InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8412008936
Editorial: La Navaja Suiza Editores (14/10/2019)

Calificación promedio : 4.05/5 (sobre 11 calificaciones)
Resumen:
«¿Cómo se denomina al que regresa?», se pregunta Lucas cuando vuelve a su casa, donde ahora viven dos desconocidos: Felisberto y Eloy. El regreso es una larga conversación con su padre muerto, un reproche, una invocación, una súplica. Su madre fue enviada lejos hace ya tiempo y en el jardín que tanto amaba ahora solo crece la mala hierba. Ellos están ahí, viven con Sarai, Noah y Mara, las mujeres que lo criaron y que ahora, ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Monbuk
 04 febrero 2022
«Me gustaría gritar, padre, como un desaforado, con gritos roncos, gruesos, que salieran de mi laringe seca y sucia, dejar salir mis gritos guardados, conservados con violencia. [...] Quiero licuar mis vísceras, olvidar mi lenguaje, enredar las palabras y salir de este cuerpo.»
Nuestra piel muerta se lee con urgencia, como si a uno le faltara el aire y sintiera que solo va a encontrarlo al acabar. Es una lectura que se empieza y termina desde la víscera, el pecho, la tripa, que te atrapa como si fuera un torbellino por su escritura, llena de misterio, horror, dolor.
La historia comienza cuando el narrador, Lucas, se dirige a su padre fallecido para entender. Entender lo que pasó en la casa familiar hace un tiempo, cuando dos hombres extraños aparecieron y cambiaron todo. Cambió su padre, que como hechizado pasó a ser un desconocido, cambió su madre, cambiaron sus nodrizas, cambió esa rutina que configura cada hogar. Y es que cuando algo que era cotidiano en tu vida pasa a sentirse como extraño, la extrañeza se vuelve doble y todo (los olores, la tierra) se procesa teniendo en cuenta lo que fue, lo que es y lo que nunca más volverá a ser.
Lucas habla desde el presente, recuerda el pasado de esa casa, que se convierte en un personaje más, y va tejiendo la historia poco a poco, como la tela de una araña. Y las preguntas (¿quiénes son esos hombres? ¿por qué ha muerto el padre? ¿qué ha alejado a Lucas de esa casa?) van respondiéndose, pero no del todo, porque hay algo más, casi fantástico, que vino con esos hombres y que no se dice, solo se intuye; no se puede explicar, pero existe.
Y es que esta novela va más allá de la palabra, se ve a través de los cinco sentidos. Tiene un tacto viscoso, un olor a adobe viejo, la vista de una casa en ruinas, el gusto de la tierra y el ruido de un zumbido, el zumbido de cualquiera de los insectos que acompañan a Lucas y le recuerdan su único deseo en la vida: olvidar el trauma, trascender, fundirse con la tierra de ese terreno que hace tiempo fue su hogar y ser parte de un rincón desanclado de la historia.
«El recuerdo de mi madre suena entre las plantas muertas. O quizá sean las cigarras, que cantan mi regreso.»
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Miterapiaalternativa
 05 julio 2020
Un libro corto, pero terriblemente duro , 150 páginas de dolor, angustia y belleza.
Me ha fascinado. A veces me pregunto como puede gustarme tanto un libro tan duro e incluso incómodo de leer. Pero tiene tal belleza que me enamora desde la primera línea.
Lucas reprocha a su padre muerto y enterrado en el jardín de su casa( al que imagina rodeado de una mirada de insectos) su comportamiento con su madre, le reprocha que la hiciera enloquecer, le reprocha su tiránico comportamiento hacia ellos y la mansedumbre con los extraños, le reprocha que la llegada de Felisberto y Eloy provocara el fin de su familia, le reprocha que su casa ya no es su casa porque es de Felisberto y Eloy , le reprocha la vida al padre muerto .
No es una novela cómoda, nunca es cómodo leer sobre dominación y maltrato, físico o emocional.
Ahora bien la prosa es un susurro, pura elegancia , a veces algo axfisiante pero bellísima , a veces repulsiva cuando habla de los insectos porque te hace sentir y ver lo que está contando pero eso os da idea de lo fascinante que es . Y el final totalmente desgarrador e inesperado, pero no podia ser mejor.
No es un libro para pasar un rato de entretenimiento, sin más. Es una lectura que te impactará, que te sacudirá, que te dejará pensando varios días y que se meterá en tu interior para no salir. Leelo. No te defraudará. Es magia pura. Una de mis mejores lecturas que pasa a la lista #maravilla2020
https://instagram.com/mi.terapia.alternativa?igshid=1wuml5jj1rxpj
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
PlanetaSingular
 15 julio 2020
"No sé si se ha descrito la geografía de un rostro desesperado, pero se parece a una isla volcánica, cuando la lava se enfría y forma elevaciones disímiles, todas ásperas e inhumanas."
Elegir una frase de este libro no ha sido tarea fácil, y es que esta primera novela de la autora es de una belleza brutal y sobrecogedora. Hasta se me pone la piel de gallina al recordarlo.
Todo el libro es una larga conversación que mantiene el protagonista, Lucas, con su padre muerto. Una conversación sobre su vuelta al pasado, a la casa familiar de su infancia, donde viven las personas que se la arrebataron y que ahora son propietarios de sus ropas, de sus camas, del jardín de su madre, e incluso de las mujeres que lo criaron.
Pasado y presente se entremezclan dando lugar a una historia tan bella y profunda como oscura y macabra. Lucas cuestiona los actos de su padre, y reflexiona sobre la muerte o el mal que inunda el corazón de aquellos que le quitaron todo lo que tenía. A ratos pensaba que los verdaderos protagonistas eran los insectos, “esos seres minúsculos que si se juntaran podrían cubrirnos por entero a todos”, porque es a través de ellos que se narra esta historia, el punto de unión en el que todo cobra sentido.
