InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8418483547
Editorial: MONTENA (09/09/2021)

Calificación promedio : 3.66/5 (sobre 41 calificaciones)
Resumen:
Vida y muerte. Oro y sangre. Tal es el poder del eterno emperador de Akidavia.

El Eterno Emperador gobierna Akidavia durante mil años antes de morir para renacer de nuevo. Tras la muerte de su última encarnación, varios miembros del Consejo Imperial se presentan en una pequeña aldea en busca del recién nacido que alberga el alma de Su Divinidad y que, por tanto, debe ocupar el trono.

Esta es la historia de Vintanelalandali, decimoséptim... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (30) Ver más Añadir una crítica
Celia_0504
 05 February 2022
Siento mucho aprecio por los trabajos de Laura Gallego Garcia, ya que soy parte de esa generación de lectores españoles que creció leyendo sus novelas. de hecho, siento un cariño especial hacia la trilogía “Memorias de Idhun”. Todo eso sumado al hecho de que he leído casi todo lo que ha publicado, pero llevaba muchos años sin coger un libro suyo (a falta de meterme con la trilogía “Guardianes de la Ciudadela”) hizo que cogiera “El Ciclo del Eterno Emperador” con muchas ganas y expectación. Y mi conclusión al terminarlo es que, aunque a grandes rasgos no es un mal libro, creo que los trabajos de Laura se me han quedado muy cortos con el tiempo. Estoy convencida de que si me hubiera leído esta novela hace unos años me habría parecido una auténtica maravilla, estoy convencida. Ahora, me ha parecido uno de los trabajos menos interesantes de la autora, y hay cosas que no han terminado de convencerme. Aunque insisto. La novela está muy bien y se lee estupendamente.
Nos encontramos en Akidavia, un imperio que ha ido extendiéndose a lo largo de los siglos bajo el auspicio del Eterno Emperador, un personaje de cabello blanco y poderes increíbles que vive miles de años, y que cada vez que muere se reencarna en un niño o niña de sus dominios, sin importar la condición social o el lugar de nacimiento del futuro gobernante. Esto es lo que pasó, una vez más, hace dieciséis años. Ahora una conspiración dentro de los muros del palacio imperial envolverá para siempre a Vintanelalandali y Kelan. Ella es la decimoséptima encarnación del emperador, cuyo reinado reinado descansa en manos de su consejo hasta que despierten sus poderes. Por su parte, Kelan es el hijo de un cazador que vive en un humilde y remoto pueblo, y que acabara enfrentado a las duras leyes del imperio y castigado por ello. Se tratan de dos jóvenes que están destinados a estar unidos, cuyas vidas no volverán a ser las mismas y que deberán replantearse todo lo que creían ser hasta la fecha.
Lo primero que voy a decir van a ser las dos cosas que más me han llamado la atención y más me han gustado de la novela: por un lado, me ha parecido muy interesante la construcción del mundo de Akidavia, con su propia forma de gobierno, su historia, sus leyes y sus costumbres. Realmente es un Worldbuilding bastante meritorio. Sobre todo en el sentido de que el lector se lo cree, ya que bebe sus raíces de muchas culturas del mundo. Desde luego, lo más interesante ha sido todo lo relacionado con el Eterno Emperador y su ciclo de reencarnaciones y sus poderes. Es una de las piezas esenciales de la obra y eso se nota, porque en ese sentido cada detalle está muy logrado. Y por otro lado, también me gustado mucho la idea general de la que parte la trama, me ha parecido muy interesante y llena de posibilidades.
También tengo que decir que tanto el trabajo de edición como la portada me han parecido muy currados . La portada, sin ir más lejos, me parece una de las más bonitas y especiales que he visto en los últimos años.
Pero de todas formas creo que tanto el mundo como la trama daban para mucho más.Hay muchas partes del imperio a las cual es la autora da solo unas pinceladas y después no le dedica tiempo, por lo que este worldbuilding queda muy en el aire, uno no acaba de entrar en el mundo de Akidavia y en sus costumbres y cultura totalmente. Y la trama también se me ha quedado muy escueta en ciertas ocasiones, hay momentos y circunstancias a las que noto que se les podría haber sacado más jugo. Por ejemplo, me he quedado con ganas de saber más de la historia de los emperadores, y todo el tema de las mascaras de los Zaldrim daba para mucho más. Mi conclusión de todo esto es que a la autora le ha faltado espacio para poder desarrollar con más detalle y complejidad todo el mundo que ha construido. Porque no hay olvidar que un libro no es solo su ambientación, también son sus personajes y todo lo que les pasa.
De todas formas, esto no es lo que más me ha escamado de toda la lectura. Lo peor para mi ha sido lo increíblemente previsible que me ha resultado todo. Y cuando digo todo, es eso. Todo. Prácticamente no ha habido nada que me sorprendiese mientras leía, ningún giro de guión que me dejase impactada o impresionada. Desde las primeras 200 hojas ya me olía cuál iba a ser el resultado del misterio en torno al cual gira toda la trama. A todo esto hay que sumar, además, que las primeras 250 hojas me han resultado de lo más aburridas mientras las leía, en el sentido de que pasaban cosas pero ninguna realmente interesante, y en general me parecía que, o bien la trama era muy, muy lenta, o bien, la introducción a la trama que nos ocupaba y de los personajes duraba demasiado . Es después cuando la cosa empieza a despegar, pero no resulta mínimamente adictiva hasta pasadas las 400 primeras páginas. Hasta entonces todo se lee bien, ya. Es ahí cuando suceden acontecimientos que realmente lograron ponerme en vilo mientras leía. Pero eso pasó rápidamente, después se volvió a un hilo argumentativo muy lineal y que me deparo pocas sorpresas. Y hay algo que me ha escamado incluso más que todo esto: la sensación de que todo lo que leído yo lo había conocido antes en algún trabajo previo de Laura.
Los personajes también se me han quedado muy escuetos. Es cierto que son unos personajes bastante creíbles y están relativamente humanizados, ninguno es perfecto. Pero a la vez, ninguno de ellos me ha llamado la atención especialmente, todos me han resultado muy indiferentes y no he podido conectar con ninguno de ellos. Vinta, la emperatriz, me ha parecido un personaje que no ha despegado en ningún momento de la historia. Creo que en esto también tiene mucho que ver el que la mayor parte de sus intervenciones son en forma de un diario que la joven escribe y donde da cuenta de todo lo que le va pasando y las cosas que va descubriendo. Este es un medio narrativo bastante eficaz la mayor parte del tiempo, pero en esta ocasión ha impedido que el personaje pueda mostrarse con consistencia y con matices. Lo siento, pero con Vinta la cosa no cuaja, ya que no muestra ni su evolución ni todo lo que puede aportar a la historia, a parte de escribir todo lo que le pasa y todo lo que oye. Todo lo que sabemos que es como persona(valiente, decidida e intrépida) es más porque nos dicen que lo es que porque ella lo demuestre por si misma.
Por otro lado, su relación con Zaralane me ha parecido super metida con calzador. A ver, me encanta leer historias en las que el amor o las relaciones románticas no son uno de sus pilares. Ese es uno de los puntos que más he valorado del libro, para que mentir. Pero en este caso la relación romántica entre estas dos chicas no me ha aportado nada a la trama, y me ha parecido que se ha introducido en ella de forma muy abrupta. Y es que al principio Vinta habla de ella como su mejor amiga y confidente más cercana, y de pronto, because yes, empieza a insinuar que es algo más. Para que luego tengan una declaración de sentimientos tan rápida y abrupta que me ha dejado totalmente fría. Lo siento, pero está trama secundaria no me ha aportado absolutamente nada. Solo me ha retrotraído a hace unos años, cuando en Twitter se montó una buena polémica por un comentario que hizo Laura sobre que no consideraba meter relaciones homosexuales en sus obras si no aportaba nada a la historia o a los personajes. Las malas lenguas dicen que la que se montó fue una de las causantes (porque esto ya venia de antes) de que cerrara su célebre y añorado foro.
Y luego esta el personaje de Kellan. A diferencia del de la emperatriz, en Kellan sí que podemos ver que hay una evolución a lo largo de la historia. Es un personaje que es llevado muchas veces contra las cuerdas, y que la forma en que actúa y se revuelve contra su destino es uno de los grandes motores que dan vida a la novela. Pero al mismo tiempo, me ha resultado muy diferente, incluso a veces más que la propia emperatriz. En el sentido de que me ha parecido que muchas de sus actuaciones carecen de sentido en muchas ocasiones. Por ejemplo, despiertan sus poderes y le encanece el pelo. La gente empieza a arremolinarse a su alrededor y a decir que él es la autentica reencarnación del Emperador. Kellan al principio lo niega, no quiere hacer nada contra Vintanelalandali y solo quiere escapar de la justicia. Pero de pronto, así de sopetón, decide ir a la ciudad imperial y secuestrar a la emperatriz, y empieza a meditar la posibilidad de convertirse en emperador. Me ha recordado demasiado a Jonn Snow en la última temporada de “Game of Thrones”.
Y no nos olvidemos de algunos de los consejeros, el equipo que regenta el reino hasta qué Vintanelalandali despierte sus poderes. Hay algunos, como Kunavamastedal, con los que me quedo muy satisfecha de su aportación en la historia y la forma en que son representados. Pero con otros casos todo se me queda, una vez más, muy corto. Y hablo especialmente de los casos de los consejeros Kalinamanteni y. Yinimakintanam . Si habéis leído la novela, comprenderéis que esto resulta delictivo, teniendo en cuenta que son los antagonistas por antonomasia de la historia. Y como antagonistas me han dejado totalmente fría.Me ha dado la impresión de que tenían mucho más que aportar en cuanto a sus personalidades y sus motivaciones, y aunque estas últimas se explican, no me parece que se haya incidido lo suficientemente en ellas como para justificar, realmente, sus actos dentro de la obra , por lo que me han resultado muy tópicas, aburridas y poco creíbles. de todas formas, no son los únicos personajes que creo que se les podría haber sacado más jugo.Me queda la misma exacta impresión con los gemelos Dif y Ran.
Y y si os lo preguntáis, sí, no he parado de volver a mi edición de la novela para buscar cómo puñetas se escribían los nombres largos. Durante la lectura me he vuelto totalmente loca, con tanta letra me costaba muchas veces saber quién era quien cuando le mencionaba.
A modo de conclusión, no voy a decir que no haya disfrutado plenamente “El Ciclo del Eterno Emperador” y de mi reencuentro con Laura Gallego García. Si escogí este libro fue porque últimamente no tengo muchas ganas de leer y ando muy atareada, y lo que quería era una lectura ligera y adictiva que pudiera evitar que cayera irremediablemente en un parón lector. Lo primero, desde luego, lo he encontrado plenamente. Lo segundo, excepto en algún momento puntual, no siempre lo he hallado. Me ha parecido una novela llena de posibilidades y que parte de una excelente idea y ambientación. Pero hay muchas cosas en que se me ha quedado corta, y me ha faltado que haya mucha más presencia del factor sorpresa y de buenos giros de guión.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Celeste_Lightwood
 17 December 2021
En el reino de Akidavia gobierna el Eterno Emperador y cuando este fallece, tras miles de años cuidando de su pueblo, se reencarna para reiniciar el ciclo. El Consejo Imperial es quien se encarga de averiguar qué bebé alberga en su interior la nueva reencarnación para encontrarlo y llevarlo al palacio, donde le cuidarán y le educarán para ser el próximo gobernante de Akidavia. La decimoséptima encarnación es Vintanelalandali, una joven que aguarda ansiosa a que su pelo encanezca, pues esta es la prueba de que sus poderes como emperatriz han despertado y que por fin puede comenzar a gobernar oficialmente su reino, puesto que, mientras tanto, son sus Consejeros los que se encargan de guiar al pueblo.
Por otro lado tenemos a Kelan, un muchacho normal que vive tranquilo en una de las regiones de Akidavia junto a su padre. Kelan es conocido por ser un niño de la Larga Noche. La Larga Noche es el periodo que transcurre entre la muerte del Emperador y su reencarnación y se consideran días de incertidumbre y pesar. Sin embargo, el caso de Kelan es especial porque nació justo el mismo día en el que nació la Emperatriz, por lo que algunas personas le rehúyen por haber tenido la "mala suerte" de no ser él el Emperador encarnado. Pese a ello, la vida de Kelan transcurre con relativa normalidad hasta que un día decide aprender por su cuenta a plantar cereal. Las reglas de Akidavia son muy estrictas para poder guardar el equilibrio, por lo que cada región se encarga de fabricar o proporcionar un determinado material para el resto del reino y esto no se puede quebrantar. No obstante, Kelan, furioso porque la ración de grano que les corresponde a él y a su padre no es suficiente para mantenerlos alimentados durante el invierno, decide saltarse las normas e intentar cultivar cereal a escondidas. Lo que no sabe es que una acción tan inocente le condenará para siempre.
Como habréis deducido, esta historia está narrada desde dos perspectivas, por un lado la de Kelan y por otro la de Vinta. Vinta es una muchacha seria, estudiosa, inteligente, que es muy consciente de la responsabilidad que pesa sobre sus hombros y que invierte todo su tiempo y sus energías en comprender mejor cómo funciona el mundo y sus responsabilidades para convertirse en una buena Emperatriz para su reino. Por ello, se esforzará constantemente para dar lo mejor de sí misma y convertirse en alguien digno de gobernar y de estar a la altura de sus predecesores. Pero pronto se dará cuenta de que, mientras que su pelo no encanezca y no muestre los poderes propios de los Emperadores, sus Consejeros, quienes gobiernan Akidavia mientras Vinta se prepara, no la toman en serio. Esto hará que la propia Vinta tenga que buscarse sus artimañas para conocer el estado de su imperio e intentar averiguar por sus propios medios qué es lo que se cuece en palacio. Contará con la inestimable ayuda de Zaralane, su doncella particular, una joven dulce y encantadora que confía plenamente en las capacidades de su Emperatriz y que está dispuesta a hacer cualquier cosa por ella.
Kelan, por su lado, es un joven enérgico y apasionado que encuentra las reglas de Akidavia en cuanto al reparto de bienes del todo injustas. Es por eso que, buscando lo mejor para su familia, decide usar un poco del grano del que les corresponde para cultivar por su cuenta. Si consigue que el cereal crezca, su pueblo no tendrá que depender del comercio con otras regiones y podrán mantenerse por sí mismos. Pese a lo bondadoso de su acto, esto es algo prohibido por ley, por lo que será ajusticiado en cuanto un muchacho de su edad a quien este no le cae nada bien, descubra sus intenciones y le denuncie. Un acto inocente se convertirá en una pesadilla para Kelan, que vivirá experiencias inimaginables y cuyo destino terminará unido de manera inevitable con el de Vinta. Si bien los capítulos de Kelan tienen mucha más acción y son más intensos, sobre todo a partir del momento en el que se descubre que está plantando cereal, me resultó mucho más interesante el punto de vista de Vinta, quien recoge en su diario su día a día. Aunque su narración puede parecer un poco más surrealista en el sentido de que, pese a ser un diario, transcribe los diálogos tal cual y cosas así, lo cierto es que los tejemanejes palaciegos y todas las creencias referentes al Eterno Emperador me tenían cautivada, sobre todo porque desde el principio se puede intuir que no es oro todo lo que reluce y que hay algo oculto en lo que respecta a la propia Vinta, algo que ni ella misma sabe. Además, Kelan como protagonista no terminaba de caerme muy bien porque es un personaje bastante impulsivo y que actúa muchas veces sin pensar, un rasgo que no me atrae demasiado. Otro de mis puntos favoritos relativos a la vida en palacio son los drim, unos guardianes que utilizan máscaras especiales que les confieren poderes. Su misión es proteger a la Emperatriz y sus poderes son impresionantes y lo mejor de la novela. Eso sí, me habría gustado mucho que se hubiera profundizado más en sus habilidades, en su origen o en las pruebas selectivas que tienen que pasar los soldados para poder aspirar a convertirse en un drim.
El libro es muy ligero, se lee rapidísimo y te lo bebes casi sin darte cuenta. Alternar entre los puntos de vista de ambos protagonistas es un acierto porque ves desde diferentes perspectivas cómo se construye la trama y cómo se desarrollan los diversos conflictos que la componen. Además, el estilo de la autora está muy pulido y es una auténtica delicia leerla. La historia es muy original (como el por qué de los nombres de los personajes, por ejemplo) y eso hace que enganche y no puedas parar de leer. También me ha sorprendido gratamente que hay una pareja LGTB absolutamente preciosa y adorable, que, aunque ya me la veía venir de lejos, he disfrutado cada minuto de sus interacciones y se han ganado un trocito de mi corazón
Ahora bien, tengo que decir que este no ha sido de mis libros favoritos de Laura Gallego y que ha habido muchos puntos en los que ha flojeado. Lo más evidente, y lo que mucha gente ha criticado con razón, es que es una historia muy predecible. Llega un punto en la novela, más o menos antes de la mitad, donde empiezas a intuir por dónde van los tiros, qué es lo que relaciona a Kelan y Vinta y cuál es el misterio detrás de muchos sucesos que están ocurriendo. Esto le quitó bastante encanto a la lectura porque una vez te das cuenta de ello, sabes perfectamente cómo va a terminar el libro. Aun así, eso no significa que no siguiera siendo disfrutable, pero obviamente se desvanece parte de la magia y hace que la obra pierda fuelle. Por otro lado, hay cierta relación de amor que no me gustó en absoluto porque se nota que su único fin es darle un giro de tuerca a una de las dos tramas de las que se compone la novela; y aunque eso en sí no es un problema, porque no es nada que no hayamos visto una y mil veces en otros libros, este romance apenas tiene desarrollo y transcurre en menos de cien páginas, por lo que la consecuencia del mismo y la actitud de uno de los personajes implicados me resultó forzada y poco o nada creíble. Por último, la construcción de mundo se me ha quedado muy corta. Para mí, Laura Gallego es maravillosa en cuando al worldbuilding porque a pesar de que son universos sencillos en apariencia, terminan adquiriendo una complejidad increíble conforme te vas adentrando en la historia. Sin embargo, esto no es lo que ha ocurrido aquí. Siento que hay un montón de ideas maravillosas que se han quedado un poco por el camino y que merecían más hincapié como toda la mitología que rodea la figura del Emperador de Akidavia o, como he comentado antes, la existencia de los drim. Es un libro al que, para mi gusto, le han faltado páginas y ha ido demasiado al grano cuando la autora podría haberse extendido mucho más y haber profundizado en la gran cantidad de elementos interesantes que lo componen.
En cuanto al final, el hecho de que los plot twist se vieran venir con bastante antelación hizo que supiera más o menos cómo se iba a solucionar el conflicto principal y, por lo tanto, no me sorprendiera en absoluto. A su favor diré que, de todas formas, el final es redondo y perfecto, por lo que aunque intuyera lo que iba a ocurrir, no me ha disgustado ya que no considero que haya otro desenlace posible para esta historia y sus personajes.
El ciclo del eterno emperador es un libro que no defrauda, pero que, aún así, ha sido muy juvenil para mí. Es una historia predecible y eso puede estropear un poco la experiencia lectora y tiene una construcción de mundo muy interesante pero que no termina de desarrollarse. Aun así, hay muchos aspectos positivos como lo original de la misma, las intrigas de palacio y los problemas de Kelan o la propia prosa de la autora, que siempre es una delicia leer.
Enlace: https://notodoesfantasia.blo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Vane24
 22 September 2021
Laura Gallego nos presenta su última novela "El ciclo del eterno emperador". Aunque está orientada para un público juvenil, de 13 años en adelante, yo la he disfrutado muchísimo, y desde mi punto de vista, es una lectura para todos los públicos, en especial si eres un amante del género de la fantasía y la magia.
Si que es cierto, que al principio me ha costado un poco hacerme a la historia, pero creo que es algo habitual en los libros de fantasía. Es un mundo nuevo, y con seres diferentes, nombres difíciles y costumbres que nos van a sorprender. Pero Laura Gallego ha sabido cómo enfocar la historia para que el lector se sienta parte de ella y todo lo nuevo le resulte habitual y fácil de entender, algo importante para los jóvenes a los que esta dirigida. Con una narración amena, ligera y muy divertida, Laura Gallego nos adentrará en un mundo nuevo lleno de seres misteriosos y mágicos como los zaldrim y con un emperador muy especial.
