InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
ISBN : 8445005081
Editorial: Minotauro (27/02/2018)

Calificación promedio : 3.83/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
Bienvenidos a un mundo futuro en el que tecnología y naturaleza son enemigas irreconciliables y se ha desatado una interminable guerra entre la ciencia y la magia, entre lo artificial y lo natural. El primer bando se refugia en las dumas, ciudades que han alcanzado un altísimo nivel tecnológico. El bando contrario se oculta en Mannawinard, un gigantesco bosque en el que ha vuelto a brotar la magia, bajo los auspicios de la renacida diosa Tara. Entre ambos se extiend... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 30 mayo 2018
Hacía ya varios años que no me animaba a leer ninguna novela de esta autora española, pero reconocida internacionalmente. Hace unos años era mi escritora favorita, posiblemente porque era la de muchos niñ@s por entonces, pero hoy en día el abanico de autor@s juveniles se ha extendido bastante más y hay muchas más facilidades de interactuar con ell@s, cosa que con Laura Gallego es bastante más complicado y hace un tiempo que se retiró de primera línea (ni redes sociales, ni foros, ni presentaciones, ni firmas). Quizás por eso también mi llama de la ilusión por leer sus novelas se apagó un poco porque dejé de verla cercana y pasó a ser una escritora más en mis estanterías. Sin embargo, el mérito de lo que ha conseguido entre los lectores más jóvenes (y ya no tan jóvenes) siempre será suyo: que se lea fantasía juvenil en nuestro país.
En este caso, más que fantasía se diría que Las Hijas de Tara es una novela de ciencia ficción que contrapone la tecnología y la naturaleza extremas mezclando ciencia y magia como contrincantes en una lucha por controlar el planeta. Así, mientras que prácticamente la sociedad tal y como la conocemos ha desaparecido en un futuro incierto, unas cuantas megaciudades, llamadas dumas, sobreviven al margen de todo lo que sea natural sirviéndose de avances tecnológicos y científicos para todos los ámbitos de su vida. Kim, una ladrona perteneciente a una organización secreta, vive en una de estas megaciudades y se dedica a realizar encargos para la Hermandad a cambio de cuantiosas sumas para sus implantes y mejoras corporales que le dan más fuerza o más agilidad. En cambio, Keiko es todo lo contrario a Kim porque no sabe ni lo que es una ciudad, ha vivido toda su corta vida en el bosque, sirviendo a la diosa Tara y aprendiendo a luchar como guerrera a su servicio porque la vida de rezo y meditación no va mucho como ella. Por eso mismo, la Madre Blanca de la Orden las Hijas de Tara le encarga llevar un mensaje a Mannawinard, un inmenso bosque que ha ido ganando terrero a la civilización como contraataque de la diosa Tara, la madre naturaleza. Así Keiko emprende este viaje y sus caminos se cruzan cuando Kim tiene que huir que las dumas cuando el robo de un pequeño androide sale mal porque se da cuenta de que el robotito no es como lo demás y guarda un secreto muy especial (perdonadme si en esta parte sólo veía a Rey escapando con BB-8).
Hasta aquí la premisa de esta historia de aventura, ciencia ficción y magia, que según la misma autora, surgió en realidad como guión para una película de animación que acabó convirtiéndose en novela. Y la verdad es que potencial tiene porque todas sus ambientaciones son a lo bestia, tanto las humanas reflejadas en las dumas enormes como las naturales representadas por la salvaje y desmesurada selva Mannawinard, que en mi mente se veía parecida al planeta Pandora, de la película Avatar, por cómo la autora describe las exóticas criaturas fantásticas que la habitan y por cómo todas las especies son a lo grande para demostrar el poder de Tara. Todo en la novela es muy visual porque si habéis tenido ocasión de leer a Laura Gallego, algo que la caracteriza es su maravillosa imaginación y su facilidad para plasmarla en el papel, así que todos los exteriores están repletos de descripciones detalladas que nos hacen ver claramente cómo la poderosa naturaleza puede defenderse cuando el ser humano la ataca a discreción.
