InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418274905
Editorial: Ediciones Kiwi (19/10/2020)

Calificación promedio : 4.42/5 (sobre 6 calificaciones)
Resumen:
Diez años después del desastre, solo un lugar en el mundo es seguro: el Hades. Cada persona tiene un cometido en su engranaje, un papel que no puede negarse a interpretar.
Los civiles son agricultores, profesores, médicos… Los guardianes son personas sin vínculos ni pertenencias que consagran su vida a proteger a los demás. Los gobernantes lo controlan todo.
A pesar de la severidad del sistema, todos quieren formar parte de él, pero desde que sus puert... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 23 diciembre 2020
No me voy a entretener haciendo un preludio con todas las novelas que he podido leer a estas alturas de Paula Gallego, porque a día de hoy es una de mis autoras favoritas e imprescindibles y una en las que más confianza tengo para cualquier cosa que se proponga escribir. No tiene sentido que os enumere aquí sus anteriores novelas así que si tenéis curiosidad, podéis pasaros por el final de esta opinión y veréis las portadas de algunas de sus historias, la mayoría, que ya tienen reseña en este rincón literario. Por lo demás, adelanto que Paula lo ha vuelto a hacer y desde ya puedo añadir otra de sus novelas a mi lista personal de top ever, siendo además una de las pocas autoras del panorama actual con la que no me he llevado ni una pequeña “decepción” con ninguna de sus novelas publicadas hasta la fecha y, visto lo visto, tiene pinta de que así va a seguir la tendencia.
En esta ocasión, Paula Gallego se adentra en la distopía juvenil mostrándonos un mundo postapocalíptico, con un toque terriblemente de actualidad, en el que una extraña enfermedad que actúa por fases hasta llegar a la muerte ha mermado a la Humanidad y ha obligado a las personas a recluirse en ciudades fortaleza para poder mantener el virus controlado. ¿Os suena? Sí, obvio, aunque hasta aquí todo el parecido con la realidad, porque prácticamente ya en los primeros capítulos avanzamos unos diez años en el futuro, un futuro deprimente en el que una única ciudad llamada el Hades está en posesión de las únicas existencias de vacunas que pueden salvar la vida de los enfermos. Dentro de esta ciudad fortificada con estrictas medidas de seguridad para entrar y salir se ha establecido una sociedad clasista que divide a las personas según su labor dentro de la escala de funciones (soldados, científicos, civiles…) y como son ellos los que manejan el cotarro de las vacunas, de vez en cuando hacen incursiones al exterior para ver cómo pueden abusar de los que no tienen la suerte de vivir en semejante paraíso distópico. Con esta clasificación de dentro y fuera del Hades podemos empezar a hablar de los personajes, porque sin duda son la clave de Una tormenta de fuego y la trama avanza a distintos ritmos y tiempos según los puntos de vista de cada uno mientras los vamos conociendo.
De esta forma, la novela está estructurada en varias partes, contada en distintos tiempos y dividida en capítulos nombrados con dos de los personajes principales: Astrid y Elliot, ella del Hades y él del exterior del Hades. Sin embargo, diría que la protagonista absoluta de la historia (por su peso en la narración en comparación con el resto de personajes principales y porque además es a la única en la que se nombra en la sinopsis oficial) es Astrid Kinney. Ella es quien tiene más capítulos narrados desde su punto de vista y también a quien seguimos en las escenas más relevantes para la historia en general, al menos en esta primera parte de la bilogía. Astrid es una guerrera letal y perseverante con un carácter fuerte, desconfiada por naturaleza, con gran capacidad para el combate y para la estrategia de ataque. Se ha criado como Guardiana en el Hades después de que la separaran de sus padres por el bien de su formación como miembro de esa nueva sociedad, para que no tenga ningún vínculo afectivo con nadie, familiar o amigo, que pueda entorpecer su labor como guardiana. Esa rígida norma no impide que, tras un comienzo clarísimo de frenemies y de enemies to lovers y de un poco de todo eso que nos encanta a los lectores, termine conectando tanto con Eyra Sharman como con Kenneth Ashby, otros dos guardianes del Hades y dos de los personajes secundarios más relevantes para el desarrollo de la trama por parte de Astrid, a quienes conocemos en la narración de la protagonista en sus pasajes del pasado, como flashbacks en los que va recordando sus días anteriores como guardiana del Hades y su férreo entrenamiento en los barracones de los cadetes. Para bien o para mal, ambos terminan influyendo tanto a Astrid que suponen dos engranajes clave para su evolución desde esos flashbacks hasta los capítulos referidos al presente y que tras su paso por este libro, espero que se dejen ver más en la continuación porque creo que dan para muchos hilos de los que tirar aún. Aunque por ahora, todo conjeturas mías.