Vintanelalandali (los nombres nos van a sorprender mucho) es la reencarnación del nuevo emperador, en concreto la número decimoséptima. Un emperador puede llegar a vivir mil años (años arriba años abajo como pronto descubriremos por sus antepasados), y tienen la peculiaridad de que cuando sus poderes despiertan, su cabello se vuelve blanco, un signo clave para diferenciar al nuevo emperador. Pero cuando un emperador muere y renace, un augur es el encargado de unirse a esa nueva alma y descubrir dónde va a renacer. "El ciclo del eterno emperador". Aunque como pronto descubriremos, la historia de Vintanelalandali no es la historia de un emperador "típico", por así decirlo.
Laura Gallego narra la historia a dos voces. Por un lado tenemos la de Vintanelalandali, con su vida, su día a día en palacio, la alta sociedad, que se diferencian por sus nombres largos y toda la historia sobre Akidavia que nos descubre. Y la segunda voz, es la de un campesino, habitante de Gratitud, llamado Kelan, con el que descubriremos el otro lado de la moneda: la gente pobre, las injusticias, el hambre y la historia de Akidavia desde otro punto de vista.
El mundo que Laura Gallego ha creado en "El ciclo del eterno emperador" me ha fascinado. Me ha parecido muy original, muy bien organizado y sobre todo la historia, que mantiene al lector lleno de intriga desde la primera página. El halo de misterio creado alrededor de Vintanelalandali y Kelan ha conseguido que no pueda parar de leer. Aparte, la historia está llena de acción y magia, con personajes muy dispares. La parte de los zaldrim, me ha parecido también muy curiosa y original, nunca había leído nada similar sobre ellos. Y la guinda es que también encontramos un pequeño toque emotivo, gracias a la personalidad de los personajes. "El ciclo del eterno emperador" no es la típica historia de fantasía de guerra y paz o de reconciliación entre tribus.
"El ciclo del eterno emperador" es una historia que he disfrutado mucho, se ha convertido en una de mis favoritas, en lo que a fantasía se refiere.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         80
Cristinhell
 05 September 2022
Creo que a mi yo de 11 años le habría gustado mucho más esta historia. Es súper rápida de leer y un poco infantil. La trama no tiene mucho misterio y es bastante predecible 🤨
📚
- Nos situamos en el reino de Akidavia, donde las clases sociales están definidas dependiendo del número de sílabas que tiene tu nombre. Y, ojo, te lo pueden modificar acortándolo o alargándolo.
- 33 días desde la muerte del emperador y el nacimiento de su nueva reencarnación. Dicho emperador posee poderes (devolver la vida y arrebatarla).
- El libro tiene un mapa al principio. (Adoro que los lleven, ya que me resulta más fácil adentrarme en ese mundo.)
- Los personajes con poderío 💃 tienen nombres extralargos. Mi truquito para que se te queden grabados es repetirlos unas 10 veces (me niego a no leerlos enteros o acortarlos. Siento que les falto el respeto 😤)
- El final no me ha terminado de convencer... aunque se sabía lo que iba a pasar.
📚
En conclusión: Me ha parecido un libro bonito, un poco infantil y de lectura ágil. Me ha gustado mucho el mundo que Laura ha creado, los personajes y su historia.
Recomiendo leerlo. A mí me evitó un bloqueo lector 😂
📚
«Un guerrero imponente contra el que cualquier hombre adulto habría llevado las de perder, y eso sin contar con la máscara. Pero todo el mundo evitaba mirarlo a la cara, pintada de un profundo color negro que parecía insular, formando volutas y espirales en tonos añiles y violáceos. La máscara estaba inquietamente viva, y los trazos que teñían las facciones de su dueño fluían sobre su piel como si tuviesen voluntad propia.»