Me ha parecido un libro con un estilo narrativo muy poético e increíblemente bonito. La autora escribe maravillosamente bien, y para nada da la sensación de tratarse de su primera novela, pues parece estar escrita por alguien con muchísimos años de trayectoria. Recordad su nombre, Natalia García Freire. Estoy segura de que dará mucho que hablar.
En un futuro cercano me gustaría releerlo porque estoy segura de que este es ese tipo de libro que por cada vez que lo lees descubres nuevos matices y te das cuenta de detalles que en una primera lectura se te habían pasado por alto.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         70
Ferrer
 28 junio 2020
Un viaje a la infancia, un retorno al pasado que se alterna con el presente en una narración con pretensión de monólogo confesional, donde los recuerdos se entremezclan con el amor y el odio del protagonista Lucas, los reproches y las súplicas, los símbolos y un ambiente oclusivo. Willian Gass, Angela Carter, Rulfo, Shirley Jackson, Faulkner, Kafka son algunos de los muchos autores que transitan tras las líneas de este libro, que subyacen tras la prosa ambientada en un lugar de luces y sombras inspirado en la casa de los abuelos de la autora ecuatoriana. Una novela que comienza en su segundo capítulo así: "Ya nadie me llama Lucas, padre. Aunque puedo prescindir de mi nombre, pero tuve una familia". Lucas el obsesivo protagonista, su padre fallecido, un entierro, el regreso del hijo, la presencia sempiterna y simbólica de los insectos, el pasado rígido y con prejuicios que vuelve como un fantasma, una novela construida cual enjambre, porque los insectos atan al protagonista a la tierra, más refugio que la casa. La constante interpelación al omnipotente padre procede de "Tenemos que hablar de Kevin" Lionel Shriver y le confiere una entidad de unidad, de amalgama a este libro de inevitable dramático final. Un buen debut para una autora que promete y a la que habrá que seguir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
IsaMtnez
 19 febrero 2022
🌻
Comencé a leer sin saber lo que me esperaba, es lo que tiene no leer las sinopsis. Comencé a leer y desde el primer momento sentí como la autora me agarró de la mano. Me agarró con fuerza, guiándome a través de las páginas. Me agarró con fuerza y no me soltó hasta que llegué al punto final. En realidad a día de hoy sigo notando su mano agarrando la mía y tengo el presentimiento de que lo que seguiré haciendo durante un tiempo.
Natalia me agarró y me acompañó en todo momento. Su presencia me dio seguridad y fuerza para afrontar todo lo que estaba por llegar. Desde el primer momento supe que iba a sufrir y conocer a Lucas no ha sido nada fácil. Fui descubriendo su historia a la vez que la atmósfera me absorbía y se me ponían los pelos como escarpias. Historia que me atravesó y me llegó hasta los mismísimos huesos. Historia que ha jugado conmigo desde un primer momento haciéndome sentir confusión, dolor, tristeza y frustración.
Lucas nos narra su infancia, aunque en realidad se la narra a su padre. Una especie de carta desgarradora en la que plasma todo lo que vio a través de sus ojos de niño, todo lo que guardó en su interior manteniendo la boca cerrada. Plasma la historia de su hogar y de las personas que en él habitaban. La historia de esa tierra que con sus pies pisaba. La historia de su madre y su sufrimiento. La historia de cómo la oscuridad se fue haciendo con todo lo que le rodeaba. La historia de los insectos que llegaron a su vida para salvarle.
Me ha sorprendido, y mucho, esta primera novela de la autora. Aún a día de hoy me encuentro digiriendo todo lo que he leído y sentido. Me ha incomodado y me ha hecho sufrir. Me ha hecho buscar respuestas y leer entre líneas. Me ha hecho estar con todos los sentidos alerta y aún así tengo la sensación de que me he perdido detalles, de que me quería contar mucho más en los silencios. Me ha sorprendido y gustado descubrir a Natalia, a Lucas, a sus insectos, pero sé que tendré que volver a perderme entre sus páginas para cerrar el puzzle, para buscar más aún entre líneas y para que la lectura sea totalmente redonda.
Enlace: https://www.instagram.com/re..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (4) Añadir cita
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo19 noviembre 2021
Me escuchaba sin mirarme, como si mis historias lo llevaran a otro lugar. Necesitaba el sonido y las palabras para pensar en algo que yo no entendía: parecía usar mis palabras para fabricar algo nuevo y sórdido
Comentar  Me gusta         00
IsaMtnezIsaMtnez19 febrero 2022
No sé si se ha descrito la geografía de un rostro desesperado, pero se parece a una isla volcánica, cuando la lava se enfría y forma elevaciones disímiles, todas ásperas e inhumanas.
Comentar  Me gusta         00
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo16 noviembre 2021
Pero las casas también envejecen y olvidan
Comentar  Me gusta         00
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo16 noviembre 2021
Ellos son minúsculos, hermosos y leales
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura ecuatorianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Natalia García Freire (1)Ver más




Test Ver más

Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

Como agua para chocolate

Laura Esquivel
Isabel Allende
Gabriela Mistral

15 preguntas
115 lectores participarón
Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro