InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de MissMoria


MissMoria
04 julio 2019
Laura Gallego es una de las autoras claves en mi vida como lectora y por qué no, también en la parte que concierne a la escritura. Entre otros autores, ella dio vida a la última parte dormida de mi mente en cuanto al asunto de escribir. Como muchos, yo también hacía cuentos cuando era niña, relatos, e incluso me he empeñado alguna que otra vez en leer algún libro que se escapaba a mi entendimiento y por supuesto, a mi edad. Con dar vida o despertar el último resquicio de mi mente me refiero a que si bien escribía cosillas por aquí y por allá, su obra enfocada claramente a un público jóven, me dio el último empujón para sumergirme de lleno en la lectura y la escritura.

Le debo además conocer ciertas personas que hoy por hoy aún sustentan buena parte de mi vida, mi equilibrio, de modo que llegó un punto en que mi "relación" con Laura y sus cosas, sus proyectos, se convirtió en un toma y da. ¿Por qué un toma y da? Porque yo soy muy minuciosa en algunos aspectos, perfeccionista y maniática, como todos, y en mi caso siento que tengo la necesidad de leer cada trabajo de esta autora, me gusten realmente... O no.

Normalmente y como he dicho Laura se enfoca a un público relativamente jóven hablando en términos generales (eso no quita que cualquiera pueda leer sus libros, por supuesto) y por tanto cuando uno tiene once años, catorce o ronda los quince y dieciséis según quien, sus libros resultan impresionantes, abren la puerta a un tipo de fantasía que produce esa necesidad de buscar más y más libros así.

Pero, porque casi todo en esta vida tiene un pero, (jejeje, broma) cuando uno he leído más allá de Laura, Rowling y aquellos que marcan la infancia de cada quien, adquirimos cierto bagaje leyendo; cierta experiencia en cuanto a géneros y cierto enfoque crítico. Entonces, si decidimos volver a leer algún trabajo suyo, o uno de los nuevos libros que saca... Nos encontramos o al menos me incluyo con que esa parte de tu espíritu despertado con Laura, ha volado, ha volado a los cientos de páginas que hemos leído desde la juventud.

Y sinceramente en mi caso, resultó una desolación absoluta de ver lo efímero que es hasta lo que crees que te fundamenta. En definitiva, piensas: ¿cómo podía a mi gustarme esto, que tiene falta de miga? Y bien, es que todo son etapas, querido lector (claro que esto es algo que todos sabemos o al menos intuímos), cada cosa tiene su momento y también por tanto los libros de Laura.

Sin embargo me atrevería a decir que hay ciertos libros suyos... Y partes de algunos, que te devuelven a ese momento en que tenías trece años y estabas con la nariz pegada a las letras, deseando ver qué pasaría entonces con Kirtash, o qué iba a ser ahora de Dana.

En lo personal, "Las crónicas de la torre", "Memorias de Idhún", "Finis Mundi" ahora y "Dos velas para el diablo" son más o menos los mejores títulos que tiene.

No los he leído todos pero lo pretendo, de ahí que me disponga ahora a reseñar "Finis Mundi", indicado para doce años, pero con capacidad para sorprender a muchos más. Todo el texto que precede a la reseña sin embargo lo he creído necesario, porque ilustra según tengo entendido la visión que muchos tenemos sobre el asunto Laura Gallego. Sin más, querido lector, mi humilde opinión:

La novela comienza como bien dice en la sinopsis con un monje, Michel, que emprende un viaje al que se irán uniendo otros individuos, unos buenos.. Otros no tan buenos, como toda aventura, vaya.
Podría entrar en más detalles sobre la sinopsis y/o trama, pero destriparía el arguento del libro que va además intrínseco al ritmo de la narración, a los sucesos que se van dando y que dan forma a la historia.
El libro se divide en tres grandes capítulos, uno por cada año que resta hasta el año mil: 997, 998 y 999. Así que podemos decir que en cada uno de esos grandes capítulos se desarrolla una aventura distinta con personajes que se van entrelazando entre un capítulo y otro.

Entrando en temas de temática, valga la redundancia, nos encontramos con una ambientación medieval con aspectos fantásticos o de ficción que a fin de cuentas no dejan de quedar a juicio del lector, el libro trata cuestiones que a todas luces no tienen cabida en nuestra realidad, pero... ¿Y si no fuese así?

Sobre esa dualidad es sobre la que juega Laura en su narrativa: lo que es verdad y lo que no, lo que pulula por nuestra fantasía y lo que vemos en realidad; en definitiva: lo que nos gustaría vivir, aquello de lo que tratan nuestros sueños: meigas, druidas, objetos mágicos, premoniciones, tabernas, juglares...

Siguendo esta linea encontramos un repaso exhaustivo (tengamos en cuenta que es una obra que no supera las trescientas páginas y que no deja de ser de una joven, para jóvenes) de distintas localizaciones de la Alta Edad Media europea como Aquisgrán, Francia, Normandía, Germania, Britania.... Se nos muestra una visión romántica en el dramático sentido de la palabra, con nostalgia por ese tiempo plagado de fantasía que conocemos tan bien de tantos libros, de todos los lugares que visitan los protagonistas.

Es una aventura ligera con un alto atractivo gracias a esos lugares y ese pasado exótico, criaturas que todos hemos deseado en algún momento. Eso es lo que nosotros, o aquellos ya experimentados en la lectura vemos, es un libro que coger para pasar un buen rato con una historia amena como ejemplo además de los primeros pasos de una autora. Por otra parte, es un libro trampolín bajo mi punto de vista, capaz de despertar en los más jóvenes (indicada de hecho por muchos como lectura para instituto) el afán lector y en definitiva, por la cultura que nos precede.

A modo de conclusión personal... Mencionaba antes este libro como uno de los primeros pasos de la autora; y es que esta es la máxima que rige tanto la reseña, como la intención de leerme este libro, y la visión general que tengo de Laura y su obra: esta es su primera obra, y tras haberme desencantado como más arriba dije al releer al cabo de los años sus obras y haberme propuesto leerlas todas, me encuentro con esto. Un libro que me resulta puro, es toda la ilusión de quien está empezando a escribir y ve su sueño realizado, plasmada y metida en "Finis Mundi".

Me resulta sin más rodeos uno de sus mejores trabajos. "Memorias de Idhún" impacta en el momento y con el tiempo, desilusiona en cierta medida (al menos en mi opinión), pero luego tenemos obras como "Las Crónicas de la Torre" que te dejan en lágrima viva porque hay escenas que son necesarias y vitales en la existencia misma del libro, y que una vez las lees, pasan a formar parte de ti, porque esa, esa es la magia de leer un libro.

En trabajos posteriores, en mi opinión parece que ha perdido cierta magia con la que era capaz de cautivar al lector, en "Donde los árboles cantan", por ejemplo ocurre lo propio: un libro que a estas alturas a muchos nos resulta... Sin fuelle, que tira y no puede; sin embargo hay un capítulo al final, dos a lo sumo que son Laura en sí. Ella como cada persona, es voluble, y eso se traduce en su obra como el caracter de cada uno influye en lo que hacemos: pero eso es precisamente lo que la pone entre los más vendidos, leídos y queridos de los autores. Su capacidad para hacer sentir de pronto, cuando lo creías todo olvidado, con unas pocas palabras.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}