+ Leer más
Comentar  Me gusta         82
Leonidas17
 14 January 2022
A ver como empiezo con esta crítica... No sabía nada de este libro, solo había visto la portada por ahí como el nuevo libro de Laura. Y claro según iba leyendo ya me hacía una idea de todo lo que iba a pasar y cuando digo todo es todo. Nada me ha sorprendido en este libro salvo dos cosas que mencionaré después de lo malo.
Para empezar el hecho de que Kelan se meta en tantos fregados por tonterías en realidad. Es que al pobre chico le pasó de todo en 6 meses... ¡6 meses! ¿Cómo puede pasarle todo eso a un ser humano? Únicamente me parece que es el que tiene a veces más cerebro.
Vinta (ni de broma voy a poner los nombres largos por que me daban dolor de cabeza y yo al menos los acortaba), es sin ninguna duda una grabadora humana ¿por qué lo digo? Bueno, es que escribe en su diario como si fuese la redactora de un juicio. Que recuerda frase por frase de lo que ha pasado en el día. Pero me ha parecido muy plana. Solo se preocupada por su pelo y la primera mitad del libro nos cuenta datos que no vienen a cuento.
En mi opinión el libro se hace muy pesado las 250 primeras páginas o así, hasta cierto acontecimiento que fue cuando me dije que por fin iba a ser más entretenido. Y lo fue menos mal. Aunque el final me flojea un poco. Sigo pensando que al pobre Kelan lo arrastran en muchos momentos.
No hablo de secundarios por que son... Planisimos y solo salen de cuando en cuando o para qué los protagonistas tengan alguna interacción, los he sentido muy vacíos la verdad. Y algunos con nombres larguísimos. Es interesante lo de a cuanto más largo el nombre las importancia tiene la persona, pero es que yo los llamaba por las dos o tres primeras silabas por que te lías quieras o no y en mi caso me saca de la lectura.
Las partes que me han gustado son el mundo y los zaldrim. Es un mundo muy interesante el que ha creado la autora y podría habernos contado mucho más de los diferentes lugares (que vaya con los nombres) aunque fuese se pasada.
Los zaldrim son un punto muy fuerte de el libro los poderes que éstos tienen y que no todo el mundo puede tener.
En conclusión y a mi gusto a sido un libro muy predecible con ningún personaje que realmente merezca la pena y muchos puntos que se quedan inconclusos y muchas preguntas por responder.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (8) Ver más Añadir cita
NatInBooksNatInBooks17 October 2021
Podré contemplar por primera vez otros rostros diferentes,y eso me produce emoción y alegría. Seré la encargada de ejecutar la ley del imperio, y eso me causa una profunda inquietud. Y todo comienza con un mechón blanco.
Comentar  Me gusta         40
LaestanteriadelcaosLaestanteriadelcaos04 July 2022
Nunca volvería a mostrar su verdadero rostro, oculto para siempre tras la máscara.
Comentar  Me gusta         50
liserantesliserantes19 December 2021
Paso tanto tiempo preocupándome por tomar la decisión adecuada que nunca llego a tomar ninguna en realidad.
Comentar  Me gusta         30
UriumUrium21 November 2021
¿Tendré hijos? ¿Los conservaré a mi lado como Consejeros o los enviaré lejos, para no tener que verlos envejecer y morir con el paso de los años?
Comentar  Me gusta         10
LaestanteriadelcaosLaestanteriadelcaos04 July 2022
Cuando uso mi poder me siento… viva. Horriblemente viva. Como si hubiese tomado una infusión vigorizante especialmente potente. Es una sensación agradable, y no me gusta que lo sea. Debería sentirme miserable.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Laura Gallego (6) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Laura Gallego
Vida y muerte. Oro y sangre. Tal es el poder del eterno emperador de Akidavia.
Mañana tendremos en todas nuestras librerías la nueva y espectacular aventura de Laura Gallego, 'El ciclo del eterno emperador'.
¡Resérvalo ya!
Papel: https://bit.ly/3jJpRei Ebook: https://bit.ly/3yTD1Lp
otros libros clasificados: fantasíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Laura Gallego García

¿De qué nacionalidad es la autora?

Argentina
Española
Mexicana

10 preguntas
43 lectores participarón
Thème : Laura GallegoCrear un test sobre este libro