InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8416618321
Editorial: Escarlata Ediciones S.L. (23/11/2017)

Calificación promedio : 4.67/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Dinamarca,1940.

En un vagón de tren con destino a Dinamarca, tres hermanos alemanes huyen de la guerra que ha estallado en Europa. Karan, la mayor de los tres, ha prometido a sus padres, a quienes deja atrás, que hará todo lo posible por mantenerlos a salvo. No será fácil, Annemette solo tiene cuatro años, y Joren, de catorce, es tan especial que el mundo no lo comprende.

Será un camino difícil y una lucha constante de Karan para cumpli... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 08 diciembre 2017
Una de mis manías lectoras es no asegurar que un@ autor@ pasa a ser de mis favoritos hasta que no he leído al menos tres novelas de su bibliografía. En el caso de autor@s noveles puedo llegar a intuirlo con su primera novela o incluso hacer alguna excepción con nombres relevantes habiendo leído sólo dos libros. Pero por lo general, necesito tres historias para decir alto y claro para que alguien tiene un sitio en mi ranking personal de escritor@s. Tras leer 13 Horas en Viena (reseñada aquí) ya me hacía una idea bastante buena del futuro prometedor que tendría esta autora y con Imperfecta Armonía, su novela autopublicada (que también tenéis reseñada aquí) vine a confirmarlo. Aunque me faltaba una historia tan completa como Un día de invierno para poder gritarlo: Paula Gallego es de mis autoras preferidas.
Es posible que lo primero que se os venga a la cabeza cuando veáis la preciosa portada obra de Sarima sean la farola y el fauno de Narnia con la copiosa nevada de fondo, pero a pesar de que el libro empiece con unos hermanos en un vagón de tren huyendo de la guerra, ahí acaba cualquier similitud con la saga de Lewis. En este caso, Karan, Joren y Anne son tres hermanos alemanes que deben abandonar su hogar, a sus padres y a su hermana mayor Lise para poder buscar un lugar seguro en un campamento de refugiados en Dinamarca en el que sólo acogen niños de hasta cierta edad. Por ello Karan, casi mayor de edad, tiene que mentir y hacerse pasar por una niña de 14 años. Este pequeño engaño es sólo el primero de los obstáculos a los que tienen que hacer frente porque a pesar de que Dinamarca se mantiene neutral en el conflicto, el ejército nazi sigue extendiendo su veneno como una víbora y le da igual la edad que tengan sus presas.
Los personajes principales podríamos reducirlos a tres a pesar de que el grupo con el que interactúan los hermanos es bastante amplío y con muchos matices. Karan es la protagonista y la voz narradora de una historia contada en primera persona y en tiempo presente, aunque transcurra hace casi 80 años. Es una chica muy segura de sí misma a la que la guerra le ha arrebatado de repente su juventud y la ha convertido de la noche a la mañana en madre, hermana mayor y amiga de Joren y Anne. Toda situación le viene muy grande porque no sabe cómo lograr mantener las apariencias para que nadie sospeche acerca del comportamiento peculiar de su hermano pequeño, sobre todo cuando ve cómo su relación especial con Joren comienza a resentirse porque los compañeros del chico comienzan a hacerle la vida más dura aún y ella no sabe cómo afrontar y denunciar los hechos sin delatarse a ella y a su hermano.
Sin embargo, todo comienza a hacerse más llevadero cuando conoce a Derek, que se mantiene a su lado en esta huida hacia la seguridad y la felicidad. Derek es un chico encantador, muy dulce y optimista, con una personalidad hipnótica y un corazón enorme. Se las arregla para convertir todo lo malo que hay a su alrededor en algo con su parte buena de la que también poder disfrutar. Mantiene a todo el grupo unido con su esperanza sin límite y además es el personaje que le da sentido al título de la novela y que protagoniza las escenas más intensas de la historia. Teniendo en cuenta que yo no aguanto demasiadas cursiladas, la relación entre Karan y Derek es de lo más bonito que he leído en los últimos años. Ambos nos regalan una historia de amor juvenil en tiempos de guerra, hambre y miedo que es a la vez tan madura como tierna, tan sencilla como complicada al mismo tiempo y tan emotiva como angustiosa es su situación.