Por otro lado, tras un giro de los acontecimientos en la reglada vida espartana de Astrid, la guardiana modélica termina escapando para salvar su propia vida en una huida frenética por los bosques de la periferia y conoce a Elliot, el tercer vértice que le falta a Astrid para convertirla en un personaje con una construcción tridimensional, porque tiene un pasado que nos va revelando, estamos siendo testigos de su presente y se acaba de encontrar con su futuro. Elliot es un chico con formación de médico que vive en una de las ciudades perimetrales abandonadas a su suerte sin la protección del Hades y sus vacunas, con la misión personal de ayudar a su familia a sobrevivir a la enfermedad jugándose la vida para intentar llegar a la capital fortificada. Es algo tímido, muy pacífico y encantador, confía fácilmente en los desconocidos porque (cree que) sabe calar bien a la gente y resulta ser un personaje de lo más interesante por los matices personales que tiene en sus características y su forma de concebir las relaciones. También cuenta su parte de la historia en primera persona con capítulos alternos desde su punto de vista aunque claramente tiene menos peso que Astrid y solo se convierte en narrador en determinado tramo de la novela. Debo decir que me han sabido a poco sus capítulos dedicados y que me hubiera gustado más equilibrio entre ambos narradores pero mientras yo voy preparando los papeles de la adopción tengo la esperanza de que las tornas se inviertan un poco en la continuación de la bilogía o al menos se igualen.
Respecto a la ambientación y el worldbuilding puede parecer que se trata de una novela más en la que se ha implantado un régimen injusto tras una catástrofe planetaria con la excusa de imponer un poco de orden entre los pocos supervivientes que quedan, como ocurre en muchas otras novelas de futuros hipotéticos. Sin embargo, sabiendo que la base de la creación de ese mundo es esta, todo lo demás es fácilmente disfrutable al ir viendo cómo funciona y por qué se formó ese régimen. Además, la autora tampoco peca de infodumping así que no llega a saturar con demasiados conceptos ni ideas muy complejas de esa sociedad. La narración que gira en torno a las descripciones del Hades y de las ciudades perimetrales es sencilla y deja bastante a la imaginación de los lectores precisamente por el mismo motivo anterior: aunque solo sea por el cine y la televisión, son muchas las sociedades distópicas similares que ya tenemos en mente, por lo que no resulta necesario detenerse en cada detalle y la autora se centra más en la construcción de los personajes y las conexiones entre ellos que, al fin y al cabo, son los que nos mantienen enganchados con la trama.
Por lo demás, Paula Gallego me demuestra una vez más su versatilidad cambiando de género y ejecutando una trama de acción futurista con la misma solvencia como la que demuestra en romántica. Sí que es cierto, y para no llevar a engaño, que es una distopía de acción con apenas toques de ciencia ficción (más allá del tema tecnológico básico) pero se debe a que avanza unos pocos años en el futuro con respecto a nuestra realidad y además lo que muestra es una involución de la Humanidad al quedar arrasada por la enfermedad misteriosa, así que realmente los pilares más fuertes sobre los que se asienta la novela son los personajes y la trama que los conecta a todos. Como viene siendo habitual en esta autora, el factor romance es casi tan importante como el elemento acción y, sobre todo, se aprecia también la diversidad como seña de identidad en la construcción de sus personajes. Amistad, romance, familia, todos esos lazos van uniendo y separando a los personajes principales y los conceptos de lealtad y traición se van fusionando en el hilo conductor de la trama central a través de los ojos de Astrid. Todo ello convierte a esta novela en una historia new adult de lo más adictiva, entretenida y una primera parte para nada introductoria, con un cliffhanger final que nos hace desear que el día de publicación de la segunda y última parte fuera para mañana a primera hora.