Por supuesto, una novela que enfrenta civilización tecnológica y naturaleza salvaje está plagada de mensajes ecologistas, como no podía ser de otra manera. Tanto por la parte de Kim, fiel a su educación en una sociedad urbanita, como por parte de Keiko, que no entiende otra forma de vida que la de venerar a la Madre Tierra que nos proporciona la vida, podemos ver ambas filosofías combatiendo por tener la razón. Y claro está, en ese debate continuo entre las dos, ambas van cediendo terrero sin darse cuenta ya que en el fondo, y como nos pasa a nosotr@s, no hay otra manera de sobrevivir que coexistir respetando nuestro medioambiente y al resto de sus habitantes, porque a pesar de que se está fraguando la guerra definitiva contra Tara, liderada por los cerebros pensantes de las dumas, la solución no es un enfrentamiento sino un entendimiento, y eso es lo que deben aprender Kim y Keiko en primer lugar. Y después, intentar detener la guerra entre la civilización avanzada y la diosa Tara.
Como he comentado, las protagonistas son principalmente estas dos chicas, Kim de 17 años, y Keiko, de 15, aunque también podríamos añadir al pequeño androide que viaja con ellas (que tiene nombre pero creo que haría spoiler si os lo digo). Es monísimo y tiene una forma de ver el mundo como si fuera un niño que está aprendiendo todo desde cero. Prácticamente lo vemos crecer en todos los aspectos, con sus preguntas inocentes y su forma de aprender. Sin duda, la evolución del robotito es uno de los aspectos más bonitos que tiene la novela y además sirve como puente de entendimiento entre Kim y Keiko. Pero también hay varios personajes secundarios que van apareciendo en distintos tramos de la historia y que van cobrando importancia según avanza la novela. Por ejemplo, dos de los más relevantes son Chris y Semira. El primero es un hacker de las dumas, aliado de Kim, con una mente más abierta que ella y capaz de lo que sea con tal de sobrevivir. Por su parte, Semira es una guerrera Ruadh, una de las tribus más beligerantes de Mannawinard que no está dispuesta a que los urbanitas lleguen con vida a su adorada selva. Cuando los cuatro (junto con el pequeñajo sobre ruedas) se juntan, la historia ya nos ha atrapado por completo por el choque de personalidad que existe entre todos ellos y su particular visión sobre el conflicto que los separa.
Respecto a la narración, si ya la conocéis, Laura Gallego no tiene una forma particular de escribir sus novelas, sino que va adaptando su estilo en función de la historia que quiera contar. Por eso tampoco he notado nada característico en Las Hijas de Tara que me haya llamado la atención para poder comentarlo. Es una narración fluida basada en la trama y en los dilemas morales internos de los protagonistas acerca de su papel en la destrucción o la conservación del planeta. No es una prosa particularmente bonita ni llena de florituras o figuras literarias si no que se mantiene lineal con un lenguaje sencillo y dinámico, la típica novela juvenil de entretenimiento y reflexión mediante el mensaje que nos deja grabado al terminar.
En definitiva, una novela que parte de una premisa muy simple sobre la naturaleza pero que termina dándonos una lección de humanidad. Las aventuras que corren los protagonistas no son nada del otro mundo pero tiene algo que en su sencillez nos van dejando montones de reflexiones más complejas que hacen que esta novela debiera ser leída sólo para que nos planteemos hacia dónde estamos llevando a nuestro propio planeta y a todos los demás seres que viven en el junto con nosotr@s. Creo que es uno de los libros que más me gustan de Laura Gallego y eso que en mi top ya hay varios de esta autora, pero algo tiene de especial porque al terminar deja un regusto de culpabilidad y a la vez de esperanza al decirnos que estamos haciendo las cosas mal pero que aún estamos a tiempo de cambiar. Así que no tardéis en leerlo.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
unalectorasalvaje
 28 septiembre 2018
Laura Gallego es una autora que a mi nunca me ha terminado de convencer a pesar de que es una de las más reconocidas a nivel nacional en literatura juvenil. Intenté leer Donde los árboles cantan cuando era pequeña pero no fui capaz de terminarlo no sé si porque realmente no me estaba gustando o porque era demasiado pequeña para entenderlo. le volví a dar una oportunidad con Omnia, una historia infantil, que disfruté pero sin más. También intenté leer Cuando me veas pero la lectura se me hizo tan cuesta arriba que la abandoné en las primeras páginas. Desde entonces, no me había animado a volver a leer algo de ella y realmente no lo tenía planeado pero cuando encontré este libro en la biblioteca de mi ciudad no pude evitar llevármelo para mi casa porque me llamaba demasiado la atención. Lo cierto es que me alegro mucho de haberle dado una oportunidad porque ya he hecho las paces con esta autora.
