia tan desastroso acontecimiento.

Ricardo Pedreira, escritor venido a menos por culpa de los excesos con el alcohol y las drogas, intentará en este retiro recobrar la inspiración para escribir su nueva novela. Luchará con su memoria y sus miedos hasta que forzado por los acontecimientos que él cree que están teniendo lugar en su isla sea capaz de abrir la puerta de su mente que permanece cerrada ocultando un pasado nada amable.

La lectura de este libro, que si bien se realiza de manera rápida y fluida, con capítulos cortos y una cadencia equilibrada, se me ha hecho especialmente pesada por la manera casi decimonónica que la autora ha volcado en la narración, sobre todo en cuanto a las descripciones de los paisajes y los objetos, dotándolos a casi todos de una cantidad ingente de adjetivos, aquí todo tiene su adjetivo, la luna, la valla, el faro, el acantilado, la puerta, el reloj…
“La lluvia había dejado de caer y la luna, triste y apagada, se empeñaba en dar luz a aquel lugar sin mucho éxito. No era fácil batallar contra la penumbra de mi isla, tan presuntuosa y arrogante. Entonces, un pequeño rayo, nimio y párvulo, se posó en el puente.” (pag. 104)

“Atravesé a regañadientes aquella longeva verja enmohecida de hierro forjado, altanera y arrogante, que nos miraba con insolencia por osar molestarla, y entré, acompañado de Vilar, en el cementerio del pazo.” (pag. 226)
Unido a eso la elección de algunas palabras que no son de uso común, ni creo que lo fueran en 1936, una fecha no tan lejana en la forma de hablar de la actual: albur, protervo, membrar, columbrar…

En cuanto a la historia he de decir que durante las primeras 100 páginas se entretiene sobre lo mismo, sin avanzar apenas, aunque después es cierto que la acción de agiliza un poco y que aunque las pistas que va dejando la autora hacen que se adivine con antelación lo que va a acontecer, se deja leer con un poco mas de interés. Queda una novela de dolor, de olvido, de amor, de locura y secretos en la que yo al menos no he encontrado por ningún sitio esa parte de thriller psicológico de la que se habla en la contraportada, ni tampoco el terror, ni miedo, ni situaciones escalofriantes como he leído en algunas reseñas en internet. ¿?.

No quiero decir que sea un mal libro, que estoy seguro que no lo es y que tendrá su público que seguro disfruta con esta lectura, pero yo sin embargo no he conseguido meterme en esta historia en la que además se deja sin resolver lo que podría haber sido el gran revulsivo de la misma y convertirla en algo más interesante e impactante.


Enlace: https://sirmactres.blogspot...
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}