Teniendo en cuenta todo lo anterior, ya imaginaréis cuál es mi conclusión ante semejante lectura adictiva: una recomendación clarísima, tanto de novela como de autora. No he podido soltarla fácilmente porque Paula, fin todos sus elementos cuadran con tal armonía que puede ser una lectura perfecta tanto para habituales del género como para aquellos que quieran probar con ciencia ficción light, una novela juvenil con un estilo de narración y worldbuilding más sencillo y que sigue teniendo el romance como uno de los motores principales a la hora de impulsar a los personajes, como ocurre en el resto de novelas de esta autora. Me quedo a la espera de poder terminar la bilogía mordiéndome compulsivamente las uñas con paciencia pero con unas ganas tremendas de ver qué narices va a pasar con Astrid y compañía tal y como se han quedado las cosas en esas últimas páginas. Si no conocéis a Paula Gallego, mi consejo es que os animéis con este libro porque, si ya habéis tenido la suerte de poder leerla en alguna ocasión anterior, no necesitaréis muchos más argumentos para salir convencidos de aquí.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lullabybookstitch
 28 junio 2021
"Es difícil aceptar que has de perder cada cosa que alguna vez te ha importado, que todo se apagará para ti y que quedarás reducido a la nada y al olvido precisamente para que el mundo tenga una oportunidad".
Hace 10 años, nacido en un laboratorio de Nueva Orleans, el Suspiro Negro escapó derrotando a todo ser humano que pasaba por su frente. Los científicos de Luisiana contactaron lo más rápido a través de la radio mundial con todas las poblaciones supervivientes para ofrecerles un hogar protegido y con un secreto de salvación, el Hades. La familia de Astrid consiguió llegar a tiempo y aceptó el pacto para formar parte de una sociedad reglada en 3 rangos, dependiendo de las habilidades de cada ser (artesanos, guardianes y gobernantes). Contra todo pronóstico, Elliot y sus congéneres se encontraron un panorama muy distinto: una ciudad fortificada por una muralla sin ápice alguno donde los esperaran con los brazos abiertos. Después de largos días asentados en el bosque próximo, se encuentran con un asentamiento militar donde acampan ciento de miles de familias, las condiciones de vida allí son nefastas, lo llaman el Alpha. Es una mínima esperanza, lo más próximo que tienen hasta dar con una estrategia para encontrar la forma de entrar al edificio liberador y hacerse con una de las que todos hablan, la revelada vacuna. El joven escapará en su búsqueda, lo que no imaginan es que el gran motín lo lleva guardado su hermana Maeve en sus entrañas, la rosa de los vientos.
Fuertes entrenamientos, duelos, pruebas, marcas, múltiples robos, sangres, batallas, tatuajes simbólicos, pandillas de vandalismo, destrucciones territoriales, amores, tensiones, traiciones... Basado en el mito de Hades y en la República de Platón. Una tormenta de fuego es todo esto y mucho más. @paulagallegodh lo vuelve a hacer, nockeada una vez más, la pluma de esta autora es exquisita, crea esta distopía fantástica con una riqueza de vocabulario que me deja pasmada, exhausta con los plots twist, una brutalidad delicada, una historia adictiva en todos los sentidos. ¡Qué manera de engatusar contextualizando! Los capítulos están narrados en primera persona por los 2 aparentes protagonistas, Astrid y Elliot, que nos cuentan su respectivos puntos de vista desde líneas del tiempo diferentes hasta unificarse en el presente. No os asustéis porque no es un rollazo, más bien lo tiene y ameniza la narrativa con creces. El final, por mucho que os diga que es fuerte, mi imaginación no me alcanzó a lo que se vino, me dejó con un pellizco de lágrimas, de rabia e impotencia. Yo ya no sé de qué bando soy, todas las teorías se derrumban y hay personajes, más, ¡qué terminé esta primera parte y sigo sin conocer!, aunque mi atracción por Kenneth es incuestionable. 
Os recomiendo mucho este libro y a la autora, vaticino que va a ser alguien grande en la literatura española. Es el segundo libro que leo de ella y aunque de géneros diferentes, su dominio y desenvoltura es potente, siento que estoy leyendo historias con cimientos, se nota su estudio y su talento, y no es muy común que una buena escritora sepa moverse con esa soltura en campos distintos, casi siempre se centran en la especialización de uno. Tiene buen instinto y organización, es ciencia y es arte. El resultado, una explosión imparable. ¡Enhorabuena!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mandy
 11 mayo 2021
En el pasado, un virus terrible acabó con casi toda la humanidad. El laboratorio que lo creó, hizo una llamada para que la gente acudiese y se administrase la vacuna, como única salvación. Diez años después, ese lugar es el Hades, una fortaleza inexpugnable que se ha convertido en el único lugar libre del Suspiro Negro. Fuera solo quedan inmunes y bebés que mueren al nacer. El Hades parece el paraíso, pero ese lugar esconde un terrible secreto. Y Astrid hará lo que sea necesario para escapar.