Pero historia de amor aparte, y con permiso de Karan y Derek, por mucho que me hayan gustado, Joren es el personaje al que no voy a olvidar nunca porque se ha ganado un huequecito en mi corazón. Con tan sólo 14 años, esa forma increíble de ver y comprender la vida y de interactuar con el mundo que le rodea lo convierte en uno de los mejores personajes que he tenido el placer de conocer en cualquier novela. Desde luego, esto se debe a que casi nunca (por no decir nunca) tenemos ocasión de ver reflejadas a personas de toda condición en los libros por la baja representación que hay y porque siempre se repiten los mismos estereotipos en la literatura juvenil (siendo justos, en la literatura en general). Además, pese a la seriedad que le caracteriza, Joren es el causante de prácticamente todas las situaciones cómicas y las conversaciones más ilógicas que os podáis imaginar. Estas interacciones, a veces absurdas, han sido una de las cosas que más he disfrutado del libro porque, según su perspectiva, incluso hay que darle la razón porque la tiene.
Como os decía, además de la pequeña Annemette, en el grupo de jóvenes refugiados hay varios personajes secundarios igual de entrañables que los principales como por ejemplo Berit y Erika, cuya historia pasada y presente es simplemente preciosa, incluso la insoportable y caprichosa Bibi que no hace otra cosa que quejarse por todo como si eso fuera a solucionar algo, o el misterioso personaje que aparece a partir de la segunda mitad del libro y que supondrá un antes y un después para esta pequeña familia de amigos. Obviamente, la novela no necesita un villano o antagonista porque ya se encargan los soldados alemanes de causar los horrores necesarios para que tengamos el corazón en un puño constantemente. Aunque aparezcan soldados concretos, la verdad es que son esos pero podían ser otros porque la verdadera tragedia de todas las personas que huyen o se encuentran escondidas en Dinamarca es suficiente trasfondo para que no necesitemos ni más problemas ni más malos de la historia.
La novela se divide como en tercios, de forma que se ve con bastante claridad la evolución de la trama y de los personajes con cada escenario en el que se desenvuelven. En el primero vemos cómo se desarrolla la vida en el campamento con otros chic@s refugiad@s, intentando guardar las apariencias respecto a la edad de Karan y la peculiaridad de Joren, mientras que en el segundo tercio las dificultades se acrecientan con la dura vida de los hermanos y los demás supervivientes fuera de la seguridad del campamento, en condiciones muy extremas y con muy pocos recursos. Por último, en la recta final la novela toma otro cariz bastante más tenso, con la angustia latente en cada capítulo porque se acerca el desenlace y los nazis no perdonan a desertores, fugitivos, rebeldes ni por supuesto, a todo aquel que sea diferente.
No sabría decir si esta novela es de trama o de personajes, pero tengo claro que en esta historia era necesario que ambos aspectos fueran muy potentes y la autora lo ha conseguido con soltura. El hecho de que se trate de una novela ambientada en los años 40 durante la Segunda Guerra Mundial corría el peligro de ser más de lo mismo, de ser otra historia más sobre la guerra, los nazis y las atrocidades que cometieron a su antojo por toda Europa, pero aunque todo ese tema está de fondo y es la excusa, la novela se centra sobre todo en la familia, el amor y temas mucho más humanos como la amistad y la necesidad de aceptar a los que no son como los cánones de la sociedad califican de “normales” (en contraste precisamente con los lemas nazis). Así que además de una historia de amor preciosa y un historia de supervivencia extrema al estilo del El señor de las moscas pero en un bosque, tenemos una novela sobre la guerra desde el punto de vista los más inocentes y ajenos a ella, porque si nadie la comprende, los niños como Anne y Joren, mucho menos.
Por último, el final (pues claro) es sencillamente perfecto. Y con esto no quiero decir nada respecto a la balanza de los finales felices/finales tristes. Lo único que digo es que es un desenlace emocionante, bien planteado, redondo, y de los finales que te hacen estar varios días después rumiando todo lo que implican. Vamos, que no podía acaba de otra manera. El título y su significado, el mensaje constante que transmite, la cantidad de frases preciosas y esperanzadoras que hay por toda la narración…. Todo lo que hay en esta historia crea una sensación tan cálida a pesar de su portada y su título que hay que ser muy frí@ para que no te toque el corazoncito.