Imagen relacionadaEl mundo tal y como lo conocemos ha desaparecido como consecuencia de la contaminación. Ahora, la tecnología y la naturaleza están enfrentadas. Las personas partidarias de la tecnología viven en una gigantescas ciudades denominadas dumas que se dividen en tres partes: el Centro, el Círculo Medio y el Círculo Exterior. En la primera viven las personas con mayor poder económica y es donde están situadas la mayor parte de las grandes empresas. En la segunda los trabajadores y las clases medias. En la última, que cada vez se hace más grande, la gente menos fiable entre la que se incluye a los mutantes que han sufrido terribles modificaciones a causa de estas megacorporaciones. En el Círculo Exterior también se encuentra la Hermandad Ojo de la noche a la que pertenece Kim. Por otro lado, encontramos Mannawinard un lugar repleto de naturaleza y de seres vivos que creen en la diosa Tara. Un día, Kim lleva a cabo una misión entrando en una de las empresas más importantes de las dumas y robando un biobot que se sale de lo normal y que lo cambiará todo.
Las dos protagonistas, Kim y Keyko, apenas tienen 17 años y son muy diferentes entre sí por lo cual creo que encajan bastante bien y se generan situaciones entre ellas de lo más interesantes. Ambas evolucionan bastante a lo largo de la historia porque van creciendo a medida que aprenden cosas nuevas sobre el mundo en el que viven. Son muy entrañables y cercanas pero no logré empatizar con ellas así que me dio la impresión que no estaban del todo bien construidas a pesar de que van cambiando a lo largo de las páginas. Me parecieron bastante flojas respecto a su profundidad ya que no conocemos nada de su pasado y eso imposibilitó que yo fuera incapaz de conectar con ellas.

Resultado de imagen de las hijas de tara
Por un lado, Kim es una urbanita que ha vivido toda su vida en las dumas y que detesta la magia. Me cayó muy bien desde el principio porque es una chica que lucha por lo que quiere y que no sigue las normas preestablecidas. Eso sí, me puso bastante nerviosa con algunas de sus decisiones y especialmente con ese odio que tiene a la magia todo el rato ya que ni siquiera se molesta en tratar de comprenderla y de darle una oportunidad, se cierra en banda por completo. Por otro lado, Keyko ha crecido en los Páramos con una ciega fe a la diosa Tara y verse inmersa en una situación que incluye tecnología no es de su agrado pero es mucho más comprensiva que Kim. También me agradó mucho desde el principio y creo que es una chica muy tierna.
Respecto a los secundarios, cabe destacar sin duda al biobot que acompaña a los personajes principales a lo largo de casi toda la trama. Es como un niño curioso que continuamente necesita preguntar para ir conociendo el mundo que le rodea y que va creciendo poco a poco. Me pareció realmente adorable y es sin duda mi personaje favorito de toda la historia. También son bastante relevantes Chris y Samira que se unen a la aventura pasados bastantes capítulos. Son muy planos pero de todas maneras creo que le aportan bastante a la historia.
Sin duda una de las cosas que más me han gustado de este libro ha sido una ambientación. La autora combina la naturaleza con la tecnología de una manera asombrosa y ha construido un mundo muy original y al mismo tiempo complejo ya que tiene mucho recovecos. Está muy bien construido, al terminar la novela me dio la impresión de que tenía una visión muy completa de este mundo. Me encantó ir descubriéndolo poco a poco y esa manera en la que tienen de encajar los cabos sueltos en las últimas páginas. Creo que es un universo con un montón de potencial que la autora ha sabido aprovechar bien porque explora todos los lugares principales y nos muestra las diferentes caras que tiene.