Cuando Paula habló por primera vez de este libro, le comenté que parecía que lo había escrito expresamente para mí. Después de haberlo leído, puedo afirmarlo de forma rotunda. Una historia posapocalíptica, ambientada en Nueva Orleans, con ciudades destruidas, vegetación por todas partes, acción y peligros. ¡Son mis cosas favoritas en la vida!
La historia comienza con Astrid en el bosque, huyendo de la gente que quiere darle caza y sangrando copiosamente. Es así como la encuentra Elliot que, haciendo honor a su humanidad, decidirá ayudarla, aunque la primera regla del nuevo mundo es no confiar en nadie y alejarte de los extraños. A través de capítulos ambientados en el pasado, iremos conociendo el Hades y descubriendo cómo es la vida en ese supuesto paraíso. Mientras que en el presente, asistiremos a la relación que se irá estableciendo entre Astrid y Elliot. Desde el principio sabremos que algo malo ha pasado, pero lo iremos descubriendo poco a poco, juntando las piezas de un puzzle que mantiene al lector pegado a las páginas.
Yo creo que es una historia sobre la humanidad, sobre cómo surge la bondad y la cooperación, pero también la ponzoña y el egoísmo de las personas. Un retrato que da escalofríos por su veracidad y las similitudes que podemos encontrar ya en nuestra realidad, sin que una catástrofe nos haya diezmado.
La ambientación es una maravilla y se nota el trabajo que hay detrás. Puede resultar bastante introductorio al principio, pero todo lo que hay en la novela es necesario para entender el mundo y a la sociedad que ha derivado de tanta pérdida, no solo en vidas humanas, sino en prácticamente todo de lo que dependemos hoy en día. Veremos cómo se estructura el Hades y cómo cada persona tiene su función dentro de él para que todo funcione correctamente. Ahondaremos en la parte más militar, que es a lo que se dedica Astrid y que me ha fascinado. Por otra parte, veremos cómo es el mundo fuera y a las duras condiciones a las que deben enfrentarse. Es un contraste muy marcado y justificado. Me ha encantado.
Es una historia que combina muy bien las partes de acción con otras más pausadas, creando una tensión exponencial que estalla en la parte final del libro, dejando con muchas ganas de seguir con el siguiente libro. Es un libro que juega mucho con el lector y con las preguntas sin respuesta. Aburrirse es imposible.
En cuanto a los personajes, la protagonista principal es Astrid, una joven cuyo sueño es ser guardiana del Hades y así poder convertirse en Gobernante en el futuro. Es una chica fuerte y decidida, trabajadora y llena de esfuerzo, que no se rinde nunca. Aunque también es algo impulsiva y de mecha muy corta. Astrid es un personaje al que iremos conociendo poco a poco, que parece de una fuerza impresionante, pero que también tendrá sus problemas y vulnerabilidades. Es muy compleja y nos hará complejos a nosotros.
Elliot está en el otro extremo. Es alguien del exterior, que nos aportará ese otro punto de vista tan necesario. Y además no es nada guerrero. Sabe defenderse porque es necesario para ese mundo, pero, como médico, le va más lo de salvar vidas. Elliot es un trozo de pan que representa todo lo bueno que puede tener un ser humano y que os va a encantar. También es el contrapunto a toda la violencia y la hostilidad del libro. Un equilibrio necesario.
Luego tenemos a Kenneth, otro guardián del Hades, que será el encargado de perseguir a Astrid. Es un personaje complejo y lleno de misterio, al que iremos conociendo muy poco a poco a través de los ojos de Astrid. Diría que se parece mucho a ella por su tenacidad y su duro trabajo, por el esfuerzo y sus sueños. Pero tiene también un carácter más calmado, de esos que observan y planean antes de actuar.
Ellos tres son los personajes principales indiscutibles, que llevarán el peso de toda la historia, tanto presente como pasada. Pero no son los únicos, ya que conoceremos a otras personas que nos ayudarán a ver cómo son las comunidades del exterior, cómo se ha adaptado el ser humano a esa realidad, la dureza de esa existencia.