Creo que ya lo he dicho todo, pero por si acaso no ha quedado lo suficientemente claro, esta novela me ha enamorado en todos y cada uno de sus elementos: desde la parte romántica hasta el drama bélico, pasando por la ambientación de los escenarios y los personajes que de seguro, no voy a poder olvidar. La maravillosa prosa de Paula Gallego es tan tierna y cercana a la vez, que se hace verdaderamente imposible no leer sin emocionarnos. No me cansaré de recomendar cualquiera de sus novelas pero a partir de ahora, Un día de invierno se convierte en una de las novelas favoritas de mis estanterías porque ha conseguido cautivarme por completo, a pesar incluso de que no esperaba menos.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
lavidademisilencio
 29 septiembre 2019
Alemania, 1940. Siguiendo el consejo de sus padres, Karan y sus dos hermanos pequeños, Joren y Anne huyen de Berlín hacia Dinamarca. Karan, ya con 17 años, tiene que fingir tener menos edad para que le permitan entrar en uno de los refugios del país y así poder hacerse cargo de sus hermanos. Pero éste no será el único obstáculo al que tendrán que enfrentarse: Joren tiene dificultades para relacionarse con la gente. No entiende las bromas, le molesta el contacto físico, no mantiene la mirada... Karan teme que en el refugio descubran que no es como los demás y termine medicado y como conejo de indias de sus investigaciones. Por ello, centrará gran parte de sus esfuerzos en ocultar la verdad para protegerle.
Apartada de todo cuanto conoce, de sus padres y su hermana y la tierra que la vio crecer, Karan se enfrentará a una serie de responsabilidades que no le corresponden a alguien de su edad. Por suerte, no tarda en encontrar alguien en quien apoyarse, una mano a la que aferrarse en los momentos de más debilidad. Derek, alemán como ellos, vive cerca del refugio y lo visita frecuentemente. Es así como conoce a Karan y a sus hermanos. Para sorpresa de ella, Derek consigue conectar con Joren y a partir de ese momento ambos se vuelven inseparables.
Todo parece ir bien una vez se asientan en el lugar, pero la calma dura poco y Karan tendrá que tomar decisiones que podrían significar su libertad o un camino en la dirección contraria.
Desde que leí 13 horas en Viena, Paula Gallego se ha convertido en una de las autoras que más ganas tengo de seguir descubriendo. Esta vez ha sido el turno de Un día de invierno, que llamó mi atención por dos cosas principalmente: la II Guerra Mundial y la presencia de niños en la historia. Las historias que contienen ambas suelen ser las que más disfruto, por lo que nada más leer la sinopsis de este libro supe que tenía que caer en mis manos.
Antes de empezar he de darle las gracias a la autora por crear al personaje de Joren. Sin entrar en detalles de qué es lo que le ocurre —ella nunca lo menciona y, sinceramente, hasta me alegro de que no le etiquete—, realmente Paula consigue introducir a alguien como él en la trama sin hacer que todo gire entorno a su persona. Normalmente cuando leo libros con personajes con estas dificultades, éstos toman todo el protagonismo. Sin embargo, con Joren no ocurre así. Es parte fundamental del desarrollo del personaje de Karan, por supuesto, pero no es, ni mucho menos, el eje central de la historia.
Como ya he mencionado, otro aspecto que agradezco es que la autora no le ponga ninguna etiqueta. de hecho, una de las cosas que más he disfrutado es que, al final, ningún personaje necesita de un diagnóstico para tratar con Joren. Simplemente empiezan a interactuar con él y a conocerlo y, a partir de ahí, descubren qué hacer y qué no para que se sienta cómodo. ¿Y no es así como deberíamos comportarnos siempre? Basarnos en nuestras experiencias para tratar con las personas en lugar de juzgar a nadie en base a su etiqueta. No me malinterpretéis, como psicóloga sé de la importancia de un buen diagnóstico para que las necesidades de esa persona sean atendidas de la mejor manera y así desarrollar todo su potencial. Sin embargo, cuando nos alejamos de la intervención, las etiquetas son la base de muchos prejuicios sociales. Y creedme, un trastorno no se presenta en dos personas de la misma manera. Pensar que todos aquellos que padecen de "x" son iguales y tienen las mismas dificultades es un error. Cada persona es un mundo y, cómo tal, es necesario conocerlas para saber cómo son. Ningún diagnóstico te va a dar nunca esa información y es algo que, por desgracia, no todos saben. Por eso considero que este aspecto está muy bien trabajado en Un día de invierno, pues Joren es simplemente Joren y no sólo una persona con "x".
Por otra parte, la construcción del personaje de Karan es fantástica. Se puede ver un notable cambio entre el principio del libro, donde es una adolescente como cualquier otra, y una Karan que termina haciéndose cargo de sus responsabilidades. al final, es capaz de tomar decisiones estableciendo un equilibrio entre lo que debe hacer y lo que quiere hacer y ahí radica, en mi opinión, su mayor fuerza.
En cuanto al amor, como ya pude ver en 13 horas en Viena la autora describe una historia realista, además de una relación realmente sana. Tiene todo lo necesario en un romance y, lo más importante, en la dosis adecuada.
