InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Celeste_Cruz


Celeste_Cruz
04 septiembre 2020
Memorias de Idhún es una saga que tenía muchísimas ganas de releer como ya os conté porque la leí como hace diez años aproximadamente y no recordaba nada. El estreno de su serie animada en Netflix para el 10 de septiembre de este año fue el empujoncito que necesité para animarme a volver a mi adolescencia y conectar de nuevo con el mundo mágico y fantástico de Idhún. Además, tenía muchísimas ganas de comprarme en físico la nueva edición de bolsillo que salió, que divide la trilogía en seis libros, porque la edición me parece una preciosidad y porque me parece mucho más cómoda que los libros tochos que componían la trilogía original. No solo eso, sino que la primera temporada de la serie de MDI, que constará de cinco capítulos, abarca solo el primer libro de la edición de bolsillo (es decir, el que voy a reseñar aquí), con lo cual tenía todas las excusas necesarias para dejarme los dineros en comprarme esta nueva edición. Así que vamos allá con la reseña.

Jack es un chico danés de trece años con una vida normal. Un día, cuando regresa en bicicleta del colegio, tiene un extraño presentimiento. le abruma la sensación de que hay algo mal. Sus terribles sospechas se confirman cuando, al llegar a casa, se encuentra a sus padres muertos. El asesino resulta ser un tipo que porta una extraña capa negra, acompañado de un muchacho de unos quince años, con mirada azul y gélida. Atacaran a Jack en cuanto este aparezca, pero será salvado por un mago, Shail, y por un guerrero, Alsan. Ambos se llevarán a Jack a un lugar de lo más extraño llamado Limbhad, un sitio que parece estar anclado en el tiempo debido a su eterna noche y donde solo viven esos dos muchachos que le han salvado la vida y otra chica, de doce años, llamada Victoria. Allí, le explicarán a un atónito Jack que se encuentra en un lugar mágico y que ha sido atacado por Kirtash, un chico que, a pesar de ser apenas un adolescente, es un conocido y letal asesino, uno de los más poderosos. El hombre de la capa es Elrion, un mago que le acompaña y que fue el que asesinó a sus padres. La familia de Jack fue atacada por ser sospechosos de tratarse de ciudadanos huidos de Idhún, un lugar mágico que fue atacado hace muchos años por un ejército de serpientes voladoras denominadas sheks.

Jack no entiende nada ni comprende cómo sus padres, un matrimonio completamente normal, pueden ser magos fugados de un lugar del que él nunca ha escuchado hablar. Sin embargo, ya no puede regresar a su casa ni a su antigua vida, puesto que Kirtash tiene a Jack en su punto de mira, y si no se queda en Limbhad, un lugar mágico creado para no ser detectado y donde están protegidos, lo único que conseguirá será ponerse en peligro él y aquellos que le rodeen. Así pues, no le quedará más remedio que aceptar que lo que le han dicho Shail y Alsan es cierto, por más descabellado que resulte, por lo que Jack se centrará en aprender todo lo que pueda sobre la historia de Idhún, sobre la profecía de los tres soles y las tres lunas que hizo que los sheks destruyeran ese lugar y obligaran a sus habitantes a buscar refugio en la tierra. Además, Alsan, un príncipe y caballero de la orden de Nurgon, le enseñará a manejar una espada y le entrenará para que, en el caso de necesitarlo, Jack pueda luchar. A Jack lo único que le mueve es el odio por Kirtash y Elrion por haber acabado con la vida de sus padres. Especialmente, sentirá una intensa repulsa por el primero, sin saber muy bien por qué.


Jack también se hará amigo de Victoria, una chica española que vive con su abuela en Madrid, pero que, debido a sus vínculos mágicos con Idhún, pasará la mayor parte del tiempo en la casa de Limbhad, intentando aprender todo lo que pueda de Shail. Por el momento, Victoria solo es capaz de conjurar hechizos muy básicos de sanación, lo cual le generará frustraciones por sentir que no está a la altura de las circunstancias, igual que le ocurrirá a Jack con la espada, pero seguirá esforzándose para serle útil a la Resistencia, nombre con el que se autodenominan Shail y Alsa, ahora junto con Jack y Victoria. Ambos tienen una misión secreta que deben cumplir y para ello necesitan adelantarse a Kirtash y Elrion y toda la ayuda que sus nuevas incorporaciones puedan ofrecerles.

El primer libro es completamente introductorio. A través de Jack conocemos el nuevo mundo de Idhún, sus leyendas, su historia, sus profecías y cómo está construido de una manera muy general para que el lector tenga una visión completa, pero no muy saturada, de lo que se va a encontrar. También se nos introducen lo que será el elenco principal de personajes. Los protagonistas son Jack, Victoria y Kirtash, aunque, dentro de estos tres, en este primer libro el que tiene más peso es Jack, puesto que es el chico nuevo que se une a la Resistencia y que tiene que ir aprendiendo poco a poco, junto al lector, en dónde se ha metido. Hay que tener en cuenta que estos tres personajes tienen muy poca edad. Como ya he dicho, Jack tiene trece años, Victoria tiene doce y Kirtash tiene quince. Esto quiere decir que, en ocasiones, serán unos personajes irritables, irracionales y que lograrán que el lector ponga los ojos en blanco, pero teniendo en cuenta la edad y sus circunstancias me parece bastante comprensible y es algo que, a mi personalmente, no me molesta.