Para la narración, la primera persona es la escogida, y Astrid y Elliot son los narradores principales. Los dos tienen voces muy marcadas y definidas. No hay duda de quién es quién. Es una narración que ayuda mucho a completar al personaje, a hacerlo más real y a formar su carácter a la perfección. Son capítulos cortos y fluidos, con buenas descripciones y diálogos naturales. Es un libro que engancha y se lee sin esfuerzo, aunque no es sencillo y toca temas fuertes. Es fácil poder imaginarlo todo y sentirse involucrada con la historia.
Enlace: http://papeldreams.blogspot...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
booksforourminds
 27 octubre 2020
Nunca había podido leer a Paula Gallego y me moría de ganas. Cuando este libro llegó a mis manos no lo dudé ni un segundo y que buena elección porque este es uno de los mejores libros que he leído este año.
Paula te atrapa desde la primera página con su sencilla pluma, sus profundos personajes y una trama increíble, todos los personajes están super bien caracterizados y eso es algo que se ve en cada uno de ellos de inmediato. Además, mientras lo leía le fui comentando a Paula todo mi hype y fue majísima, da gusto tratar con autoras como ella. Además, las ilustraciones que os voy a poner en la reseña las ha hecho ella.
La historia empieza en el Hades. Han pasado diez años desde que el Suspiro Negro se llevó al 90% de la población y los pocos que han sobrevivido se buscan la vida como pueden. El Hades es el lugar más seguro del mundo y allí es donde Astrid ha vivido los últimos diez años. En la escala jerárquica tenemos a los civiles, a los guardianes y a los gobernantes que son guardianes elegidos para gobernar. Todo está perfectamente hilado pero hay un fallo en ese impecable sistema y nada es tan perfecto como han querido hacer creer.
Astrid está dispuesta a todo por salvar lo poco que queda de la humanidad. Y eso es lo que hace que sea una protagonista increíble, tiene todo lo que tiene que tener la protagonista de una distopía. Astrid es fuerte, valiente, intuitiva e impulsiva. Esa impulsividad, el actuar y pensar después le jugará malas pasadas. Además de que Astrid es una desconfiada de manual. No deja que nadie la pisotee nunca y con una de las mejores marcas entre los guardianes, el futuro de Astrid es prometedor. Pero pronto descubriremos que ese futuro prometedor no le importa en absoluto. Lo que más me gusta de Astrid es que siempre es ella misma y además la mayoría de capítulos están narrados por ella y eso hace que podamos conocerla en profundidad.
Por otro lado tenemos a Kenneth y odio a Paula por hacerme desconfiar tanto de él jajaja. No sabía si adorarle o odiarle. En mi opinión, Kenneth es el personaje principal que menos conocemos, apenas sabemos de él, pero si que conocemos su pasado y eso me gustó muchísimo. Kenneth, igual que Astrid, es un guardián, un soldado, un guerrero y, actúa como tal. al menos en apariencia. Me gustó mucho esa picardía que tiene y esa arrogancia que le caracteriza. Siento que Kenneth es un personaje del que nos queda mucho por conocer.
Por último, tenemos a Elliot, ay pero que personaje más adorable. Es imposible no amar a Elliot. Este personaje aparece cuando Astrid más lo necesita y el joven aprendiz de médico se gana el corazón del lector de inmediato. Es astuto pero torpe y nada experimentado en el arte de la guerra. Lidiar con Astrid es algo que a Elliot le viene grande. Pero, lo que más me ha gustado de Elliot y de los capítulos narrados por él es que vemos como se vive en Alpha, fuera de los seguros muros de el Hades. Estoy deseando ver más de él.
Los personajes son increíbles pero es que si nos ponemos a hablar de todo lo bueno que tiene este libro no termino nunca. Paula nos regala una trama llena de momentazos, giros y muchísima acción. Una historia que no se lee, se devora.
Me ha durado literalmente un par de días y es que he estado tan enganchada que no podía dejar de leer. Además, es que esta novela te hace recordar a todo lo que estamos viviendo pero mucho más heavy.
Lo que la autora ha conseguido es traer de vuelta todo lo que sentía cuando leía Los Juegos del Hambre o Divergente, distopías la mar de adictivas. Y si sois de los que disfrutabais de una buena novela distópica, Una tormenta de fuego es un libro que no podéis dejar escapar.