Resultado de imagen de las hijas de tara
Otro de los puntos fuertes de esta novela es, desde mi punto de vista, el mensaje que tiene detrás. Considero que la autora trata de transmitirnos que debemos cuidar a la naturaleza, tratar de protegerla para evitar llegar a situaciones terribles en un futuro lejano o no tan lejano. Me hizo reflexionar bastante y darme cuenta de todo el daño que le hacemos a la naturaleza diariamente sin darnos cuenta apenas así que creo que es muy necesario leerlo para concienciar sobre este tema ya que considero que no es demasiado abundante en la literatura.
El ritmo es bueno en todo momento, yo estuve enganchada casi desde el principio pero si es cierto que la acción comienza pasados bastantes capítulos y a partir de ese momento si que no pude parar de leer. Ocurren muchas cosas continuamente y hay determinados plot-twist que me sorprendieron bastante, especialmente uno cara al final que le da una vuelta de 360º a la historia.
La prosa de la autora no es, en mi opinión, demasiado especial sino que se va adaptando a las diferentes historias que escribe. En esta ocasión, se trata de un narrador bastante objetivo que se centra en gran medida en describir los espacios por los que van pasando los protagonistas lo cual agradecí porque hizo que me fuera muy sencillo imaginarme todo el mundo que ha creado la autora. Además, los diálogos los dinámicos y las escenas de acción están bien hiladas.
El romance que se incluye me pareció bastante innecesario porque la trama es lo suficientemente interesante como para que no haga falta una relación amorosa de por medio. Además, la que hay no me la creí en ningún momento y no me convenció.
Enlace: http://unalectorasalvaje.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Tristante
 21 junio 2018
La vida de Kim cambia de la noche a la mañana cuando en su incursión en la todopoderosa Nemetech para conseguir un androide que no parece diferenciarse del resto de los de la sala. Sin embargo, justo en el momento en que la mercenaria posa sus manos sobre él ambos quedan unidos y sus planes se desmoronan, teniendo que huir de su duma al exterior, viéndose en peligro al cruzar los páramos en donde los despojos de la ciencia siembra el pánico. Será en su huida cuando se tope con la magia que emana de Mannawinard, el gran bosque que está reflotando y preparando un nuevo mundo.
Kim se verá obligada a unirse a Keyko, una guerrera de la Orden Mística de las Hijas de Tara que le hará ver que la naturaleza y la magia no es tan mala como se cree y que esta solo quiere crear un orden, el orden perdido.
Aliándose con unos personajes con los que ni en sueños hubiera imaginado llegar a convivir, Kim y el androide conocerán que Tara tiene preparado para ellos una empresa de gran importancia para el futuro en la que la magia estará más presente que nunca.
Lo primero que nos encontramos es la portada de esta nueva edición que es toda una delicia y es que el ilustrador Gabriel Barbaianca hace unas ilustraciones que quita el hipo. En ella nos muestra un reflejo de lo que en su interior nos vamos a encontrar: naturaleza y tecnología, dos pesos claves y fundamentales en torno a los que gira la trama. En la ilustración podemos apreciar a la mercenaria, al androide y a Keyko en su viaje. Bajo una misma tipografía aunque en diferentes colores tenemos el título y a la autora.
***
"Las Hijas de Tara" cuenta con 14 capítulos más un prólogo. Esta historia continúa la jerarquía que Laura Gallego seguía en sus inicios de que sus libros debían tener el mismo número de capítulo. Laura ya venía creando su sello, aunque al final esto ha ido variando con el paso del tiempo.
Cada capítulo viene enumerado y con un título que en ocasiones son metafóricos e invitan a imaginar qué nos encontraremos tras pasar esas páginas.
La longitud de los mismos no suele variar de unos a otros, aunque sí es cierto que algunos son mínimamente más largos que otros cerca del final. Entre estos podemos encontrar los símbolos rúnicos elementales de gran importancia en la trama.
La historia está narrada en tercera persona y no centrándose en un único personaje aunque parezca que unos tiene más peso que otro. En un mismo capítulo podemos conocer el desarrollo de varios personajes en diferentes partes.
Las escenas tienen las descripciones justas, claras, que te sitúan en el contexto y permite que tu mente imagine el resto. La capacidad de Laura Gallego para crear entornos envolventes es una delicia.