Aun así, he de decir que la primera vez que leí Memorias de Idhún Jack era mi favorito. Sin embargo, diez años después, mi yo actual no entiende muy bien por qué. También es verdad que, hasta el momento, este libro nos narra la adaptación de Jack a una situación completamente desconocida para él y muy estresante, así que, por muy insoportable que se me haya hecho, lo cierto es que tiene sentido que se comporte de esa forma si tenemos en cuenta su edad y los sucesos traumáticos a los que ha sido sometido en poco tiempo. Jack es impulsivo, orgulloso y está lleno de odio y de sed de venganza por la muerte de sus padres. Además, el odio irracional que siente hacia Kirtash hace que todavía tenga más ganas de matarle, por lo que cada vez que este personaje entra en escena, Jack deja de pensar con la cabeza para pensar con el corazón, algo que, por mucho que lo encontrara comprensible, no dejaba de resultarme insoportable. Me gusta mucho el vínculo que desarrolla con Alsan, que actúa de hermano mayor para él e intenta no solo enseñarle a manejar una espada, sino también a controlar sus sentimientos y a pensar con lógica las acciones que lleve a cabo en vez de dejarse guiar por sus emociones. Es algo que a Jack le cuesta mucho y que provocará alguna que otra discusión entre ambos chicos. Alsan es bastante retraído e introvertido y parece que solo tiene una relación abierta con Shail, su compañero, al que conoce desde hace muchos años. En este libro no se profundiza demasiado en su amistad ni en su relación, lo cuál es una pena ya que me hubiera gustado que se hubiera indagado un poquito más en esto. Shail, a su vez, es el opuesto de Alsan, todo sonrisas, amabilidad y extroversión. También tiene una relación muy especial con Victoria, su pupila en cuestiones de magia, que lo adora y quiere ser como él y hacer que se sienta orgulloso de ella. Victoria, por su parte, me parece que para tener solo doce años actúa con bastante madurez. También es un poco la contraparte de Jack, ya que sopesa las diferentes opciones y se piensa las cosas antes de actuar. Es una chica bastante solitaria que no tiene amigos de verdad en Madrid, pues considera Limbhad como su verdadero hogar.

En cuanto a Kirtash, sabemos poco de él durante este primer libro. Es reconocido por ser un asesino despiadado, que solo mata cuando hay una verdadera necesidad. Es implacable, minucioso, cuidadoso, silencioso y muy inteligente. Su objetivo es buscar a los renegados, aquellos que huyeron de Idhún durante la invasión de los sheks, como pasó supuestamente con la familia de Jack, y aniquilarlos. Es el archienemigo por antonomasia y traerá de cabeza a la Resistencia, que siempre parecen ir un paso por detrás de él.

La historia que ha creado Laura Gallego es muy original. Es cierto que, al ser un libro introductorio, nos falta mucha información y hay cosas que me hubiera gustado ver más desarrolladas, una sensación que, quizá, no tuve en su momento cuando me leí la trilogía ya que el primer libro no estaba dividido en dos. Recordaba la trama mucho más compleja de lo que ha sido, pero, insisto, en que en esta edición la primera novela es aún más introductoria que como estaba planteado en la trilogía original, así que en ese sentido no puedo quejarme mucho. Por otro lado, a pesar de mi insistencia en que es muy introductoria, eso no significa que esté carente de acción. En tan solo doscientas páginas, la autora ha conseguido un gran equilibrio entre la explicación del mundo y la presentación de los personajes y su primera misión, lo que hace que no sea para nada una novela aburrida y se lea bastante rápido, tanto por su longitud como por la trama en sí.

Por otro lado, he de mencionar el estilo de Laura Gallego. Es una autora que a mí siempre me ha gustado mucho porque, a pesar de su pluma sencilla y carente de una compleja retórica, es capaz de transmitir a la perfección los sentimientos, las sensaciones y de transportarnos al mundo mágico que crea. También he de decir que se nota muchísimo su evolución como escritora desde Memorias de Idhún hasta libros mucho más recientes. En estos años, su estilo narrativo ha evolucionado para bien y eso es algo que me ha chocado un poco al leer La búsqueda, ya que no recordaba el tono que tenía al principio de su carrera. Si habéis leído algo más reciente de esta autora, quizá os choque un poco la escritura de esta novela, pero, insisto, hay que tener en cuenta que es de sus primeras obras, así que, aunque tiene mucha calidad, no podemos esperar lo mismo que con sus novelas más actuales.

Memorias de Idhún es la saga más emblemática de Laura Gallego y una de las historias que marcó toda una generación de niños y adolescentes en los países hispanohablantes. Es una de las voces más importantes de literatura juvenil de habla hispana por lo que creo que, tanto si te gusta la autora como si no has leído nada de ella, deberíais leer este libro, independientemente de si queréis ver la serie o no. Me ha gustado mucho la experiencia de reencontrarme con Jack, Victoria y Kirtash y rememorarlos tantos años después, ya que, por un lado, he sentido la nostalgia de volver a disfrutar de una historia que me marcó mucho en su momento y, por otro, ha sido gratificante analizarla desde un yo más adulto y ver que, a pesar de la distancia en el tiempo, la he disfrutado casi tanto como el primer día.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}