Otro aspecto que me ha gustado es que la trama no decae en ningún momento. Cuando parece que ya no hay nada más que contar, los acontecimientos dan un verdadero giro que pone patas arriba el mundo de los personajes.
El único punto en contra que podría destacar es que el final, a mi parecer, es un tanto precipitado. En un par de páginas más se podría haber cerrado mejor la trama. Sin embargo, tampoco lo considero una gran decepción pues, en el momento de la lectura, ese cierre es exactamente el que necesitaba leer.
Enlace: http://lavidademisilencio.bl..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Bookpiic
 17 abril 2018
Un libro que me ha dejado totalmente en shock y es que, Un día de invierno de Paula Gallego no es un libro de esos que pasan por tu vida sin pena ni gloria, no es de esos que aunque te gusten mientras los lees con el tiempo se van olvidando, no. Es un libro que marca y deja huella.
No sé ni por donde empezar ni que decir. Tenía un poco de miedo ya que nunca había conseguido decidirme a leer una historia ambientada en la Segunda Guerra Mundial porque siempre tuve claro que lo iba a pasar mal durante la lectura pero si que es cierto que siempre he tenido pendiente el leer algo así. Y, aunque este libro me ha partido el corazón en dos y he sufrido un montón con él en ciertas partes, me ha dejado con ganas de más historias así, algo que sabía que me iba a pasar, por eso de que una vez que empiezas no paras.
No quiero contar mucho de su historia ya que creo que es de esos libros que se disfrutan más sin saber mucho de lo que puedas encontrarte entre sus páginas. En él conocemos la historia de Ka, una joven de 17 años que tiene que hacerse pasar por una de 14 para poder irse de Alemania a Dinamarca con sus dos hermanos pequeños. Es la única opción de salvarse que tienen estos ya que todo esto transcurre al poco de comenzar la guerra (1940). Aunque ella no está muy convencida de si es la mejor idea sabe que no hay opción ya que sus hermanos no se pueden ir solos, Anne es muy pequeña y Joren es un niño con capacidades muy especiales. Por ello ponen rumbo a Dinamarca, donde convivirán con otros niños de diferentes países a los que refugian de la guerra. Allí conoce a Derek, un joven que la ayudará a sobrevivir y que hará todo lo que esté en su mano para que Karan y sus hermanos sobrevivan. Las cosas se ponen feas y Karan tendrá que comenzar a tomar decisiones importantes para mantener a sus hermanos con vida y esperar a que acabe la guerra.
Sin duda, viendo en que época y donde ocurre nos podemos hacer una idea de que será una historia dura y triste pero os aseguro que también es bonita y dulce. Me ha enganchado tanto que una vez que lo comencé ya no pude parar y a pesar de tener unas 400 páginas me lo leí en dos tardes porque no podía parar. Es más, como anécdota os contaré que cuando me quedaban menos de 100 para terminar me lo llevé a la peluquería para leerlo mientras me cortaban el pelo y llegó un momento que me tuve que obligar a parar porque estaba tan metida en la historia que en cualquier momento me iba a poner a llorar y más viendo que poco a poco llegaba al final del libro jajaaja. Seguramente si hubiera pasado habrían pensado que estoy loca pero es que necesitaba seguir leyendo.
Algo que me ha gustado un montón, además de la trama, ha sido la forma de escribir de la autora. No había leído nada suyo pero sin duda que leeré más historias suyas.
Otro punto que me ha parecido interesante es que no solo conocemos a estos tres hermanos y a Derek sino que también vivimos las historias de otros jóvenes que viven una situación similar y cada uno tiene su pasado y sus secretos!!
Es de esas historias en las que cada capítulo ocurre algo, algo que te mantiene sentada pasando página a página hasta que llega el final y no sabes como ha pasado tan rápido. Y ¡que final!, la verdad que no me los esperaba para nada pero sin duda ha estado a la altura y me ha dejado enamorada de este libro. Y es que entre toda esta historia encontramos también una historia de amor preciosa, dulce y pausada pero que te tiene mordiéndote las uñas.
Aunque todos los personajes me han gustado mucho creo que el que se lleva el premio a mi personaje favorito es Joren, su forma de ver el mundo y los puntazos que ocasiona a lo largo de la novela sin duda han sido un toque de humor y dulzura muy necesarios en esta historia. Pero también muy real y es algo que creo que la autora ha sabido plasmar a la perfección.
No sé si a los que ya habéis leído el libro os haya pasado pero yo siento que necesito más de esta historia!!.
Una novela con una ambientación y un trasfondo duro y real con una trama que te mantendrá enganchadx hasta el final. de esos libros que te encogen el corazón y con los que sufres a través de los personajes.