Su pluma es amena usando un lenguaje claro nada rebuscado, lo que no implica que no sea delicado, lo que hace que sus lecturas sean tan cercanas a un publico juvenil. Además, Laura Gallego sabe muy bien cómo tocar la fibra del lector, como sensibilizar y concienciar, porque, más allá de ser una historia de ficción, lo que trata en "Las Hijas de Tara" parte puede llegar a ser un futuro no muy lejano y ser conscientes de que nos podemos ver abocados a un desastre es nuestra prioridad.
Los personajes no pueden estar mejor construidos, desde los principales a los secundarios. Conocemos a la perfección cómo son, podemos odiarlos y amarlos al mismo momento. Sus descripciones se basan más en su forma de ser que en detalles minuciosos de sus rasgos, indumentaria, etc.
¿Qué es lo que más me ha gustado? La unión de magia y tecnología, cómo consigue que veamos que dos cosas que parecen totalmente opuestas encajen a la perfección. Otro aspecto es el tema de la importancia que ha de darse a la naturaleza, a los bosques y a los animales, y no dejarse llevar por la grandiosidad de la tecnología que nos puede llevar al desastre.
¿Un punto negativo? Me hubiera gustado conocer un poco más de la historia tras el clímax del final. No digo que el final que tiene no sea perfecto, que lo es, pero te engancha tanto la historia que cuando llegas a la última página piensas "¿y por qué no nos da dado un poco más de información de cómo será a partir de ese momento?"
¿Qué más puedo decir? "Las Hijas de Tara" es historia que da igual las veces que se lea, siempre agrada y emocionada. Cuando creía que Laura Gallego no podía sorprender lo hace de la mano de la ciencia ficción sin perder su frescura y originalidad, muy latente en esta historia en la que, además de hacernos disfrutar, trata de inculcarnos valores y darnos qué pensar.
Por esto y mucho más, le doy mis 5 cascabeles.
Enlace: https://elsecretodearlequin...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
LorenaD
 03 junio 2018
Las hijas de Tara es un libro autoconclusivo, que enlaza fantasía y ciencia ficción, representada cada una de ellas en una facción de una guerra sin fin, la cual enfrenta tecnología y naturaleza.
Y es que esta historia nos muestra lo que podría ser el futuro de la vida en la tierra. Primero hubo un gran avance tecnológico, que estaba diezmando a la naturaleza a pasos agingantados, después la naturaleza contraatacó, creciendo rápida e indiscriminadamente, destruyendo ciudades al completo y después de cientos de años nos encontramos con una gran extensión de terreno boscoso que termina en unos Páramos desolados, que son el límite que separa la naturaleza con las Dumas, macrociudades tecnológicas en las que no está permitido tener ni una planta. Las Dumas, tienen su propia segregación según el valor de las personas. Las corporaciones tecnológicas son las dueñas de todo, si trabajas para ellas vives comodamente, si eres un mutante, creado por sus experimentos o debido a ellos, estás condenado al extrarradio, junto a ladrones y mercenarios. Y en Mannawinard, que es lo que se conoce como naturaleza, viven los considerados Salvajes, porque no emplean tecnología para sobrevivir.
Esta es la base donde empieza la historia de este libro, escrito en tercera persona. Dos son las protagonistas;Por un lado, Kim, una joven urbanita, fría, cínica, una mercenaria que roba un androide de una importante compañía y que tiene que entregar rápidamente para cobrar la recompensa. Y por otro lado, Keyto, una joven guerrera, hija de Tara, salvaje, que tiene la misión de entregar un mensaje al templo. Ambas se encuentran y empiezan sus andaduras a través de este mundo descubriendo secretos y misterios y sobre todo, que los prejuicios son solo eso, prejuicios.
Porque lo más importante que tiene este libro, desde mi punto de vista, es que da lecciones de vida, ya sea para mejorar en cuanto a nuestro trato a la naturaleza como a las personas. Y todo eso de una manera entretenida, que va calando poco a poco.
En cuando a la pluma de la autora, me gusta mucho su forma de crear una historia, aunque menciona demasiadas cosas que no se describen, aligerando el ritmo, y resultando en una aventura tras otra. Pero yo hubiese preferido que fuese quizá más lento, para indagar más en los personajes y las relaciones personales que se desarrollan entre ellos. Básicamente han ocurrido a lo largo de las páginas y yo no he terminado de percibir esos sentimientos completamente.