Por último, me queda comentar que MENUDO FINAL Y EL EPÍLOGO. Es que no puedo con como ha dejado Paula la historia, necesito ya de ya el desenlace de esta bilogía.
En definitiva, Una tormenta de fuego es un librazo y una de mis mejores lecturas del año. Una distopía como las de hace unos años, llena de acción, momentos increíbles y personajes inolvidables. Además de ser adictiva a más no poder, es una historia que os va a encantar.
Enlace: http://books-for-our-minds.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Esterbloguera
 26 diciembre 2020
Me lo leí porque necesitaba un cambio de aires y resultó que la portada elegida era de una pandemia, de un virus desconocido, con una vacuna para... unos pocos. ¿Os suena?
Es una historia que no sé si es por el tema o porqué me recordó a otras novelas, supongo que casi todas las distopías acaban siendo parecidas. En esta ocasión nos encontramos a unos personajes fuertes y decididos.
Es el primero de una serie o saga, en esta primera parte nos cuenta la historia de As, Elliot y Kenneth. Pero con un final abierto.
La trama como os contaba es la de un futuro apocalíptico, medio destruido, dónde una enfermedad ha arrasado el mundo y solo quedan unos pocos, algunos dentro de una ciudad llamada Hades dónde están a salvo. Otros diseminados en pequeñas ciudades dónde sobreviven como pueden.
Tiene acción, aventuras, amor, poca ciencia ficción y algunas partes son más lentas y se me han hecho más pesadas que otras que me las he leído de un tirón.
Como decía los lugares son inventados, Hades, Delta, Alpha... y son ciudades. Bien descrito y redactado.
Los personajes son:
Como decía, As o Astrid, una mujer fuerte y valiente que no se achanta por nada.
Elliot, es un médico que tiene un objetivo, pero... ¿llegará a su destino?
Kenneth, es un guerrero de Hades, un tipo fuerte, inteligente y que se guarda mucho las cosas.
La maquetación es sencilla, está escrito entre Astrid y Elliot. Adictivo.
En resumen, Una tormenta de fuego es una novela distópica que me ha gustado, que tiene todo para engancharos, ¿os la vais a perder? 100% Recomendable.
Enlace: https://lapuertadeloslibrosi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (22) Ver más Añadir cita
LullabybookstitchLullabybookstitch28 junio 2021
"-Las flores cuentan historias, por eso me gustan.
Se acercó un poco más.
-¿Y qué historia cuenta esta?
-Es un Iris, la flor mensajera. En las leyendas griegas más antiguas, Iris era la emisaria de los dioses. Esta es prácticamente azul, así que dársela a alguien sería como entregarle un mensaje y hacerle una promesa de amistad incondicional, de lealtad, confianza o incluso amor".
Comentar  Me gusta         10
LullabybookstitchLullabybookstitch28 junio 2021
"Es difícil aceptar que has de perder cada cosa que alguna vez te ha importado, que todo se apagará para ti y que quedarás reducido a la nada y al olvido precisamente para que el mundo tenga una oportunidad".
Comentar  Me gusta         20
LullabybookstitchLullabybookstitch28 junio 2021
"Los dioses saben que ser joven es difícil y que si tienes motivos para cabrearte, tienes fuerza y te abandonas a la irracionalidad, es como encender un cigarro dentro de un barril de pólvora. Seguro que explota y que hace daño a quienquiera que esté cerca".
Comentar  Me gusta         10
LullabybookstitchLullabybookstitch28 junio 2021
"Da la sensación de que las lágrimas que caen de sus ojos, mientras continúa apoyada en mí, son hermanas de las mías, porque vienen del mismo lugar; de un fuerte construido piedra a piedra con esperanza".
Comentar  Me gusta         10
LullabybookstitchLullabybookstitch28 junio 2021
"Terca. Obstinada. Inamovible - suelta -. Sigues arrasando todo a tu paso, luchando con una fe inquebrantable, como una tormenta de fuego".
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: distopíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

El juego de los títulos

Lleva un nombre femenino que se ha convertido en símbolo de la adolescencia y la picardía

Enma (Falubert)
Lolita (Nabokov)
Eva (Pérez Reverte)

12 preguntas
203 lectores participarón
Crear un test sobre este libro