Enlace: http://bookpiic.blogspot.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
leyrenosbooks
 25 febrero 2018
En cuanto a la ambientación, OMG es como si hubiera estado presenciando una de esas películas de guerras de los nazis. Paula describe cada detalle y no hay nada fuera de lugar. Creo que una de mis escenas favoritas es cuando están el bosque, porque es ahí cuando te das cuenta de la gravedad que supone estar en guerra. Pero, en realidad he disfrutado de cada detalle de cada escena.
En cuanto a la pluma de la autora, me ha atrapado desde el principio. Tiene una forma de narrar que te hace estar enganchada a la trama, que es dolorosa en las situaciones que debe serlo, e incluso cómica también.
La trama me parece espectacular. Con una idea tan simple ha creado una historia coherente en todo, con sus pequeños toques de "felicidad en medio de la guerra", y es que a veces nos olvidamos que lo bonito son los pequeños detalles. Todas estas cosas han hecho que me mantengan en tensión a lo largo de todo el libro.
Además, todos los personajes están super bien elaborados. Cada uno tiene su personalidad propia. al principio de la historia estuve enamorada de la ternura de Anne, pero a medida que iba pasando las páginas me fui decantando más por Joren. No me pregunteis. Pero me han gustado todos los personajes. Incluso Babi, que más que odiarla sentí pena por ella, por su cabezonería y casi envidia a todo el mundo.
Hago un inciso, y es que el final de la historia me gustó, pero lo que es el epílogo me hubiera gustado que se desarrollara por que me pareció demasiado rápido y me supo a poco.
En definitiva, he disfrutado de una historia que sucede en medio de la guerra. Una historia preciosa y trágica, pero sobretodo real, que me ha mantenido en tensión, y que me ha enseñado que, en cuestión de supervivencia, eres capaz de hacer lo que sea por salvar a los que más quieres. Sobretodo disfruté de una que será mi escena favorita de los tiempos. Y es el capítulo donde Joren dice: "¡Dadle el antídoto!" Ahí me desternillé, lo juro.
Enlace: http://leyrenosbooks.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
toniceuta
 31 marzo 2018
No he leído todavía los demás libros que ha escrito esta Paula Gallego, pero puedo decir con este libro que ha sido impresionante. Te mete de lleno en la historia. Sus personajes, sus vivenvias, sus anhelos, sus dramas, todo en esta novela te hace pensar, querer ser ellos, querer ser de su familia. No puedo hablar más de esta novela dejando claro que es de un 6 o más. Un obra maestra.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (9) Ver más Añadir cita
MonTseMonTse23 febrero 2018
Cuando se dilatan tus pupilas y parece que el negro se entremezcla con el azul intenso de tus iris, solo si te fijas bien, puedes ver pequeñas motas níveas, brillantes como estrellas, que forman constelaciones en tus ojos. El universo está preso de tu mirada, Karan.
Comentar  Me gusta         10
MonTseMonTse23 febrero 2018
—¿Me quieres? —le pregunto, divertida.
—No te quiero. Te quiero mucho —me corrige, sin inmutarse.
No se avergüenza de lo que me acaba de decir, ni siquiera parece consciente de lo que significa para mí que me diga esas palabras. No comparte este momento conmigo, pero yo lo disfruto igual. Es esa inocencia y esa dulzura, esa forma simple y sin reparos de decir algo tan fácil, y que al resto nos cuesta tanto, lo que me hace quererlo con locura.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
lavidademisilenciolavidademisilencio29 septiembre 2019
—Por mi hermano.
—¿Por Joren? —inquiere, enarcando sus bonitas cejas. Asiento despacio.
—Supe que eras especial por cómo lo tratabas.
—Solo lo trato como...
—Como a todos los demás —termino la frase por él—. Por eso mismo, porque lo tratas como a los demás, como se merece.
Comentar  Me gusta         00
MonTseMonTse23 febrero 2018
Entonces formaremos parte del grupo compuesto por millones de personas que también esperaban un resultado diferente. En época de guerra no puedes hacer planes a largo plazo. Céntrate en el presente, no planees qué ocurrirá dentro de dos días, piensa tan solo qué sucederá mañana.
Comentar  Me gusta         00
BookpiicBookpiic17 abril 2018
Precisamente porque el mundo está lleno de odio, nosotros debemos seguir amando.
Comentar  Me gusta         20
otros libros clasificados: bélicoVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Aldous Huxley?

Fue un escritor

estadounidense
británico
australiano
escocés

10 preguntas
6 lectores participarón
Thème : Aldous HuxleyCrear un test sobre este libro
{* *}