Aun así es una buena historia que une misterio, magía, aventura, amistad y compañerismo. No sería mala idea que en los colegios fuera una opción de lectura.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
ralonsoar2
 08 junio 2018
A pesar de que esta historia salió hace tiempo no la había leído, y la verdad es que la he disfrutado mucho. Laura nos presenta un mundo futuro dividido, en el que la tecnología está enfrentada a la naturaleza. Por un lado están los urbanitas, la gente que vive en la ciudades donde todo es tecnológico y avanzado, no hay nada de naturaleza y las personas conviven con robots. Y por otro lado están los salvajes, la gente que vive alejada de la ciudad, en plena naturaleza (Mannawinard). Kim, una de las protagonistas, es una mercenaria a la que le encargan robar un robot de una de las compañías más importantes de la ciudad. Pero algo sale mal y acaba huyendo con el robot e intenta investigar qué es lo que ha ocurrido y por qué ese robot (llamado Adam) es tan especial. Por el camino se encontrará con Keyko, una guerrera de la Orden de las Hijas de Tara, que domina la magia de la diosa. Ambas se enfrentarán a diversos peligros y situaciones, y encontrarán aliados que las ayudarán en una misión para impedir una guerra definitiva.
Los personajes me han parecido extraordinarios, Kim, Keyko, Adam, Chris... cada uno tiene una forma de ser, un motivo por el que luchar y seguir adelante y una misión que conseguir.
Laura ha creado un mundo asombroso, donde aparecen robots avanzados que pueden evolucionar, mutantes, animales extraños... y donde la magia es posible si se cree en ella. Se ve constantemente el poder de la naturaleza, y de la tecnología, y hasta donde llega cada una. Hay cosas que me han llamado la atención, y alguna que otra sorpresa en la historia que no me esperaba. He leído más libros de la autora, y es que me encanta su forma de narrar, que hace que las páginas se lean volando y se pierda la noción del tiempo sumergiéndote de lleno en el libro.
Si tuviera que poner una pega al libro, desde mi opinión, es que los capítulos me han parecido algo largos, me habría gustado que hubieran sido algo más cortos.
Una historia de amistad, superación y confianza. Muy recomendada.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (4) Añadir cita
TinuwelTinuwel18 mayo 2018
—¿En serio? Bueno, aquí en Mannawinard si quieres algo tienes que luchar por ello. A mí me parece repugnante que los urbanitas crean que todo les pertenece por derecho, hasta el punto de pensar que pueden quitar vidas sin necesidad, o peor aún: crear vida, como si fueran dioses, sin querer aceptar el hecho de que los suburbios de sus ciudades están repletos de los fracasos de sus horribles experimentos…
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
TinuwelTinuwel18 mayo 2018
—Al otro lado de los páramos, más allá de la última duma, se extiende Mannawinard, la tierra siempre verde de la diosa Tara. Las personas que habitan allí respetan la naturaleza y controlan la magia.
—Las personas que habitan allí viven como animales —replicó Kim, lanzándole una mirada irritada a su compañera—.
Comentar  Me gusta         00
ralonsoar2ralonsoar226 mayo 2018
La técnica de lucha que empleaba era antigua y casi olvidada en un mundo en un mundo en guerra donde las armas lo eran todo; pero ella llevaba tiempo entrenándose en artes marciales porque, años atrás, había jurado que jamás tocaría un arma de fuego.
Comentar  Me gusta         00
ralonsoar2ralonsoar219 mayo 2018
Todos vamos a donde queremos ir porque, tras la muerte del cuerpo, nuestro espíritu por fin es capaz de volar libre. Si tú crees que no irás a ninguna parte, puede que entonces tu espíritu muera de verdad.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Laura Gallego (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Laura Gallego
Vidéo de Laura Gallego
otros libros clasificados: literatura infantilVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Laura Gallego García

¿De qué nacionalidad es la autora?

Argentina
Española
Mexicana

10 preguntas
28 lectores participarón
Thème : Laura GallegoCrear un test sobre este libro
{* *}